Los cochazos vuelven a dominar nuestras consolas y estamos viviendo una época de lanzamientos interesantes. Por un lado, Gran Turismo Sport vuelve a hacer las delicias de los apasionados del automovilismo, mientras que Need for Speed Payback nos muestra el lado perverso de las carreras: el robo de coches de lujo, los desafíos ilegales y la conducción temeraria. Al selecto mundo del videojuego del motor, el estudio independiente francés Eden Games, que cuenta con experiencia en el género gracias a títulos como Need For Speed: Porsche y Test Drive Unlimited, lanza su nueva apuesta: Gear Club Unlimited, que llegará en exclusiva para Nintendo Switch el 1 de diciembre. El pasado 17 de noviembre, Todas Gamers fuimos a su presentación en la Nintendo Showroom de Madrid, orquestrada por Meridiem Games, distribuidores de este nuevo videojuego de carreras producido por Microïds y del que moi, en calidad de Reportera Dicharachera, os traigo un avance.

Entre el arcade y la simulación

Los videojuegos de motor se clasifican en dos categorías muy diferenciadas. Por un lado, tenemos el arcade, carreras en las que lo importante es quedar primeros sin importar las trampas y trucos de magia que hayamos usado en el recorrido: en Need for Speed, las colisiones están a la orden del día; en Burnout, los atajos disparatados nos garantizan la victoria; y en los adorados Mario Kart, la concha azul y los plátanos son travesuras que sufren nuestros rivales y que que hacen que no nos sintamos tan seguros de la victoria hasta el final. Por otro lado, el simulador Gran Turismo nos ofrece una carrera realista, con pistas auténticas y coches que se conducen de la manera más naturalista que nos puede ofrecer un videojuego. Gear Club Unlimited, basado en la saga para móviles Gear Club, se sitúa en un punto medio entre ambos estilos: nos ofrece carreras en las que la competitividad será voraz, al mismo tiempo que podremos experimentar ese amor hacia la conducción y modificar el más mínimo detalle de nuestros bólidos, lo cual afectará a su manejo y comportamiento.

ac-378gt-preview_9vnz.jpg
Que pena que los paisajes no luzcan tanto como el coche

Podremos escoger entre un amplio catálogo de hasta 32 vehículos de lujo iniciales y que existen en la vida real a pesar de que se sitúen muy alejados del alcance de nuestro bolsillo. Conduciremos mediante los Joy-Con o el mando Pro Controller de Switch. Por lo que experimenté, es muy sencillo hacerse con los controles y la sensibilidad de los vehículos responde en su justa medida. Para los conductores más desastrosos, tendremos posibilidad de rebobinar en el tiempo para solventar choques desafortunados o salidas de pista irreparables.

Modo individual para pilotos solitarios

Aquí, nos enfrentaremos a rivales controlados por la inteligencia artificial en varias carreras que tendrán lugar en una serie de pistas. La característica más peculiar de este modo es la respuesta de nuestros rivales según nuestro comportamiento. Si nos mostramos deportivos, ellos nos corresponderán, mientras que si optamos por una conducción agresiva, nos devolverán dicha violencia. Otro detalle digno de mención es ver, entre los pilotos oponentes, una gran presencia de nombres femeninos, lo cual evidencia, al contrario que los prejuicios de muchos, que al volante no hay distinción de género.

Competición local y online: desde el sofá o contra Internet

Por supuesto, un título competitivo que no ofrezca un desafío en un mismo sofá se queda vacío, y Gear Club Unlimited no desperdicia esta oportunidad. Hasta cuatro jugadores en pantalla partida se podrán enfrentar en varias carreras. Si no se llega al cupo de participantes, las vacantes las ocupará la inteligencia artificial. Podremos usar el modo sobremesa con los Joy-Con o conectarnos a un televisor. Personalmente, recomiendo esto último en la medida de lo posible, puesto que la visibilidad queda muy reducida en la pantalla partida de la propia Switch.

Por supuesto, podemos competir contra amigos y desconocidos por Internet, entrar en las ligas online y en una clasificación mundial. Aquí podremos escoger si el torneo se dará en el asfalto o en una pista rally.

Artwork-back.png
Podemos ser deportivos o agresivos, y nuestros rivales nos corresponderán

El garaje y la Performance Shop: para personalizar y presumir

Aquí podemos acceder a todos los coches que tengamos disponibles, así como adquirir otros, y podremos personalizar el mismo garaje para lucir nuestros vehículos como más nos guste: colocar plantas, una cafetera, y una plataforma de varios colores sobre la cual lucir nuestro despampanante carruaje.

En la Perfomance Shop es donde nos emplearemos a la personalización más exhaustiva: además de diseñar la carrocería, acabado de la pintura, las ruedas, verificar las piezas en el taller mecánico, probaremos la adherencia y aerodinamismo de nuestro coche en el Túnel de Viento.

En cada carrera, decidiremos el nivel de los asistentes de conducción, como el cambio de marchas, entre principiante, normal y experto, así como el modo de dificultad que afectará a la categoría de nuestros rivales. Al finalizar, lograremos dinero virtual que invertir en futuros coches y piezas.  

DOhMWrDXUAAaV9_.jpg
Se ve mucho mejor en la pantalla del televisor

Diversión para todo tipo de pilotos, con gráficos humildes

El 1 de diciembre tendremos disponible este título para Nintendo Switch y promete un equilibrio muy acertado entre la diversión de un arcade y el preciosismo naturalista de un simulador. La conducción se muestra muy cómoda y sencilla de dominar, apta tanto para jugadores inexpertos en carreras como para pilotos virtuales consagrados. Por otra parte, es una lástima que los gráficos no estén a la altura y es que, mientras los automóviles lucen con unas texturas más que aceptables, los paisajes, de contornos toscos y detalles simplistas se quedan a la mitad de camino de ofrecer entornos llenos de belleza, como aspiran en sus imágenes previsualizadas. No obstante, este aspecto no nos impedirá disfrutar de una experiencia en carretera o rally al borde de un precioso y potente carruaje con el que será todo un placer conducir y derrotar a nuestros rivales.

Y Gerard Butler hace un cameo como azafato en los menús, pese a que el parecido no es intencional.

Buy Me a Coffee at ko-fi.com