Songbird Symphony, el canto del pipi Birb

Songbird Symphony, el canto del pipi Birb

30/07/2019 | Rena | 1 comentario

Es un día brillante fuera.
En un mundo donde las aves campan por donde quieren y tienen asentamientos para vivir, Birb se levanta perezoso, pero enérgico. Es un pajarito chiquitito, negro con el pechito blanco, con muchas ganas de divertirse y cantar. ¡Porque lo que más le gusta a las aves de este universo es cantar con sus amigas y amigos!

Songbird Symphony pertenece al estudio Joysteak. Su estilo pixel art y hacer a los pájaros animales regordetes lo vuelven muy cuqui y bonito. Ha ganado varios premios como el mejor audio o el mejor diseño de videojuegos en los festivales BICFest y SEA Game de 2018. En el juego, tu misión principal será encontrar junto a Birb quiénes son su familia biológica, ya que cuando era bebé fue encontrado por Pea, un pavo real que le adoptó como si fuera su tío. Pese a que vive bien con su tío Pea, el resto de pavos reales se mofan de él al ser diferente. Algo parecido al cuento del patito feo. Esto hará que el pequeño Birb se plantee preguntarse quién es realmente y necesite encontrar la respuesta recorriendo el mundo junto a compañeros que encontrará por el camino.

Aunque sea un recurso idóneo para meter a un protagonista en aventuras, no debemos olvidar que tu familia es quien es. Quien te cría, te cuida y te quiere, básicamente. Está igual de bien que quieras saber tus orígenes si eres adoptade, como si no te interesa en absoluto tener conocimiento de esas personas. Sobre el acoso por ser diferente, creo que sobra decir que está mal, ¿no? No podemos hacer juicios de otras personas por ser diferentes a ti y a les demás. Si es buena persona y se lleva bien con todo el mundo, es lo único que debería importar.

Volvamos con los pipis.

20190724183217_1 20190724183327_1

Songbird Symphony nos divierte con un juego de plataformas, algún que otro puzle y, cómo no, música y ritmo en cada evento. La curva de dificultad es lenta al principio pero, a medida que avancemos, nos irá pareciendo más compleja. Comenzaremos utilizando sólo un botón de nuestro mando para cantar, además de poder saltar por ahí e ir de un lado a otro resolviendo los puzles, bastante simples en ejecución. Se resolverán tirando de ritmo con las notas que sepamos cantar, principalmente. Los mapas son cortos y tienen varios elementos de colección a modo de misiones secundarias, como encontrar plumas de colores de otras aves o 4 notas “gigantes” repartidas por cada zona. Sobre las notas gigantes, me explico mejor: En cada sitio para recorrer antes de llegar al nuevo pueblo o lugar para explorar, tendremos que resolver pequeños puzles, ayudar a aves que nos pedirán consejo o que busquemos algo, y habrá mucho plataformeo. Resolviendo esto, nos otorgarán una “nota gigante”.

20190725224609_1 20190725225018_1

Según le cuentan a Birb, ahora sí metiéndonos un poco en la historia, para conocer el verdadero paradero de sus padres biológicos necesitará aprender una canción ancestral que consta de cinco sonidos (cinco botones que pulsar mientras se ejecuta la canción). Como ya he dicho antes, comienzas con sólo un botón, y aquí entra la parte de aventura en el juego. Tendremos que ir yendo a los distintos poblados de diferentes especies de aves para que nos enseñen una nota más, complicando sin prisa pero sin pausa las canciones de los puzles y poniéndonos a prueba en el ritmo y oído. Para aprender estas nuevas notas, haremos una canción que podríamos catalogar como “jefe” en el juego, dando por finalizada la zona cuando aprendamos la nueva nota y preparándonos para ir a la siguiente.

Las pequeñas estrofas musicales que encontraremos en las zonas intermedias no tienen un tema único, pero sí que lo tendrán estos jefes. Nos harán una pequeña demostración cantando, siguiendo después de un ritmo que deberemos copiar tras ejecutarlo ellos. Cuando terminemos, nos saldrá un análisis de las notas acertadas, fallidas o medio bien hechas, junto a un ranking F-S. Podremos volver a repetir estas canciones para mejorar nuestra nota cuantas veces queramos, cosa que está bastante bien para quienes quieran sacar la mejor puntuación musical. Aunque tengamos estos elementos de “jefes”, será lo único realmente complicado de este juego, ya que avanzar entre las zonas no nos supondrá un problema al no haber realmente “requisitos” para continuar. Puede hacerse un juego fácil si nos dedicamos a la historia y avanzar, exceptuando las canciones como comento, que sí pueden darnos algún quebradero de cabeza al tener que tirar de toda nuestra atención para poder sacar una nota decente. A menos que quieras completar las “notas gigantes” de cada escenario, tirando de algún elemento más que no quiero desvelar (compañeros u objetos), verás que se hace rápido.

 

20190724183200_1 20190724184515_1.jpg

El tono general de Songbird Symphony es simpático, lleno de armonía y buen rollo. Nos enseñarán nuevamente que ser buena persona y no juzgar por las apariencias es algo básico en las relaciones humanas (o relaciones entre pajaritos u otros animales). Nos encontraremos muchas aves diferentes, además de contar con el bonito Birb, que dejará patente su edad con contestaciones del tipo “sip”. Le cogeremos cariño rápidamente a él y al resto de pájaros que encontremos. Internet dará pinceladas en este juego, porque es probable que encuentres algún que otro dab… así que sí, tenemos de todo.

Si quieres un pequeño jueguito donde haya plataformas y un poco de reto musical, Songbird Symphony está hecho para ti.

20190725224446_1.jpg

Clave de prensa proporcionada por Joysteak, ¡muchísimas gracias!

Todas las fotos son mías.

Cómprame un café en ko-fi.com

Rena
Rena @bolverkr

Pasionaria del Tales of Symphonia. Sincorazón obsesionada con el número 11. hack//. You cannot oppose fate, so... Blame your fate! Creadora del Insolente Color Rosita.

1 comentario
Ka'alshya
Ka'alshya 20/08/2019 a las 11:54 am

EL BÚHO HACIENDO UN DAB *tenía que ponerlo*

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: