El poder del amor

15/04/2019 | 1 comentario

Si el mes pasado me quejaba de que no había historias donde el motor narrativo fuera el amor verdadero, hoy os traigo ejemplos de la metadona: el poder del amor.
El poder del amor lo puede todo y es algo complicado de manejar, pues es muy fácil usarlo de comodín para resolver la trama y que quede forzado. Por otro lado, este tropo no está tan restringido al amor romántico como el anterior caso. Aquí es más común encontrar el poder del amor en forma de padres-hijos, amigos, hermanos…

En el caso del poder amor paternal estaría Hook, donde los pensamientos felices de Peter están relacionados con el nacimiento de su hijo y haber formado una familia. También tendríamos el caso de Pacific Rim, donde los pilotos de los Jager deben sincronizarse; las relaciones entre pilotos son variadas y no hay mayor muestra del poder del amor que dar toñas con un robot gigante a un monstruo dimensional.
En los animes y mangas es algo bastante común también, como en el caso de Sailor Moon, que lo puede curar todo, o en One Piece, donde el poder amor por su hermano y sus nakamas hace que Luffy la lie pardísima cada cinco segundos. O en La Visión de Escaflowne, donde el amor entre Hitomi y Van desbarata los planes de Dornkirk.
En cómics, estaría Young Avengers, donde parte de la trama de Wican se resuelve a través del amor que siente por su novio Teddy

En videojuegos se encuentra en juegos como en Tales of Symphonia: Dawn of the New World, aunque subvertido. En donde es de vital importancia es en la saga de Kingdom Hearts, ya que estamos hablando de unos videojuegos que se basan en que los mundos y las personas están conectados a través de sus corazones. El ejemplo más claro se ve en el primer juego, pues Sora se sacrifica por Kairi y el poder de su amor es lo que le salva momentos después. La saga de MOTHER gira en torno al poder del amor, y de la misma forma, Undertale usa el poder del amor como mecánica.
Como digo, este ejemplo es común de encontrar, como es el caso de la saga de Final Fantasy, que aparece en muchas ocasiones e incluso sirve para potenciar ataques, como es el caso de FF IV, donde los mellizos Palom y Porom pueden coordinarse para lanzar un ataque muy potente. Y en Final Fantasy IX, el poder del amor y los amigos es lo que evita un final bastante dramático.

Y así con muchos más ejemplos. Sigue sin ser amor verdadero, pero menos da una piedra, y es bastante bonito encontrarte estas cosas.

Cómprame un café en ko-fi.com

Darkor_LF

Difusora de la palabra de Pratchett a tiempo completo. Defensora de causas pérdidas e inútiles. Choconiños o barbarie. Hipster por necesidad. Tengo una pipa falsa. +50 en pedantería.

1 comentario
Zak
Zak 15/04/2019 a las 3:20 pm

«no hay mayor muestra del poder del amor que dar toñas con un robot gigante a un monstruo dimensional» Es mi tarjeta de San Valentín favorita

Responder a Zak Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: