Bien, antes de nada: ¡Qué bien te ha salido la jugada, Eric Barone! Ya está, ya podemos continuar.

Stardew Valley es un juego indie que salió en Steam (para Windows) el 26 de febrero de 2016, ha salido hace poquito para OS X y Linux y saldrá para consola para final de año. El señor Barone bajo el nombre de ConcernedApe estuvo desarrollando el juego durante cuatro años él solo. El juego tuvo mucho éxito al poco de publicarlo (de ahí mi comentario al principio) e incluso hay jugadores que afirman que lo consiguieron ilegalmente pero que les impresionó tanto que lo acabaron comprando (si os interesa, cuesta 13€ en Steam, no me seáis tacaños).

Stardew Valley es, en una frase, como si coges Harvest Moon y le añades para complementar Minecraft, Terraria y Animal Crossing. Visualmente es precioso, con tonos muy vivos y llamativos. La música, aunque después de 80 horas (cuando ya has perdido tu vida social, si es que tenías una) puede hacerse repetitiva, en un principio combina con el pixel-art y la ambientación y ayuda a que sea todo más animado. Es muy sencillo de jugar y creedme que es, muy, muy adictivo.


Todo empieza con tu abuelo, que por una casualidad parece Papá Noel, dándote una carta y diciéndote que cuando estés cansado de tu vida que la leas. Más adelante se te ve en una oficina que claramente te está explotando, abres el cajón y lees la carta, donde pone que tu abuelo te da su granja en un pueblo llamado Pelican Town. Tú te vas para allí, te encuentras con el alcalde y con un solar hecho un desastre y ahí empieza tu aventura de forjarte una nueva vida.

Captura de pantalla (6)

Como en el Animal Crossing, te creas tu personaje y empiezas con lo básico y muy pobre. Tienes tus herramientas, veinte semillas, es primavera, empieza a cultivar, pero no te esfuerces mucho o te agotarás y te desmayarás (y te cobrarán el médico y no estamos como para gastar). El juego consiste en eso. Además puedes ir a la mina a encontrar minerales y a combatir, puedes pescar, craftear, tener animalitos, recolectar una serie de plantas silvestres e ir al pueblo y hacerte amigüi de la gente, completar el centro comunitario o llenar de artefactos el museo.

Respecto a los habitantes del pueblo te aparecen con los que puedes interactuar en una lista del menú y con todos puedes llegar a un máximo de diez corazones. Dependiendo del personaje cada X corazones saltarán X eventos y por ejemplo te enviarán cartas con recetas de cocina o materiales. Luego están los diez solteros, cinco chicos y cinco chicas, con los que puedes iniciar una relación sentimental, casarte y tener hijos. Para subir la amistad con tus vecinos debes hablar con ellos y regalarles cosas, aunque ojo, debe ser lo que a ellos les guste, si no perderás amistad, pero no os preocupéis si no sabéis lo que le gusta a un personaje, la wiki aquí hace maravillas. Además hay cumpleaños, fiestas y puedes cumplir recados.
Hablando del centro comunitario, es un edificio al que debes llevar una serie de objetos (peces, madera, calabazas, un lingote de oro…) para completar unos bundles y desbloquear cosas como un invernadero o la posibilidad de viajar al desierto.

stardew-valley

Si tuviera que sacarle algo malo es que el juego te da para muchas horas de diversión y está muy bien hecho pero le faltan cosas como el cooperativo, la posibilidad de mover las construcciones de tu granja como por ejemplo el granero, el pozo, el establo…; todo lo que tiene que ver con casarse que flojea un poco, y etc. Sin embargo, estas cosas se añadirán en futuras actualizaciones. Además está en inglés, aunque por suerte, es bastante fácil de entender.

En definitiva, no sé por qué seguís aquí en lugar de estar en Steam comprando el juego.