Si me encanta este juego ¿por qué quiero potar?

Si me encanta este juego ¿por qué quiero potar?

Hoy me permitiréis que me ponga seria y me aleje de las reseñas de videojuegos para contar una parte de mi vida gamer, que no deja de ser una parte importante de mi vida en general.

No recuerdo un momento de mi existencia en que no haya jugado a videojuegos.
El otro día rememoraba en twitter cómo a los ¿5? años me había obsesionado con un juego de tanques (de los que todavía iban en cinta) para el pc (por el pleistoceno superior… más o menos).
Jugué muchísimo online cuando la fiebre del Ragnarok, por allá por los 2000 y muchísimo más en casa (antes y después del Ragnarok). Primero con dificultoso acceso a videoconsolas prestadas (como Atari, la Playstation, nintendos varias…) y luego ya con Play2, Xbox y lo que cayese.

En aquellos tiempos los gráficos eran lo que eran y las pantallas también. Tal vez por eso no me di cuenta.

Comencé a sentir que algo no estaba bien jugando al Fallout 3, un juego en definitiva, no tan diferente a otras decenas que había disfrutado antes. Concretamente lo que comencé a notar fue que me ponía enferma.

No enferma como para alarmarme. Al menos al principio.
Sólo era una sensación de malestar que comenzaba con dolor de cabeza y una especie de mareo sordo, como el que tienes cuando das un par de vueltas muy rápidas sobre ti mismo. Pero podía seguir jugando. Y lo hacía, porque además ADORO el Fallout.
Pero después de jugar estaba incómoda, sin apetito y con mucho sueño.

Así comenzaron mis problemas. Porque todo fue a más.

Y siempre ocurría con juegos de gráficos realistas y en primera persona.

Pasé muchísimo tiempo enfadada conmigo misma y el mundo e incluso me llegué a culpar “ya está tu cerebro estúpido haciendo de las suyas”.

Pues no. Al parecer es algo que en mayor o menor medida le pasa a algunas personas. Se la ha llegado a confundir con la cinetosis (mareo y malestar debidos al movimiento) pero no es exactamente lo mismo.
Mi infierno personal se llama “enfermedad del simulador”.

El nombrecito molón, en plan ciencia ficción ochentera, viene porque los primeros casos se encontraron entre estudiantes de aviación que hacían pruebas en simuladores de vuelo.
Al parecer todo apunta a que el problema se origina por el desajuste entre tus ojos y tu oído interno (que es donde está el equilibrio)

Dramatización

-Ojos: ¡¡JODER, CÓMO MOLA CORRER POR EL CAMPO DETRÁS DE UN DRAGÓN, KOWABUNGA!!
-Oído: ¡PERO QUÉ DECÍS, IMBÉCILES, QUE ESTAMOS SENTADOS EN UNA SILLA!

Ahí está el problema. Que algunos somos más sensibles y nuestros cerebros no pueden coordinar las dos sensaciones a la vez.
¿Es peligroso? Pues no. No es una epilepsia, desde luego. Pero cuando QUIERES jugar y no puedes, duele.

En mi caso el día que peor lo llegué a pasar fue cuando decidí que esta mierda no iba a pararme porque –OH DIOS– necesitaba jugar el final del Portal 2.

Y lo jugué. Puesta de biodramina hasta las cejas y corriendo al baño a vomitar cada dos pantallas (preguntad a @lenguadeplata… fue una tarde en verdad entrañable). Por supuesto, aún hoy si alguien me susurra Portal 2 al oído me vuelven las náuseas.

¿Cómo me afecta esto en cuanto a juego a día de hoy? Bueno, me niego a renunciar a Mass effect, Dragon age, Fallout… intento no jugar en primera persona, sino en una tercera cercana. Que el personaje esté “al aire libre” me marea menos que cuando está en escenarios interiores (y los malditos refugios del Fallout con sus escaleras con giros hacia abajo son un capítulo aparte de horrores y sudor frío).

Juego con calma, y por supuesto juegos como Overwatch y Team Fortress no los toco ni con un palo (pese a que antaño jugaba al TF y me encantaba).

¿Los consejos que doy por si alguien está en mi misma situación? La biodramina ayuda. Estar todo lo lejos de la pantalla que puedas también (pero claro, si como a mí, te mola jugar de francotirador pues…). Que el monitor sea lo bastante pequeño como para que permita fijar la vista de vez en cuando en la pared te hará durar un poco más. Todo depende del grado, el aguante y el tiempo que logres engañar a tu cerebro.

¿Cura? Por desgracia de momento nada a la vista. Lo que tengo bastante claro es que la siguiente generación de juegos o nos arregla el problema con nuevos formatos y nuevas formas de interactuar con el programa, o nos aparta definitivamente de shooters y cosas modernas (Que si esa situación se diera yo misma formaría un club solo para gamers con esta problemática y lo disfrazaría de asociación tremendamente pedante… Algo en plan “solo jugamos a point and click, arcade clásico e indie chunguero mientras bebemos copazos de vino tinto”. Sin arcadas al arcade, pienso llamarlo).

Y ya creo que puedo concluir esto. No voy a estirarme con tecnicismos médicos porque no soy profesional. La verdad es que me apetecía explicar mi situación y tal vez ayudar a alguien. Dar visibilidad a algo de lo que apenas se habla en nuestro mundillo y un par de consejos de cosas que a mí me han funcionado.

Así que ya sabéis. Id con cuidado, no desesperéis… y si todo falla nos vemos en el indie.

Cómprame un café en ko-fi.com

Reina de los gatos
Reina de los gatos

Bi. No neurotípica. Transhumanista democrática. Mis bragas son de oro.

39 comentarios
GwenFae
GwenFae 16/07/2016 a las 1:02 pm

A mí me pasó algo parecido (no igual, pero parecido) jugando al Portal (el primero, y ya en las primeras pantallas), y dejé de jugar. Y en otra ocasión, jugando al Skyrim. Lo he achacado a mi “manquería como jugadora”, pero leyendo este artículo todo cobra otro sentido. Muchas gracias por hacerlo

Chuck Draug
Chuck Draug 16/07/2016 a las 1:11 pm

Para que luego digan que con estas cosas no se aprende… mira, no sabía nada de la enfermedad del simulador, pero viendo lo que comentas… no, no es una experiencia para nada agradable. Y que eso encima entorpezca tu entretenimiento y nadie parezca querer hacer nada por gente como tú, me duele. Tanto que hablamos de accesibilidad, pero luego hay cosas que pasamos por alto.

Es la cuestión de tener en cuenta a una parte del público, pero no solo con esta enfermedad, con cualquier otra que les afecte. Que sí, que es verdad, que no se va a poder contentar a todos, pero teniendo en cuenta esto, que los desarrolladores pudieran hacer algo (no sé el qué) para intentar hacer los juegos lo más accesibles posible cuando se tenga la ocasión. ¿Que es una quimera? Puede serlo, porque hay de todo, pero vamos, que ahí están estas cosas y hay que mirarlas.

Y me imagino que más de uno dirá que esto es una exageración, pero mira, hay que ponerse en la piel de la otra persona para entenderla, por mucho que no estés realmente en su situación (y aun así no entiendes todo), tener algo de empatía, ¿qué menos?

Vii
Vii 16/07/2016 a las 5:59 pm

No sabía esto, vaya putadón 🙁 Y eso que trabajo precisamente haciendo simuladores de vuelo. Me pregunto si la VR aliviaría un poco, ya que al menos te hace girar la cabeza…
Igual que a veces aparecen juegos con “modo daltónico” cuando los colores son parte importante del gameplay, creo que los desarrolladores también deberían tener en cuenta esta enfermedad, proporcionando un modo de vista alternativa por ejemplo. Me viene a la cabeza el Dragon Age, que se puede jugar en 3ª persona o bien en una vista aérea en plan Diablo. Como dice Chuck Draug no se puede contentar a todo el mundo, pero si con estos detalles ayudas a que más gente pueda jugar a tu juego, pues oye…

Lydia (@bolverkr)
Lydia (@bolverkr) 16/07/2016 a las 6:01 pm

Wow… Suena terrible 🙁
Enfermedad del simulador… la verdad es que tiene nombre ochentero. Me imagino que si encima pruebas la realidad aumentada… Te da un yuyu, vamos.

Av of Thrones (@All4Av)
Av of Thrones (@All4Av) 16/07/2016 a las 6:27 pm

A mí me pasó la primera vez con The Unfinished Swan, pero yo ya sabía q era por q es la misma sensación (para mí) q cuando me mareo en coche. También me pasa con Bioshock Infinite, pero no con las anteriores, curiosamente.

A mí me ayuda tener una ventana abierta, o jugar en una pantalla más pequeña, pero en la industria se está empezando a tener muy en cuenta a raíz de los juegos de realidad virtual. Ya hay más de un juego con la opción de quitar el “head bobbing”.

Rina
Rina 16/07/2016 a las 6:51 pm

Lloro. A mí me pasó esto por primera vez intentando jugar Metroid Prime y desde entonces, cada vez que intento algo en primera persona, sufro. Irónicamente, no me pasa cuando veo a alguien jugar en primera persona; supongo que mi cerebro distingue que quien está ejecutando las acciones no soy yo :^)
Gracias por el artículo: por la enseñanza y la visibilización <3

Pablo (@DrZoidberg5)
Pablo (@DrZoidberg5) 16/07/2016 a las 7:56 pm

La primera vez que supe de todo esto fue por este artículo, por si le sirve a alguien. Dice que viene bien trastear con el FO http://ecetia.com/2012/02/te-mareas-jugando

Reina de los gatos
Reina de los gatos 16/07/2016 a las 8:20 pm

sí, pero fíjate que este mismo artículo lo confunde con la cinetosis (la cinetosis es que el movimiento te marea…por ejemplo, cuano te mareas en coche) en el caso de este transtorno lo que marea es la falta de movimiento alguno cuando tu cerebro cree que te estás moviendo. Por lo que estoy viendo hay muy muy poca info sobre el tema y mucha gente diciéndome que lo padece en mayor o menor grado así que iré actualizando todo lo que encuentre aquí ^^

(MinaHawke) @righ_twin
(MinaHawke) @righ_twin 16/07/2016 a las 9:52 pm

Tenía constancia de la enfermedad de la simulación pero al leerlo todo tan detalladamente y poder identificarme a la perfección contigo me siento mucho mejor aunque se que esto sea una putada en toda regla.
A mi sobretodo me jode juegos como Bioshock que de hecho me conseguí pasar el 1 sin potar, el 2 casi, y bueno, el Infinite no voy ni por la mitad porque de verdad he llegado a vomitar. Incluso con juegos tan sencillos como el Life is Strange, en la parte del vertedero (para quien sepa que sitio es) he llegado a pasarme 2 horas sin para de vomitar.
Si os ayuda, a mi me marea siempre pasados los 20 minutos de juego; lo que hago es levantarme de la silla, moverme, sacar la cabeza por la ventana, refrescarme y comer algo, asienta un poco el estómago y así no tienes que tirar de biodramina, que estará la gente especial como yo que el sabor de la biodramina le da náuseas jajaja

Ransil
Ransil 17/07/2016 a las 4:13 pm

Wow, a mi lo que me pasa es que con juegos com muchas luces o componentes móviles en pantalla me mareo seriamente y pierdo a quien llevo. Me lleva pasando desde hace unos 5 años (tengo 32) de toda una vida jugando y no entendía por qué, si antes no se me daban mal y tal los bullet hell o incluso el smash. Creía que me había vuelto manca hasta que me dió un chungo muy fuerte con el Blood Dragon. Aun no tengo muy claro qué tengo, pero evito los juegos con neones o luces que se mueven y los que hay muchas cosas que se mueven a la vez =|
¡Ánimo!

Myddna
Myddna 17/07/2016 a las 6:14 pm

Tengo este problema específicamente en primera persona. Me di cuenta con el Portal 1 y tuve que jugarlo muy poquito a poco.

Y os vais a reír, pero no me pasa solo con juegos más o menos realistas. Me ha pasado con el puñetero Minecraft. Normalmente iba en tercera persona y no había problema, pero meterte en una mina a picar materiales… Pos no xD.

He llegado a leer que tiene algo que ver también el astigmatismo (tengo un poco, igual que mi padre que también sufre esto), seguramente será de todo un poco.

Gabriel
Gabriel 25/07/2016 a las 7:27 am

Wow, acabo de leer exactamente los mismos síntomas que tengo. Es terrible, y esto hace que por el momento esté limitado a starcraft y age of empires. Leí hace mucho por allí que los sintomas se alivian mascando chicle, porque el cerebro interpreta que al estar comiendo uno está quieto. No es la gran cosa, pero en mi caso me da media hora mas de juego sin descomponerme. Tambien ayuda respirar aire fresco, aunque no tanto como la primer solución. Esperemos que pueda resolverse!

Zak
Zak 31/07/2016 a las 4:04 am

Pues vaya, la verdad es que me parece un tema muy importante y una putada muy gorda. La única vez que sentí algo similar fue con el Mirror’s Edge, pero por suerte nunca lo noté con otros juegos. [corrección tras repasar los comentarios: ¡MINECRAFT! Con Minecraft también lo notaba en ocasiones, acabo de recordarlo. Casualmente, cuando jugaba a Minecraft tenía astigmatismo pero mis gafas no estaban graduadas para ello]

Lo que sí que noto, siempre, sin excepción, es la típica sensación de “caída libre” cada vez que en un juego hay… pues, una caída libre de cierta altura con una aceleración alta (algo superior a la de la gravedad, quizá). Es exactamente como si fuese yo el que está cayendo, aunque el juego sea en tercera persona. No es que me incapacite para jugar ni me haga sentir especialmente mal, pero a veces me deja en shock durante una fracción de segundo.

ElfangorTheOne (@ElfangorTheOne)
ElfangorTheOne (@ElfangorTheOne) 19/08/2016 a las 7:03 pm

Por desgracia, siendo algo con tan poco información/documentación, no sé si a las compañías les importará un carajo. Quiero decir, ¿van a dedicar tiempo y dinero en mejorar algo para un porcentaje tan bajo de los jugadores? ¡Si ya les cuesta arreglar cosas considerando a las mujeres, que son la mitad! Alguna compañía simpática intentará hacer algo tarde o temprano, seguro, pero lo que les llama es la pela, y aunque si se encuentra una solución seguramente la apliquen, no serán ellos quienes la busquen.

Espero sinceramente equivocarme con esto, ya sé que suena muy derrotista, pero es que se ven algunas cosas que hacen las compañías de videojuegos y es pa pegarles.

Noiry
Noiry 25/08/2016 a las 1:16 am

Me pasó igual con Portal 2, tardé semanas en pasármelo porque tenía que quitarlo cada 15 minutos.
En mi caso no sé si tiene tanto que ver con los gráficos realistas como con el movimiento del ratón/cámara. Jugué al Skyrim sin problema pero si lo intento con el Oblivion a los 10 minutos me quiero morir (y me da rabia porque me lo regalaron).
Sí recuerdo que juegos como el Spyro the Dragon y el Gex en PSX me mareaban lo infinito, pero luego no tenía problemas con otros como el Medievil.
En Mass Effect me pasó con algunas pantallas pero era más una molestia que un malestar total.

Me fastidie que pase esto porque soy el tipo de persona que puede leer o dibujar en un coche y nunca me mareo en ningún vehículo, pero luego algunos juegos me matan xDD

Pauler
Pauler 21/09/2016 a las 3:11 pm

No conocía esta condición :O. Me parece un tema muy interesante y que cada vez cobrará más importancia conforme avance todo el tema de la VR y el realismo. Creo que se le debería dar más visibilidad porque por lo que veo es bastante más común de lo que parece.

morethanenough
morethanenough 09/11/2016 a las 7:07 pm

Me siento muy identificado contigo. Hace casi dos años me regalaron el The last of us… y ahí lo tengo, con apenas 4 horas de juego y unos mareos que ni en la peor de las montañas rusas a las que me haya subido. El problema es que en consola no puedes modificar la variable en cuestión pero en los de VALVE creo que sí, al menos con el HL2 que también me pasaba. Se debe a una costa llamada point of view creo recordar. Puedes jugar con su valor y obtienes distintos efectos. A mi con el HL2 se me pasó

Me plantearé lo de la biodramina 😉

ninsei
ninsei 10/11/2016 a las 8:47 am

Pues a mi me pasa una cosa parecida, però no me mareo. A veces, cuando llevo mucho rato jugando, me entra un sopor irrefrenable y tengo que parar a dormir, sí o sí. Cierro los ojos 5 minutos y ja está, pero es flipante, no puedo mantener les ojos abiertos. Eso del mareo me pasó viendo Hardcore Henry en el cine, una peli de acción en primera persona, me tuve que ir a vomitar

nanoSpawn (@nanoSpawn)
nanoSpawn (@nanoSpawn) 10/11/2016 a las 1:14 pm

Yo, personalmente, en primera persona no lo he vivido jamás, pero sí he visto variantes más o menos parecidas. Creo que tiene que ver con que el cerebro no controla la contradicción entre lo que perciben los sensores de equilibrio en los oídos y lo que ve. Algo parecido a cuando te mareas en un coche como pasajero, pero no cuando conduces (y el cerebro sabe lo que va a pasar porque lo tiene todo controlado)

Una tarde la pasé jugando a Doom 2 con un amigo, nos pasábamos una pantalla cada uno, así, mientras uno le daba, el otro miraba. El tema es que mi amigo, que podía jugar perfectamente, tuvo que ir a vomitar cuando me veía jugar a mí. Nunca lo repetimos.

Y luego en Descent y Descent 2, juegos que me flipaban, nadie podía verme jugar, porque se mareaban a los 20s (hay que decir que llegué a ser bastante bueno en esos juegos y los controlaba bastante bien, pudiendo girar en todos los ejes a voluntad). De hecho, a mí me medio pasó también viendo jugar a un amigo a Descent. No como para vomitar, pero sí me sentía mal mirando a la pantalla.

Ahora bien, nunca lo había visto que pasara mientras se está jugando, en mi caso siempre había interpretado que si controlas la acción y sabes lo que pasará, no puedes marearte (en una barca, por ejemplo, se me iba el mareo si me dejaban coger el timón, bastaba con eso). Veo que estaba equivocado.

Sugieren lo de cambiar el FOV si es posible, no siempre lo es, pero en juegos competitivos suele estar la opcion, y puede ser interesante hacer pruebas para reducir la disonancia entre lo que se ve y y lo que percibe el cerebro. De todos modos, yo jugué competitivamente a Quake y Quake 3, y me acostumbré a FOVs altos (120 por ahí, ya con bastante distorsión de la perspectiva)

¡Nunca se acostará uno sin saber algo nuevo!

Patricia Fernández Fuentes
Patricia Fernández Fuentes 11/11/2016 a las 4:20 am

Pues yo tal cual como Zak. Supongo que tenemos sensibilidad pero poca, pero el Mirror’s Edge hacía que me fuera de morros contra el suelo, de cabeza, de lo mal que me ponía. Conseguí llegar a la segunda misión y ya, plum. Chichón. Y el mando que lo lancé por los aires (de la mala leche).

gaoka
gaoka 13/11/2016 a las 8:13 pm

A mi me pasa pero solo en ciertos juegos. Por ejemplo, con Overwatch no he tenido problemas pero en cambio con Bioshock lo pasaba fatal y eso que me encanta el maldito juego. Bueno y Half-Life 2 nunca lo acabé por ídem. Es posible que se pueda solventar tocando el FOV como reseña el artículo que ha indicado Pablo.

Por curiosidad me he puesto a tocar el FOV de Overwatch (se puede cambiar desde el propio juego en un rango de 80 a 103, por defecto está a 103). y si lo bajo si que noto esa sensación de mareo mas acentuada. Casualmente, al menos en mi caso, la mayoría de los juegos donde lo sufro es en los que está fijado entre 75 y 80.

ccorbal
ccorbal 16/11/2016 a las 6:48 pm

Me pasa de siempre y es espantoso: nada de Portal, Half Life ni nada que se parezca remotamente a un shooter. Al principio pensaba que me lo inventaba yo o algo, pero luego vi que no y estuve buscando una cura como loca (y di con consejos parecidos a los tuyos, pero sigue sin poder jugar más de media hora a esas cosas aún así).

Es una verdadera pena. Con la de juegazos que hay…

El flaco
El flaco 10/01/2017 a las 3:06 pm

En su momento tuve que abandonar Half Life 2 por este problema, con los Portal también me pasa, siendo los únicos juegos que me traen este problema, (Valve no me quiere). Por suerte pude contrarrestarlo configurando el FOV a 90 grados.

Antwan (@hekatome)
Antwan (@hekatome) 09/05/2017 a las 8:13 pm

A mí me pasó exactamente lo mismo, sólo con el Half Life 2. Me rallé bastante al principio porque no me podía creer que fuera el juego, con otros no me pasaba, pero lo cierto es que a los 20 minutos de jugar me empezaba a encontrar mal.
Tras buscar por internet me sorprendió la cantidad de gente que le pasaba lo mismo y lo arreglé exactamente como tú, cambiando el FOV a 90… mano de santo.

Razielus
Razielus 06/02/2017 a las 2:13 pm

Aquí otro sufridor de esa enfermedad. Afortunadamente no me pasa con muchos juegos, pero me ha impedido jugar a la saga Half Life por ejemplo. Es una sensación asquerosa y no puedes hablarlo con todo el mundo, porque te pueden a llegar a tomar por loco.

Así que ánimo a tod@s, es bueno saber que no se esta solo.

Delfar
Delfar 16/03/2017 a las 5:50 pm

¡Me acabo de dar cuenta que pagina los comentarios! ¡Cuantas cosas me habré perdido!

Pensé que este problema solo pasaba con la VR, si que es una puñeta. 🙁

Laura Morán Iglesias
Laura Morán Iglesias 08/04/2017 a las 5:01 pm

A mí esto me pasaba antes con juegos en primera persona, pero ahora me está pasando con el nuevo Mass Effect Andrómeda y lo llevo muy mal 🙁 Voy a probar a cambiar varios ajustes, pero al jugarlo en consola la tele es la que tengo y no puedo cambiarla. En fin, al menos me alivia un poco saber que es algo que sucede, no que soy yo.

Antz
Antz 09/05/2017 a las 8:31 pm

A mi me pasa algo parecido. No me mareo, pero me molesta a la vista y me llega a dar dolor de cabeza.
Me llaman rara por jugar al skyrim en tercera persona (al skyrim y a los anteriores elder scrolls)
Ya no me gustan los shooters en general, soy mas de estrategia por turnos (o rpg por turnos) Pero me tienen dicho q no me gustan por falta de coordinacion o por lo clasico de q soy tia y son juegos para chicos (ains… como cansa)

gabrieldartemius
gabrieldartemius 09/05/2017 a las 9:10 pm

Uh, esto me pasa a mí con el Overwatch y con el Mass Effect. Sin embargo, me alegro de que sea solo en juegos e primera persona porque no son mis favoritos y, de hecho, esos dos creo que son los únicos a los que juego de shooter regularmente. En su día jugué BioShock pero esos en la consola, no en el ordenador, y no me dio o, si me dio, no me dio tan fuerte; debe de ser por la distancia a la pantalla.
Al menos ya sé a qué se debe, que cada vez que pasa me vuelvo loque (además lo mío no son mareos, a mí me empieza a doler la cabeza y me entran unas migrañas de órdago y eso precisamente lo llevo peor).

Alejandra
Alejandra 09/05/2017 a las 9:48 pm

Uoooohhh! Pensé que solo era una paranoia mía!!! Al Portal 1 y 2 sí que pude jugar, pero hace tiempo que ya no puedo con varios juegos (el último que intenté fue el Resident Evil nuevo, no duré ni cinco minutos). Hay algunos indie que tampoco, si son en primera persona y tienes que ir girando la vista mientras te mueves. Si la vista se gira sola lo llevo bastante mejor.

Pardala
Pardala 09/05/2017 a las 11:12 pm

Me pasa lo mismo. Te aconsejo que, en los juegos que puedas, aumentes el ángulo de visión. El ideal para nosotras es un 105° se deforma algo la imagen pero a mí me deja jugar. No en todos los juegos me es efectivo, no sé si por hipocondría (que nunca he padecido) o algún otro factor.
Llevo toda la vida diciendo que no me gusta los shoters para no tener que pasar por el mareo de la primera persona y aquí me ves, jugando al ow.
Pruébalo y ojalá funcione, siempre será mejor que medicarse para jugar. Ánimo.

Artemis
Artemis 10/05/2017 a las 10:51 am

En mi caso creo que tiene algo que ver con el vértigo o así, no sé si tendrá que ver. El caso es que soy incapaz de jugar a Portal o cualquier juego que implique caer durante tiempo indefinido, y menos si es en primera persona.
Luego me pasa también (siempre en primera persona) que no me gusta recorrer pasillos, las escenas que van “sobre raíles” y meterme en el agua.

Me hace quitarme de jugar a bastantes cosas, pero eso que me ahorro, supongo.

felipe franco
felipe franco 04/06/2017 a las 5:40 am

aguante el overwatch

Damnation
Damnation 02/09/2017 a las 7:10 pm

Todo esto que ponéis aquí es lo mismo que me pasa a mi, yo vi muchos artículos que explicaban que era a raíz de la cámara, el efecto de movimiento de los extremos de la pantalla van mas rápidos que el centro y de esta manera el cerebro no es capaz de asimilar el movimiento a lo real, pensad que cuando nosotros miramos no enfocamos en el limite exterior de nuestra visión, pero al contrario en la pantalla vemos todo movido al mismo tiempo como si de los ojos de otra persona se tratase, si logro encontrar la web que explicaba detalladamente que tipos de cámara en primera persona existen (dependiendo del motor que usen) lo pondré para facilitar un poco más información.

Ferran Luengo
Ferran Luengo 13/09/2017 a las 10:57 am

A mi nunca me ha pasado, pero hace poco me compré un proyector y al jugar al Arkham City a 60 fps… me mareaba! No entiendo porqué la percepción es diferente proyectado que jugando directamente en pantalla.

Carlos3zone
Carlos3zone 26/09/2017 a las 11:38 pm

Pensaba que era único en mi especie. Jugando al Manhunt 2 se me acentuó esa sensación… se me revolvía el estómago, me sentía deshidratado, “sentía” como si mi cara estaría hiper pálida… ese rollo… un malestar que me hacía apagarlo todo… ah, sí: y un mareo que flipas.

Llegar a vomitar no porque la sensación tenía pinta de muerte súbita así que pasé de todo… todo a tomar viento.

Panfleta
Panfleta 25/11/2017 a las 11:26 pm

Dios mío, GRACIAS. Ya puedo ponerle nombre. Todxs mis amigxs decían que era muy raro, que igual es que yo me sentaba mal en la silla y me hacía daño en las cervicales, pero no me explicaba cómo es que, jugando en la misma postura, me sentía fatal jugando al Fallout pero perfectamente jugando a Los Sims.
Ojalá haya demanda de algún remedio a esto, porque me encantaría echarle más horas a juegos como el Skyrim. Nunca le he echado más de 30 minutos de una sola vez, porque cada vez que jugaba me tenía que tumbar en la cama. Y no te cuento ya con los shooter…
En fin, hay juegos y juegos, y si de momento no se puede con uno, se podrá con otro. Hay esperanza para nosotrxs lxs sensibles.
Un besazo, sois geniales <3

Navi
Navi 07/12/2017 a las 6:10 pm

Vaya, nunca hubiese ni imaginado que algo así podía pasar, nunca lo he experimentado ni conocía a nadie que lo hubiese ocurrido.
Lo que si que he experimentado al jugar a algunos juegos es vértigo cuando tu personaje salta al vacío, el primero con el que recuerdo que me ocurriese fue el InFamous y el último diría que fue el BotW, sin embargo en otros juegos haciendo esto mismo no he experimentado sensación de vértigo alguna. Es todo muy curioso lo que el cerebro nos puede hacer sentir.

イジワル な ペルソナ (@SleepyandPuffy)
イジワル な ペルソナ (@SleepyandPuffy) 07/12/2017 a las 7:21 pm

Tengo lo mismo, el portal es el peor caso, peor lo amo tanto que seguía hasta quedar MAL. He encontrado formas de hacerlo llevadero, pero quizás porque al parecer mi caso es mas suave de lo que te leo. Me he dado cuenta que funciono mejor de esta manera (por si alguien le sirve):
– Hacer descansos cada 20 minutos- media hora
– Jugar seguido este tipo de juegos. Suena loco, pero si periodicamente lo hago, no me siento tan mal. Si lo dejo por meses y vuelvo es peor.
– Tomar té blanco o alguna agua de hierbas entremedio en los descansos, para las nauseas.
– Jugar de día o en su defecto con harta luz en la habitación

También lo pasé horrible con el half life, creo que Valve tiene algo en sus juegos que me marea mucho

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: