Devil’s Hunt – Highway to hell

Devil’s Hunt – Highway to hell

En el infinito conflicto entre la luz y la oscuridad, el destino de nuestro mundo se ha visto en peligro en numerosas ocasiones. Y es que es un tema que no pasa de moda y, además, suele ser un acierto seguro. Tanto es así que el pasado 17 de septiembre, 1C Entertainment lanzó Devil’s Hunt, un juego de acción en tercera persona desarrollado por Layopi Games y basado en «Równowaga» (o «Equilibrium»), una novela de Paweł Leśniak que desconocía por completo, pero que no he dudado en añadir a la lista de pendientes. El título está disponible actualmente en PC y se espera su llegada a Xbox One, Play Station 4 y Nintendo Switch a principios de 2020.

01

¿Descanse en paz? Y UNA M-

Historia

En Devil’s Hunt nos ponemos en la piel de Desmond, un joven despreocupado que vive rodeado de toda clase de lujos, mientras trabaja de día en la empresa de su padre y se desfoga a base de puñetazos participando en peleas nocturnas.

Durante los primeros momentos en el juego, acompañamos a Desmond en lo que sería un día normal de su vida: despertarse un poco tarde —no nos lo dicen, pero asumimos que el mamarracho estuvo de juerga—, salir pitando a trabajar para discutir con su padre debido a su irresponsabilidad y falta de compromiso con la empresa familiar; pedirle matrimonio a Kristen, su pareja; entrenar un poco e irnos a repartir candela a un local con pinta de vivir al margen de la ley. De pronto, las cosas se tuercen en la vida de nuestro protagonista y nada será igual. Tras una serie de acontecimientos —que dejaré que descubráis por vosotras mismas—, Desmond muere y renace con unas habilidades que no comprende. Su camino como Salvador y Destructor apenas ha comenzado y el pobre no entiende nada.

Antes de darse cuenta, está recorriendo el inframundo buscando respuestas y harto de verse en medio de una batalla que ni le va ni le viene y en la que ambos bandos pretenden incluirlo entre sus filas a base de engaños, manipulaciones y chantaje.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Jugabilidad

Devil’s Hunt es un juego de acción con un estilo de combate tipo beat ‘em up, donde Desmond se defenderá de sus enemigos a puñetazos al más puro estilo Prototype —con transformación de brazo incluida—. Esto, acompañado de la perspectiva en tercera persona, hace que resulte tremendamente satisfactorio luchar; especialmente si has tenido un día algo estresante y te apetece descargar un poco.

Además, al tratarse de un juego lineal el combate es obligatorio y, si queremos pasar a la siguiente zona, deberemos derrotar a todos y cada uno de nuestros enemigos. Por suerte para todos, las rondas u oleadas de contrincantes son las justas y necesarias para suponer un pequeño reto, pero no frustrar o, peor, aburrir al jugador.

A lo largo de nuestra aventura nos irán apareciendo diversos enemigos, más o menos fuertes, angelicales o demoníacos. Y sí, también hay bosses. Al enfrentarnos a ellos podremos golpear con nuestros propios puños, bloquear sus ataques —a través de un sistema de reacción que a mí personalmente se me dio un poco regular—, utilizar ataques especiales e incluso transformarnos en demonio, si la cosa se está poniendo dificililla. Por su parte, tras varios golpes, puede salirnos la opción de finiquitar a nuestro enemigo con un golpe especial, que será diferente para cada caso y que va desde arrancar cabezas hasta hundir pechos. También habrá ocasiones en las que podamos escapar de una muerte segura, pulsando repetidamente el comando asignado, lo cual no está nada mal.

Al derrotar a nuestros enemigos obtendremos almas. También las encontraremos repartidas por el mundo y, con las almas que vayamos recolectando, podremos aumentar el nivel de nuestras habilidades especiales. Además, podremos romper espejos de Lucifer para obtener unas cuantas más, que nunca está de más. Si nos lo montamos bien, es bastante sencillo desbloquear todas las ramas de habilidades —ejecutor, profana y vacío— e incluso combos. De hecho, cada tipo de habilidad será más o menos efectiva según el oponente con el que la usemos, así que deberemos seleccionar el menú de habilidad más apropiado en pleno combate.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En cualquier caso, contamos con una interfaz de lo más sencilla donde encontraremos descripciones de personajes, resúmenes de lo ocurrido en cada capítulo —por si jugamos cada mil años— y ajustes de controles totalmente personalizables u opciones tipo pantalla completa, gráficos, sonido o idioma. Devil’s Hunt nos permite elegir si jugar con mando o ratón y teclado, y ambas opciones son igual de cómodas. Aunque es posible que nos veamos obligadas a cambiar la sensibilidad del ratón para que la cámara no baile demasiado y acabemos mareadas antes de llegar a la siguiente zona. Por su parte, el juego viene predeterminado en inglés, pero podemos cambiarlo en cualquier momento. Ello solo afectará a interfaz y subtítulos. Aquí me encontré con algo curioso y es que la dificultad en inglés está divida en: story, casual y hardcore; y quien se encargara de la traducción en castellano decidió interpretarlo como: historia, paquete y profesional. Pensaba que habíamos superado esa etapa, pero se ve que no.

Al iniciar la partida podremos elegir qué dificultad queremos afrontar y cambiarla a lo largo de la aventura sin ningún problema. Eso sí, ello podría afectar a la obtención de algunos logros. Por su parte, obtener los logros es bastante asequible, al tratarse de un juego lineal y bastante corto. Buena parte de los logros se obtienen en la primera pasada, para los demás habrá que observar el entorno o rejugar al menos un par de veces el título. Además, los coleccionables desbloquean un apartado de concept art en la sección de Extras que merece la pena.

Por último, me parece importante destacar que Devil’s Hunt cuenta con un buen puñado de cinemáticas, lo que puede resultar algo tedioso a quienes priorizan la jugabilidad a la historia. Por suerte se pueden saltar e ir directas al grano. A mí personalmente no me resultaron pesadas e incluso disfruté de los diálogos. Por su parte, el juego tiene un apartado audiovisual muy logrado y, a excepción de algunas puntillas que habría que limar, se juega con una agilidad tremenda.

07

¡Dijiste que a la de tres!

Conclusión

Personalmente —y porque soy más básica que una ameba—, soy tremendamente fan de que haya un capítulo llamado “Amigo muerto, abono para el huerto”. Tenía que dejar constancia.

No, ahora en serio. Devil’s Hunt es un juego bastante interesante que, si bien retoma la eterna batalla entre ángeles y demonios, el bien y el mal, la luz y la oscuridad y todo eso, lo hace dándole una esencia propia que hace que merezca la pena darle una oportunidad. Gráficamente es genial y se nota el trabajo invertido en historia y personajes. Quizás alguna cosilla me ha hecho arrugar la nariz —Desmond, cariño, espiar a Kristen día sí y día también está un poco feo—, pero en general mi experiencia ha sido bastante agradable e incluso le daré alguna vuelta más para buscar logros y coleccionables.

Copia de prensa del juego proporcionada por Layopi Games, ¡muchísimas gracias!

Cómprame un café en ko-fi.com

Aonia Midnight
Aonia Midnight @AoniaMidnight

Curiosa, reflexiva y torpe // Palomitas y cerveza // Mi mente está llena de mundos en los que evadirme de la realidad // Nothing is true, the cake is a lie

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: