The Outer Worlds, el día que decidí acabar con el capitalismo espacial

The Outer Worlds, el día que decidí acabar con el capitalismo espacial

20/11/2019 | Nix | 1 comentario

Es probable que a estas alturas ya hayáis leído una y mil veces que The Outer Worlds, el nuevo título de Obsidian que ha salido para PC, PS4, Xbox One y pronto también en Switch, es el sucesor de Fallout: New Vegas. No voy a ser yo quien niegue tal afirmación más que demostrada por numerosos fans del juego, principalmente porque todo lo que hay allí encaja de forma exacta con la esencia de The Outer Worlds, y este nos chilla una y otra vez “Fallout, pero en el espacio”. No voy a mentir, eso lo convierte en material de pozo, y uno muy hondo, porque ese remix ha conseguido que a pesar de ciertos problemillas me parezca maravilloso.

sc68w2.jpg

El detalle principal que tenéis que conocer en The Outer Worlds es que es un juego antiguo. Esto, que realmente no es bueno ni malo, es importante porque dependiendo de vuestro estilo o preferencias en cuanto al tipo de juego os podría gustar u os podría parecer tedioso, porque con la palabra “antiguo” no quiero definir su estética, ni su historia, sino el gameplay. Y es que a pesar de la evolución general de los RPG que hemos tenido en los últimos años, que busca más la inmediatez en las elecciones a pesar de seguir dándote muchas opciones para toquetear y personalizar tu partida, en Obsidian han pasado completamente de eliminar mecánicas que para el usuario medio se han quedado obsoletas. Por ejemplo, el desgaste de las armas es algo que me parece innecesario en este juego, es solo un quebradero de cabeza durante el inicio, porque hay miles de armas desperdigadas por todos lados y puedes repararlas. 

Durante la primera hora de la partida, cuando todavía estás más perdida que un calamar en el espacio, tratas de ir cogiendo todas las armas que encuentras por miedo a quedarte sin nada en mitad de un combate, pero poco después te aparece el aviso de exceso de carga. Lo primero que piensas es que bueno, acabas de empezar, seguro que es porque hay que ir aumentando la mochila o algo así… y no, en cuanto te fijas en tu mochila resulta que ahí hay 50 armas, una de ellas repetida 15 veces, y la pistola que llevas equipada tiene aún un desgaste del 20%. Ahí es cuando empiezas a pensar que igual hasta te compensa más tirarles fusiles a la cabeza a los malos, o directamente venderlos o despiezarlos, cosa que se vuelve repetitiva porque hay muchísimos recursos en cada esquina del mapa.

sc68vv

Este quizá es el otro posible problema, y es que aparte de esos recursos que aparecen hasta debajo de las piedras, también hay un desequilibrio general en el título que puede hacer que mucha gente se acabe aburriendo a la mitad. Sin embargo esto depende bastante de la persona porque puede variar muchísimo al modificar el estilo de juego. Es decir, dejando de lado la elección del nivel de dificultad, no es lo mismo intentar hacer una partida evitando todas las muertes y saliendo de los problemas teniendo mucha labia, que una abriéndote paso a base de pegar tiros en la frente a cualquiera que se cruce por tu camino. Y es que ese desequilibrio influye sobre todo en la parte shooter, aunque no de forma exclusiva. Los enemigos tienen unos movimientos bastante básicos, los tiroteos que al principio pueden hacerse complicados más tarde se vuelven predecibles, y en cuanto empiezas a mejorar tus armas te conviertes en una máquina de matar a la que no se atreve a toser ni Terminator. Esto se ha traducido en numerosas críticas pero, personalmente, como alguien sin tolerancia a la frustración videojueguil, a mí me parece de lo más divertido. Tener que repetir una y mil veces la misma misión en un título centrado en la trama, y en gran parte en la exploración, hace que me desconecte del mismo y lo disfrute menos. Por el contrario, mucha gente espera un desafío más duro y si no lo modifican en algún futuro parche no se puede considerar que este juego sea muy difícil ni un reto para ellos.

Por lo que os he estado contando parece que no me ha gustado The Outer Worlds, y nada más lejos de la realidad, porque lo importante es lo que os voy a comentar ahora: la historia. Cuando comienza el juego te encuentras con que, básicamente, no eres nadie. Eres una persona a la que criogenizaron para llevarte con otra gente hasta una colonia espacial en Halcyon, pero tu historia personal no es la de un héroe, ni un militar condecorado, ni nada de nada. No eres más que el último pringao de la futura colonia. Puedes elegir tu trabajo anterior para darle un poco de trasfondo a tu personaje, aunque no son profesiones que destilen glamour, sino cosas cotidianas como camarero, burócrata, cajero de supermercado o técnico de ascensores, entre otros, y para darle más carisma a esa persona que vas a manejar también puedes toquetear las habilidades, pudiendo elegir que se te dé mejor el diálogo, el sigilo, o incluso la inteligencia, donde puedes escoger la que considero que es la mejor opción, disminuyéndola al mínimo y que “te falte una electropapa para el kilo”. Sí, esa frase aparece en el juego y me pareció maravillosa, no podía no destacarla en este análisis, porque si de algo estoy segura es de que gracias a la localización y la traducción al español The Outer Worlds os va a hacer reír muchísimo, y sólo por los diálogos y los chistes malos ya merece la pena jugarlo.

sc68vz.jpg

Yéndonos de nuevo a la trama principal, os la puedo resumir con una frase: el problema es el capitalismo. Y no, no es cosa de que aquí las ToasGamers seamos unas rojas, que también, sino que en este contexto la humanidad consiguió avanzar tanto tecnológicamente que se desperdigó por un montón de planetas, pero al mismo tiempo están todos muriéndose de hambre por culpa de que las mega-corporaciones acumulan toda la riqueza y los recursos disponibles. Además, los trabajadores llevan tantos años de lavado de cerebro que a pesar de no tener dinero para comer (ni para morirse siquiera), defienden ese sistema porque “el trabajo es la solución a todos los problemas, y si éstos aumentan es porque no estás trabajando lo suficiente”. Nos sueltan en mitad de una distopía hipercapitalista y clasista que da miedo verla porque en ciertos momentos escuchas comentarios que no distan del mundo real, y pretenden que NO lo solucionemos todo a tiros. O sí, pero no de forma exclusiva. Te dan una libertad casi completa dejándote intervenir en mayor o menor medida, luchando contra el capitalismo o apoyándolo… y todo tiene unas consecuencias. Es un juego que gira mucho sobre la toma de decisiones y, sin querer, puedes salir airoso o liarla tan gorda que acabes condenando a un montón de gente. Por ejemplo, evitando spoilers, Terra 2 es la primera zona a la que llegas y donde consigues tu nave, llegado un momento debes decidir entre los capitalistas y los hippies de la zona (por llamarlos de alguna manera). Puedes elegir apoyar a cualquiera de los dos, o pensar fuera de la caja y liar alguna muy gorda para salir del paso. O dejarlos a su suerte y largarte con tu nave, sin más. Todo depende de ti. Por suerte, hagas lo que hagas puedes conseguir compañeros que se irán contigo en tu nave en busca de aventuras (a menos que les pegues un tiro), empezando por Parvati, que es la mejor señora de Halcyon. Poco a poco se irán acumulando las decisiones que te facilitarán o complicarán las misiones, tanto las principales, como las secundarias o incluso las que te dan los compañeros, dándote las suficientes variables para que puedas volver a rejugar el título entero. Y es que, a pesar de ser de 2019, es uno de esos mundos digitales de los de antes, de los que te hacen volver a pesar de no ser lo más destacable del año.

En definitiva: Proteged a Parvati y destruid el capitalismo.

Cómprame un café en ko-fi.com Become a Patron!

Nix

I run on coffee, sarcasm and lipstick. Hace años le vendí mi alma a Bioware y me convirtieron en la Shadow Broker. Tengo un papelito que dice que soy N7, pero no quieren darme mi propia nave. Me gusta llevarle la contraria a la gente y por eso soy una Inquisidora enana y pelirroja.

1 comentario
SrZakete
SrZakete 20/11/2019 a las 2:45 pm

Me lo acabé ayer, sacándolo al 100% y me ha encantado, tal como dices, tiene sus problemas, pero lo bien que me lo he pasado y las risas que me he echado gracias a la localización, me han merecido mucho las escasas veintitantas horas. No será un juego del año, pero merece mucho la pena.
PD: Parvati es lo más mejor de la galaxia, #soesasí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: