Entre la gran variedad de videojuegos que tenemos a nuestra disposición, algunos tienen unos mapas tan inmensos que hacernos ir a pie de un extremo al otro sería un castigo. Por ello, las empresas de videojuegos nos permiten transportarnos en distintos medios para que el juego sea más ágil. Basándome en mi experiencia (que siempre que me pongo a escribir me doy cuenta de lo limitada que es), voy a hacer una descripción de mis favoritos.

Uncharted 4: el jeep

No podéis imaginar la felicidad que sentí al ver el gameplay que Naughty Dog publicó sobre la primera misión en Madagascar, cuando tienes que visitar las torres. Estaba feliz como unas castañuelas. Ahora imaginad cómo me sentí cuando por fin pude jugar. Exacto. Feliz como una perdiz. La libertad que te da el jeep, las reacciones de tus compañeros a tu forma de conducir, y el hecho de que puedes ir por cualquier sitio y caerte por el precipicio (fue lo primero que comprobé al tener el coche en mis manos) hacen que sea una gran experiencia. Además, el paisaje es espectacular, con lo que la experiencia es aún mejor.

Mi parte favorita es, sin embargo, cuando estás en la isla y conduces junto a Elena. Hay momentos de paz, en los que conduces tranquilamente por ese precioso escenario con una música tranquila acompañándote y otros momentos en los que, bueno, son Nate y Elena con un coche en una isla llena de soldados, ¿qué podría salir mal? JEPP UNCHARTED.jpg

The Witcher 3: Sardinilla

A pesar de todas las pegas que queráis ponerle a The Witcher (en las que yo no voy a entrar), no podéis negar que los paisajes son preciosos y, recorrerlos sobre nuestro noble corcel (no, no es Asno) hace que nos metamos más en el ambiente. El hecho de que sea un caballo y no un objeto inanimado, como un coche o una moto, hace que terminemos cogiendo cariño al caballo que acompaña a Geralt en todas sus aventuras. Además, ¿cómo de adorable es que un tipo duro como Geralt llame Sardinilla a su caballo?

the-witcher-3-wild-hunt-nvidia-hairworks-horse.jpg

No debéis perderos el vídeo que CD Projekt Red publicó mofándose de los problemas que hubo con Sardinilla en cuanto a bugs. No tiene desperdicio. Creedme.

Star Wars Battlefront: X-Wings

Os seré sincera: solo he jugado una vez al Battlefront, pero la experiencia de dirigir un X-Wing fue tan genial que me lo compraré cuando tenga tiempo para disfrutarlo. Al principio me costó un poco pillarle el tranquillo, y de hecho me estampé unas cuantas veces, pero cuando lo conseguí disfruté un montón. Volar entre montañas persiguiendo y derribando TIE-Fighters es el sueño de cualquier fan de Star Wars. Bueno, al menos de aquellos que no están de parte del Imperio…

GdtLWiqBDYbmy8adcfkri5.jpg

Assassin’s Creed Syndicate: carros de caballos

He de admitir que conducir estos carros resultó ser más divertido de lo que supuse que sería. Te recorres el Londres del siglo XIX a toda velocidad mientras conduces un carruaje, chocándote con otros, siendo perseguido por tus enemigos, causando el caos… En fin, una delicia. Bien pensado, probablemente lo que me gustaba era recorrer Londres, no el carro de caballos, así que seguramente lo habría disfrutado igual yendo a pie. El carro simplemente añade la ambientación y ayuda meternos en la época victoriana.

assassin__039_s_creed_victory-2771521.jpg

GTA: todo

Os diré sin remordimientos que nunca he jugado al GTA si no era para hacer el cafre. Es más, ni sabía hasta hace relativamente poco (un par de años o así) que había modo historia. Pero es simplemente divertido coger un coche y empezar a conducir por la ciudad y ver hasta cuándo llegas sin que te detengan por hacer el cafre. Sé que todos lo hacéis. Admitidlo.

Sé, a pesar de no haberlo probado, que en algún lugar de varios GTA hay un precioso helicóptero que puedes pilotar. Vi una vez a mi primo intentando entrar por un túnel con él (imaginaos el resultado). Fue curioso, pero no tuve la oportunidad de probarlo. Qué lástima, habría sido un desastre digno de recordar.

Menciones especiales

Como mención especial, debo nombrar el caballo de The Last of Us, aquel al que Ellie llama Callus. No tienes demasiada relación con él, pero los caballos son adorables, y como The Last of Us es de mis juegos favoritos, me siento obligada a mencionarlo. Esta va por ti, Callus. Rest In Peace.

tumblr_nczibjjRaX1thicngo2_1280.jpg

Bonus: Final Fantasy XV

Reconozco que este juego me tiene dividida. Por un lado, los Chocobos son adorables y divertidos de llevar y, además, esa musiquita que te acompaña te obliga a disfrutar. Y luego, tenemos el coche. El Regalia. Ese coche de Satán que no te da libertad y es como ir sobre raíles. Con lo genial que hubiera sido meterse campo través con ese coche y, en vez de eso, está tan desaprovechado que ni te dejan conducir de noche. Pero yo, oh, yo tengo un problema serio con ese coche. No sé qué me pasa, pero cuando yo, como Noctis, intento conducir, voy a una velocidad que ¡hasta las tortugas serían capaces de adelantarme! No lo puedo comprender. Os seré sincera, he dejado de jugar por el coche (tampoco me convencía demasiado el juego, pero el coche ya ha sido la gota que ha colmado el vaso).

IMG_20161216_212219.jpg
Aunque aparezca un pelín tostasdo, fue un accidente. realmente me gustan estos bichos. Este es mi Roger

Imaginad cuánto odio el Regalia, que no le pongo ni foto. En fin, Square Enix, tenías una gran oportunidad y te estrellaste.

Buy Me a Coffee at ko-fi.com