No te olvides la toalla en The Touryst

No te olvides la toalla en The Touryst

13/02/2020 | Azka | 2 comentarios

Todavía faltan unos meses para el verano pero cualquier momento es bueno para irse de vacaciones a unas playas paradisíacas y tumbarnos al sol sin hacer nada de nada. Ah, la vida contemplativa, quién la tuviera. Nuestro protagonista en The Touryst, desarrollado por Shinen para Nintendo Switch, la tiene pero se ve que no le es suficiente. Nuestro exigente amigo quiere más, él quiere aventuras también, él quiere poner en riesgo su vida cada cinco milisegundos dentro de unas ruinas antiguas llenas de retos, trampas y monstruos, y de camino que a mí me dé un ataque intentando salvarlo sin mucho éxito.

Bueno, pero no adelantemos acontecimientos. Dejadme presentaros al protagonista, un señor del cual no tenemos nombre pero que tiene unas pintas ochenteras que tiran p’atrás: tupé, patillones, bigotazo y gafas cuadradas. Todo esto aderezado con una camisa hawaiana. Pero que no os engañe su look de turista desfasado, su capacidad para la aventura y para enfrentarse a cualquier reto que se le ponga por delante son dignas de leyenda. Aunque en realidad va a ser vuestra maña, ya que seréis quienes manejéis los controles.

 

The Touryst 1

Perfeccionando el arte de lanzar sin despertar a la bestia de piedra

El personaje es realmente llamativo, pero no menos que su entorno. Un juego muy colorido, con un diseño voxel que hacen que no pueda evitar acordarme de los Legos con toques del remake de Link’s Awakening. Y además se ve supernítido, y usa el efecto blurry para la lejanía manteniéndose estable en unos 60 FPS. Exactamente el tipo de calidad que quiero en mi Switch. Los entornos isleños son variados a su manera, mucha palmerita y playas pero con diferente temática: unas islas son más tranquilas, otras más fiesteras, otras muy étnicas… O incluso las hay lluviosas. Y todo muy interactivo, muy vivo: desde el entorno natural que se agita a nuestro paso hasta el mobiliario que podemos usar. ¡Si saltas encima de la gente bota! (Estaban ahí quietos tumbados al sol durmiendo… ¡No me juzguéis!).

La motivación de nuestro personaje no la veo clara, parece simplemente que quiere hacer todo lo que pueda en sus vacaciones. Y cuando digo todo, quiero decir TO-DO. El hilo conductor principal, lo que será la historia, tiene que ver con nuestros descubrimientos de los monumentos y ruinas antiquísimas que encontraremos en las diferentes islas. Todo bien señalizado, enfocado a las visitas turísticas, hasta que nos colamos dentro de ellos y se lía parda. Paralelamente tendremos muchos retos y minijuegos que nos aportarán gloria y grandes sumas de dinero. Son de lo más variados, me ha encantado esto. Van desde hacer fotos o conducir un dron, pasando por tocar un tambor o surfear. ¡Nuestro turista se apunta a todo! Ya si eres capaz de conseguir las máximas puntuaciones y superar cualquier objetivo dependerá de tu habilidad y paciencia.

The Touryst 2

Resolviendo puzles de las ruinas también bajo el mar~

Pero con ninguna actividad he sufrido tanto como con los monumentos. Dentro de ellos nos sentiremos como auténticos Indiana Jones. Descubriremos reliquias antiguas del pasado que no parecen tener intención de dejarnos ir fácilmente con vida. Cada monumento tiene sus propios puzles y mecánicas, muy interesantes de descubrir y un placer superar, pero el plataformeo es uno de mis puntos débiles y aquí he padecido muchísimo. Además, en un alarde por fastidiarnos un poquito más, nuestra cámara estará limitada en perspectivas, con lo cual caerás de tu plataforma más de una vez por no ver bien las distancias. Aunque por otro lado también debo decir que hay ocasiones que no tienes tiempo de andar tocando la cámara, ese monstruo no se va a parar a que termines de ver mejor para evitar hundirte en la miseria y morir. Lo bueno es que tras la muerte reapareces automáticamente en la entrada de esa sala, no tienes que rejugar las anteriores, pero tampoco puedes guardar a mitad cuando ya has derrotado al ser asesino y aún necesitas poner el item especial en la ranura de la puerta de la siguiente sala sin caerte. Lo que hubiera dado yo por poder guardar cada cinco segundos…

Pero que no os asuste mi torpeza, la dificultad no es alta y la variedad hace que no tengas problemas con todos los desafíos. Tal vez con alguno en concreto, pero nada más. En unas cuatro horas puedes pasarte el juego, unas seis aproximadamente si vas a por el 100%. El mismo juego te dirá cuánto llevas, mostrando el tanto por ciento en la pantalla de carga y guardado. Este porcentaje incluye los retos optativos, por supuesto, y puedes finalizar el juego sin tenerlo completo. Es una pena que lograrlo todo no cambie el final de ninguna forma, y solo sirva para tu propio disfrute.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El tema musical no nos acompaña de forma permanente sino que tendremos una inmersión y concentración mayor en su ausencia, pero sin faltar los sonidos propios del entorno: las olas, los pájaros, la vegetación, los truenos… En momentos concretos sí que tendremos melodías, por ejemplo en los museos, y en uno de los retos incluso podremos elegir la música pinchada llevando nuestros propios discos. Nada como una fiesta en la playa y que el DJ ponga tu canción favorita.

The Touryst en general es una delicia. Visualmente precioso, muy entretenido y adictivo, con poca historia pero no por ello menos interesante, y con un final bastante impactante. Yo lo recomiendo y agradezco a los patrones su sabia elección. Lo he disfrutado mucho aunque también haya sufrido, especialmente con un boss que me tuvo una hora repitiéndolo hasta que me salió. Pero como ya os he comentado no es un juego difícil, es que las plataformas contrarreloj y yo no nos llevamos muy bien. Bueno, tampoco está mal salir a veces de tu zona de confort. Pero para los que sí están habituados a este género puede que les sepa a poco. Eso sí, aunque pequeño está hecho con mucho mimo y tiene sus secretitos por ahí escondidos para obligarte a pararte un poco y mirar mejor todo ese entorno natural que te rodea. Y tal vez esas ruinas no sean tal cosa…

Cómprame un café en ko-fi.com Become a Patron!

2 comentarios
dioars
dioars 14/02/2020 a las 7:34 am

Es hermoso y relajante, pero me hizo sufrir con el plataformeo. Que bien corre en la switch!

Azka
Azka 14/02/2020 a las 5:52 pm

¡¡¡Sí!!! I feel you totalmente 😉

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: