5 cosas que Animal Crossing me enseñó

5 cosas que Animal Crossing me enseñó

SI LAS POLÍTICAS ESTÁN MAL, EL MENSAJE NO SERVIRÁ DE NADA

Soy estudiante de ciencias ambientales y me he percatado de una cosa. Mientras en el Animal Crossing Wild World cuando encontrabas chatarra Toom Nook te decía que, como mucho, podía hacerte el favor de tirarla a la basura, en el Animal Crossing New Leaf, te hacen pagar una cuota por reciclarla.

¡No, no, no! Cuando quieres que el ciudadano cumpla las tres erres (reducir, reutilizar y reciclar) no puedes ponerle obstáculos tal y como sucede en España, que algunos puntos limpios están tan lejos que al ciudadano medio le sale más rentable tirar el aceite por el desagüe o las pilas a la basura.

Si Paca me cobra dinero por pasarle una lata que me he encontrado en el río, a mí me da igual porque soy rica a base de recolectar frutas exóticas, pero ¿y mis vecinos? Quizás ellos prefieren tirar las latas al río porque Paca quiere 100 bayas por cada una.

¡Ellos saben que deben cuidar el medio ambiente pero las políticas del pueblo se lo impiden!

Resultado de imagen de animal crossing new leaf reciclar

Y cobrarte 100 bayas por limpiar el pueblo, eso también le encanta

EL DINERO GENERA RELACIONES DE PODER

Toom Nook siempre me ha caído mal, pero en mi anterior artículo sobre este juego “Animal Crossing contra la ansiedad”, me di cuenta de una cosa superimportante gracias a uno de los comentarios.

Animal

¿Por qué odio a Tom Nook si no me presiona para que le pague la hipoteca? Aquel comentario me dejó como el gato de la flor en la cabeza, reflexionando sobre la vida, sobre el PORQUÉ de mi odio a aquel mapache.

Un episodio de «The Big Bang Theory» me vino a la cabeza, aquel en el que Sheldon prestaba dinero a Penny y, aunque no le presionaba ni le recordaba que se lo debía, y aunque todo el mundo insistía que no se sintiera presionada debido a que Sheldon no daba importancia al dinero, Penny comenzaba a responder agresivamente y a ver indirectas por todas partes.

¡Y eso es lo que comprendí! A menos que sea demasiado importante, no debes aceptar grandes cantidades de dinero prestadas puesto que esto puede generar una relación de poder que arruine una potencial amistad (no incluyo amistades muy cercanas por razones obvias).

Imagen relacionada

Mirad qué ojitos pone, así da pena odiarlo

SI QUIERES ALGO NO ESPERES A QUE LOS DEMÁS LO HAGAN POR TI

En el Animal Crossing New Leaf somos alcaldes y debemos hacer crecer el pueblo. Yo he alucinado con esto y estoy obsesionadísima con llenar el pueblo de bancos, pozos, puentes, etc… Pero me di cuenta de algo terrible.

Los vecinos se quejaban al principio de que el pueblo tenía poco desarrollo, así que me puse manos a la obra y comencé un proyecto tras otro. Quien haya jugado sabe que los proyectos municipales se subvencionan con donaciones de los vecinos, pero Canela ya te advierte que sin tus aportes probablemente nunca se llegue a la cantidad necesaria.

Resultado de imagen de animal crossing proyectos municipales

Coged ejemplo de este señor ayudando dentro de sus posibilidades

Al principio pensé que tenía sentido, al fin y al cabo el monopolio de frutas exóticas lo tengo yo, pero luego me di cuenta de que en la tienda de reciclaje mis vecinos eran capaces de gastarse 1.000 bayas en un sofá para luego decirte “en realidad no sé ni por qué lo he comprado, ha sido un impulso”. Mientras tanto a los proyectos municipales sólo se sumaban 300 bayas por día.

¡Y eso es una lección que aprendí! Muchas veces queremos cosas pero pretendemos que sean otros los que lo hagan. Me recordó a los que dicen «mucho quejarse por ESTO pero nadie se queja por LO OTRO, ¿dónde están ahora los activistas?». ¡Manolo, si tanto te molesta empieza manifestándote tú!

En el Animal Crossing pasa porque es un juego mis vecinos viven en el mundo de la piruleta, pero que no os vea yo exigiendo cosas para que otros os las den masticaditas. ¡A currar y colaborar todo el mundo!

NO PERMITAS QUE TE IMPONGAN LOS CÁNONES DE OTROS

Sisebuto aparece siendo un experto en la Academia de Artes Decorativas. Sí, Sisebuto, ese estafador al que siempre le vi cierto parecido con Ladino. Al ser una persona de la que confío poco, me planteé seriamente por qué debía tener en cuenta su opinión. Hasta caer en, ¿por qué tengo que tener en cuenta la opinión de la AAD en sí?

Si pensamos en la belleza, aquí se puede considerar feo ser unicejo pero en otros países no. ¡Es más, hay personas en España que lo considerarían feo y otras que no! Porque es algo completamente subjetivo sobre lo que se nos han impuesto unos cánones que nos presionan.

La lección que saqué de todo esto es que si alguien pretende venderte el mensaje de que debes cambiar algo totalmente subjetivo porque no considera que estés haciéndolo bien, debes mandarlo a paseo.

¿Cómo que los muebles rojos al este quedan más bonitos, Sisebuto? Váyase usted al rincón de pensar, que mi sofá rojo queda hermoso en el centro. ¿Que me das sólo 5.000 puntos cuando mi casa debería tener 20.000 mínimo? Vete a hacer cosas de gurú a donde te soporten, que voy a tirar todas las cartas de la AAD haciéndome creer que algo va mal con mi casa.

¡Recuerda quererte y mandar con Sisebuto a cualquiera que intente imponerte sus cánones!

Imagen relacionada

¡Dile que no, que tú y tu casa sois preciosos!

LO QUE IMPORTA DE VERDAD

Tu vas por Animal Crossing y de repente te apetece zarandear un árbol con el tronco más gordo que tu cuerpo. ¡Y lo haces! Pasear por todo el pueblo con varias cestas de frutas exóticas saca más músculo de lo que uno esperaba, y por algún motivo hasta el más vago de tus vecinos puede hacerlo.

A mí es algo que me deja sorprendida, estar en un pueblo de vecinos superpoderosos capaces de hacer temblar árboles, pero cuando dos se pelean se van rabiando cada uno por su lado. Nadie levanta siquiera la mano.

El Animal Crossing nos enseña que aunque seas Ned Flanders y debajo de ese jersey escondas una tableta de chocolate y unos bíceps esculpidos por dioses, lo importante es separarse, contar hasta diez y dejarlo pasar.

Algo que también sucede en este juego es que ellos ni siquiera se piden perdón, sino que olvidan y priorizan el buen rollo y la convivencia. ¡Es muy importante dejar atrás el resentimiento! El odio sólo te llevará a envenenarte la sangre. Odiar solo te dañará a ti (y si no fuera así recuerda la lección de los árboles, por Dios, date la vuelta y grítale al cielo).

Imagen relacionada

Mirad a Maria José, es taciturna, vegetariana, animalista… y zarandeadora profesional de árboles

Estas son algunas cosas que aprendí con uno de mis juegos favoritos. Es posible que en un tiempo añada más o escriba otro artículo de mis delirios con Animal Crossing. Eso sí, dadme tiempo a que pueda jugar al nuevo que, aunque estoy muy emocionada, soy pobre de las que no se pueden permitir 10€ por reciclar la bota que pescó en el río.

¡Muchas gracias por leer!

Cómprame un café en ko-fi.com Become a Patron!

Lucybell Haner
Lucybell Haner @LucybellHaner

Escritora del betseller en Amazon de fantasía oscura "Toboe". Publico recursos y ayudas para otros escritores en mi página web y de vez en cuando me cuelo por blogs ajenos a dar la tabarra. Artista no-frustrada, proyecto de ambientóloga y gamer sí-frustrada.

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: