Llevo días, no, semanas intentando decidir sobre qué juego hablar. El problema es que me cuesta Dios y ayuda escribir más de dos párrafos sobre ninguno. No porque no me gusten, sino porque me trabo. Así que he decidido simplemente hacer en un mismo artículo varias recomendaciones en un formato asequible. Aquí van:

Mi primera recomendación es Folklore*, de PS3. Es bastante desconocido y aunque tiene sus razones para no haber sido un bombazo, su (a ratos) estrafalaria historia deja huella. Nos sitúa en una islita irlandesa en la que coinciden una joven que ha recibido una carta de su madre muerta y un periodista de lo paranormal que contestó a una misteriosa llamada telefónica de auxilio. Todo esto salpimentado con el Más Allá del (supongo) folklore irlandés y tramas casi detectivescas. Es una cosa extrañísima cuya historia termina y te deja con más dudas que al principio. No sólo eso, sino que además tiene uno de los giros de guión más locos (y colateralmente terroríficos) que recuerdo.

folklore_screen
Captura de Folklore con Ellen (uno de los dos protagonistas jugables). Fuente.

Respecto a su jugabilidad, es un tanto tosca y repetitiva: se basa en ir recorriendo unos mapas bastantes restringidos mientras te libras de los espíritus (folk) que te intentan atacar. Lo único destacable es que puedes “hacerte con todos” los folk al más puro estilo Pokémon, cada uno con su función particular. Como mecánica es interesante, pero no es capaz de elevar el gameplay a más allá de “entretenido la mayor parte del tiempo”.

Para no dejar mal sabor de boca voy a añadir que la banda sonora tiene algunas canciones preciosas (así es como de hecho encontré el juego) y a repetir que, de verdad, aunque la historia vaya dando tumbos de vez en cuando, es, simplemente, harina de otro costal.


Segunda recomendación, esta vez retro: Princess Tomato in the Salad Kingdom, originalmente para NES. Es un juego de aventura en el que encarnamos a Sir Cucumber, un valiente caballero que junto a su compañero de fatigas el caqui Percy debe encontrar y rescatar a la princesa Tomate de las garras del malvado Mister Pumpkin. Sí, es una historia trilladísima pero esta vez es con hortalizas. A lo largo del juego aparece toda una ensalada de personajes, la mayoría con sentido del humor. No sólo a nivel narrativo es absurdo, también lo es a nivel jugabilístico: los enemigos se derrotan no a base de espadazos, sino ganándoles al piedra, papel y tijera. Tal cual. Lo que en un principio puede parecer una mecánica ridícula es realmente un método para hacer que las batallas sean bastante trepidantes. No, en serio. Dadle una oportunidad.

princess-tomato-in-salad-kingdom-u-0002
Nuestro compañero durante toda la aventura, Percy. Fuente.

Y, por último, Electroplankton, uno de los primeros juegos que salieron para DS. Como tiene escenario en Super Smash Bros. Brawl no sé cuál es su popularidad real pero a día de hoy no he visto que se hable mucho de él.

Electroplankton no es muy complicado: simplemente se trata de experimentar con el sonido trasteando aquí y allá, creando pequeñas suites minimalistas. A pesar de lo simple de su planteamiento, es un juego hipnótico e increíblemente relajante. De verdad, si la vida os estresa, jugad media hora escasa a este juego y os garantizo que al menos os sentiréis un poco mejor.

A nivel visual, aunque sencillo, es precioso. Los diseños de los plankton son bastante entrañables y la paleta de colores es reducida pero efectiva. No cabe decir mucho más, pero ni falta que hace. La mayor virtud de Electroplankton es su encantadora sencillez que encandila a cualquiera.

screens
Serie de capturas de tres modos distintos del juego. Fuente.

Espero que alguno de estos juegos os haya llamado la atención lo suficiente como para echarles un vistazo al menos y que si los jugáis u os miráis un walkthrough los disfrutéis mucho.

img_20160611_162248
Dejo por aquí un fanart que hice de Keats (Folklore) para demostrar mi amor por este juego.

*Recomiendo encarecidamente el walkthrough de Cry.