A lo largo de la historia de los videojuegos se han dado situaciones en las que un juego ha pasado desapercibido debido a la alta popularidad de la desarrolladora de otro juego.
Otras veces, los fans incondicionales de algunas desarrolladoras hacen lo imposible para desprestigiar un juego que se pueda relacionar mínimamente en contenido al de su admirada empresa, incluso cuando los géneros de éstos no tienen absolutamente nada que ver. Y este es el caso de Battleborn.

Este videojuego desarrollado por Gearbox Software y publicado por 2K es un shooter en primera persona en el cual debemos proteger del mal a la última estrella del universo y, además, podremos utilizar el multijugador tanto para cooperar en la historia como para enfrentarnos a otras personas en partidas de captura, incursión y fusión. Cabe resaltar que todo esto tiene la estética y el humor de la saga Borderlands, el gran éxito de estas dos compañías.
Desgraciadamente para Battleborn, su fecha de lanzamiento estaba muy próxima a la de Overwatch, el videojuego de Blizzard Entertainment que está siendo todo un éxito mundial. Sin embargo, los dos juegos no tienen nada en común salvo que Battleborn cuenta con un multijugador competitivo que es lo único de lo que trata Overwatch.
A raíz de esta ridícula similaridad, el fandom de Blizzard (y el no fandom también) se ha dedicado a menospreciar al videojuego de 2KGearbox Software a pesar de que Battleborn cuenta con mucha más originalidad, tanto en sus personajes como en sus escenarios, y, además, cuenta con una historia que seguir.
Obviando la historia, ya resumida (y demasiado) al principio de este párrafo, el diseño de personajes es algo que, personalmente, me gustaría resaltar y comparar al plantel de Overwatch (vosotros empezasteis primero, fandom de Blizzard).

battlebornaj1
Fuente. Las 5 facciones de Battleborn.

Como todo internet sabe, los personajes de Overwatch han estado inmersos en polémicas de sexualización y a pesar de que se puede explicar la vestimenta de casi todas las mujeres del juego, lo que no tiene explicación ni justificación es que la estructura corporal de casi todas, a excepción de Zarya y si eso Mei, no varíe en lo más mínimo.
En el caso de Battleborn encontramos mujeres que, si todas son más bien esbeltas, ninguna es una modelo de portada de revista para hombres. Además, todas llevan vestimentas que las cubren en su totalidad, obviando brazos y alguna que otra pierna, y que no son nada sugerentes, quizás a excepción de dos: Ambra y Alani, ambas enseñan cintura y una de ellas las dos piernas hasta el límite superior del muslo.
Incluso esto tiene su explicación: Alani es un ser marino con branquias en el cuello y cintura, con lo cual no se las puede tapar, y Ambra tiene unas muy sospechosas líneas a lo largo de todo su cuerpo y sus cuatro extremidades terminan en garras y una especie de pezuñas cibernéticas (es un robot, en pocas palabras).

Sin título-1
Elaboración propia. Symmetra y Alani, Blizzard y Gearbox.

A pesar de la poca ropa que puedan llevar ciertos personajes femeninos, incluso si van tapadas hasta la cabeza, Overwatch representa a mujeres cuyos movimientos y poses no son de una guerrera aguerrida, en cambio Battleborn nos presenta a mujeres que desprenden fuerza y feminidad sin necesidad de ser sensuales (ni sexuales).

Respecto a los personajes masculinos, poco hay que decir en Overwatch: hay fantasías de poder para todos los gustos (ninjas, vaqueros, soldados, cyborgs, gorilas genéticamente alterados…). Poco que añadir de las vestimentas también, o son armaduras o un traje que pegue con su rol (McGree, como buen pistolero va vestido de vaquero).
En Battleborn también vemos cyborgs, animales humanoides y bestias, pero sobre todo hombres de distinta edad (hay un anciano en una especie de silla de ruedas futurista) por lo que queda claro que fantasías de poder, las justas. En cuanto a la forma de vestir, hay un poco de todo: armaduras, trajes de jedi, pechos descubiertos, trajes elegantes, etc.

26177521704_a8c9a5843e_b
Fuente. Kleese: genio, millonario, no playboy ni filántropo.

Otro punto importante a resaltar y que seguramente alguien venga a decir que es porque “Overwatch es un juego serio“, es la personalidad de los personajes. No hay nada que atraiga más a la hora de elegir a quién manejamos que la personalidad que desprende en las poses, los gestos y todas las formas de comunicación no verbal existentes.
En Overwatch, las mujeres desprenden sensualidad y, en caso de algunas pocas, fiereza o “mírame, que mona soy“. En el caso de los hombres son todos un copia y pega de Clint Eastwood, salvándose unos pocos.

tumblr_nxq6zy3ihc1txj8weo1_400
Fuente. Molar en japonés se escribe Genji.

En Battleborn hay una mezcla de personalidades extraordinaria, cada uno de los personajes es único y lo que reina, sobre todas las cosas, es el molar sin diferenciar por sexos.
Hay personajes, de ambos sexos, serios, locos, elegantes, imponentes y así con toda la plantilla que conforma Battleborn y no, no porque compartan facción son todos iguales: dentro de cada facción te encuentras personalidades distintas, como en la vida misma.

tumblr_inline_o6m1txswpl1u4kf7f_500
Fuente. Orendi: ser mona y dar grima.

A pesar de todo lo dicho yo no desprecio a Overwatch ni al fandom que lo protege cual madre a su niñito querido, entiendo que el ser fan de algo a veces se nos va de las manos y se hacen y dicen cosas que pasan una línea que no debería y menos si hablamos de videojuegos que, al fin y al cabo, están para entretener y no todos tenemos el mismo gusto.
Lo importante es que cunda el respeto entre jugadores y que si no se comparte una opinión, se dialogue civilizadamente y sin faltarse el uno al otro.
Buy Me a Coffee at ko-fi.com