Baes of the Year 2021

Baes of the Year 2021

¡Las pantallas de la redacción se llenan de corazones un año más! Os traemos los personajes (o cosas, ejem) que hemos conocido o revisitado este año y nos han conquistado. Porque, ¿a quién no le va a gustar hablar del BAE de su videojuego? Llegan los Baes of the Year 2021.

Darkor

Las siguientes líneas que escribo son algo que jamás pensé que escribiría, pero es que este 2020-2021 se ha hecho muy largo, y una toma decisiones cuestionables. Como (re)jugarse la saga Kingdom Hearts entera.

La carne es débil, y Square Enix me tiene agarradísima (de la cartera principalmente). Cierto es que la saga se hace de querer fácilmente y es un pequeño rinconcito feliz donde es imposible ponerse triste porque Sora está siempre ahí, sonriendo. Pero he dicho al inicio que vengo a hacer durísimas declaraciones, y no es la primera vez que menciono a Sora como BOTY (en el aspecto maternal, que lleva diez años teniendo quince años, más o menos). Y es que este año he visto la luz. 2021 es el año de las sorpresas y de ver más allá del odio y de redimirse (o algo así).

Y es que este año mi Bae of the Year es… Tetsuya Nomura.

Ya sé que todos estos años le he maldecido, mi reacción ante su nombre era apretar el puñito con rabia y desear que se alejara de todos los juegos que me gustan. Pero como digo, este año he podido disfrutar de la saga Kingdom Hearts al completo del tirón. Sin pausas de años entre juegos y bailes de consolas. Todo junto para la PS4. Y han pasado dos cosas. La primera descubrir que la historia de Kingdom Hearts no está tan mal planteada como siempre pensé, es sólo que ha sido una locura de seguir. La segunda es que Kingdom Hearts Dream Drop Distance es una obra maestra. No sólo es uno de los pocos juegos que ha sabido aprovechar de verdad el panel táctil del mando de PS4, sino que la forma de integrar la narrativa, la historia y las mecánicas en el juego me han resultado una genialidad.

Así que, a pesar de mi yo del pasado, no puedo dejar de pensar en esta saga y como Nomura ha creado algo que lleva dándome alegrías y penas durante más de diez años y lo mismo va siendo hora de que se lo recoznoca(mos).

Akusokozan

Una vez más, la redacción de Todas Gamers se convierte en una sala de gente culta debatiendo sobre qué personajes o qué juegos han sido los más distinguidos (aunque otra comparación sería la de dos ratas peleando por un churro con música de Linkin Park de fondo). Y dado que este año ha durado más que un día sin pan (desde la Filomena a las vacunas y todo lo que hay entre medias), siento que he jugado a mil cosas pero a la vez ninguna. 

Entre todos esos juegos y personajes que nos han introducido este 2021, mi BOTY de este año va para Astarion, el vampiro guaperas de Baldur’s Gate 3. Astarion es un descarado, un caradura, y le da al personaje principal más problemas que soluciones. Pero también flirtea como si hubiese nacido para ello, tiene un sentido del humor tan negro como el mío y es guapo hasta decir basta. 

Cuando conocemos a Astarion, se hace el loco con respecto a su vampirismo y… bueno, no es que sea muy difícil saber que lo es. A su piel le falta brillar a lo Crepúsculo, sus dientes son claramente no humanos y viste como un victoriano. Y aun así, tiene la audacia de ocultar su vampirismo hasta que lo descubrimos intentando chuparnos la sangre. 

Por lo demás, y ya que Baldur’s Gate 3 está aún en desarrollo y no lo veremos completo hasta que pase un tiempo, Astarion y su estúpida y sensual personalidad mantienen mis ganas de aguantar la espera con mucha ilusión.

Astarion y su dichoso smirk

RocketDea

Advierto que este texto será un batiburrillo de ideas, como ha sido el proceso para decidir mi BAE del año. Y es que, mi SOTY ha sido Aloy y me parecía hacer trampa repetir. Así que aunque admito que mi BOTY real es para esta tremenda señora que se dedica a trepar montes y cazar y cabalgar máquinas, he tenido que valorar otras opciones. Y la dificultad ha sido precisamente esa: ¿de verdad tengo otras opciones? La respuesta simple es no, pero si soy justa, he disfrutado de más personajes que me parecen tremendes BAEs. He barajado cuatro nombres:

El primero que pensé fue Miles Morales porque el chaval es un encanto, pero era incapaz de considerarlo seriamente porque por muy majete que sea, por muchos gatetes que salve y lleve en la mochila, no deja de parecerme lo que es: un adolescente.

Y con esta misma problemática pasamos a la siguiente opción. Makoto Nijima es, sin duda, mi ruta preferente en materia de relaciones de Persona 5 (si obviamos a Takemi y lo extraño que resultaría vincular a un protagonista adolescente que hace de sujeto de prueba para una doctora con un pasado aparentemente turbio). Y es que Makoto es inteligente, empática, terca y me parece muy simpática e inocente la forma en que trata de relacionarse con su entorno y hacer amistades. Pero, como ya he dicho antes, tiene el mismo problema que Miles: demasiado adolescente.

Así es como llegamos a la tercera opción. Un chico dulce, divertido y extrovertido con un sueño noble como pocos en Orsterra. Me estoy refiriendo al bueno de Alfyn, el boticario multitareas de Octopath Traveler. El chavalín me cae maravillosamente, pero de nuevo me encuentro con algo que no me convence. Los personajes y las tramas de este juego se me antojan sencillas, simplonas, y no llegan a atraparme lo suficiente por mucho que haya disfrutado de ellas.

Y finalmente llegamos al personaje que sí es mi BAE de 2021, y probablemente de años anteriores también porque llevo tres años seguidos volviendo a su historia. Estoy hablando de Lilith, la sirena más badass (con el permiso de Maya) de Pandora. No me canso de ella por muchas veces que la vea hacer arder bandidos y soldados de Hyperion con sus alas de fuego. Su sentido de la justicia, aunque pueda ser bastante (muy) cuestionable, y la relación que tiene con sus compañeros con ese particular sentido del humor logra que quiera volver a ella. Lilith fue la primera buscacámaras que jugué y siempre, siempre, la adoraré. Además, el modo en que trata a Tina, que espera que Roland vuelva para jugar a Assault on Dragon Keep, me parece enternecedor. Lilith siempre en mi corazón.

PD: También podría haber hecho trampas y decir a Vi, pero este año he jugado poco a League of Legends y lo estaría diciendo por Arcane. Eso sí, Vi lo merece todo.

Lilith, de la saga Borderlands

Azka

Dedicando mi tiempo mayormente a juegos cuquísimos hace que me resulte un poco difícil, o tal vez demasiado fácil, elegir mi BOTY de este 2021. Y es que Boyfriend Dungeon sería el juego que claramente concentra todas mis candidaturas de este año. Aunque me encantaría volver a nominar a Astarion… Bueno, de eso se encargan mis compañeras. 

Como habéis podido ver en los directos, y si no os recomiendo echarle un ojillo que los tenemos en Youtube, en Boyfriend Dungeon podremos conocer y enamorarnos de gente muy variada, pero mis favoritos son: Rowan y Valeria. Que Isaac es un amor, pero el tema del esnobismo y los problemas con su padre empañan mucho la relación con él. Y Sunder es muy sexy y fogoso, pero es demasiado alma libre. Aunque todos arrastran problemáticas importantes, que son el tema principal en la mayoría de las citas, en algunos casos son más llevaderas que en otros. Por ejemplo en el caso de Valeria con su ex, que es un poco pesado pero lo sobrelleva bien y no copa la conversación. No puedo decir lo mismo de Rowan, muy afectade por una reciente pérdida, además de ser bastante cascarrabias y estirade, pero su lado místico y ese pelaso hace que le deje hueco en mi corazoncito a pesar de todo. 

Pero vaya, esos son mis propios gustos, yo os invito a conocer a todes, que es un jueguito cuqui, fácil y original. Lo que no me gusta tanto es que es corto, necesito conocerles más a fondo, pasar más tiempo. Qué me saquen expansión, DLC, ¡algo!

Rowan y su cuervo

AoniaMidnight

Si hay un texto en el que me encanta participar y, sin embargo, me cuesta horas saber qué poner, son los Baes of the Year. Esto se debe a que no me cuesta nada encariñarme con los personajes de los videojuegos en los que tantas horas invierto, pero dar el paso al encaprichamiento virtual me resulta tremendamente raro. Aunque mentiría si dijera que nunca he pensado “ojalá fueras real”, claro.

El año pasado tenía clarísimo que Rost, de Horizon Zero Dawn, me había robado el corazón y todavía pienso en él con cariño. Pero han llegado otros juegos, otras historias, otros personajes y hay que pasar página. Además, éste es el año de las señoras.

Si bien he mirado con buen ojo a más de un personaje femenino protagonista o secundario, hay dos que se llevan la palma: Fragile, de Death Stranding, y Lady Alcina Dimitrescu, de Resident Evil Village. ¡Vaya dos mujeres!

Por un lado, Fragile, que no es para nada tan vulnerable como pueda hacernos creer su nombre. Su presencia, al principio, puede resultar inquietante. No sabremos si es amiga o enemiga. Mantiene las distancias, pero se muestra cercana. Y según avanzaba en el juego no podía dejar de pensar en su historia y en su forma de afrontar la nueva realidad en la que se encuentra.

Por otro lado, Lady Dimitrescu, tan peligrosa como aparenta. Una vampira imponente que jugará con nosotras hasta quitarnos la vida. Podría matarnos solo con desearlo, con un leve movimiento de muñeca, y se lo agradeceríamos sin pensarlo un segundo. De hecho, dudo que fuera a ser de otra forma. Y quizás sea lo más atrayente del personaje. Nos seducirá con su presencia, sus movimientos, su forma de expresarse, su porte, su ser… y nos dejará sin aliento.

Y no puedo dejarme sin hacer una pequeña mención especial a Vanasha, una agente Carja infiltrada impresionante, y Petra, una ingeniera Oseram y líder de su asentamiento, de Horizon Zero Dawn, dos mujeres con las que nos cruzaremos a lo largo de nuestra aventura y con las que apenas compartiremos unos momentos, pero me dejaron con ganas de más por su forma de ser y su fortaleza.

Las BAES de Aonia

Ka’alshya

La Navidad llega y con ella los BOTYs. Pensé que este año no iba a tener ninguno y, por supuesto, me he equivocado. Tengo varios, sí. Incluso algún furro, no me escondo porque aquí no se hace kinkshaming. He jugado a pocas cosas este año, así que es posible que la lista sea corta. O no. Depende del azúcar que haya tomado.

En fin, empiezo hablando de Cal Kestis, el bollito protagonista de Jedi: Fallen Order. Lo habré mencionado como tres millones de veces y no me canso de hacerlo. Este chiquillo es un cachito de pan que intenta sanar algunos traumas, es tierno como un rollito de canela con el robot que siempre le acompaña (y con sus compañeros), además es valiente como el que más. En el otro lado, Adam Jensen (Deus Ex: Human Revolution/Mankind Divided) es el típico tío duro de acción que pone cara de póker en lugar de mostrar emociones. Por suerte, en Mankind Divided podemos ver que, en realidad, sí que se preocupa por los demás, algo que ya intuíamos de Human Revolution pero que no habíamos llegado a ver. Así como también lo deprimido que está. Ojalá darle un abracito porque el pobre lo necesita.

Dejando de lado los personajes humanos, creo que nunca os he hablado del crush que tengo con el personaje de Apolo (Animal Crossing). El águila refunfuñona me cae muy bien, porque es un boomer pero es un boomer bien, de los que intentan aprender cómo funcionan las cosas que usan los “jóvenes” como dice él. Otro pájaro que me gusta mucho es Nyel. Bueno, en realidad es un orni (que no horny) cuyo oficio es ser bardo. Te lo encuentras en muchos sitios a lo largo de Breath Of The Wild, tocando el acordeón. En general, su presencia sirve para que, de la que te canta alguna tonada con sucesos de hace cien años, active una de las pruebas heroicas para descubrir un santuario. Nyel es cortés y amable, siempre teniendo buenas palabras para Link y para su familia. Es otro bollito, sí. Y siguiendo con Breath Of The Wild (y para ir terminando también), quiero hacer mención a Urbosa, una señora poderosísima. Elegida de entre las gerudo como campeona para derrotar a Ganon, es compasiva y empática, además de rápida e implacable en el combate. Urbosa también se preocupa de la gente que la rodea, siendo un apoyo importante para Zelda. Es una pena que aparezca tan poco por motivos de la trama.

Los cinco BOTYs de Kaals

Nix

Como ya manda la tradición en mis BOTY, tengo que mencionar a Cliff Unger (todavía no sé si te quiero o te odio por ese nombre, Kojima). Y es que, gracias a la Director’s Cut de Death Stranding, tengo una excusa para decir que estuve jugándolo, a pesar de que ya había estado haciéndolo antes del lanzamiento. Y seguiré el año que viene, no os preocupéis. Utilizando la misma excusa, con la salida de la Legendary Edition de Mass Effect también puedo mencionar a Kaidan y a Garrus, que son Top Tier de romances y me peleo con quien haga falta, aunque tenga que morderle un ojo a un segador. Tampoco creo que sorprenda a nadie con esto, todo hay que decirlo.

Sin embargo, a pesar de ser los BOTY de mi corazón de aquí al año 2089, lo cierto es que considerar Death Stranding y Mass Effect unos juegos de 2021 (por mucho que los hayan dejado más bonitos que un plato de croquetas de jamón) me parece un poco regular, así que os voy a hablar de la bae que podemos encontrar en uno de los candidatos más firmes a GOTY de este año: la furgoneta de Correos de Forza Horizon 5. Sí, en serio. Vale, es una skin que creó JR3Txabi para la Ford Transit que podemos conseguir en el juego, pero me gusta muchísimo porque fue la que me ofreció la oportunidad de crear una narrativa que puedes personalizar a tu gusto dentro del propio título. Un poco como utilizar el rol para tratar de fusionarlo con Euro Truck Simulator 2, aunque siendo más cafre por el camino. A lo tonto, y gracias principalmente al GamePass, Forza Horizon 5 se convirtió en una puerta de entrada a los juegos de conducción para las personas a las que por norma general no les interesa mucho este género. Y eso es precisamente por el remix de amabilidad y acogida que nos ofrece el título, que te da retos sin exigirte hacerlos y te permite que, si quieres, te puedas limitar a ponerte la radio o un podcast y disfrutar de los paisajes de México mientras conduces tu flamante furgoneta de Correos. Y que no te digan que las entregas no llegan a tiempo.

La flamante furgoneta de correos de Forza Horizon 5

Alystrin

Este año la lista de BAEs se me ha disparado, esto es así. Puede ser porque haya jugado más que nunca o porque la selección ha sido *chef kiss*, quién sabe. Pero allá van los más destacados.

Como no se nos nota nada, en esta nuestra redacción somos fans de Death Stranding. Pese a que no hay un elenco enorme de personajes, eso no me impide querer muchísimo a uno en concreto. Estoy hablando de Cliff Unger, interpretado por Mads Mikkelsen, cosa que diría que no tiene que ver, pero es mentira. La historia que nos cuenta y su relación con BB me han derretido el alma sin dudarlo. Tanto es así que no puedo olvidar la canción BB’s Theme, por su contexto y también por la situación en la que la escucharemos. ¿Llorando yo? ¡Qué va, solo me pican los ojos!

El segundo lugar lo ocupa el papá coraje que es Sebastián Castellanos de The Evil Within (1 y 2). Al pobre hombre le ha pasado de todo, tragedia familiar incluida, y aun a trompicones ha sabido salir de ahí. Y aunque le rodeen engendros extraños, mugre cuestionable y el pesado de Stefano, nunca olvida de dónde viene ni por supuesto a la pequeña Lily. Imposible no quererle. 

El primer lugar ha sido un problema, porque hay un empate bastante reñido. Resident Evil Village se ha empeñado en ponerme las cosas difíciles trayéndome a tres señores que, cada uno en su estilo, es difícil que no quiera llevarme a mi casa. Por un lado tenemos al engreído de Heisenberg, mezcla entre el doctor Frankenstein y Fidel Castro, pero con un carisma indiscutible. Por momentos se da cierto aire a Higgs de Death Stranding, con sus ganas de ver el mundo arder para ponerlo a sus órdenes. Podrá comportarse en muchas cosas como un completo idiota, pero es el nuestro. 

Después está otro papá heroico, que es Ethan Winters, el protagonista del título. Después de todo lo que ve en Resident Evil VII podríamos pensar que ya viene de vuelta, pero nada más lejos. El paso que da de la sorpresa inicial a la mezcla de hartazgo y rabia que tiene al final resulta incluso tierno, y el que jamás ceda ante abandonar a Mia y Rose hace que sea imposible no quererle. 

Finalmente, y aunque sea para darle una colleja durante la mayor parte del juego, el tercero en discordia no es otro que Chris Redfield. Aunque quiere ir de militar duro, aún queda algo en su corazón que le impide abandonar tanto a su equipo como a Ethan a su suerte. Veremos cómo a pesar de todo quiere lo mejor y lo más seguro para todo el mundo, y se lamenta si eso no se produce. Eso sí, podríamos hacer un fondo para comprarle un abrigo sin ese cuello ridículo… o dejarle directamente sin él por RAZONES.

Los diferentes diseños de artwork de Chris Redfield para RE Village

Cómprame un café en ko-fi.com

Alystrin
Alystrin @Alystrin

Cosplayer, otorrinolaringóloga, streamer y, sobre todo, mamarracha profesional. Cuqui del almendruqui que no dudaría en sacarte las muelas por tus "incorrecciones políticas"

Nix

I run on coffee, sarcasm and lipstick. Hace años le vendí mi alma a Bioware y me convirtieron en la Shadow Broker. Tengo un papelito que dice que soy N7, pero no quieren darme mi propia nave. Me gusta llevarle la contraria a la gente y por eso soy una Inquisidora enana y pelirroja.

Darkor_LF
Darkor_LF @darkor_LF

Difusora de la palabra de Pratchett a tiempo completo. Defensora de causas pérdidas e inútiles. Choconiños o barbarie. Hipster por necesidad. Tengo una pipa falsa. +50 en pedantería.

akusokozan
akusokozan @crisiscrisis_

Reina de la procastinación. Juego a cosas, escribo de cosas y leo sobre cosas. The Witcher 3 me absorbió el alma y desde entonces no he sido la misma.

RocketDea
RocketDea @RocketDea7

Creadora de mundos en proceso. Siempre con la nariz metida en alguna historia, ya sea entre las páginas de un libro o los píxeles de un videojuego.

Azka
Azka @AzkaLaura

Estudiando para hada madrina.

Aonia Midnight
Aonia Midnight @AoniaMidnight

Curiosa, reflexiva y torpe // Palomitas y cerveza // Psicóloga porque lo dice un título // Mi mente está llena de mundos en los que evadirme // Nothing is true, the cake is a lie

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: