Si alguien me preguntase que, a lo largo de mi vida, cuál es el videojuego al que le he echado más horas jugando, podría decir, sin lugar a duda, que hace tiempo que The Binding of Isaac desbancó a mi antes amado League of Legends hace poco más de un año (lo cual a mi ver fue un cambio que mi cerebro, cansado de la toxicidad que se respira en la comunidad de LoL, agradeció). Empecé jugando en una PS Vita prestada para saciar mi curiosidad sobre el juego, luego jugaba en PS4 y finalmente, en las últimas rebajas de Steam lo compré con su respectivo y maravilloso DLC ‘Afterbirth’.

Seguir leyendo “Historias bíblicas para no dormir… ¡del vicio!”