¡Dale a tu cuerpo ritmo!

¡Dale a tu cuerpo ritmo!

Si hay algo que me gusta muchísimo como género de consola son los jueguitos de ritmo. Especialmente los que requieren que los reflejos de una persona se agudicen. Pulsar en el momento clave el botón correspondiente para que tengas una puntuación perfecta. Aun así, sigue siendo viable para todos los públicos, ya que los modos fácil que traen suelen ser sencillos y no es sólo disfrutar de un tema musical divertido o de un videojuego que recuerdes, sino que también ¡te despierta la mente!

Desde pequeña me ha gustado todo lo que lleve música y me exija estar concentrada al 111% frente a mi consola, por lo que he querido hacer una pequeña recopilación de juegos musicales de distintas plataformas, para que tengáis donde elegir u os entren recuerdos, al menos. ¡Dale al play!

Saga Rhythm Paradise

Si hay que mencionar un título como número 1 en juegos de música divertidos y a la par que frenéticos, son los Rhythm Paradise (Rhythm Heaven fuera de Europa). El primer juego que nos llegó a Europa de esta saga fue para Nintendo DS, aunque salió un juego previo en Japón (que no vio la luz fuera) para GameBoy Advance. Permite que tanto personas zurdas como personas diestras puedan jugar, así que es perfecto.

Gracias al stylus (lapiz táctil) de la consola, cogiéndola de lado (como si fuera un libro) nos metíamos en minijuegos cortos, alrededor de 50 por juego nuevos, donde debíamos atender al ritmo de la canción que estaba sonando mientras sucedía algo en nuestra pantalla. Cada minijuego tiene una regla en particular, del tipo: golpea levemente la pantalla, mantén el stylus y arrastra hacia arriba o simplemente desliza por la pantalla. Lo más divertido era los llamados remixes, donde una sola canción contenía hasta 5 o 10 minijuegos juntos y, reconociendo un sonido en concreto que te enseñaban, sabías que iba a cambiar y debías ajustarte a una regla diferente. Tenías que arreglar un robot, jugar al ping-pong, recolectar nabos o incluso enseñar a un coro a cantar y hacer sentadillas en el ejército. A España llegaron totalmente traducidos al español y si nunca has probado un juego de ritmo, te recomiendo con todas las de ganar esta saga. ¡Dale al PUÑO PIE!

Ha tenido tal tirón que ha tenido juegos posteriores para Wii, Rhythm Heaven Fever, y Rhythm Heaven Megamix para 3DS.

Elektroplankton

Un juego de DS que tiende a ser más relajante que frenético, para quienes nos gusta disfrutar y crear incluso nuestras propias canciones. Es un juego simple y pequeñito, pero no por ello aburrido, todo lo contrario. Lo que más llamó la atención es que podía ser usado como juego relajante, gracias a sus notas suaves y ritmo lento. Los protagonistas son los pequeños electroplanktons, que son criaturas microscópicas que emiten sonidos o música diferentes según cómo los uses.

Donkey Konga

Este juego es realmente divertido, siendo el abuelo del reciente Taiko no Tatsujin: Drum ‘n’ Fun! para Switch. No, no lo digo por decir, ¡son del mismo creador! Traía unos bongos especiales que conectabas a tu GameCube y de este modo, podías disfrutar de todos los temazos de la saga Donkey Kong Country, dejándote las palmas contra el periférico. Pero espérate, porque también teníamos grandes temas de la saga Mario, The Legend of Zelda o canciones tan famosas como We Will Rock You de Queen.

Tuvo un par de secuelas más, aunque el tercer juego nunca llegó a Europa. Si eras suertude y tenías más de un bongo, podías jugar multijugador, porque era la verdadera gracia.

Stepmania/Dance Dance Revolution/Pump It Up

A ver. ¿Quién no se ha bajado estos juegos en el ordenador y ha jugado con las flechas del teclado? Porque yo lo he hecho y durante horas. Muchas. La gracia de estos juegos era tener su periférico original, la alfombrilla de baile, pero eso no quita que era igual de divertido con un teclado. Muchas canciones divertidas (cualquiera, literalmente, ya que las creaban les jugadores), rítmicas, creando las tuyas para ser valoradas y votadas e incorporarlas en el juego. Aun así, tú te podías crear tus propias canciones con el ritmo y meterlas en local, por lo que la diversión era infinita.

Las máquinas recreativas de esta saga son muy famosas por la gente que lo baila (lo peta, más bien), que te quedas loca mirándoles. La diferencia entre el DDR y el PUI son la colocación de las flechas, teniéndolas el primero en dirección los puntos cardinales y el segundo los extremos diagonales.

¡Madre mía, quién bailase así!

Dance Dance Revolution: Mario Mix

Bebiendo del Stepmania llegó para GameCube lo que fue para mí un vicio extremo en el modo más extremo. ¡¡Un DDR inspirado en la temática Mario!! Suficiente. Toma mi dinero, Nintendo. Mi madre me oía zapatear y ya sabía que estaba jugando otra vez a este maravilloso juego. Gracias por hacerme comprar una alfombrilla de baile que sólo me sirve para una consola. (Oh no, ¡ya lo hicieron antes con el Donkey Konga…!).

No hay mucho más que decir, aparte de que trae una pequeña y anodina historia donde Bowser ha robado el ritmo (en forma de notas) y tú tienes que recuperarlo haciendo bailar a toda la peñita wena ahí para que el Mundo Champiñón pueda volver a disfrutar del musicote barriobajero.

Tiene remixes de la saga y de temas conocidos como la Marcha Turca de Mozart.

Algunas son muy buenas, pero la de Bowser me parece simplemente: espectacular. Baila mientras montas un cohete para mandar bien lejos a Bowser. Pero, ¿¡tú has visto cómo se mueve!? P-p-p-perfect!!

Elite Beat Agents

No os iba a dejar fuera, ¡señores agentes! Tu misión aquí será rescatar y ayudar a personas que tienen problemas con tu baile y musiqueo, dándoles ánimos para superar sus contratiempos. Lo más divertido era que las historias sucedían con viñetas en la pantalla superior de tu Nintendo DS, siguiendo el ritmo abajo con el stylus. Este jueguito es de la familia osu!, el cual mencionaré más adelante ya que el original no salió de Japón, pero tienen la misma mecánica.

Aquí nuevamente unos seres malvados, en este caso unos aliens llamados Rhombulans, quieren hacerse con el planeta y destruir la música. Así que tú, con tu grupo de élite de agentes de ritmo, tendréis que uniros para salvar al mundo entero. El modo de juego difiere a los ya explicados anteriormente. En la pantalla, irán apareciendo unos círculos numerados, los cuales indican el orden en el que tienen que ser pulsados. Un círculo superior irá achicándose hasta tocar el primero y justo en ese instante es cuando debes tocar la pantalla. También hay sliders (círculos que hay que mantener pulsados y deslizar por la pantalla).

osu!

Este juego es gratuito y está para ordenador. Como he explicado antes, la mecánica de osu! es como en Elite Beat Agents, con unos círculos numerados que tienen que ser pulsados en un orden concreto y, de este modo, no perder el ritmo de la canción (ni dejar que la barra de salud se vacíe, porque de eso se trata). Parecido a Stepmania por el modo de buscar canciones (la gente los crea, hay packs, puedes crear tus propios beatmaps), la diversión es infinita. Además, cuenta con un ranking online por regiones o mundial, donde podrás picarte lo máximo contra contrincantes de cualquier parte del mundo y dejar bien claro quién manda aquí. ¡Peligro de vicio asegurado!

Saga Guitar Hero/Rock Band

Otros juegazos de distintas plataformas que nos sacaron el rock que llevamos dentro. ¡Y apto para personas tanto zurdas como diestras! No tan divertido si tu hermano es diestro y tenías que ir a configurarlo una y otra vez cada vez que os turnabais, pero bueno. Sus periféricos son lo mejor para jugar y el más conocido es la guitarra, aunque también tenga batería, micrófono y bajo (en el caso del segundo juego). Ha salido para PS2, XBOX, Wii, ordenador y otros, actualmente tiene hasta ranking online para jugar y darle caña.

Las instrucciones son simples: Tienes 5 botones de colores en la parte superior de la guitarra (los trastes) que tendrás que ir pulsando conforme vayan apareciendo en la pantalla, siguiendo el ritmo de la música con temas famosos y muy conocidos. Tiene un controlador más abajo (la barra de rasgueo) en la parte inferior que tendrás que ir pulsando por cada clic que hagas a un color, así que tendrás que coordinar ambas manos para que los sonidos fluyan y el show continúe. También cuenta con una pequeña palanca en el cuerpo de la guitarra que simula el trémolo, que le da variedad de intensidad a un sonido (¡y suma puntos!).

¿Lo mejor de todo? Tienes una banda real. Tú tocas para esa masa alocada. Si pierdes, la gente te abuchea y estás fuera.

Saga Theatrhythm Final Fantasy

A quien le salga el título a la primera escrito, que venga aquí y lo demuestre. Ejem.
Tiene dos juegos para la Nintendo 3DS y se juegan con el stylus. Tiene cierto parecido a la familia osu! ya que van llegando notas y tienes que pulsarlas en un momento preciso o deslizar el lápiz mientras mantienes. Lo que más atrajo de este juego es la variedad de temas de todos los Final Fantasy que hay, con temas sueltos incluso de otros juegos como The World Ends With You.

Aunque tiene historia (siempre hay alguien liándola con querer robar la musiquita al planeta) lo divertido es jugar con los personajes, ya que cuenta con un pequeño RPG básico en su modo de juego principal. Irás desbloqueando a personajes de la saga FF y podrás equipártelos, otorgándoles habilidades mágicas o físicas para que se enfrenten a los enemigos que van sucediéndose en la pantalla, mientras tú golpeas los círculos para que tu equipo ataque. Es más complejo de lo que parece, puesto que hay mazmorras con enemigos específicos, de diferentes elementos, y tendrás que estar preparade para el combate (incluso curar tu barra de vida, para no morir). Personas zurdas: se hace un poco más complejo ya que sólo permite que las notas lleguen de izquierda a derecha y te las tapa la mano… pero es posible. ¡Es posible!

Tiene una segunda parte, Theatrhythm Final Fantasy: Curtain Call, donde hay un poco más de lo mismo, con más canciones y un modo online.

Deemo

No todo iban a ser jueguitos de consola, ¡también traigo para móvil! Actualmente está también para Switch, gracias a que puede convertirse en portátil y táctil. Aquí tendremos que conseguir la mejor puntuación para alcanzar el porcentaje más alto de cada canción. Cuando comienzas la canción, el juego tiene una línea en la parte inferior de la pantalla, que es donde tendremos que pulsar en el momento justo que aparezcan las notas (que son unas líneas horizontales, todas representan un piano). Hay que coordinarse con lo que oyes y tocar en el momento preciso. También cuenta con modos de hacer clic a una línea o deslizar el dedo de un lado a otro.

Una pequeña trama nos acompañará y gira sobre una niña que no sabemos quién es, la cual cae desde el cielo a una habitación donde vive un extraño personaje de color negro llamado Deemo. Éste se propone a ayudarla a regresar al mundo de donde proviene interpretando canciones a piano, haciendo crecer un árbol el cual la sacará de allí.

Audiosurf

¿Alguna vez has movido la mano al son de una canción, como si fueras surfeando? De eso trata Audiosurf. Con tu ratón, tienes que ir surfeando en una pista con una nave, dentro de sus distintos modos donde tendrás que recoger bloques de colores, esquivar pinchos o acumular para hacer puntos extra. Es un juego totalmente online para PC. Las canciones que suenen serán las de nuestra propia carpeta o las más populares del juego (incluidas como mejoras en Audiosurf 2). Creo que un video se explicará mejor que en palabras (?).

Crypt of the Necrodancer

Le dediqué un maravilloso artículo a este juegazo tanto de ordenador como de Switch. ¡Libera tu corazón de la maldición que te obliga a bailar para sobrevivir!

Old School Musical

No podía acabar un artículo así sin mencionar lo que fue, para mí, el mejor juego del año 2018. ¿Y sabéis qué? Que le dediqué un artículo completo y todo, merecidísimo. ¿Que prefieres ver un vídeo ya? Pues… aquí tienes su divertidísimo tráiler.

 

 

Y tú, ¿qué juegos de música has probado? ¿Has jugado a alguno de los mencionados?

 

Cómprame un café en ko-fi.com

Rena
Rena @bolverkr

Pasionaria del Tales of Symphonia. Sincorazón obsesionada con el número 11. hack//. You cannot oppose fate, so... Blame your fate! Creadora del Insolente Color Rosita.

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: