Ese es el título de la novela de Philip K. Dick que fue adaptada en el cine con el nombre de Blade Runner, estrenada en 1982 y dirigida por Ridley Scott. Tal fue el tirón de este peliculón que años más tarde, en 1997 (y después de que en 1985 se lanzase el primero que se basaba solo en recolectar dinero matando replicantes) de la mano de Westwood Studios y publicado por Virgin Interactive nace el juego para PC:

La primera aventura gráfica real en 3D.

FF39.jpg

Todavía recuerdo el día que llegó a mis manos. La intro ya me dejó perpleja, pues como joven fan de la ciencia ficción, y de Deckard, lo de los coche voladores, la revolución androide y la escenografía oscura, lluviosa y futurista me maravilló. La banda sonora, la ambientación, la jugabilidad… Contando que corría final de los 90 esto era un bombazo.

El juego desarrolla una historia paralela a la que se narra en la película, que tiene lugar al mismo tiempo de los acontecimientos de esta, pero con muchas coincidencias. El jugador se mete en la piel de un Blade Runner primerizo, Ray Mcoy, y debe dar caza a un grupo de replicantes, en la ciudad de Los Ángeles en 2019.

Nos encontramos con una masacre en una tienda de animales como punto de partida. De ahí en adelante la interacción con los múltiples escenarios y personajes del juego hace que se desencadenen una serie de acontecimientos que nos llevarán a un final o a otro. Sí, amigos. Múltiples finales. He leído diferentes finales por ahí, desde seis hasta treinta oscila la cosa pero personalmente solo llegué a cuatro.

Las cinemáticas de transición, los detalles y las curiosidades hacen de este juego, hoy en día, el abandonware más jugable de aquella época. Como apunte os diré que McCoy dispone de KIA (Knowlege Integration Assistant) algo así como una macro enciclopedia que recopila datos y evidencias que se van recopilando y las asocia. El Esper System, un ordenador súper avanzado, porque claro, estamos en 2019, que te edita las fotos hasta rotándolas y ampliándolas con una nitidez maravillosa (chuparse esa, señores del CSI) o el maravilloso Voight-Kampff (o test de empatía) basado en el test de Turing, que ayuda a los agentes a decidir si el interrogado es o no humano.

Hay muchísimos escenarios, que van cambiando según avanza la investigación y a los que te puedes desplazar, claro está, en un coche volador. El apartado de ambientación también está muy trabajado: Lluvia, murmullos de voces lejanas, televisiones y tráfico te ayudan a situarte en la escena. Desde la tienda de animales hasta el barrio chino pasando por la jefatura de policía, las alcantarillas, o el propio apartamento de McCoy, donde espera una perrita adorable con la que convive este solitario cazapellejudos, es inevitable no pararse a investigar cada rincón.

a6004ffb414b2e70cc02d584fcbae888-650-80.jpg

El abanico de personajes también es una barbaridad. Vendedores de copias animóides en el mercado negro, agentes corruptos, científicos, borrachos de alcantarilla, cocineros de sucedáneo de sushi, bailarinas exóticas… Y, por supuesto, con todos ellos se puede interactuar, pero mi secundaria favorita, sin duda, es Crystal. Es fuerte, tiene carácter y es una Blade Runner de cuidado. Pero quizá lo que más me guste es que esa fortaleza viene acompañada de un diseño cero sexualizado y con una personalidad poco propia de la típica protagonista femenina de la época.

pc-43574-71336142568.jpg

En definitiva, que la suma del buen uso de la paleta de 16 bits más la banda sonora basada en la de Vangelis más la jugabilidad y los diferentes finales posibles, hacen de este pobre huérfano una obra maestra.

Os damos tiempo suficiente para que veáis la película, leáis el libro y juguéis a esta maravilla, ya que en octubre de 2017 se estrenará la secuela de la película que llevará por nombre Blade Runner 2049.

Solo os diré una cosa más:

Yo… he visto cosas que vosotros no creeríais: Naves de ataque en llamas más allá de Orión. He visto rayos C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán… en el tiempo… como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir

(Y que si queréis jugar, al ser abandonware lo encontraréis totalmente gratis de forma legal).

Buy Me a Coffee at ko-fi.com