Assassin’s Creed: Odyssey – La Odisea Del Drama Griego

Assassin’s Creed: Odyssey – La Odisea Del Drama Griego

·Grecia·

Ese país tan bonito y considerado la cuna de la filosofía. Ese país con una mitología interesante y que nos ha dado uno de los mejores villanos de Disney. Ese país donde las guerras del Peloponeso (*se muerde el puñito para no hacer chiste*) enfrentaron a espartanos y atenienses. Ese país es donde transcurre la historia que Ubisoft quiere contarnos y es, precisamente, en las guerras del Peloponeso (ahí *se la llevan*) donde se desarrolla la trama de Assassin’s Creed: Odyssey (algún día lo escribiré bien a la primera).

Acompañadnos a Kassandra y a mí en este tour por toda Grecia para disfrutar de las vistas, los paisajes y las pocas pinceladas de la historia principal que he podido catar.

Kassandra_Icaro

[Fuente: Giphy]

Porque, sí; aún no me he acabado el juego porque la Vida no me lo ha permitido. A pesar de esto, puedo contaros cosas ya que llevo como dieciséis horas jugadas y creo que son más que suficientes para poder hablaros un poco de lo que este fantástico juego nos ha ofrecido y nos puede ofrecer. Entre lo mejor, Kassandra, una señora con unos brazos y unas piernas que madre mía, gracias Ubisoft por tanto.

Como es habitual, una parte del sector jugón se ha quejado porque Kassandra no es real, porque en la antigüedad las mujeres se dedicaban a quedarse en casa y cuidar de los maridos, darles placer sexual, tener y criar a los hijos y ayudar en el campo; a ser siempre las damas en apuros que tienen que ser salvadas por un hombre. Es curioso que se aferren al rigor histórico para decir eso y no para tener en cuenta que Kassandra es espartana y que los espartanos entrenaban a sus mujeres como a los demás soldados y que el estatus de ellas era prácticamente el mismo que el de los hombres.

Pero oye, quién soy yo para decirles que este hecho histórico es más real que el saltar de un árbol situado a más de quince metros de altura hacia un montón de hojas y salir ileso. Aún no me explico por qué no sale en las noticias la nueva moda de saltar de edificios a montones de paja en la acera sin hacerse ningún rasguño.

Pero no he venido a hablar de Señores amargados, vengo a hablaros del juego.

Kassandra (yo estoy jugando con ella, como era de esperar) se nos presenta como una mujer que vive sola pero que ha sido criada por un tipo llamado Marko, quien siempre anda con trapicheos que nunca le salen bien, debiéndole dinero a casi todo el mundo, incluso a nosotras. Kassandra es mercenaria y la mayor parte de las misiones secundarias las hará por dinero, pero a veces nos darán la opción de hacerlo sin recibir nada a cambio. Aunque realmente estas misiones son muy pocas porque la mayor parte de las secundarias se obtienen en los tablones de los pueblos y conllevan algún tipo de compensación económica.

Markos

Resulta que nuestro amigo Marko también se ha gastado nuestro dinero.

El personaje no está definido del todo. Kassandra no se deja amedrentar por nadie, eso es cierto, pero tiene sus miedos y preocupaciones; la mayor parte de los matices, de cómo queremos que se desenvuelva su historia y su carácter, está en nuestra mano. Como aún no he podido terminar el juego, no puedo saber si las decisiones afectarán al final (hay nueve por lo que sé) o se reducirá todo a un final masseffectiano.

Las misiones secundarias son casi todas del mismo estilo: NPC necesita algo y tú tienes que cumplirlo. A veces es simplemente acabar con la vida de otra persona y otras veces es llevarle mandrágoras a una bruja para que no vaya a recogerlas desnuda al jardín de la casa de alguien ofendido por ello. Pero la mayor parte de ellas serán misiones del tipo recadero. Algunas tendrán también límite de tiempo, normalmente te dan un margen bastante amplio así que aún no sé qué ocurre si no llegas a terminarla. Sí que se me ha dado el caso de haber fallado misiones porque me han saltado sin que yo lo supiera. Por ejemplo, entré a investigar un campamento enemigo por las risas y terminé viendo un cartelito de “Misión fallida” cuando mataron a un preso que pululaba por ahí y que se había escapado y al que tenía que proteger. Pero yo no lo sabía y evidentemente, fracasé en la misión.

El juego visualmente es una maravilla. Incluso con gráficos bajos, los paisajes son preciosos, los bosques frondosos (con alto riesgo de despeñarse) y el mar increíble. Creo que es la primera vez que veo un mar tan bien hecho en un videojuego. Tiene ciclos de día y noche y, de vez en cuando, llueve. He visto montañas nevadas en el fondo de los escenarios y me pregunto si la aventura de Kassandra nos llevará allí y si en lugar de llover, nevará. Ojalá, porque la nieve es muy bonita.

Paisaje1

El modo foto es una auténtica pasada.

Así mismo, la banda sonora y los efectos sonoros están muy conseguidos, dándole un ambiente adecuado al juego.

Antes de seguir, quiero dejar claro que el último Assassin’s Creed al que he jugado ha sido el III; esa entrega protagonizada por Connor, para que os situéis. ¿Qué por qué lo menciono? Porque me he dado cuenta de que hay mecánicas que para mí son nuevas pero que se han implementado en otros juegos anteriores (al menos sé de una que se usó en Origins) y no quiero que me digáis que “Bueno, eso ya se usaba en nosequé Assassin’s”. Que lo vais a hacer igualmente, pero mira, lo dejo por aquí por si cuela.

En Assassin’s Creed: Odyssey han querido centrarse un poco más en el RPG sencillo, con la posibilidad de mejorar, comprar y vender armas y demás equipamiento, así como decidir qué habilidades queremos para nuestro personaje (que creo que en algunos juegos anteriores ya existía); esto hará que nuestros combates sean diferentes según qué habilidades queramos equipar. Todo lo relacionado con las armas y equipamiento lo podremos mejorar en las herrerías (de momento son la única tienda que he encontrado en el juego); en cambio, las habilidades podremos desbloquearlas en cualquier momento, así como elegir cuál de ellas equiparemos.

Porque las habilidades se equipan, sí.

Tendremos cuatro huecos para las habilidades de combate cuerpo a cuerpo y cuatro para las habilidades de combate a distancia. O lo que es lo mismo: cuatro huecos para habilidades en las que usaremos armas como espadas, dagas, lanzas, etc. y cuatro huecos para usar con el arco. Personalmente no encuentro el arco útil, de hecho, lo he usado un par de veces porque me ha sido imposible acercarme a los objetivos y tenía que darles caza en la distancia; pero sé que habrá gente que considere el arco algo a usar prácticamente en cualquier ocasión, así que creo que cumplirá las expectativas de las arqueras de la sala.

Habilidades

El árbol de habilidades es bastante grande.

Los movimientos de Kassandra a la hora de combatir son muy fluidos y dinámicos, dándose en algunas ocasiones alguna mini cinemática de cómo remata a algún enemigo, algo que ya se había visto en otras entregas; hay algunas veces en las que el tiempo se ralentiza, dejándonos actuar más rápido para movernos, esquivar o atacar al enemigo, así como decidir si huir o atacar cuando nos descubren. Esto es más por una habilidad que por el propio sistema de juego, pero la verdad es que es bastante útil. La única pega que le veo a los combates (y no sé si es por los componentes de mis PCs o por el propio juego) es que a la hora de usar las habilidades de combate asignadas (en PC están asignadas a los números del uno al cuatro), a veces no se ejecutan.

Os pongo en situación. Estáis combatiendo contra un soldado y queréis darle una patada para derribarlo, al tiempo que estáis pulsando el botón izquierdo del ratón para atacarlo, pulsáis el número asignado a la habilidad… pero no pasa nada y en esos segundos en los que habéis dejado de atacar para dar la patada, os acribillan a golpes. Igual sólo ocurre en PC, no sé si en consola también pasa, pero es un poco frustrante estar combatiendo y que quieras utilizar cualquier tipo de habilidad y ésta no se ejecute. Me quedaría comprobar si programando los botones del ratón funcionarían mejor.

A pesar de esto, los combates son entretenidos, dinámicos y divertidos. Lo cual hace que, pese a este pequeño defecto que le encuentro, entablar combate con los enemigos sea algo que a veces apetezca hacer.

Neblina

Esa neblina luminosa nos indica los enemigos.

Hablando de enemigos. Cuando nos vean en un sitio en el que no deberíamos estar, aparecerá una barrita en forma de arco blanco, amarillo o rojo dependiendo del nivel de atención que tiene el soldado (casi siempre son pobres soldados). Blanco que nos está viendo y deberíamos ocultarnos; amarillo de advertencia, si nos escondemos podemos pasar desapercibidos; y rojo que nos ha visto y da igual qué hagamos que nos vamos a comer el combate (salvo que huyamos raudas como el viento). Podremos llamar la atención de los soldados mediante el uso del silbido para que se acerquen al lugar donde nos encontramos y, así, poder acabar con ellos de manera rápida y eficaz. Sin combates (reconozco que esto me encanta).

Así mismo, cuando estemos pululando por sitios privados a los que no dejan entrar a gente como nosotras, se nos mostrará dónde hay enemigos mediante el uso de una niebla que saldrá en los bordes de la pantalla, ayudándonos a situar dónde se encuentran los enemigos más cercanos. Yo esto no lo sabía y pensé que era un bug pero por Twitter me dijeron que no, que eso estaba bien y que era un indicador de dónde había enemigos, que esto debió implantarse en Assassin’s Creed: Origins; pero como ya dije, no lo he jugado y, claro, pues no sabía de qué iba la movida de la niebla blanca y brillante en mi pantalla.

El mapa es el más grande que haya visto en todo mi vida de jugadora, de hecho, cuando le eché un vistazo rápido me pareció un mapa decente hasta que vi que aún me quedaban zonas por ver en las demás direcciones. He leído por ahí que en Assassin’s Creed: Origins era de más o menos el mismo tamaño pero no lo he jugado, de manera que tan sólo puedo compararlo con lo que he tanteado así que sí, es el más grande al que he podido jugar. A algunas zonas no podremos acceder hasta que no avancemos más en la historia (lo cual está bien porque te marcan los niveles para cada una de ellas y así no puedes lanzarte a lo loco a por gente que te triplica el nivel), pero otras podremos ir descubriéndolas con corretear un poco de una punta a otra del mapa. Otras me imagino que tengan que ser descubiertas por mar.

20181011235706

Yo huyendo del barco (dramatización).

Usando un barco.

Y navegando.

Porque sí, son ellos. Los combates navales. HAN VUELTO. Y siguen siendo horribles.

En Assassin’s Creed III recuerdo las partes de navegación entre amor y odio, y aquí también son un poco en ese estilo. En realidad los combates navales no son tan malos (me gusta el drama [y por eso juego un drama grieg*se la llevan*]) pero sí que cuesta un poco hacerse a ellos porque son lentos en movimientos. Entiendo que son barcos pero es muy frustrante que el navío no se mueva a tu gusto cuando otros tres navíos te están dando la paliza de tu vida porque has pasado a su lado y han decidido que oye, te tocaba a ti recibir los golpes.

Pero por suerte, los combates parece que son poquitos (al menos sólo me han tocado dos en todo lo que llevo) y las cosas bonitas son más que las feas y bueno, podremos navegar mientras disfrutamos de los saltos de las ballenas y delfines a nuestra vera y, además, HAY BARCOS HUNDIDOS. SÍ. CÓMO LEÉIS. BARCOS. HUNDIDOS. Y evidentemente podremos bucear entre los restos para recuperar tesoros (y darnos de tortas con los tiburones). Además, Kassandra tiene unos pulmones dignos de un mini delfín y podrá bucear bastantes metros hacia el fondo. Cuando nos vayamos quedando sin aire, se nos avisará y, si nos pilla a medio camino, se nos irá restando salud, como ya ocurriese en algún Tomb Raider.

No en todos los sitios se puede dar una un chapuzón, que el mar es muy grande, pero casi se intuye y si no, se pueden descubrir con Ícaro o al pasar cerca. Y esto se puede aplicar al mapa terrestre, donde también podremos sumergirnos en lagos para encontrar tesoros (como a la Dama del Lago jugando con Excalibur [?]) y grabados que podremos poner en nuestras armas y equipamiento para ganar puntos en las distintas habilidades. Éstos también se desbloquearán a medida que vayamos subiendo de nivel.

Nuestro barco también podrá ser mejorado con casi lo de siempre: ataque y defensa, pero a mayores tendremos la opción de personalizarlo (cambiando los mascarones, por ejemplo) y de añadir lugartenientes que nos darán puntos en distintas habilidades. Algunos nos subirán la resistencia a las llamas, otros nos subirán el daño por flechas. Al principio sólo podremos llevar uno equipado pero luego, mejorando otras cosas del barco, podremos añadir varios.

Icaro

Nuestro amigo volador nos facilitará tener imágenes como esta.

Es posible que, después de haberlo leído antes, os estéis preguntando quién es Ícaro. Pues Ícaro es nuestro plumífero y fiel amigo águila y al que usaremos para detectar enemigos, tesoros, entradas a los campamentos enemigos, los propios campamentos enemigos y demás cosas. Ya teníamos un águila en Assassin’s Creed Origins así que aquí repite porque, eh, mola. Y es más fácil hacer la estrategia si contamos con sus ojos. Además, Ícaro tiene sus propias habilidades, desbloqueándose a medida que avanzamos en el juego, sincronizamos atalayas y subimos de nivel.

Las atalayas aquí no son como en las primeras entregas de Assassin’s Creed, aquí son más puntos estratégicamente colocados para que actúen como viaje rápido, ya sabéis, una opción para viajar a sitios muy alejados en lugar de pegarnos la caminata. Y, por supuesto, no habrá que coleccionarlas.

Qué más cosas os puedo contar, que es que son muchas.

No lo dije antes porque mi mente va a su rollo, pero al empezar el juego podremos elegir el personaje que querremos utilizar durante todo el juego, pudiendo escoger entre Kassandra y Alexios, ya que la historia comienza en la actualidad, cuando una chica se mete en un Animus para revivir la vida de uno de estos dos hermanos; así mismo, nos darán la opción de elegir la dificultad del juego, pudiendo cambiarla en cualquier momento; y, por último, nos darán la opción de elegir el tipo de juego que queremos jugar. Es decir, si queremos explorar nosotros solos todo el mapeado sin que nos marquen nada o si queremos que se nos marquen los objetivos, las interrogaciones (lugares no descubiertos) y demás cositas. En mi partida he escogido lo segundo, porque soy un poco perezosa y a mí que me marquen las cosas que luego ya si eso voy a investigar mientras doy un enorme rodeo para llegar.

DramaMercenario

El drama de ser derrotado.

En el juego seremos perseguidos por una serie de mercenarios que actuarán como cazarrecompensas. Normalmente aparecen cuando alguien pone precio a nuestra cabeza y esto sucede cuando hacemos muchas cosas malas; como matar gente o robar (lo normal). Las opciones para quitarnos de encima a estos cazarrecompensas son tres: o pagamos el precio que nos han puesto, o acabamos con quien nos está persiguiendo o acabamos con quien puso precio a nuestra cabeza. Hasta ahora he optado por las dos últimas opciones, siendo la última la que más utilizo, ya que a veces los cazarrecompensas te pueden sacar bastantes niveles y derrotarlos no es tan fácil como parece. Además, algunos vienen acompañados de animales (como lobos o leopardos) y eso complica un poco la pelea porque son dos puntos a derrotar. Tendremos un menú correspondiente para los mercenarios donde veremos sus debilidades y un poquito de la historia de cada uno, así como los niveles que tienen. La información mostrada tan sólo aparece cuando los hemos descubierto, bien cruzándonos con ellos de manera casual (que no tiene por qué acabar en combate) o bien usando a Ícaro.

También jugaremos un poco a dos bandas con los atenienses y los espartanos, si queremos (hasta ahora no me han obligado más que en una misión a ayudar a uno de los bandos). ¿Que qué quiero decir con esto? Pues eso mismo: podremos ir debilitando los territorios gobernados por cada una de las facciones hasta que nos den la opción de conquistar, donde se celebrará una batalla casi épica y podremos conquistar ese territorio para la facción a la que hemos ayudado. Para debilitar estos territorios podemos quemar suministros y matar (o reclutar) a los líderes de cada uno, de esta manera el ejército destinado a ese territorio estará más débil y será más fácil ganar. Y sí, suena más complicado de lo que es, creedme. Tampoco sé si estas acciones tendrán su repercusión porque, claro, al final acabamos siendo una mercenaria que ayuda a ambos bandos y eso no suele acabar bien (?).

Como el mapa es tan grande, de cara al principio de la historia nos darán a elegir un caballo. Realmente da igual cuál escojamos porque los tres son iguales a efectos prácticos, lo único que cambia es el color; además de que, escojamos el que escojamos, su nombre pasará a ser Fobos. Fobos es el súper caballo que nos acompañará durante toda nuestra odisea y que aparecerá en cualquier sitio siempre que silbemos, además de que es el mako de los animales: trepa por casi cualquier sitio Y NO VUELCA NI NADA SI ENCUENTRA UNA PIEDRECITA EN EL CAMINO. ADEMÁS, PODREMOS PERSONALIZARLO CON SKINS, COMO LA DE UN UNICORNIO. SI ES QUE TODO SON VENTAJAS.

Todo son ventajas siempre que no se muera. PORQUE SÍ, EL CABALLO PUEDE MORIR. DE HECHO, HE ASESINADO MÁS VECES AL POBRE CABALLO DE LAS QUE YO HE MUERTO JUGANDO. NO ME JUZGUÉIS, SIEMPRE HA SIDO SIN QUERER. Fobos, como ya he dicho, debe de ser medio cabra montesa porque trepa por casi cualquier sitio, además de que es bastante rápido; pero también tiene sus debilidades. Si os caéis de un barranco a cierta altura, muere. Si os caéis por una cascada huyendo de una manada de lobos, morirá. Si estáis combatiendo a lomos del animal y rompéis una de las vasijas que contienen el llamado fuego griego y todo estalla en llamas y os pilla en el medio, Fobos morirá. Que, a ver, no hay tanto drama porque el caballo se regenera, pero tarda en hacerlo y mientras lo hace, podremos llorar al tiempo QUE VEMOS SU CADÁVER EN EL SUELO. AÚN SIGO TRAUMATIZADA CUANDO RESBALÉ POR UN BARRANCO Y CAYÓ EL CABALLO COMO UN MALDITO MUÑECO DE TRAPO. UBISOFT ESTO ES CRUEL.

En cuanto a la historia principal, tristemente he visto poco, pero me hace especial gracia que sea un drama griego. Ahora hablando en serio, la historia de Kassandra (y de Alexios) se nos va dando granito a granito a medida que avanzamos y, la verdad, que está interesante. Me da la impresión de que es un poco lo que siempre se ve en este tipo de juegos. Igual al meter nueve finales distintos, las variantes hacen que todo sea mejor. Al menos, eso espero.

Los romances creo que no he probado ninguno como tal. Tan sólo tuve cosas con una señora mayor cuyo marido no aguantaba el ritmo de marcha que ella marcaba. Me resultó curioso en el sentido de que pusieran a una señora relativamente mayor como opción y, la verdad, que me gustó el toque de “La edad no importa si hay ganasy eso está genial. Tampoco sé si esto cuenta como romance ya que formaba parte de una misión secundaria. Cuando termine el juego me podré formar una idea de cómo son los romances.

LujuriaAsesina

La verdad que el hombre me daba un poco de pena.

El doblaje en general es bueno, al menos en la versión en castellano, aunque sí, hay un pero. El pero es porque la entonación de muchas de las frases está fuera de lugar, dando a situaciones en las que Kassandra y otros personajes le ponen demasiada emoción o demasiado enfado a lo que están diciendo cuando no corresponde, dejando el diálogo un poco raro. Supongo que esto es porque grabarían las frases sueltas, sin ver las imágenes o el contexto y nadie les ha corregido. Por suerte, en lo que llevo jugado no pasa demasiado a menudo y eso se agradece.

Y creo que no me dejo nada *revisa la lista*

La verdad que me está gustando mucho el juego y espero que sea disfrutable todo lo que me queda (que tiene pinta de que de las cien horas no voy a bajar [hola, nuevo Dragon Age Inquisition]); y, realmente, esperaba más cosas negativas pero ha sido una grata sorpresa y creo que la espera por este título ha merecido la pena. Evidentemente, hay cosas que pueden mejorarse mediante parches, pero al menos el juego es jugable sin ningún tipo de problema y eso es un punto muy a su favor.

Así que, nada, ya sabéis: a jugar con esta señora tan maravillosa que es Kassandra.

Muchas gracias al equipo de Ubisoft por ser tan geniales y facilitarnos una copia de prensa 💚

[Fuente cabecera: Imagen propia + Logo Ubisoft // Imágenes: Capturas propias]

Cómprame un café en ko-fi.com

Ka'alshya
Ka'alshya @Kaalshya

• It's pronounced Kaeelshia • PR Manager & Redactor at TodasGamers • Sometimes I draw and write things • Hater • N7◢ • Arcane Warrior • I try to save lives but not myself • Paramedic • I lived the Big Bang so I’m older than you • Please: don’t explain me my own text • My text, my rules •

3 comentarios
Zak
Zak 25/10/2018 a las 12:25 pm

Tiene una pinta genial, le tengo bastantes ganas, y los vídeos que he visto de algunas misiones me han hecho demasiada gracia xDDD

Gracias por el artículo!

johansolo
johansolo 25/10/2018 a las 7:51 pm

El juego es precioso y enorme.

El combate naval es un poco meh pero lo que me encanta del barco son las salomas.

Entre las modificaciones del barco se pueden poner skins a la tripulación y con uno de los que me ha salido (no sé si por alguna misión, por subir de nivel o por el transcurso de la trama) que se llama “Bandidas” tu tripulación se vuelve completamente de mujeres (menos los lugartenientes). Con esa skin, ¡cambian las voces! y las canciones pasan a ser cantadas por un coro femenino.

Por cierto, yo también juego en PC pero no se me ralentiza al usar las habilidades. Claro que también juego con mando.

Martiruli
Martiruli 30/10/2018 a las 10:33 pm

Qué completa la entrada! La verdad que tengo ganas de comprar el juego solo para ver al caballo escalador!!
Muchas gracias por contarnos con tanto detalle este juego!!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: