The Sojourn: Filosofía con luces y sombras

The Sojourn: Filosofía con luces y sombras

Despiertas en una habitación a oscuras. Una luz te llama y te guía, iluminando lámparas por un pasillo donde paredes, suelo y techo son de piedra. Ves bellos adornos pero también señales de ruina y dejadez. No importa, solo hay una cosa que hacer, seguirla.

Así comienza tu aventura en The Sojourn, un juego indie de puzles realizado por Shifting Tides y publicado por Iceberg Interactive este mismo 20 de septiembre, disponible en PC, XBOX ONE y PS4. En él destacan claramente las influencias de otros juegos del género como The Talos Principle o The Witness, no solo por ser puzles 3D en primera persona, también por incluir una historia que te hará pensar.

The Sojourn - Primera impresión

La primera impresión (captura propia)

The Sojourn gráficamente es muy impactante. Su diseño ligeramente low poly es muy colorido y vibrante, ya estemos en el plano de la luz o en el de la oscuridad. Tanto sus interiores como exteriores están bellamente diseñados, pero se siente tan vacío sin nadie. Nos muestra hermosos escenarios que combinan edificios y naturaleza, pero sin personas o animales. Solo estás tú con los puzles. Bueno, y tu luz-guía, pero no tiene suficiente presencia como para llamarla «compañía».

El juego es en primera persona, nunca te ves, no sabes qué o quién eres. En cierto modo estás ahí como espectador. Debes superar los puzles o retos con el objetivo de descubrir la historia que se oculta tras las estatuas de unas personas. Las estatuas nos dan la bienvenida prácticamente desde el principio del juego mostrándonos una tierna imagen de una pareja con su bebé recién nacido en brazos. Según avancemos veremos cómo ese pequeño niño crece y aprende cómo es el mundo que le ha tocado vivir.

The Sojourn - la venda

«Enhorabuena, pequeño, ya has llegado a la edad de taparte los ojos» (captura propia)

Los puzles o retos son instanciados. Accedes a través de puertas a una zona amplia al aire libre con un escenario que variará según el nivel en el que estés. El objetivo de estos siempre es el mismo, debes liberar una esfera de luz llegando hasta ella. El mismo tipo de esfera de luz que te despertó y aún te guía por este extraño mundo solitario. Los elementos que usarás para abrirte camino hasta tu destino son variados: estatuas de teleportación, arpas, espejos, etc. Todas dependen de la luz, o mejor dicho de la oscuridad, con que los mires. Portales o arcos y otros instrumentos te ayudarán a cambiar de plano, de una realidad iluminada a una cubierta de tinieblas. Estos cambios de plano multiplican las posibilidades y puede aumentar la dificultad. La perspectiva es muy importante en estos juegos.

The Sojourn es presentado por sus creadores como un viaje entre la luz y la oscuridad en un mundo lleno de color. Lo primero que pensé fue en la típica dicotomía luz-oscuridad como bien y mal, pero la realidad que te invitan a descubrir es otra diferente a la que te han hecho creer. En este mundo la oscuridad también es tenebrosa y da un poco de miedo pero no es mala, solo es diferente, y además para los puzles es esencial. La importancia de la oscuridad y su aspecto tan necesario hace que la veas con otros ojos, y eso me ha gustado muchísimo. No está ahí para que huyas de ella, es solo otra faceta de la realidad que puede gustarte más o menos. Así de simple.

 

The Sojourn - Luz y oscuridad

Misma zona con luz (izquierda) y con oscuridad (derecha) (capturas propias)

Los retos de The Sojourn pueden ser obligatorios u optativos. Los optativos nos los podemos saltar sin problema, pero si nos arrepentimos ya no podremos hacerlos hasta el final. Éstos, a diferencia de los obligatorios, no abren camino hacia otros puzles o niveles, pero sí pretenden abrir nuestra mente con frases que nos instan a pensar, a cuestionar, a luchar y a sacrificarnos por lo que creamos bueno. Porque a diferencia de los retos obligatorios, tu objetivo no es liberar una esfera de luz sino alcanzar un pergamino. Estos contienen frases que nos ayudan a saber más sobre la historia del juego y su enfoque comunista.

Algo que tira mucho a la gente para atrás es la dificultad de un juego. Por mi experiencia lo definiría como normal, equilibrada. Claro que es algo bastante personal, pero The Sojourn tiene una curva de aprendizaje muy buena. Cada vez que introducen un elemento nuevo te plantean un par de retos sencillos para que te habitúes a él. El juego está compuesto de cuatro capítulos y el primero es de progresión lenta, muy accesible. Si sueles jugar este género te resultará bastante fácil, pero todo se va complicando, por supuesto. Además, como he mencionado, tienes retos extra que puedes hacer si quieres, dándote la oportunidad de liarte más la vida voluntariamente. Aunque, ¿quién no se mete en un juego así para eso exactamente?

The Sojourn - Punto de vista

¡Abre tu mente! (captura propia)

Aunque los retos extra nos inviten a filosofar, no son lo único. La trama principal está narrada por estatuas humanas que se enfrentan a distintos momentos de la vida en un mundo donde manda la verdad del sabio, el poder del dinero y la fuerza militar. Nuestra estatua protagonista intentará liberarse de las cadenas que carga por nacer y vivir en esta realidad. Las representaciones son sencillas, fáciles de entender y con simbología típica. Pero también cae en el tópico de poner a una mayoría masculina, principalmente en los cargos de poder, y de rasgos caucásicos.

El sonido también adquiere gran protagonismo en The Sojourn. Una hermosa melodía emocionante y misteriosa nos acompaña cuando caminamos en el plano luminoso, pero ésta se silencia y es sustituida por un constante zumbido cuando estamos en la oscuridad. También es importante en uno de los elementos de los puzles: el arpa. En muchas ocasiones tendremos que guiarnos por el sonido del arpa para saber cuánto tiempo nos queda hasta que el puente que se activa con su canción se desmorone y no nos deje pasar. No siempre podremos tener los ojos puestos en ésta. Bien es cierto que en medio de la pantalla nos aparece una cuenta regresiva en forma de círculo que se consume, pero cuando vas con prisas y con movimientos bruscos de cámara no estás pendiente de eso.

The Sojourn - el arpa

Tocando el arpa en la oscuridad, y en la distancia xD (captura propia)

Y hablando de movimientos bruscos de cámara, mucho cuidado con este juego si sois sensibles a estos movimientos en primera persona, sufrís cinetosis o tenéis la enfermedad del simulador. Los mareos pueden estar a la orden del día en los puzles que requieren más giros y teleports. Tal vez os ayude desactivar el desenfoque por movimiento desde el menú de opciones. Por supuesto no olvidéis hacer paradas, los retos no van por tiempo y no se van a mover de ahí. Recuerda que este tipo de juegos es ideal para momentos de relajación y concentración.

Podría enrollarme aún más contándoos más a fondo sobre sus escenarios, símbolos o textos, pero quedaría este análisis demasiado largo, tal vez para otra ocasión. Así pues concluyo que este juego pretende plantearte cuestiones filosóficas además de entretener, y eso me parece maravilloso. Y aunque las cuestiones no son complicadas ni originales, nunca está de más repetirlas, rescatarlas y replantearlas desde, por qué no, los videojuegos, y no solo desde libros o tribunas. Y no vas a tener problemas con el idioma, está disponible en español. Pero si lo que te interesa es si los puzles merecen la pena te diré que sí, que serán un reto y te durarán bastante, aunque algunos pueden ser algo repetitivos por usar los mismos elementos con diferente distribución y solución. The Sojourn es hermoso, busca que le des al coco y que la diversión sea algo más. Queda recomendadísimo. Muchísimas gracias a Shifting Tides, que ha cedido la clave para la versión de PC. Nos leemos en el próximo artículo.

The Sojourn - Conocimiento

Un largo pero hermoso camino se halla ante ti (captura propia)

Cómprame un café en ko-fi.com

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: