3 películas y 1 serie para esperar a Red Dead Redemption 2

12/08/2018 | 1 comentario

Que Rockstar estrene videojuego no es algo que se vea todos los años. De hecho, es algo que no vemos desde 2013, cuando Grand Theft Auto V se presentó en nuestras consolas de pasada generación sin saber que, a día de hoy, continuaría siendo uno de los videojuegos más vendidos sin intención de querer abandonar ningún ránking de ventas. Es quizá por este motivo por el que no habrá un título más esperado este año que “Red Dead Redemption 2″, un videojuego que ya solo por quién lo firma va a provocar que todos estemos bien hypeados hasta ese 12 de octubre de su estreno, algo que el tráiler de esta misma semana no ha hecho más que reafirmar. Y como el hype es muy malo y solo se pasa consumiendo más y más, hoy os propongo tres películas y una serie que ver antes de que nos llegue “Red Dead Redemption 2″: westerns que nos mostraban el fin de una era, westerns que eran el propio fin del género en el cine o iteraciones modernas que nos podrían llevar a otros videojuegos de Rockstar como “GTA”. Esta no es una lista de posibles influencias que hayan podido tener los creadores, solo cuatro humildes recomendaciones que espero que os hagan la espera más corta.

 

El hombre que mató a Liberty Valance: Lo nuevo y lo viejo

El nuevo “Red Dead Redemption”, tal y como ya proponía su antecesor, nos mostrará el fin del lejano oeste, el ocaso en el que entró el wild wild country que fue Estados Unidos para convertirse en la potencia neoliberal que es ahora. Esta etapa temporal es todo un tropo en sí mismo, y en ocasiones ha sido un vehículo utilizado por los autores para contraponer dos visiones del western: el mito romántico del mundo salvaje vs. la inevitable entrada en el mundo moderno del sueño americano. Nuestro equivalente más directo sería quizá “Don Quijote de la Mancha”, donde el conflicto residía en el fin de la era de caballerías y sus leyendas. John Wayne y el Rey Arturo, ambos símbolos de una ficción en sintonía a través del espacio tiempo.

Quizá la película más metacinematográfica que exista sobre el tema es aquella que dirigió John Ford, donde no sólo asistíamos a este fin de era en la propia historia de Estados Unidos, si no también de un género cinematográfico: el western clásico, que se encontraba en sus últimos compases. Y quién mejor para firmar su muerte que dos de sus más destacados estandartes: John Wayne y el mismo John Ford.

 

Grupo Salvaje: El fin de una era

Os he dicho que esta no era una posible lista de influencias, pero no cabe duda de que la película de Sam Peckinpah ha sido uno de los grandes referentes tanto en el primer “Red Dead Redemption” como posiblemente en el segundo. De hecho, esto es algo que han compartido los propios desarrolladores en varias entrevistas, donde han confesado que la clásica conquista del oeste siempre les había parecido mucho menos interesante que el período de transición hacia el mundo moderno. Es por ello que entre sus inspiraciones directas se cuenta “The Wild Bunch”, en su título original, el retrato de un grupo de forajidos venidos a menos y con demasiados años a las espaldas que se unen para dar un último y glorioso golpe. Para ello, Peckinpah hizo uso de la más pura violencia gráfica en una de las mayores virguerías cinematográficas en el uso del montaje que recuerdo en el cine. Algo que los videojuegos, para bien o para mal, han sabido adaptar como una de sus mayores bazas. Buena cuenta dan todos los espectaculares tiroteos que hemos podido ver en el tráiler, unas imágenes que nos llevan directamente al imaginario de Peckinpah con su “Grupo Salvaje”.


Comanchería: el salvaje oeste en tiempos de GTA

Una de las señas de identidad Rockstar es cómo sus personajes utilizan la violencia en un mundo aún más violento y salvaje. Ya sea desde la sátira o el western, los creadores estadounidenses siempre nos arrojan a situaciones donde los personajes deberán comportarse de manera extrema para sobrevivir en un entorno hostil. “Comanchería” es lo que podría considerarse un western moderno en el que dos personajes llegan a una de estas situaciones límite y deciden utilizar la violencia contra un sistema que se lo ha quitado todo. En este caso, dos hermanos que ante la imposibilidad de pagar una deuda prohibitiva con el banco, deciden atracar varias sucursales del mismo para así devolverles su propio dinero. La crisis financiera y el engaño de las hipotécas subprime se unen en esta trama robinhoodnesca que comparte muchos caminos comunes del western a pesar de contarnos una historia muy contemporánea que bien podría protagonizar una quest de “Grand Theft Auto”.

 

Westworld: Red Dead Redemption dystopia

No he visto la película original y tampoco he leído el libro de Michael Crichton, pero sin duda, la serie de HBO guarda una extraña e incómoda relación con los videojuegos. Ambientada en un futuro donde existen parques de atracciones temáticos e hiperrealistas, la trama se centra en Westworld, el parque del lejano oeste, donde los visitantes que decidan entrar podrán recrear, en todos los aspectos, la vida como era entonces. Siendo los actores una cosa del pasado, “los trabajadores” de Westworld son androides perfectos programados para desempeñar un papel específico en tal macabro mundo, trazando así una línea muy directa con lo que nosotros conocemos como Not Playable Characters, NPCs. El sheriff que siempre repite los mismos diálogos, el hombre misterioso que si hablas con él te llevará a descubrir un tesoro oculto, todo en “Westworld” funciona de una forma muy similiar a un videojuego de rol o cualquier sandbox, sustituyendo código de programación que no tiene más cuerpo que unos miles de píxeles por androides muy vivos que, además, empiezan a desarrollar conciencia. ¿Dónde están los límites de la violencia en mundos simulados? ¿Están los personajes de “Red Dead Redemption” atrapados como los de “Westworld”?

 

Y hasta aquí por este mes, ¿qué películas recomendáis vosotros para esperar a “Red Dead Redemption”?

Cómprame un café en ko-fi.com

adamantai
adamantai

1 comentario
Laguna
Laguna 12/08/2018 a las 9:04 pm

La de Comanchería la vi en el pre-estreno en el festival de cine fantástico de Sitges (Hell or High Water). Por aquel entonces no tenía la sensación de estar viendo una película que acabaría considerándose historia del cine… estaba más pendiente del dolor de cabeza que no me dejaba disfrutarla T_T

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: