Y entonces, alguien tosió en Madagascar

14/10/2019 | No hay comentarios

¿Es ese chiste demasiado de nicho? ¿Soy vieja ya?

Voy a ser sincera: ni siquiera recuerdo cuando fue la primera vez que jugué a Plague Inc. Es uno de estos juegos que descubrí cuando me dedicaba a bucear en webs de juegos flash y desde entonces ha estado entrando y saliendo de mi vida porque, por alguna razón, aniquilar a la humanidad me resulta muy relajante.

Para los que no lo sepan Plague Inc. es un simulador de pandemia; hay bastantes de esos correteando por ahí, lo sé, pero como podéis ver, a este le tengo un cariño especial. Desarrollado por Ndemic Creations ahora ha llegado también a móviles así que ya tocaba hablar de él aquí.

Simulador de pandemia es una forma muy específica de un juego de estrategia en tiempo real. Como el Risk (no), pero tú eres la enfermedad y tu tarea consiste en aniquilar a todos y cada uno de los humanos sobre la faz de la Tierra. Guay, ¿no?

Aquí, siendo malvades

Para conseguirlo tendremos que ir invirtiendo puntos de ADN, que conseguiremos gracias a infecciones y mutaciones, en nuestras habilidades de transmisión, de sintomatología y habilidades propiamente dichas dependiendo del tipo de enfermedad que hayamos decidido ser (bacteria, virus, espora, prión… la variedad es amplia). Pero, como comprenderéis, esto a la humanidad no le va a hacer ni pizca de gracia así que nos va a tocar usar la cabeza: Cuanto antes empecemos a matar gente y a mostrar nuestros síntomas, antes nos descubrirán, lo que significa que antes se pondrán a desarrollar una cura y, básicamente, nos han jodido. Ya no solo porque la cuenta atrás de la cura es complicada de ralentizar (la humanidad es cabezota como ella sola) y porque tenemos que asegurarnos de que todo el mundo estará infectado al final, sino porque además cada país tomará medidas para detener nuestro avance. El truco está en que si casi no quedan humanos, tampoco queda demasiada gente para desarrollar una cura.

¿Que nos movemos con facilidad con palomas como portadoras? Pues quizás les dé por acabar con ellas, mira tú. También veremos fronteras cerradas, toques de queda, variaciones socioeconómicas y mucho más.

Y si esto nos parece fácil, cada patógeno cuenta con hasta 4 niveles de dificultad, así que tenéis diversión para rato.

 

¡Pero esperad, que hay más!

Una de las cosas que han ido añadiendo los chicos de Ndemic Creations son los escenarios especiales y personalizados, siendo los primeros los más divertidos de todos: ¿Has conseguido completar el juego en modo brutal, desbloquear todos los genes y aún tienes ganas de más? Pues estás de suerte: 

Ser un virus cualquiera es aburrido, ¿qué te parecería ser, por ejemplo, una larva neurax dispuesta a salvar la Navidad? ¿O quizás te gustaría replicar la expansión de la peste negra? ¿Sacar adelante un Kickstarter para un juego de mesa? ¿¿Ser un vampiro??

 

Como podéis ver, aunque de base el juego sea sencillo, es de estos que me gusta tener siempre a mano en mi móvil para cuando se me presenta un rato muerto, porque otra cosa no, pero es un juego con un nivel de rejugabilidad increíble, y de ahí la recomendación.

Antes de ir cerrando por aquí me gustaría contestar a la pregunta que siempre se cierne sobre nuestras cabezas cuando hablamos de juegos móviles: Pero Helena, ¿es gratis?

Plague Inc. es, en su mayoría, gratuito. Podréis disfrutar de muchos de sus escenarios, la totalidad de sus patógenos y todo el juego clásico gratis. Pero, como de algo hay que comer, hay escenarios extra de pago. Mi recomendación es que lo descarguéis, miréis a ver cuántas ganas tenéis de ver el mundo arder y que si os hace pasar un buen rato, compréis el juego completo. Y aseguraos de que el presidente de Madagascar no os cierre los puertos.

Parte de la gracia ha sido siempre ponerles nombres tontos a las enfermedades y reírte por lo bajo. Lo siento, yo no hago las normas aquí

Cómprame un café en ko-fi.com

Glitched Ghoul
Glitched Ghoul

Juego a cosas y muevo cadáveres.

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: