Análisis de Ever Forward

Análisis de Ever Forward

Ever Forward es un videojuego de puzles desarrollado por Pathea Games, un estudio indie que quizás conozcáis por otros títulos como Super Buckyball Tournament (SBT), Planet Explorers o My Time at Portia. Actualmente el título solo se encuentra disponible para PC.

En esta ocasión, nos presentan una aventura de la mano de Maya, una niña aparentemente atrapada en un extraño mundo entre la realidad y la imaginación. A través de una serie de puzles deberemos ayudar a esta pequeña a escapar de aquí, mientras recuerda —o nos muestra— fragmentos de su pasado.

Ever Forward comienza en una isla. En una playa que en un primer momento me hizo recordar el inicio de RiME por su tremendo parecido. Sin introducción ni tutorial, comenzaremos a movernos con Maya —bien con mando, bien con ratón y teclado— y enseguida encontraremos una especie de edificio derruido que, al acercarnos, nos transportará al primer escenario de puzles.

Al acceder a la sala de puzles podremos volver a la isla a través de una puerta o resolverla buscando la forma de avanzar y salir, que es lo propio. Estos escenarios consisten en una especie de lugares de realidad alternativa donde deberemos conducir a Maya de un punto a otro, generalmente, sin ser descubierta por los Randy bots, utilizando algunas cajas, pulsadores, ascensores y otros elementos del entorno. Al resolver la sala, se nos mostrará una cinemática y volveremos a la isla, donde se habrá desbloqueado un nuevo camino.

Por su parte, los Randy bots son una especie de robots de vigilancia que utilizan tecnología basada en la detección de movimiento dentro de un área determinada. Para preparar nuestra estrategia deberemos observar el movimiento o zona de actuación de los Randy bots, lo cual nos resultará sencillo gracias al foco de luz que proyectan. Si el foco de luz es azul, el bot se encuentra en estado de vigilancia relajada, si la luz es roja, el bot está en alerta. En caso de alertar al bot con nuestra presencia directa, acercándonos demasiado o haciendo algo de ruido, nos buscará durante un breve periodo de tiempo y, en caso de que nos encuentre, volveremos al último punto de guardado.

Por suerte, el juego nos permite ir creando puntos de control siempre que queramos, de forma que podamos asegurar nuestros pasos. Y en caso de que hayamos creado un “mal” punto de control y queramos probar otra estrategia, podremos reiniciar el puzle. También cuenta con función de autoguardado.

Maya escondida tras un muro sujetando un cubo. Los Randy bots la están buscando.

Algo que me ha gustado especialmente de Ever Forward es que los puzles pueden llegar a ser frustrantes, pero siempre en su justa medida. El nivel de desafío va aumentando sala tras sala, pero nunca llega a suponer un problema. Como en buena parte de este tipo de videojuegos, la clave radica en el ensayo-error, la paciencia y saber cuándo nos hemos empeñado en repetir la misma estrategia en lugar de probar una nueva.

Por otro lado, aunque el juego cuenta con la opción de solicitar un consejo, la realidad es que estos pueden no ser demasiado orientativos en ocasiones, diciéndonos algo que ya habíamos deducido por nosotras mismas antes de quedarnos atascadas.

Estos consejos se pueden activar canjeando hojas. Y dichas hojas las obtendremos al realizar algunas acciones o encontrar determinados elementos en la isla. Esto anima a las jugadoras a explorar el mapa principal en busca de este tipo de secretos, lo cual, sumado a la música relajante, el precioso paisaje y la propia Maya, es toda una experiencia.

Se nota el mimo invertido en la creación de los escenarios, tanto la isla como las salas de puzles, cuidando cada detalle del entorno, así como el diseño y movimientos de Maya. Y el mismo cariño se aprecia en las cinemáticas que nos cuentan la historia de nuestra protagonista. Pequeños fragmentos en los que veremos cómo una niña y su madre viven una especie de confinamiento. Ideal para los tiempos que nos ha tocado vivir.

A través de estas secuencias, que iremos desbloqueando al superar las diversas salas de puzles, conoceremos mejor a Maya y a su madre, así como la relación entre ambas e incluso podemos intuir el motivo del confinamiento al que se hallan sometidas. Y no, no parece que tenga que ver con el coronavirus.

A lo largo de la aventura, Maya irá acompañada por un pequeño cubo robot volador o CPQ, que mientras exploramos la isla hará cosas que no siempre supe interpretar, pero que, en cualquier caso, nos invita a prestar más atención al entorno. Asimismo, podremos llamarlo y volar a lo largo de la sala de puzles, hasta dar con el punto que inicia el escenario para resolver.

Maya en la isla con uno de los edificios que conducen a salas de puzle sin resolver.

Ever Forward se encuentra disponible en varios idiomas, entre ellos el español. Aunque al final del juego tuve que tirar de conocimientos de inglés, porque había fragmentos de las cinemáticas sin traducir. En cualquier caso, tanto el idioma como otros ajustes relacionados con la imagen, el sonido, información sobre los controles, etc., se encuentran recogidos en un intuitivo menú de configuración. También cuenta con varias casillas de guardado.

En general, este título me ha parecido una experiencia maravillosa de principio a fin. Quizás los fragmentos de historia me sabían a poco en algunos momentos, pero eso simplemente me animaba a continuar jugando para saber más. Con el plus de que el juego no es excesivamente largo y permite incluso rejugarlo. La balanza entre desafío y frustración a la hora de afrontar los puzles está bien equilibrada y el hecho de que Maya vaya acompañada por el CPQ me ha recordado gratamente a NieR: Automata, lo cual no sé si fue algo premeditado por parte de los desarrolladores o simplemente una casualidad.

He disfrutado recorriendo la isla de arriba a abajo, incluso cuando no era necesario. Me he dejado envolver con la melodía mientras lo hacía y he desarrollado un cariño especial hacia Maya.

Clave de prensa facilitada por Pathea Games.

Cómprame un café en ko-fi.com

Aonia Midnight
Aonia Midnight @AoniaMidnight

Curiosa, reflexiva y torpe // Palomitas y cerveza // Mi mente está llena de mundos en los que evadirme de la realidad // Nothing is true, the cake is a lie

2 comentarios
Kirozgz
Kirozgz 05/09/2020 a las 3:48 pm

Excellent article, congratulations

Aonia Midnight
Aonia Midnight 05/09/2020 a las 6:08 pm

Thanks! ^_^

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: