Cuando era una pequeña pre-adolescente de, aproximadamente, once años, mi juego favorito era el Left4Dead. Tenía un vicio incontrolable, me encantaba y aprendí a jugarlo con muchísima rapidez. Por aquel entonces el Left4Dead2 no había salido y estaban los mismos mapas de siempre, los mismos zombis y los mismos personajes principales.

Sí, yo siempre he sido la que se coge a la mujer del grupo. Ya que ponen a una, pues la uso, los tíos tienen tres para elegir. Así que Zoey era la mía y no me importaba admitir que en la vida real también era una mujer.

Confieso que empecé a jugar el juego porque me encantó el vídeo tráiler que sale al principio y porque “la witch“, esa zombi que sale en él, me llamó tanto la atención que estaba deseando encontrármela.

Lo que no sabía que iba a encontrar es una comunidad terriblemente apestosa. Por aquel entonces no me di mucha cuenta pero sé que dejé el juego durante años porque no tenía ningún ordenador donde usarlo. Fue hace un año más o menos que conseguí un ordenador donde jugarlo y decidí comprarlo.

Al principio todo es maravilloso, te metes en el modo campaña y sólo juegas con supervivientes. Ahí la gente suele entender que seas un manta (y yo llevaba años sin jugarlo, pringada no es lo peor con lo que se me puede calificar, era prácticamente un bufet de tripas para más de un zombi). Normalmente, como mucho, te llevas un insulto, pero la verdad es que la gente pasa de todo.

El problema está cuando ya te manejas perfectamente por los mapas (especialmente por No Mercy, LO AMO) y tienes algo de experiencia volando cabezas. Decides que te metes en el modo supervivencia para jugar con zombis inteligentes (es decir, con gente manejando esos zombis o incluso ser tú la que lo hace) y… ¡BOOM! Ahí empieza el fuego, el ácido sulfúrico y las piedras en los riñones.

No, no estoy exagerado. Te metes para a aprender a jugar contra estos zombis con cerebro y literalmente no puedes cometer un error. Cuando no sabes mucho del tema y te toca el bando de los muertos tienes dos opciones:

  • No sabes jugar ese zombi así que te quedas un rato en modo “spawn” buscando un momento para aparecer y atacar a los supervivientes. Como los machitos del juego se estresan porque interpretan que no estás haciendo nada, te expulsan de la partida.
  • Cambias de estrategia y decides ir más a lo loco. Sigues sin saber manejar bien las opciones de ese zombi así que apareces, sales, si tienes suerte haces daño a algún superviviente y si no, te dejan hecho un museo de balas. En cualquier opción, los machitos vuelven a enfadarse y te echan.

Sí, esas son tus opciones en el Left4Dead cuando no sabes jugar bien: SER EXPULSADO. Así que nunca aprendes como Dios manda a menos que el otro equipo sea muy malo o tú tengas muchísima suerte.

Es algo que me da mucha rabia y me hizo jurar que si había peor comunidad que la del LOL era esta (y digo esto porque creo, sinceramente, que si pudiesen expulsarte de las partidas en el LOL, todo sería una guerra de egos en la que la gente se expulsa entre sí. Pero como no pueden, pues tengo la opción de jugar y silenciarlos si algo me sale mal y les está dando acidez de estómago).

Resultado de imagen de spitter left 4 dead
“¡Que así no se juegaaaa! ¡Unga, unga, unga! ¡Ve a hacerme un sandwich!”

Creo que algo muy bueno que ha aportado el LOL a los videojuegos es un sistema en el que si abandonas la partida eres castigado y los demás no pueden expulsarte, tan sólo reportarte. Sí, sé que a veces es un truño porque caen trolls, pero por lo menos las personas tienen oportunidad de jugar y cagarla, especialmente si eres una tía, que no te echan al grito de “ve a la cocina a hacerme un sandwich” (se lo preparaba con mucho gusto y una doble ración de cianuro).

No sólo creo que en juegos como el Left4Dead se debería limitar la expulsión de los usuarios de las partidas, sino que también creo que debería haber un sistema de niveles que, aunque no te asegura que seas bueno, te junta con personas que llevan jugando más o menos el mismo tiempo que tú y que probablemente tengan el mismo tipo de técnica jugando.

Se podría impedir la expulsión de usuarios en los niveles bajos y en los altos estar permitida. Cualquier cosa que permita que una persona aprenda sin estar probando suertes a ver qué partida empieza y consigue terminar, porque jugar en el modo campaña eternamente y nunca aprender a jugar a los zombis es un auténtico aburrimiento y le quita potencial al juego.

Imagen relacionada
“¿Que no naciste sabiendo a jugar? ¿A que te reviento?”

También podríamos repartir laxantes para algunos usuarios, especialmente los machotóxicos, que ya está bien de actuar como si llevaran dos semanas sin ir al baño cada vez que alguien la lía. No estamos en un verdadero apocalipsis zombi, hijo, quítame al hunter de encima o deja que me saque las tripas pero relájate y disfruta, que tampoco te van a dar un premio si ganas.

Que esa es otra, entendería la ira si esto fuese una competición y yo la estuviese fastidiando a más no poder, pero estoy hablando de partidas casuales en las que a veces te salen las cosas bien y a veces mal. Igual es que no soy muy competitiva y por eso no entiendo la necesidad de lanzarte al cuello del otro e incluso expulsarle de la partida, así que me gustaría conocer tu opinión. Tú, el que lees esto. Especialmente si has jugado al Left4Dead y lo has sufrido en tus propias carnes.

Imagen relacionada
Yo cada vez que me echan de una partida

Y con esto, me retiro a preparar sandwiches de cianuro. El deber culinario me llama.

¡Ciao, ciao!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com