[Review] Ranger Force: Gaming Keyboard & Mouse Combo

[Review] Ranger Force: Gaming Keyboard & Mouse Combo

Esta semana el mensajero me ha dado una grata sorpresa, y es que BG Gaming ha mandado a mi casa el kit Ranger Force (de teclado y ratón) para hacer una cata de las que a mí me gustan: jugando a los jueguicos. Así que he estado probándolo a lo largo de este fin de semana, y hoy vengo a contaros mis impresiones al respecto.

Unboxing

El empaquetado no tiene demasiada complicación: una caja de cartón grueso, y en su interior el ratón, el teclado, fundas de plástico cubriendo sendos productos y un pequeño manual con información sobre los mismos. La verdad es que, acostumbrada a tener que desembalar, abrir pequeñas cajas compartimentadas y tener que andar clasificando montañas de basura, resulta agradable encontrarse con un embalaje sencillo. ¡El medio ambiente y yo lo agradecemos!

IMG_20180714_112156_866.jpg

IMG_20180714_112506_642

Las características que se describen en el manual para estos periféricos son las siguientes:

Ratón

  • 3 botones más rueda central
  • Iluminación LED multicolor
  • Resolución de 1600 DPI
  • Dimensiones: 127x74x40mm
  • Peso 93±5 g

Teclado

  • 104/105 teclas
  • 10 teclas multimedia
  • Ciclo vital de 3 millones de pulsaciones
  • Dimensiones: 460x215x32mm
  • Peso 814 ± 5g

Además de esto, ambos aparatos se conectan mediante USB, y son compatibles con Windows XP/Vista/7/8/10 y MAC.

Reflexiones

Ratón

Lo primero en lo que me suelo fijar cuando cojo un ratón —y que probablemente sea lo que haga la mayoría de usuarios de PC— es revisar cuán cómodo es en la mano. La verdad es que es una forma bastante ergonómica, algo que no se aprecia a simple vista cuando tienes el producto delante por primera vez e intentas imaginar qué tal encaja esa máscara de Decepticon en tu mano; bastante bien, os lo tengo que decir. Es además muy ligero y se desliza perfectamente por el escritorio. Hice una prueba sin utilizar la alfombrilla y, aunque mi mesa no es la más apropiada para esta clase de experimentos, cumplía bastante bien a pesar de la estructura rugosa de la superficie.

Otro plus que tiene, y que no solemos encontrar en la mayoría de ratones de estética gaming, es que su forma es simétrica, lo cual permite que sea cómodo incluso para ser utilizado con la mano izquierda.

Sí que es verdad que hay un par de cosas que he echado en falta en este periodo de prueba. El ratón carece de botones para regular la sensibilidad, algo que utilizo bastante para adaptarme al uso que le esté dando en ese momento al ordenador, y que puede que a algunas personas (especialmente si son amantes de los shooters) les llegue a fastidiar si tienen un estilo de juego versátil y cambiante. Por otra parte está el tema de la longitud del cable: en mi caso, 120cm se me quedan cortos y no me es posible tener el ratón enchufado en el ordenador sin tener el cable en medio de la mesa.

Teclado

Mi experiencia con este teclado ha sido bastante ambivalente; y es que hay características que me han sorprendido gratamente, pero los aspectos que me han disgustado tienen un peso que es difícil de ignorar. Aunque hablando de peso, la verdad es que para el aspecto rudo que tiene, es un teclado bastante ligero.

Los botones de atajo son algo que me ha mosqueado bastante. Empecé a trastearlos con mucha ilusión, porque el teclado que utilizo normalmente no tiene más que atajos para regular el volumen —en concreto este teclado tiene atajos para abrir la aplicación de música, subir, bajar y silenciar el volumen, pausar y reanudar vídeos, avanzar y retroceder pistas de audio y vídeo, bandeja de e-mail, página principal del explorador y búsqueda del explorador— y andaba contenta con la velocidad hasta que me doy cuenta de que los botones de subir y bajar el volumen están distribuidos de una forma que se me hace totalmente anti-intuitiva. Aunque es un detalle menor, me frustró bastante estar constantemente dándole al botón equivocado mientras regulaba el volumen; algo que hago, valga la redundancia, regularmente.

IMG_20180715_194100_721

En esta imagen puede apreciarse mejor el problema con el que me he encontrado. Al contrario de lo que yo pensaría (y de lo que estoy acostumbrada a ver), el botón de bajar el volumen se encuentra en la parte derecha

En cuanto a la experiencia jugando, la verdad es que me resultó un teclado bastante cómodo. Se adapta bien a la forma de la mano y la elevación de las teclas permite que el dedo se deslice cómodamente. Para los juegos en los que hoy en día estoy más metida (principalmente Overwatch y juegos hechos con RPG Maker), rinde perfectamente. Escribiendo, por otra parte, la elevación de las teclas hace que me esté costando algo más de la cuenta escribir, aunque es muy posible que sea por la costumbre a utilizar mi teclado habitual.

El cable de este otro periférico tampoco se salva: una vez más, 140cm se me quedan demasiado cortos para mi mesa.

Conclusiones

Hasta la fecha tenía la idea preconcebida de que para tener un periférico gaming tenías que tenerle muy poco aprecio a vivir el resto de tus días con dos riñones, y la verdad es que ha sido todo un descubrimiento ver que existen cacharritos más que decentes a precios asequibles. A pesar de los defectos que he destacado, me parece un kit de lo más recomendable. De hecho, si no fuera por el asunto de la longitud del cable, probablemente habría hecho el cambio con mis periféricos habituales —¿verdad que ahora el que haya sido tan insistente con el tema tiene más sentido?—.

Si estáis pensando cambiar vuestro equipo, si queréis dar una sorpresilla a alguien o si, sencillamente, os queréis dar un capricho y os ha convencido lo que os he contado, podéis encontrar Ranger Force en cualquiera de estas tiendas, y revisar los productos de BG en su página web.

 

Cómprame un café en ko-fi.com Become a Patron!

Artemis
Artemis

Mi profesora de primaria me dijo que nunca sería nada en la vida. Quince años después aquí estoy, graduada en psicología y escribiendo sobre videojuegos en internet. Sigo sin saber si darle o no la razón. En Twitter me convierto en ajolote.

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: