Transistor, de pelirrojas con espadones

Transistor, de pelirrojas con espadones

Transistor empieza como el anterior juego de SuperGiant Games, Bastion: te despiertas en un lugar que no conoces, sin tener ni idea de nada, y lo que ha pasado se irá desplegando poco a poco ante ti, mediante la narración de la espada Transistor. Es imposible no ver los paralelismos en la elección de la cámara y la forma de narrar entre Bastion y Transistor. Ambos desarrollados por el mismo reducido grupo de personas y lanzados con tres años de diferencia, pero la mecánica en este caso es distinta. Si en Bastion primaba la fuerza bruta, en Transistor prima la estrategia. Abajo podéis ver los tráilers de ambos juegos y observar las semejanzas y diferencias.

En Transistor, para luchar congelaremos el tiempo y ejecutaremos los ataques, sin un tiempo máximo para hacerlo, pudiendo probar varias combinaciones antes de hacer correr el tiempo de nuevo. Y aunque puede parecer fácil no lo es, ya que los enemigos se desplazarán al ejecutar el ataque, por lo que tu cuidada estrategia puede irse al garete al aparecer una bailarina de la nada. Para combatir, instalaremos módulos en la espada, de forma activa, pasiva o de apoyo, combinándolos como más nos guste, hasta encontrar el set que más se adapte a nuestra forma de combate. Y este probar las combinaciones lo recompensa el juego mediante la narrativa: al colocar los módulos en una ranura u otra, desbloquearemos información sobre el transfondo del juego que nos permita conocer un poco más qué pasa.

Aquí, Transistor sigue la misma mecánica narrativa que Bastion: contarnos los hechos con cuentagotas, por un narrador en segunda persona, y obteniendo información extra de las terminales diseminadas por el escenario. Y como en Bastion, esta forma de contarnos las cosas tan poco a poco nos obliga a rejugarlo para comprender del todo la historia que hay detrás. Por suerte, el juego te recompensa con logros si te lo vuelves a pasar. Esta obligación de rejugar para comprender la historia podría ser considerada de forma negativa (no has sabido contarlo bien), pero por la forma de narrar in media res y por recompensar al jugador que rejuega, no lo veo como algo totalmente negativo. Aunque entiendo que no a todo el mundo le guste esto.

El siguiente texto es integramente de Meren Plath, a quien agradezco infinito su ayuda por hacer el análisis visual sobre el juego. Para las imágenes también he contando con su colaboración.

Sobre la ambientación y gráficos

Transistor bebe principalmente de la corriente británica del Modernismo, algo más oscura y menos recargada que la francesa o la Sezession Vienesa. Tiene, sin embargo, detalles del modernismo belga y toda la parte de decoración es modernismo francés; las puertas y todos los detalles florales son de la rama francesa. El exterior de los edificios recuerda a la Escuela de Artes de Glasgow, por el uso del ladrillo y la piedra, así como del hierro verde. Es más austera en decoración que el resto de movimientos modernistas europeos.

1407982477010_transistor_19-mar-2013_01

Edificios que recuerdan a la escuela de arte de Glasgow. Fuente.

Sobre Red y su parecido con los cuadros de Gustav Klimt

Klimt es un pintor de la Sezession Vienesa que tiene un lenguaje propio de símbolos y una gran carga alegórica. Las mujeres componen toda su obra, y las representa como mujeres enigmáticas, distantes, simbólicas, ambiguas, seductoras y como elemento de perdición. Red encaja perfectamente en el arquetipo de “mujer Klimt”, ya que aparte de ser pelirroja (muchas de las pinturas de este pintor representan a pelirrojas, como ejemplo Danae, que es uno de los cuadros más famosos del autor) y estar rodeada de detalles que invocan a su obra (las formas geométricas, los dorados, como ejemplo, El Beso, otra de sus obras más reconocidas) posee ese aura de superioridad y victoria de las mujeres que aparecen en sus cuadros (como ejemplos, Pallas Atenea y Judith I). Era un especialista en retratar a la femme fatal, y en cierto modo a Red se la puede ver de esa manera, igual que a la única mujer de la Camaratta. Mujeres valientes, arriesgadas, construidas a ellas mismas, símbolos de feminidad pero de fuerza al mismo tiempo.

El uso de las luces naranjas también es una característica de Klimt, ya que aparte de los rojos y los dorados los tonos anaranjados también transmiten esa sensación de pasión y fuerza que el autor quiere plasmar, y también se ve en el juego.

1407982466399_transistor_28-aug-2013_01

Red junto a Transistor.De fondo, se observan los motivos dorados que usa Klimt. Fuente.

Todo eso que menciona arriba Meren es cierto: Red es un personaje femenino que acaba siendo fuerte, por la obligación de las circunstancias. Red es una cantante, una cara bonita, que de repente se encuentra que ha perdido la voz, su guardaespaldas ha muerto y quieren matarla a ella. Lo fácil aquí podría haber sido dejar vivo al guardaespaldas y que el juego fuera un rescate continuo de Red. En cambio, Supergiant Games hace que sea Red quien decida continuar y aprenda a luchar y combatir a la fuerza, lo que nos da una mujer protagonista atípica, siendo guapa, débil y que ha perdido su identidad (su voz), pero no está sexualizada ni es una dama en apuros y es capaz de adaptarse para sobrevivir. Quizá el punto negativo a todo esto es que la narración sea a través de un hombre, aunque es bastante objetiva, entrando poco en apreciaciones personales sobre Red.

Si queréis un juego bonito, no muy estresante y con pelirrojas con espadones, es vuestro juego. Lo tenéis para PC, Mac y PS4, esta última es la versión que jugué yo y la más barata ahora mismo, a 9€descargando desde la Store. Para PC y Mac está a 19€, pero en unas futuras rebajas de Steam o GOG lo solucionan todo.

Para la parte relativa al arte, me ha ayudado Meren Plath, colaboradora en La línea de Fuego, y que hace poco ha escrito este maravilloso artículo sobre videojuego y cultura.

Fuentes:

Cómprame un café en ko-fi.com

Darkor_LF

Difusora de la palabra de Pratchett a tiempo completo. Defensora de causas pérdidas e inútiles. Choconiños o barbarie. Hipster por necesidad. Tengo una pipa falsa. +50 en pedantería.

22 comentarios
Aesidh
Aesidh 31/08/2016 a las 6:29 pm

Yo ya le tenía echado el ojo a este juego. Lo necesito en mi vida pronto x___x

Darkor_LF
Darkor_LF 31/08/2016 a las 7:00 pm

Nada que unas rebajas de Steam no solucionen ^^

Catherine Wyrd
Catherine Wyrd 31/08/2016 a las 6:33 pm

Pues nada, voy abriendo steam y a pillarlo. Si es que pinta muy bien.

Darkor_LF
Darkor_LF 31/08/2016 a las 6:50 pm

Es precioso, no te arrepentirás

aganami
aganami 31/08/2016 a las 6:43 pm

Uno de mis juegos favoritos y el final me dejó totalmente sin palabras. ¡Lo recomiendo! 🙂

Darkor_LF
Darkor_LF 31/08/2016 a las 6:49 pm

En la rejugada LLORÉ porque no quería

Elaerys
Elaerys 31/08/2016 a las 11:51 pm

¡Genial la reseña! El juego me encantó y estaba pensando en hacer yo también una reseña sobre él 😀 Estaría guay que mencionarais a Jen Zee (jenzee.deviantart.com), la directora de arte del juego (también lo fue de Bastion), que, vaya, es una mujer. ¿Mujeres haciendo videojuegos? Locurón xD

Darkor_LF
Darkor_LF 01/09/2016 a las 10:50 am

Bueno, no hemos hablado de ninguna persona del equipo (no entraba), así puedes centrar tú análisis más en ese aspecto ^^

erebusamauro
erebusamauro 01/09/2016 a las 12:02 am

A este le tenía echado el ojo desde hace bastante tiempo. El problema es que mi ordenador es una castaña y no cumplo ni con los requisitos mínimos. Eso sí, el día que disponga de una máquina mejor, este cae fijo fíjisimo. Me flipó mucho la prota y el sistema de juego en cuanto lo vi. En aquella ocasión vi un gameplay de la primera fase y como ya digo, me gustó mucho. Por cierto, otro elemento que destaca en este juego es la música. Red, como Candance, ha perdido algo y lo va a recuperar a ritmo de musicote.

Darkor_LF
Darkor_LF 01/09/2016 a las 10:51 am

Buf, el juego tiene muchos aspectos y no entraba más. Hemos preferido centrarnos en el arte por que Meren me lo estuvo contando un día y me gustó mucho

Abysswalker Ángel
Abysswalker Ángel 01/09/2016 a las 1:37 am

Uno de mis juegos favoritos, sin duda. Supergiant Games me impresiona cada vez más, y a saber cómo está el próximo que tienen planeado; les deseo toda la suerte del mundo.

La reseña me ha encantado, honestamente. Se nota muchísimo la pasión que se puso al jugar y al escribir con tanto detalle y mimo, mis aplausos a Darkor_LF y a su colaboradora, que hizo un excelente análisis del arte; aprendí mucho hoy jajajaja

A pesar de que la narración es completamente masculina, quiero argumentar que la caracterización de Red es sublime. Cada vez que escribe por la terminal, la velocidad del tecleo y las palabras que usa te dicen tanto de ella que es básicamente como si ella misma nos estuviese hablando.

Haré un pequeñísimo SPOILER, pero porque me parece relevante comentarlo; si no has jugado, no leas ^^

Cuando el Transistor empieza a fallar, o a enloquecer, por la presencia de The Spine, Red empieza a teclear y a escribir muy preocupada, preguntándole si está bien, si aún está allí. Esa escena siempre me saca una lágrima.

Darkor_LF
Darkor_LF 01/09/2016 a las 10:54 am

Lo jugué hace un año largo (tengo todos los trofeos) y no recordaba lo del tecleo la verdad, pero vamos, Red demuestra que es una persona de salir adelante sola sin problemas.

Jugondesiempre
Jugondesiempre 01/09/2016 a las 12:01 pm

Una pena que no haya espacio para analizar la música.La banda sonora de Transistor es impresionante. Darren Korb ya la rompió en Bastion y aquí vuelve a hacer magia junto a Ash Barrett, la vocalista.

Como interpretación personal,diré que la música se vincula adecuadamente a la historia (siempre he pensado que oímos a Red cantar en esas tonadas,el único sitio donde aún tiene su voz).

Pauler
Pauler 01/09/2016 a las 2:08 pm

Hace tiempo que quería jugar a este juego y con la reseña me habéis puesto los dientes largos. Bastion me encantó, me maravillan estos juegos centrados en la estética y la narrativa, capaces de integrar las mecánicas en la propia manera de contar la historia. Creo que Supergiant y muchos otros nuevos estudios independientes comprenden a la perfección la importancia de armonizar arte y tecnología para conseguir resultados soprendentes :).

speedro
speedro 01/09/2016 a las 3:36 pm

Darkor y Meren, esta es la mejor reseña que he leido sobre este titulo, ha sido un gustazo leerla. Y ademas es de justicia, este titulo se merecia que alguien se fijase en los detalles, en su arte. Este es uno de esos trabajos que segun los abres por primera vez es imposible no sorprenderte diciendote ¡uy! ¿y esto? ¿de donde ha salido este juego? Aun recuerdo el sentido de la maravilla que me inundo la primera vez que lo arranque. Una protagonista muda, de la que nunca escuchamos un solo sonido mientras recorre una ciudad fantasma, y que sin embargo nos habla durante todo el juego a traves de lo que suponemos sus canciones que forman un hilo conductor atmosferico y envolvente tan importante como el aspecto grafico, tanto que los desarrolladores recomendaron no escuchar la banda sonora hasta no haber terminado el juego porque musica y trama estan absolutamente unidas. La deliciosa estetica modernista que ya habeis comentado. Y todo esto para dar forma a un titulo por turnos de alma cyberpunk preñado de inteligencias artificiales, transferencia de conciencias, redes neurales, hacking… es para no parar de sonreir 😉

Frannky
Frannky 01/09/2016 a las 6:34 pm

Tengo que hacer una crítica constructiva en este artículo porque conozco bien este videojuego y creo que hay elementos importantes que se han omitido. Entiendo que el objetivo era centrarse en el arte del videojuego y el análisis de Meren Plath es fabuloso, pero creo que para eso hubiera sido mejor que se realizara un artículo que fuera “El arte de Transistor” ya que con este artículo que busca presentar el juego y al mismo tiempo hablar sobre su arte, deja cojo la parte de hablar en profundidad del videojuego y se analiza con frases algo vagas:

“Aquí, Transistor sigue la misma mecánica narrativa que Bastion”… Eh… no. Bastion y Transistor tiene la figura del narrador pero es diferente en ambos siendo en el primero un narrador omnisciente que va reflejando con sus palabras las acciones que el jugador realiza y en el segundo el narrador es parte integrante de la acción y compañero del jugador. Parece que tienes una conversación con él, que te está apoyando y rompe la cuarta pared hablando con Red/Jugador al mismo tiempo. Se busca que el jugador se integre y sienta que es Red y desarrolle un vínculo emocional, de ahí el papel del caracter mudo del protagonista que ya usó en su día Miyamoto con su link o las decisiones tomadas inconscientemente (la parte de mirar los carteles en la pared). Y al mismo tiempo lo genial de todo es que Red tiene personalidad y preocupaciones y se muestra a través de los terminales con el tecleo como bien dice Abysswalker Ángel. Esa dualidad para tener un personaje con personalidad y al mismo tiempo un espacio en blanco para que el jugador se pueda ver reflejado es difícil de ver en los videojuegos.

“Quizá el punto negativo a todo esto es que la narración sea a través de un hombre, aunque es bastante objetiva, entrando poco en apreciaciones personales sobre Red.” Esta frase directamente no la entiendo ¿Es un punto negativo que el narrador sea un hombre? ¿Por? Esta justificado por argumento y su peso en la trama es grande e importante… esto creo que habría que justificarlo un poco mejor y eso de que la narración es objetiva tampoco lo comprendo cuando la entidad dentro de Transistor tiene una personalidad definida, habla, da sus opiniones cuando tu tomas una decisión, se lamenta… no me parece para nada objetiva, en cuanto a las apreciaciones personales hacia Red, yo creo que entra pero eso sería entrar en temas de desvelar la historia.

“En Transistor, para luchar congelaremos el tiempo y ejecutaremos los ataques” o no. Una de las cosas muy interesantes de Transistor es su increíble jugabilidad, muy personal que se adapta a la propia trama de su historia y puedes programar tus acciones en un tiempo muerto, pero también puedes luchar en tiempo real. Se te da mucha libertad en ese aspecto para que tu decidas como actuar.

“Si queréis un juego bonito, no muy estresante” Eso de no muy estresante depende. Una de las genialidades de SuperGiant Games es que te permiten ajustar la dificultad a tu gusto sin tener que pasar por tres escalones de fácil, medio y difícil. Tu eliges hasta que punto quieres complicarte el juego y que sea un verdadero desafío para ti, así que a medida que subes de nivel puedes complicarlo a tu gusto con diferentes desventajas que te pones al personaje o ventajas hacia los enemigos. A mi esto me parece maravilloso y es un punto muy importante a destacar porque no todos los jugadores somos iguales y está muy bien que podamos elegir el desafío sin caer en la frustración porque nosotros ponemos la barrera. Así que puede ser un juego estresante si tu eliges que lo sea, lo cual me parece innovador y da mucha vida a la jugabilidad.

Es un gran pecado tocar el arte de este juego y no mencionar su banda sonora… por favor, cada vez que tocaba el tabulador se me rompía el alma (los que lo conozcáis sabréis porque). Está realizada de una manera maravillosa, encaja perfectamente y las canciones de Red son increíbles.

Lamento si me ha quedado un poco largo, tengo una gran pasión por este juego y siento que hay puntos que no han quedado reflejados en el artículo y quería comentarlos aquí. Se puede hablar mucho de este juego, mucho más de lo que parece porque a penas hablamos de la historia para no desvelarsela a nadie, pero podemos decir que hay foros de discusión que siguen a día de hoy debatiendo sobre las interpretaciones del final la aventura. De todos modos me ha gustado mucho la parte del arte, no tenía ni idea de ninguno de esos datos y me parece una comparativa muy interesante pero creo que este juego es más que su arte, es su banda sonora, es su jugabilidad, es su historia… todo ello merece ser destacado.

Un saludo.

Darkor_LF
Darkor_LF 01/09/2016 a las 8:44 pm

Vale, vamos a ir poco a poco:

-Si es cierto que al final el artículo se enfoca más en la parte de arte, pero no quería dividirlo en varios análisis así que tuve que adaptarlo un poco y me acabé centrando en lo de arte, que era de lo que tenía más ganas.
-Sobre la mecánica: si bien es cierto que tiene elementos diferenciados, he querido englobarlas juntas porque este tipo de narración de no saber absolutamente nada y que alguien ajeno te lo vaya contando a medida que avanzas sólo los he visto en estos dos juegos. Sobre qué Red sea un personaje mudo, no estoy totalmente de acuerdo en ponerle esa etiqueta, ya que lo personajes mudos tienden a ser muy vacíos; puestos a comparar, yo lo haría con el protagonista de Shadow of the Colussus: no habla en ningún momento, pero si se refleja su personalidad a lo largo del juego (al menos por lo que recuerdo haber visto).
-Sobre que el punto de negativo de que hable un hombre, es debido a que podía haber eclipsado a Red en todo momento, o haber hecho apreciaciones constantes a su belleza y a otras cosas que son spoiler. A esto me refería sobre su objetividad, que lo fácil hubiera sido volver a Red el instrumento de Transistor, con él dándole órdenes de que hacer, mientras que en el juego se queda a un lado y la deja a ella tomar las riendas. No sé si con esto te lo habré dejado más claro o lo habré liado más.
-Sobre la forma de jugar, yo es que en el momento que vi que podía tomarme las cosas con calma y no correr como pollo sin cabeza en el escenario llorando porque me matan, lo usé y no he probado la otra forma de jugar, por lo que agradezco el comentario sobre la gente que coge la opción “estresante” XD
-Ya es la segunda vez que me dan un toque por olvidarme de la banda sonora, intentaré remadiarlo para el futuro, y es que al jugar, no la presto atención, pero luego me dedico a oír las bandas sonoras del juego en bucle, y sí pulsar el ¿círculo? (PS4) era de quedarte embobada (llorar en la segunda vuelta).
-Sobre lo último, entiendo la pasión y tienes razón que se le podrían dedicar muchos análisis, por desgracia tengo un tiempo limitado y no puedo hacer reseñas exhaustivas de 3000 palabras de cada juego que me enamore (y que no son Final Fantasy IX XD).

Gracias por los comentarios.

speedro
speedro 02/09/2016 a las 9:25 am

Por cierto, hay un titulo que sin parecerse en sus mecanicas jugables a Transistor a mi me causo el mismo efecto de sentido de la maravilla la primera vez que lo probe, de estar ante algo alucinante y que desde entonces no me canso de recomendar a la minima excusa. Comparte con Transistor una protagonista femenina (The Scythian) maravillosamente tratada, diseñada e integrada y que tiene legion de seguidores haciendo cosplay o fanart con algunas cosas alucinantes en devian, una extraordinaria banda sonora que tambien funciona de absoluto hilo conductor a lo largo de todo el juego y que al igual que en Transistor da forma a todo el titulo y un grafismo 8bitero de los que desencajan la mandibula y que nos vuelve a demostrar que muchas veces menos es mas. Haceros un favor los que no lo hayais probado, poneros unos buenos auriculares como el propio juego recomienda mientras carga y echaros una partidita a Sword & Sworcery.

Perdon por el rollo pero en un post de Transistor no podia irme sin recomendar S&S por si se da el extraño caso de que alguien aun no lo conozca… 🙄

Darkor_LF
Darkor_LF 02/09/2016 a las 3:28 pm

El caso es que me suena el juego, ¿de cuándo es?

Allan Yagamy
Allan Yagamy 02/09/2016 a las 5:07 pm

Uff… mira que me gustó Bastion pero este no me terminó de pillar. Y es una pena porque realmente todo en él funciona bien. 🙁

El Alcalde
El Alcalde 25/11/2016 a las 1:09 am

Escuchaba su Podcast y me vine corriendo a este articulo ya que estoy escribiendo sobre lo mismo.

Primero quiero felicitarlas gran pagina y gran podcast.

Segundo en la ambientación lo que hacen es tomar referencias de la Arquitectura de Chicago (neoclasica) con un poco de arquitectura contemporánea y completar con increibles detalles Art Nouveau. En fin tener una ciudad que parece sacada del pasado/futuro llena de recovecos que sería increíble poder recorrer y saber la historia de su gente pero bueno.

mi juego favorito.

Gerard Ros (@GerardRos_)
Gerard Ros (@GerardRos_) 26/11/2017 a las 8:31 pm

Muy interesante el juego. La reseña, en cambio, en el momento en que empieza a ilusionarte por haberla encontrado… se acaba. No creo que la autora “deba” una crítica descuartizada de la ost, como ha parecido sugerir algún petao por aquí, y de cada elemento aislado al estilo “análisis” (designación más desacertada para las reseñas artísticas no hay), pero sí que pienso que es un juego imprescindible del que se habla muy poco, y de cuya reseña, su público demanda más regodeo. Es decir, si vamos a hablar del arte visual de esto… ¡pongámonos las botas! Es muy suculento.

Creo que un videojuego como este toma una dedicación considerable de jugar con mínima mirada crítica. En este sentido, a mí me parece que el enfoque del artículo es una pasada (de lo mejor que he visto sobre él en español, diría con muchísima pena). Sin embargo, pienso en esa muchacha jugando horas y horas kon una lágrima en su MEHIYA, y mierda, me da rabia que todo aquello solo den como resultado ocho parrafitos, con lo bien que escribe la jodía.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: