Once a Bergson, Always a Bergson

Children of Morta: La Familia ante todo

Children of Morta: La Familia ante todo

Children of Morta es un videojuego roguelike desarrollado por Dead Mage y financiado a través de Kickstarter. El proyecto se abrió al público el 25 de enero de 2016 y contó con un total de 3.427 patrocinadores, superando la cifra requerida y alcanzando los 108.938$ de inversión. El juego llegó a desbloquear varios stretch goals aunque no todos vieron la luz. Por ejemplo, la caída en el olvido de PSVita hizo que se decidiera finalmente publicar en Switch en su lugar y abandonar a la moribunda pero querida portátil de Sony.

A lo largo de los años el proyecto evolucionó a nivel artístico y mecánico, alcanzando un resultado espectacular, aunque bastante diferente del original. El juego fue lanzado en Steam en septiembre de este mismo año, en PS4 y Xbox One en octubre y en Switch a finales de noviembre. Cuenta con una edición coleccionista que incluye dos ilustraciones, un libro de arte y pines de las armas de los distintos miembros de la familia. Estoy enamoradísima de los pines los cuales adornan mi estantería, pero el libro de arte viene en formato grapa, es un tanto pequeño y aunque incluye diseños de las primeras ideas del juego en mi opinión se queda un poco “corto”.

Edición Coleccionista de Signature Edition

Mi experiencia con el juego ha sido a través de cooperativo local y no, por desgracia no cuenta con una alternativa online por ahora, aunque está de camino. Soy una amante de los juegos que te ofrecen la posibilidad de vivir una aventura en compañía. Por ejemplo, siempre he jugado la saga Trine, desde el primero al último, con alguien. Pero la mayoría de los multijugadores no siempre tienen grandes (ni pequeñas) narrativas como podría en el caso de Ibb Obb, Castle Crasher o TowerFall Ascension. Muchas veces dichos juegos se diseñan con el objetivo de pasar un rato divertido dejando de lado la profundidad de una buena historia. Children of Morta ha hecho todo lo contrario porque, después de todo, un juego centrado en la familia debería dar la opción de jugar junto a tus seres queridos, ¿o no?

Ser parte de la familia es en gran medida el mayor encanto del juego. El equipo de desarrollo ha emitido desde el principio del proyecto muchas noticias empezando con un «Hi there, Family» o «Dear Family». En la edición coleccionista una de las dos ilustraciones va acompañada de «Welcome to the Family, You’re one of us now.» Pero aún mejor es el detalle que podemos encontrar en el reverso donde bajo las firmas del equipo encontramos postdata diciéndonos que «Grandma Margaret baked cookies, we left some for you, same place as usual.»

Con respecto a la trama y sin entrar en spoilers, el juego versa sobre la familia Bergson, que durante generaciones se ha encargado de proteger la Montaña Morta contra un ancestral mal que en ella habita. La corrupción comienza a extenderse y es hora de coger las armas y volver a salvar el mundo. Pero a diferencia de otras aventuras épicas aquí nos centraremos en los lazos familiares, el crecimiento de los hijos, el amor que se profesan los distintos miembros de la familia, las repercusiones de difíciles decisiones y los pequeños detalles del día a día. Durante el juego encontraremos a diferentes personajes ajenos a la familia a los que rescatar o ayudar que darán mayor implicación emocional al juego, como un pequeño lobezno al que intentaremos ayudar a sobrevivir o una familia de pequeños y adorables robots.

Cada miembro de la familia corresponde a una clase con un estilo muy dungeonero, por lo que tendremos personajes para elegir según nuestro estilo de combate favorito. La opción más equilibrada será John, el padre de familia y primer personaje jugable, que maneja la espada a una mano con escudo. Tendremos dos opciones a distancia, una de gran agilidad y hábil manejo del arco, en contraste a una maga “torreta” de fuego y destrucción masiva. Al más puro estilo rogue contamos con un ninja (que corre como Naruto) y nos será difícil seguir la velocidad de sus dagas. También cuerpo a cuerpo, un monje con habilidades de ataque en área a bastón y látigo que dinamizarán muchísimo el combate y, para acabar, un inamovible tanque de pesado martillo y amplia barra de vida. No es necesario levear al máximo a todos los personajes, puedes centrarte solo en los que se adapten a ti. En mi caso acabé echándole horas para disfrutar con todos porque no solo les coges cariño, sino que acaban creando sinergias interesantes cuando los combinas.

Mientras estás en casa aparecen diversos diálogos sobre los miembros de la familia que irán cambiando y evolucionando conforme la historia avance y que permitirá profundizar en su estado emocional. Recomiendo encarecidamente pasar tiempo en familia y esperar para leerlos antes de bajar de nuevo a la mazmorra porque dan mucha vida a los personajes y realmente son muy divertidos. Los diálogos resultan muy acordes a la edad y características de cada uno de ellos, por lo que rebosan muchísima personalidad.

A diferencia de otros títulos donde personalizas a los personajes a través del árbol de habilidades, en Children of Morta simplemente debemos preocuparnos por decidir cuál comprar antes. Ninguna habilidad es excluyente, todas son útiles y al final acabarás desbloqueando prácticamente todas las del personaje que estés llevando. Esto puede decepcionar a jugadores más amantes del Tablero de Esferas del Final Fantasy X, pero he de decir que a largo plazo todas las habilidades merecen la pena y al no ser realmente tantas es de agradecer que no te limiten las opciones.

El modo cooperativo permite solo dos jugadores y ajusta la dificultad del juego a la perfección. La curva de dificultad es adecuada y da sensación de crecimiento y evolución al jugador. Al contrario que otros roguelike en los que al morir pierdes todo el progreso como Enter the Gungeon, aquí cada vez que “mueres” no empiezas desde el principio sin más, sino que vuelves a casa con tu familia. Conforme avance la historia y vuelvas a casa de las mazmorras, irán sucediendo diferentes escenas de cómo la familia afronta no solo su destino, sino también sus preocupaciones personales, sentimientos, dudas o momentos de felicidad. Cada ciertos niveles los protagonistas desbloquean talentos (mejoras pasivas) que sirven de utilidad al resto de miembros de la familia. El de John, el padre, consiste en aparecer y bloquear un golpe mortal; o el de Linda, la hija mayor, que aumenta la velocidad de movimiento. Mediante el morv (moneda de juego) podremos mejorar nuestras posibilidades de éxito. Para ello contamos con dos miembros no jugables de la familia: la abuela Margaret y el tío Ben. Él nos permitirá invertir en mejoras de armadura, daño, posibilidad de crítico, suerte, etc. mientras que ella nos ofrece bonificaciones en la obtención de experiencia, morv o el uso de los obeliscos (mejoras temporales que van apareciendo a lo largo de las mazmorras).

Children of Morta ha destacado por su espectacular pixel art. Los escenarios están cargados de detalles y cada animación está llena de vida. En contraste, el apartado musical no destaca especialmente, acompañando al juego sin aportar ningún tema memorable. Un importante punto a favor, al igual que en Bastion de SuperGiantGames, es la presencia de un narrador inolvidable de voz profunda que nos relata los sucesos de la familia con gran elocuencia y que acaba siendo un miembro más de la familia.

Si os interesa podéis conseguir el juego alrededor de 25€, según la plataforma. Según la web How Long to Beat, la historia principal y todos los objetivos secundarios pueden daros veinte o más horas de juego que os aseguro que merecen la pena. Recomiendo encarecidamente jugarlo en compañía, sin preocuparos por la dificultad; no tendréis problema aunque sea vuestro primer roguelike. Es una experiencia que merece ser compartida pero que es igualmente entretenida en solitario. De cualquier manera, ¡disfrútalo y siempre podrás buscar a alguien más que presentar a la familia!

 

Cómprame un café en ko-fi.com Become a Patron!

Angela Garrido
Angela Garrido

Educadora Social y sexóloga. Me encanta leer cómics mientras tomo café en mi taza de Pusheen o disfrutar de jueguicos en el sofá con mi gato encima. En mi tiempo libre juego a rol de mesa y en vivo. Sigo esperando el Portal 3.

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: