Dijo el cuervo…

12/11/2018 | No hay comentarios

Nunca más.

Annabel Lee and Allan Poe

 

De la mano de Gametopia me encontré recientemente probando Allan Poe’s Nightmare, disponible tanto en iOS como en Android.

El juego a primera vista me sorprendió, y muy gratamente, por su estilo artístico. Predomina el negro por toda la pantalla, salpicado con algún que otro rojo y verde que nos ayuda rápidamente a sumergirnos en el ambiente de aquel que escribía sobre tan terrible mascarada en “La Máscara de la Muerte Roja” y es que este es un juego que entra rápidamente por los ojos, algo que yo, como fanática de las aesthetics he agradecido muchísimo.

La mecánica que acompaña a dicho arte es sencilla; se trata al fin y al cabo de un juego perfecto para disfrutar en los viajes cortos en metro o esperando a unos amigos (categoría que me acabo de inventar, no nos engañemos, pero sí que es cierto que hay bastantes juegos, estoy segura de que vosotros podréis mencionar algunos, que nos proporcionan distracciones momentáneas sin requerir demasiado esfuerzo por nuestra parte, algo que no los devalúa, sino que los encasilla en una categoría diferente). Sea como fuera, Allan Poe’s Nightmare es perfecto para eso y es básicamente la forma en que yo lo he utilizado estas semanas.

Allan Poe´s Nightmare The CliffA simple vista es sencillo, un estilo de gameplay similar al flappy bird y todos los clones que anegaron la playstore durante meses: A lo largo de diversos capítulos controlaremos a Allan Poe de la misma forma que controlábamos a ese aleteante pajarito: un click en la pantalla nos alza, dejar de clicar baja a nuestro avatar.

En este caso la mecánica flappy bird se entremezcla con un pseudo juego del ahorcado: Debemos ayudar al escritor a terminar frases de sus obras atrapando las letras que nos aparecen en pantalla a la vez que esquivamos las pesadillas que le persiguen, incansables. Un par de objetos nos ayudarán en nuestro viaje (botes de tinta y de láudano) y un par de mecánicas se ocuparán de ponérnoslo todo un poquito más difícil.

Como podéis ver y como ya comenté, se trata de un juego sencillo y que tampoco recomiendo jugarse de una sentada (y tampoco creo que sea posible. Eso o yo soy terriblemente mala con estos juegos porque más de una vez me he atascado en una pantalla. Podría ser, ojo). Me parece mucho más recomendable tenerlo en nuestro móvil para ser el juego al que recurrir en caso de necesitar matar cinco o diez minutos, sin que esto devalúe el juego como tal: Al fin y al cabo sigue siendo un pequeño juego de acción con un arte precioso y muy acorde con el tema general del mismo y con una sencilla pero efectiva banda sonora que, como el propio juego recomienda, mejor escuchar con cascos.

En resumen: Si sois fans de Allan Poe y disfrutáis tanto como yo de los juegos que te permiten echar el rato y desconectar un poquito sin ser densos como ellos solos os recomiendo fuertemente esta pesadilla gótica.

Y no olvidéis de beber el láudano.

 

Muchas gracias a Gametopia por proporcionarnos una clave del juego para su reseña.

Cómprame un café en ko-fi.com

Glitched Ghoul
Glitched Ghoul

Juego a cosas y muevo cadáveres.

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: