Si te apetece un bucle en el tiempo al menos busca a un acompañante mejor

Análisis de Randal’s Monday

Análisis de Randal’s Monday

26/05/2020 | FriKitty | 1 comentario

Como muchos de vosotros, acumulo una enorme montaña de juegos comprados sin estrenar, y decidí clasificarlos en cortos y largos. No tengo ganas de meterme en un pozo ahora mismo, así que me estoy dedicando a jugar los cortos. Entre ellos se encontraba Randal’s Monday, que no recuerdo si lo compré, me lo regalaron o estaba gratis, pero ojalá sea lo último.


Randal’s Monday (2014) es una aventura gráfica muy del estilo de las clásicas (gráficos aparte), desarrollado por Nexus Game Studios. Yo quería que este juego me gustase, porque es español, y el ligero nacionalismo absurdo que no quieres tener pero acabas teniendo cuando una compañía española saca un juego me atacó al cocoro. Pero es que es malo con avaricia.

Empecemos por el primer gran problema de este point and click: es turbocuñao. Bebe muchísimo del estilo de las aventuras gráficas antiguas, como Monkey Island, pero añade un «humor» que bien podríamos encontrarnos en The Big Bang Theory. Y no es una cuestión de época, ¿eh? The Secret of Monkey Island salió en los noventa y, aunque tampoco vamos a decir que sea feminista ni revolucionario, se ahorraba cosas que Randal’s Monday mete por ser edgy. Los chistes y sucesos machistas, homófobos, capacitistas, gordófobos y racistas son constantes, diría tránsfobos también si me acordara a ciencia cierta de que sale algo.

Muy sutil

El segundo problema es que, quitando las partes ofensivas, tampoco es gracioso. Exagera a sus personajes para hacer gracia, los trata como meros estereotipos para que te rías, y lo único que consigue es que te den exactamente igual o te irriten. Su otra fuente de «humor» son las referencias a la cultura geek, que hasta las que he pillado (otras no) no tenían ninguna clase de gracia. Incluso en TBBT se cortaban un poco con eso comparado con este juego. Y bueno, de hecho la misma premisa de la historia es una referencia a una película, Atrapado en el tiempo (o Groundhog Day), donde un señor repite una y otra vez el mismo día sin que nadie excepto él lo recuerde.

Nuestro protagonista, Randal, comienza en un bar de mala muerte con su amigo, Matt, y la prometida de su amigo, Sally, celebrando que se acaban de comprometer. Cuando ella se va a traer más cerveza, Matt le enseña a Randal el anillo de compromiso que le piensa regalar a su novia. Dice que se lo ha dado un sintecho a cambio de un dorito, y que emana una especie de energía misteriosa que te da ganas de quedártelo para ti (apenas es esto una referencia a El Señor de los Anillos). También está maldito, según el sintecho. Lo que ocurre es que Randal, descrito desde la intro como cleptómano, aprovecha que su amigo está como una cuba y distraído y le roba la cartera, con el anillo dentro. A partir del día siguiente, el lunes se repetirá infinitamente para Randal.

El primer lunes no lo sabemos, claro, y la historia nos lleva a vender el anillo por una pasta (qué gran amigo, Randal). También nos despiden por ser un completo inútil en el trabajo, y poco después Sally nos llama muy nerviosa. Al ir al piso de Matt, descubriremos que el pobre hombre se ha suicidado, mayormente por influencia del anillo maldito y por haberlo perdido súbitamente. Randal está triste un total de dos segundos, y luego pasa bastante de su culo. Cuando al día siguiente se da cuenta de que vuelve a ser lunes, y que todo esto está relacionado con el anillo, nuestra misión pasará a ser, primero, recuperarlo; y segundo, impedir que Matt muera. Recuperarlo porque, aunque nadie recuerda nada de lo que pasó «ayer», todos los objetos que tocas se mantienen: los de tu inventario, los que perdiste, y todo lo que has modificado en los escenarios. Por ejemplo, tu casero te exige el dinero del alquiler, así que una vez se lo has pagado pierdes el dinero, al día siguiente no lo tienes, pero el casero no tiene este recuerdo y por tanto te lo exige otra vez.

Cada día que pasa y cada lío en el que nos metemos cambia la realidad de forma cada vez más rara, ya que aunque nadie recuerda que «ayer» hicieras nada, el universo se ajusta de forma que todo lo que cambiaste tenga una explicación hoy para estar así. También cambia cada día la forma de morir de Matt, una de ellas bastante gore. Os diría que tuvierais cuidado si sois sensibles, pero en realidad no hace falta, porque no deberíais jugar a esto, en general.

xd

Una de las cosas más asquerosas (y de la que no tengo captura) es lo que ocurre con la camarera del bar. Al principio de la historia está dibujada para resultar fea: dientes separados, labios grotescos, nariz exageradamente grande, y tetas pequeñas (porque por supuesto). Conforme va cambiando la realidad, la dibujan más estereotípicamente buenorra: nariz pequeña, dientes rectos, y se le inflan las tetas. Por si fuera poco, Randal los primeros días la humilla constantemente por no ser atractiva, y al final del todo no puede controlar las babas.

Randal es realmente el mayor cretino que manejaremos jamás. Podríamos decir que la narrativa se «ríe» de él, porque es un poco pringao y no le sale todo bien ni mucho menos. Pero realmente encarna este papel de pillo, de personaje supuestamente gracioso y canallita que más o menos se sale con la suya. Y no es más que un capullo machista, mal amigo, bully de manual, aprovechado y totalmente carente de empatía. No es ni será el primer personaje protagonista de esta calaña, pero sí el más exagerado que veo en mucho tiempo.

Otro fallo gordo es la jugabilidad, aunque tiene su par de puntos buenos. Primero voy a dejar claro que las aventuras gráficas de las de antes no son mi cosa favorita en cuanto a mecánicas, y que seguramente hay público para ellas que no soy yo. Los puzles son muy rebuscados y es un peñazo hacerlos, pero también lo eran Monkey Island, e imagino que han querido específicamente hacer eso. El problema viene cuando vas a buscar una guía y te aburres porque los chistes son malos, la historia un truño, y encima tu personaje necesita urgentemente una animación de andar deprisa, o una opción de viaje rápido. Tampoco ayuda que los diálogos se alarguen más que un post escrito por mí.

La parte buena: han decidido no imitar de las aventuras gráficas viejas esto de poder joderte la partida porque se te ha olvidado un objeto ahora inaccesible, y tampoco puedes morir. Además, hay una opción de ver todos los elementos con los que puedes interactuar en la pantalla. Pondría como cosa buena que hay pistas incorporadas, pero en cuanto le das te dan un logro llamado «Gallina» (cosa irónica, porque si eres un tru gamer querrás todos los logros, ¿no?), y cada vez que quieres desbloquear una pista le tienes que dar a un botón que dice «Matar a un gatito». Puedo oler desde aquí la habitación cerrada y los doritos.

Realmente no tiene mucho más que rascar. Todo mal. Los gráficos imagino que estarán hechos en Flash o como mínimo con una técnica similar, no muy bien animados, especialmente cuando los personajes interactúan con objetos, y el estilo de dibujo te grita «animación edgy de Internet viejo».

Dos cosas que salvo: la música y el doblaje. La música no es especialmente buena ni nada, es rock ligerito muy de fondo y no destaca, pero tampoco es mala, ni molesta. El doblaje, por otro lado, me ha sorprendido para bien. La gran mayoría de actores que aparecen son bastante famosos en el mundo del doblaje español, estoy segura de que si sois de España os sonarán. Quizá no por el nombre, pero buscadlos: David Robles, Fernando Cabrera, Mar Bordallo, Vicente Gil, Eduardo Gutiérrez, Carlos Ysbert, Ramón Langa, entre otros. Y de narrador, Pepe Mediavilla. Yo creo que el presupuesto se les fue en esto. También ayuda a meterte en la ambientación de «esto es como una sitcom estadounidense» que salgan tantos actores de doblaje que conocemos precisamente por eso.

Imposible que estos dos decepcionen, ¿verdad? Pues lo hacen. Tremendo aburrimiento con sus interacciones

Eso sí, voy a tener una queja rebuscada. En una parte salen Jay y Bob el Silencioso, personajes que aparecen en varias películas de Kevin Smith. Y aunque sus películas vienen dobladas de aquella manera al español, y cada una donde aparecen estos dos tiene a diferentes actores doblándolos, no han podido incluir a ninguno de ellos para ponerle la voz a Jay en este juego. No sé si por falta de dinero, de disponibilidad o de que no lo intentaron, pero qué bajona.

Pero bueno, ya está. Si queréis ver cómo el casero tiene la voz de Homer Simpson mejor que os miréis un gameplay en YouTube. Os recomiendo uno sin comentarios del que lo esté jugando, ya que los fans de Randal’s Monday son casi tan insoportables como el juego mismo.

Cómprame un café en ko-fi.com

FriKitty
FriKitty @FriKitty

25 años. Dibujera de día, viciada a los jueguicos de noche. No hay vergüenza en mirar la guía. He dejado de contar mis juegos de Steam porque me siento culpable.

1 comentario
Momar
Momar 29/05/2020 a las 8:59 pm

Pues mira, creo que estuve a puntito de pillarme este juego, creo que para Android, y al final no lo cogí. Gracias por decir que hice lo correcto.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: