Y es que el día que acabé Beyond II Souls fue lo primero que se me vino a la cabeza.

Hablemos del juego: es un thriller de acción en toda regla, ente paranormal incluido, en el que llevarás a Jodie Holmes (Ellen Page) por el camino que más te apetezca. Quantic Dream nos lleva de paseo entre la vida y la muerte, un camino emocional donde las decisiones, la familia, los amigos o el trabajo afectan a la protagonista y a todo lo que le rodea a lo largo de su vida.

Escenas cinmatográficas maravillosas, ambientación divina, una OST de Hans Zimmer y Lorne Balfe que lo peta, pero no quiero hablar de los dimes y diretes de esta maravilla que tanto entretenimiento me ha dado (y dará), no.

Después de acabar por primera vez el juego me sentí algo abrumada. Jodie vive en una base científica porque tiene un don y hay que explotarlo, claro está. Presionada por científicos para manifestar su don y recluida contra su voluntad, entrenada para ser algo que no quiere, cortejada por el típico estereotipo de hombre rudo e interesado, que a pesar de mentirle y manipularle, debe amarle porque es fuerte y casi todos los caminos la llevan a él, perseguida cuando decide ser libre y vivir su vida, tratada de peligrosa cuando no quiere volver a subyugarse a lo que le imponen, maltratada física y emocionalmente, coaccionada sentimentalmente…

Visto así, una barbaridad de vida (a quien no se le escape una lagrimita con este juego no está vivo). Pero ¿cuántas mujeres que lo hayan jugado no se habrán visto reflejadas?

tumblr_nnj6bg9vww1u9b4c2o1_500

¿Cuántas no se han visto coaccionadas en sus trabajos o con sus familias por tener la
obligación de cumplir con el rol sumiso y complaciente de la mujer que todos esperan que seas? ¿Cuántas no se han visto forzadas a hacer cosas que no querían bajo amenazas o violencia incluida…? ¿Cuántas no se han cruzado con algún guaperas manipulador y mentiroso, que antepone sus éxitos laborales incluso a tu propia integridad física y al que te han empujado por obligación? ¿Cuántas no han tenido que huir de su propia familia? ¿Cuántas no han tenido sed de muerte y destrucción por todos esos ataques recibidos?

Porque el tema de Ryan a mí me levanta el paladar, igual que el adolescente surfero que te llama guarra tanto si le comes el morro como si no (A.k.a el tonto de turno de toda adolescente). El guión te empuja a estar con él y vivir experiencias de vida o muerte a su lado. Las interacciones con él parece que te lleven a perdonarle y a amarle, forever and ever, incluso hasta en el final de los finalísimos puedes escoger el camino de vivir una vida con él, que en lo más profundo de tu interior siempre lo habías sabido y que va a ser maravilloso, porque es tu salvador y lo que tu hayas pasado no importa.

gaming-beyond-two-souls-screenshot-11

Como punto positivo el juego te permite escoger diferentes finales, no solo el del tuerto con velero incluido. Y tengo que admitir que disfruté de todos los que implicaban darle la patada a Ryan.

Si somos libres tenemos la opción de escoger. Y escoger la lucha por ser individuos con opinión propia, igualdad y derechos es lo que nos define. Por eso, Todas somos Jodie.