Kofi Quest: Alpha MOD – Carga la partida y sal, anda

Kofi Quest: Alpha MOD – Carga la partida y sal, anda

¿Alguna vez habéis pensado qué sería vivir en un mundo de fantasía “típico”? El de dragones, guerreros, gremios de todo tipo, invocaciones que quitan el habla, tierras conocidas y tierras inhóspitas con aventuras inimaginables… Ya sea que sí o que no, no todo el mundo va a ser La Persona Elegida Para Salvar el Mundo, tendrán que dejar hueco para la vida tranquila. O más bien, la vida vaga. Entonces, ¿cuál sería la mejor aventura para alguien al que, incluso en un típico-mundo-de-fantasía, le cuesta salir del sofá? Probablemente la que nos presentan en Kofi Quest: Alpha MOD.

Kofi Quest: Alpha MOD es un juego de aventuras, puzles y gestión de tropas en tiempo real nacido de la webserie de YouTube Kofi, desarrollado por el equipo español Loftur Studio, y que salió adelante gracias a una campaña exitosa en Kickstarter. Estamos en un mundo de videojuego de fantasía, y Kofi, un mercebinario (nombre para todos los aventureros de videojuego) nivel 1 de Barriobosque, y su invocación Limón, parecen muy cómodos en su casa, sin subir de nivel, tirados en el sofá y jugando a videojuegos. Hasta que ocurren dos cosas: 1. Se les rompe la consola. 2. Su vecina les convence para entrar en un programa para guerreros de nivel 1, entre ellas una misión para impedir que los orcos sigan molestando en las afueras de Barriobosque. Tras esta misión conoceremos a Chai, un monje que nos promete mucho dinero si conseguimos recuperarle una botella perdida al otro lado del bosque. Y lo que parece ser una misión facililla de escolta escala a lo que será una aventura con todas las letras.

vlcsnap-00005

Un cuadro renacentista, casi

La magia de la historia de este juego no es tanto el qué (que tampoco es malo, no me malinterpretéis), sino el cómo se ejecuta a lo largo de las 16 horas que me ha durado. El humor, las situaciones absurdas y las referencias meta, tanto sobre el propio universo del juego como del videojuego en general, están siempre presentes y siempre son bienvenidas. Por supuesto, también hay momentos serios o de aprieto que también se respetan, pero este juego brilla en el humor y los chascarrillos. Muchos de los personajes son referencias a otros videojuegos, pero no quita que no se valgan por sí mismos, o que por otro lado se agarren a esa referencia como un clavo: el equipo ha sabido cuándo enfrentar esa referencia o darle la vuelta. La escritura está apoyada por una cuidadísima actuación de doblaje y la cual ha elevado mi experiencia con este juego. Es de agradecer que, de un primer juego salido de una desarrolladora pequeñita, hayan cuidado este apartado y que, en general, hayan aportado un doblaje tan bonito, desde Kofi y Limón hasta el último NPC. Pero Kele, has dicho que este videojuego está basado en una webserie, ¿es necesario verla para entenderlo? No, previo a jugar no había visto ningún capítulo y la historia la he disfrutado igual de bien, no me he sentido perdida en ningún momento.

El gameplay se puede dividir en las secciones de puzles y las de combate. Kofi, además de luchar y poder invocar a Limón —el limo cansado de la vida— y a Wargo —el mejor y único perrete de todo el juego—, tiene un cuerno con el que podrá invocar a diferentes tipos de tropas que le ayudarán a superar las diferentes zonas. No de forma infinita, claro: dependemos de los puntos de motivación, que se consiguen tras ir venciendo enemigos. Al principio tendremos solos unidades a melé y unidades a distancia, que luego se irán ampliado a magos, ingenieros, topos… cada uno con sus habilidades y características propias. No solo sirven para el combate, sino que varias de las “tropas” consiguen destacar más en los puzles, o en general hacerte la vida mejor. Por ejemplo, los ingenieros no pegarán mucho, pero pueden arreglar puentes, desactivar pinchos o torretas enemigas. Todo esto recordando que estamos en una súper misión de escolta. El resto de personajes no importan, Kofi puede reaparecer (con contadas excepciones) y reinvocar a las tropas si tiene la motivación necesaria, pero si muere Chai, vuelta a empezar desde cero. Y frustra, mucho. Muchos de mis Game Over (y la razón por la que el juego casi me ha durado 20 horas cuando en realidad es más corto) es Chai ha muerto y no me he dado cuenta y no sé cómo, socorro. No ayuda que muchas de las secciones de combate, y sobre todo los jefes, griten caos por los cuatro costados. Cantidad no implica calidad, y cuando todo el control y el cuidado de casi 20 seres virtuales recae en mí, me he encontrado más a gusto controlando pocos personajes bien, aunque con eso fuera a tardar mucho más. Además, muchas veces las secciones de puzles siguen bebiendo de esa idea de lo meta, de hablar del juego en el juego, y de verle las costuras a tu propia estructura lógica lo cual no solo me encanta, sino que me ha enseñado varias ideas potentes.

vlcsnap-00001

Además de intentar gestionar —como mínimo— a este trío, también hay que gestionar el dinero y el inventario. Antes de que él te gestione a ti

Dentro del apartado más artístico, muchas de las canciones, más ambientales que otra cosa, no me han fascinado del todo, pero tampoco me han molestado, aunque algunas ya han sido asociadas a la sensación de frustración del combate. Por otro lado, en una nota más positiva, el estilo de dibujo tirando más a lo simple y concreto, el color (ni muy saturado ni muy pastel) y el diseño de sus personajes le van como anillo al dedo. Hay una gran variedad de diseños de personajes, tanto masculinos como femeninos, humanos o de otras razas que son de agradecer.

Para concluir, y si tuviera que enviar un mensaje muy resumido al estudio sobre Kofi Quest: Alpha MOD es que aquí hay potencial. Hay ideas muy interesantes, sobre todo en el gameplay y su carácter meta, pero que no se desarrollan tanto, hay un humor que funciona y es coherente durante toda la historia, los personajes son graciosos con un apartado de voz que le da un cierre fenomenal; pero luego, el combate, unido a ser una eterna escolta de un personaje débil, puede frustrar a unos niveles que no todo el mundo va a tolerar. Sin embargo, en general, con lo bueno y lo malo, se nota el mimo, el cariño y el buen hacer tras cuatro años de desarrollo de un grupo pequeño con, por supuesto, muchos límites. Pero bueno, ya habéis estado demasiado tiempo sentados mirando la pantalla, o bueno, quizás os podéis quedar un rato más… ¡Limón, sal de mí ya!

vlcsnap-00002

Gracias a Loftur Studio por la clave.

Cómprame un café en ko-fi.com

kelerele
kelerele

"No estoy muerta, estoy en alguna mazmorra de parranda. O escribiendo, que quién sabe con estos tiempos". Me puedes encontrar como @anus_kele en Twitter.

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: