Este juego me da gustito

Videojuegos y ASMR

Videojuegos y ASMR

Seguro que alguna vez habéis sentido una sensación de gusto, calidez, seguida de un hormigueo por todo el cuerpo o un escalofrío muy intenso al ver, tocar o escuchar algo. Eso es lo que se conoce como ASMR (Autonomus Sensory Meridian Response, en inglés, o Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma). Es un fenómeno que se ha dado a conocer recientemente gracias a vídeos y blogs. Es fácil encontrar información, explicaciones y experiencias de personas que han sentido esto alguna vez, además de vídeos que favorecen estas sensaciones.

Existen varios tipos de ASMR: el auditivo, el visual, el táctil, el ultrasensorial (este se da cuando se experimenta ASRM por los medios sensoriales de manera separada, y a veces de manera conjunta para generar una respuesta mayor; y los que sólo pueden activar esta respuesta cuando varios de estos estímulos ocurren de manera conjunta o simultánea), el situacional (cuando la persona se encuentra en una situación concreta y cuando se cumplen unas ciertas condiciones) y el hipnótico (este está más relacionado con la terapia y tiene como finalidad inducir el sueño y/o facilitar inducir a este estado al paciente).

El término apareció por primera vez en un grupo de Facebook con el mismo nombre, creado en respuesta a un post en el foro de SteadyHealth donde se debatía sobre esta sensación. La creadora del grupo explica que la palabra autónoma se refiere a que la naturaleza de la reacción varía de una persona a otra (no todo el mundo siente lo mismo ante el mismo estímulo); asimismo explica que meridiana es un concepto menos explícito que la palabra orgasmo, ya que la sensación es parecida.

Sin embargo, a pesar de ser algo extendido en la cultura popular, en la comunidad científica todavía no se ha investigado lo suficiente: existen papers sobre el ASMR, como este del Smithsonian. Tom Stafford, profesor de Psicología y Ciencias Cognitivas de la Universidad de Sheffield, afirma que “Puede ser un fenómeno real pero inherentemente difícil de investigar. La experiencia interna es la clave de gran parte de la investigación psicológica, pero cuando te encuentras con algo como esto [el ASMR], lo cual no puedes ver ni sentir, y ni siquiera le pasa a todo el mundo, cae en un punto ciego. Es como la sinestesia, que durante años ha sido un mito, hasta que en los años noventa apareció una manera fiable de medirla”. Steven Novella, director de Neurología General en la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale escribió en su blog sobre la falta de investigación científica en relación al ASMR, argumentando que las tecnologías de la imagen por resonancia magnética funcional, entre otras, se podrían y deberían usar con el fin de estudiar el funcionamiento del cerebro en personas que sí perciben esta respuesta en relación a las que no.

¿Y qué tienen que ver los videojuegos en todo esto?

En primer lugar, hay juegos que son puramente ASMR (como ASMR Universe), y en la comunidad gamer se habla también de que los Let’s play pueden considerarse como tal. Obviamente, no todos esos walkthrough podrían considerarse ASMR por ser muy ruidosos y frenéticos; sí que se podría desarrollar una respuesta así con juegos como Stardew Valley, Minecraft o No Man’s Sky —de hecho, el youtuber Ben Nichols tiene un canal dedicado al mundo de los videojuegos con ASMR; aquí podéis leer más sobre este canal, y aquí se profundiza más sobre los Let’s Play ASMR.

Pero no sólo el ASMR en los videojuegos se puede encontrar en lo mencionado anteriormente: es posible que alguien haya desarrollado esta sensación alguna vez jugando a Abzû, Flower o juegos similares, o incluso observando los paisajes de Skyrim, Fallout 4… Quizá la música de The Legend of Zelda: Skyward Sword o la voz de Logan Cunningham en Bastion y Transistor puede provocar esa experiencia. O hasta que experimenten esa calidez mientras cavan en SteamWorld Dig o mantienen su refugio en orden en el Fallout Shelter. Al ser una experiencia subjetiva, es posible que no os sintáis identificados con los juegos que las redactoras van a presentar a continuación, pero os invitamos a reflexionar sobre lo que habéis jugado; quizá descubráis que una mecánica concreta, unos gráficos, una banda sonora o incluso la voz de algún actor de doblaje os provoca ASMR. Aquí están los juegos de las redactoras.

LadyMay:

La primera vez que escuché hablar de esto (ASMR), de forma oficial y bien explicada, fue para este mismo artículo. Sin embargo, la sensación en sí ya la había experimentado en numerosas ocasiones pese a no quedar encuadrada por un nombre específico: explotar el plástico de burbujitas, cuando alguien me hablaba al oído con suavidad o al escuchar y entender determinadas canciones. A veces era como un escalofrío que me subía por la espalda, se extendía por mis brazos y terminaba en la nuca, y en otras ocasiones se trataba de una relajación y bienestar que afectaba a mi zona lumbar y estomacal, para acabar en un sutil hormigueo de mis extremidades.

L.A. Noire, de Rockstar Games. Fuente

En el medio videolúdico fui apreciando estos mismos efectos ante los diferentes desafíos y tareas, yendo más allá de la propia satisfacción de verlas realizadas con éxito: cuando completé mi primera investigación sin fallos en L.A. Noire; cuando realicé el ataque sigiloso a un campamento —ayudada por un tigre (?)— en Far Cry 3; cuando me gané el logro de “fantasma” en un nivel del Dishonored acabándolo con las manos limpias, o cuando realicé, en este mismo título, una consecución de ataques encadenados en sigilo hasta pasarme el nivel sin ser detectada… Sin embargo, donde verdaderamente experimenté el ASMR fue en Stardew Valley. Dentro de la tranquilidad del gameplay en sí, tú mismo te marcas tus propios objetivos y creo que es al cumplir estos —en el día a día de tu granjita— que esa pletórica sensación te invade en mayor o menor medida. Ya sea porque los días se te hacen muy cortos, porque tengas que centrarte en dos de las diez tareas que tienes pendientes o por solucionar X problemas que te has encontrado al levantarte, esa satisfacción que va más allá de lo entendible siempre está ahí para mí en Stardew Valley. He de admitir, ahora que lo tengo escrito, que es un lugar seguro y muy gratificante al que retirarse unas horas.

Helena Acero:

No estoy muy familiarizada con las experiencias ASMR, más allá de algún vídeo cuando el fenómeno se viralizó, y hasta ahora no me había planteado la relación entre este con los videojuegos. Informándome y meditando sobre el tema vi reflejadas experiencias que tuve la primera vez que me encontré con el Journey.

La forma en la que la cámara se desliza por el paisaje contigo, las luces y la paleta de color me provocan una sensación de calidez, tranquilidad y calma. Podría quedarse ahí la experiencia como ASMR-V (visual) pero hay un elemento más que me provoca un placer absoluto a la hora de jugar y moverme por el entorno, el sonido. El efecto de la arena mientras te deslizas por las dunas, sumado a la suave música de Austin Wintory, me transportan totalmente a lo que estoy viviendo y experimentando en el juego.

Journey, de Thatgamecompany. Fuente

La calidez de la atmósfera, la luz, la experiencia de moverte suavemente por las dunas en ese paisaje, con esos sonidos… Todo ese conjunto me envuelve y lleva a un estado de paz y relajación que me provoca un placer del que no voy a cansarme nunca. Una experiencia de ASMR ultrasensorial (ASMR-VA) que recomiendo a todo el mundo sean más o menos sensibles a este tipo de sensaciones.

GloomyMonday:

Me pasé gran parte del 2015 y del 2016 con los nervios a flor de piel día sí día también, y mi tiempo libre era más bien escaso (era una chica de letras en un bachillerato de ciencias). Así que muchas noches, para desestresarme después de un largo día, encendía la Play y ponía Bloodborne. Pero no para dar matarile a mil y un monstruos (actividad muy catártica, por otro lado) sino para dar vueltas por los escenarios, fijándome en los detalles.

Bloodborne, de From Software. Fuente

Resulta que en el juego hay un objeto que sirve como lupa y vaya si me cundió: estatuas siniestras, maleza sinuosa, inscripciones extrañas, paisajes fantasmagóricos…  Bloodborne está lleno de sitios que reclaman tu atención. Me relajaba mucho quedarme embobada mirando una estatua del castillo de Cainhurst o las gigantescas lápidas del Bosque Prohibido, pensando en qué historia habría detrás de todo aquello. Además, que el juego no contase con banda sonora excepto en los bosses ayudaba a que me quedase ahí concentrada, sólo acompañada por el sonido casual de algún crujido de la madera o el silbido del viento.

Naitmarr:

Si habéis escuchado algunos de los primeros programas del Pugcast sabréis que tengo una particular devoción por los ruidicos de los videojuegos. Realmente no creo que eso pueda considerarse ASMR alguno, pero es cierto que los sonidos de cualquier movida audiovisual siempre me han llamado mucho la atención y han tenido bastante que ver a la hora de juzgar una obra por mi parte. Las pisadas de Lara Croft en Tomb Raider IV, las interacciones en The Longest Journey o las tuercas y clavijas en Syberia son algunos de mis preferidos.  Y aunque juegos como Flower me parecen muy sensoriales, el que más ha ayudado a mi ansiedad (razón por la que empecé a recurrir al ASMR con mayor frecuencia) ha sido Stardew Valley. Nunca he jugado y siempre me he limitado a ver gameplays, pero sus ruidicos me han ayudado mucho a tranquilizarme y coger sueño.

Stardew Valley, de Eric “ConcernedApe” Barone. Fuente

Meren:

Me gustaría cerrar este artículo mencionando algunos juegos que me han provocado ASMR. En primer lugar Bastion estaría dentro de la categoría auditiva, ya que tanto la música y la voz de Logan Cunningham me provocan esa sensación de calidez. El trabajo de Darren Korb es espléndido y hay músicas que tendría en bucle una y otra vez mientras me pongo unos cascos y me dejo fluir. En cuanto a la voz de Cunningham, al ser grave y profunda, y al hablar con ese tono y esa cadencia, propicia mucho provocar este estímulo tan agradable.

The Legend of Zelda: Skyward Sword, de Ninendo. Fuente

Otro juego que también me provoca ASMR, pero en este caso visual, es el Skyward Sword. La manera en la que están hechos los gráficos, con ese estilo de acuarela y que logran que todo el escenario fluya y no sea algo puesto como un pegote, propicia que me quede admirando los paisajes durante largo rato.

 

 

Y vosotros, ¿tenéis algún juego que os provoque ASMR?

Cómprame un café en ko-fi.com

Meren Plath
Meren Plath @serendipia_s

Todo necesita una historia adecuada. Altanera, preciosa y orgullosa como Red. Vivo por y para Zelda y Link y los Asesinos, entre otras muchas sagas. Defensora y difusora de la palabra de Bastion y Transistor. Productora de memes y the finest shitposting. Pa' mala yo.

LadyMay
LadyMay

Yordle híbrida de ewok y moguri. Lv. 27 con Triple-T a la espalda: Timidilla, Torpe y con Tirabuzones. Youtuber novata desde Jul-2016 y apasionada de las aventuras gráficas, los clásicos de la psx y el «payum-payum» de un francotirador. Vakarian's Lover.

helenaacero
helenaacero

GloomyMonday
GloomyMonday

Bajista si la situación lo requiere.

Naitmarr
Naitmarr

Comiquera wannabe, trve gamer girl y parte de esta movida porque oye, qué pasada.

4 comentarios
Lyris
Lyris 30/05/2018 a las 12:01 pm

Yo estaba pensando que el ASMR no era algo que me soliera provocar en videojuegos, PEEERO, se me acaba de venir a la cabeza un recuerdo. Os acordáis de los mundos troncales de Spyro 2? Las tierras de verano, otoño e invierno?
Pasear tranquilamente por ellos, lanzarme desde lo más alto del castillo del Otoño y escuchar el viento, bucear hasta llegar al castillo del verano… AINS <3

Joan Cubillo
Joan Cubillo 31/05/2018 a las 7:01 pm

No estaba familiarizado con el término, pero al leer el artículo me vino la Ocarina del Tiempo (Zelda) a la mente, específicamente cuando se llega por primera vez al templo del bosque.

Eibriel
Eibriel 05/06/2018 a las 12:18 am

Leyendo me doy cuenta que eso mismo me pasó jugando a minetest. Cuando logré escalar una gran montaña, y llegué a la cima al tiempo que anochecía y encendía una antorcha. La sensación de aventura y de haber creado un pequeño refugio para mi mismo me invadió.

Lara
Lara 06/06/2018 a las 7:38 pm

No se me había ocurrido jamás pensar en la relación del ASMR con los videojuegos. Para mí el ASMR son las personas que te susurran y hacen cosas con slime en Youtube. Por eso cuando he leído que ASMR puede ser pasarse en sigilo un campamento del Far Cry 3 me he reído mucho.
Pensándolo bien, creo que mi momento más ASMR ha sido con el Breath of the Wild, con los momentos en los que no hay música pero se escucha el césped <3 ¡Y también con el Thomas Was Alone! Cada personaje hacía un ruido particular al saltar que al principio me ponía enferma, pero que acabó sirviéndome para relajarme cada vez que jugaba.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: