¿Es Final Fantasy X-2 una secuela mala? La mayoría de los fans de la saga te dirá que sí, sin dudarlo, que no es merecedor de llevar el nombre de Final Fantasy, pero ¿es Final Fantasy X-2 un juego malo? Probablemente no sea el mejor FF, para gustos colores, pero sí considero que es un juego que realmente merece la pena jugar. Aquí os dejo una lista de las principales razones.

1. Su banda sonora es excelente: sí que es cierto que el victory fanfare es totalmente diferente al de siempre pero sus canciones alegres y de un estilo más pop e incluso funky transmiten muy bien la esencia del juego. En esta entrega se quiere transmitir alegría y felicidad durante los tres primeros capítulos. La Calma ha llegado y jamás se va a volver a ir, la población de Spira puede vivir una vida en paz sin el miedo de morir al día siguiente por culpa de Sihn.

Si escuchamos la banda sonora, podemos oír una serie de canciones felices, movidas, rápidas, que implican movimiento. A medida que seguimos escuchando notamos el punto en el que el juego comienza a volverse más oscuro, en el que el peligro es inminente y que necesitamos ponerle fin al problema. Las canciones empiezan a volverse más oscuras, más calmadas y más orquestrales.

Es algo que podemos ver también en las dos canciones interpretadas por Yuna: Real Emotion y 1000-Words. La primera es mucho más movida, la letra no tiene un significado profundo, mientras que la que realiza a dueto con Lenne es mucho más sentida y con un significado más potente.

2. El sistema de combate es uno de los mejores de todos los Final Fantasy que hay en el mercado, es un sistema rápido, que te mantiene alerta de lo que sucede en la batalla, mucho más funcional que en la entrega anterior, donde para curar al grupo entero tenías que utilizar tres turnos.

En el Final Fantasy X-2 sólo jugamos con tres personajes, sin embargo, se les añade a cada uno de ellos un total de 14 atuendos con habilidades totalmente diferentes, más tres atuendos especiales únicos para cada una de las tres protagonistas. Cada uno de los catorce atuendos, o vestisferas, como son llamadas en el juego, tienen habilidades, ataques, magias y stats diferentes. Esta mecánica abre un abanico enorme de posibilidades y estrategias de combate, si un enemigo tiene una gran defensa física, te interesará utilizar la vestisfera de guerrera, si es vulnerable a magia, utilizar la de maga negra. El sistema de combate se adapta a tu modo de jugar, tanto si te gusta jugar agresivo como si prefieres métodos más defensivos, por lo que pueda pasar.

A todo esto se le suman las losas de atuendos, en las que colocas tus vestisferas, que otorgan diferentes ventajas, magias, facultades, según la que lleves puesta. Por lo que te introduce otra manera más de configurar a tus personajes para todo tipo de peleas, tanto para un tipo de monstruo que siempre te enmudece en la Llanura de la Calma, como para el boss contra el que no sabes qué hacer y ya te ha matado tres veces.

Las losas de atuendos también proporcionan ventajas al tipo de vestisferas que utilices en combate. Si utilizas magia las vestisferas que te benefician con más poder mágico y puntos de magia serán las más idóneas para sacar el máximo partido del personaje y de las habilidades que te brinda el atuendo.

Al principio puede parecer lioso, pero es un sistema bastante intuitivo y muy fácil de aprender.

3. Tienes la libertad para ir a donde te dé la real gana desde el primer momento del juego, es cierto que la historia te pide que vayas a ciertos sitios primero y en algunos episodios será obligatorio que vayas a algún lugar antes que a cualquier otro lado. Pero desde el momento en el que te presentan el mapa del mundo tienes la libertad de explorar Spira a tus anchas. Ya no tienes que realizar un peregrinaje, por lo que no es necesario que visites cada uno de los diferentes lugares de Spira en un orden preestablecido.

20160522153330_1
Puedes elegir Zanarkand de primer destino si te da la gana

4. Es un Final Fantasy corto, pasarte la historia te puede llevar unas 30 horas, según lo que hayas entrenado. Pero a pesar de eso, es un juego que sin guía no podrías completar al 100%, la historia en sí constituye menos de un 50% de lo que el FFX-2 tiene para ofrecer. Es un juego completísimo en historias paralelas, misiones secundarias, secretos por activar y coleccionables por conseguir.

Aunque todo en su justa medida, el juego cuenta con todas estas actividades paralelas a la historia principal, pero no hará que te olvides de ella (como puede pasar en otros juegos como Skyrim, o The Witcher 3, que es debido muchas veces al mundo abierto) a no ser que seas una persona entusiasta de las excavaciones en el desierto.

Son cadenas de misiones que transcurren a lo largo de los diferentes episodios del juego y dentro de los mismos no son de mucha duración, por lo que se suelen hacer amenas PERO OJO, muchas de ellas tendrás que hacerlas en un episodio determinado, o empezar desde un punto del mapa específico o no contarán como parte vista del 100% total del juego. No quiero hacer mucho spoiler sobre qué porcentaje está oculto y cómo se puede conseguir, porque esa es una de las verdaderas dificultades del juego y lo que supone un reto, conseguir el 100% del juego completado y visto.

Y añadido a todo esto, existen tres finales diferentes del juego, que se consiguen completándolo con un tanto por ciento diferente. A menos del 80%, al 80% o más, pero sin llegar al máximo, y al 100%.

Según cómo haya sido tu partida, tendrás un final diferente y verás unas escenas diferentes a las otras. Todo esto resulta de cómo hayas resuelto todas las misiones anteriores, cuántos secretos hayas descubierto y si has conseguido todos los objetos coleccionables.

5. LOS FEELS. Sí, me parece muy importante el factor nostalgia aquí, porque realmente te pega en todos los feels cuando juegas esta secuela una vez que has jugado a la entrega anterior. Y recorriendo los diferentes lugares de Spira es donde ves esa alegría y felicidad de la que hablaba al principio. Experimentas junto con Yuna cómo en dos años la mentalidad de la gente de Spira ha cambiado, así como sus costumbres. Es cierto que Spira sigue teniendo problemas, esa es la razón por la que estamos jugando, sin embargo en las ciudades y en los caminos el ambiente es diferente, se podría decir que se respira felicidad y progreso.

6. LAS PROTAGONISTAS. Soy una gran defensora de Yuna, tanto en el FFX como en su secuela, conserva esa inocencia y esa personalidad tímida, modesta pero fuerte que tenía dos años atrás. Sin embargo, y siguiendo con la línea del punto cinco, tenemos la oportunidad de ver a la otra Yuna, la que sonríe, la que se atreve con todo. Y esto podemos verlo también en Rikku, que conserva la misma personalidad alegre y jovial, pero sin la necesidad de tener que esconder sus verdaderos orígenes por el miedo al racismo y la discriminación. Nadie menciona que por ser albhed no puede hacer X cosas y ni ella misma lo menciona. La Rikku del FFX es una persona que bajo su carácter alegre esconde su miedo y su preocupación, pero una vez que todo eso ve su fin, tiene la libertad de mostrarse como verdaderamente es.

20160520211134_1
Podrían partirte la cara sin despeinarse, eso sí que es poderío

Estoy de acuerdo con que la historia es floja y quizá algunos momentos no tengan una explicación clara, la verdad es que me daría para otro artículo. Lo que sí que es verdad, sin querer meterme en demasiado spoiler, es que a grandes rasgos, no rompen del todo con lo que era canónico en la entrega anterior.

La historia vuelve a estar basada en la guerra entre Zanarkand y Bevelle de hace 1000 años, entre invocadores y máquinas, sin embargo aquí el enemigo real es diferente y en la forma en la que el peligro avanza y el enemigo evoluciona también podemos encontrar diferencias.

Todos sus jugadores suelen echarle la culpa a su historia, ya que es bastante floja con respecto al Final Fantasy X y este suele ser el problema muchas veces, Final Fantasy X tiene una historia muy buena, con un ambiente desesperanzador, unos personajes que van creciendo y evolucionando a medida que avanzamos, además de constituir una crítica a las figuras de poder y a la influencia religiosa en la sociedad.

Otro problema que este juego tiene es que se asocian los valores de la marca Final Fantasy a este título —algo completamente normal puesto que lleva el nombre Final Fantasy— pero se espera de él que cumpla una serie de parámetros que todos los juegos de la saga tienen y que en este se suprimen, se innovan o se cambian.

Quizá, y esto ya es opinión personal, otro de los problemas que resultan en el rechazo de los fans es que las protagonistas sean todas mujeres, relegando la posición de apoyo a los hombres, incluso la que en un principio te presentan como mala malísima también es una mujer.

Aunque Yuna también fuera una verdadera protagonista en el FFX no era la única, ya que Tidus conformaba una parte muy importante para la resolución de la trama, así como los demás miembros del equipo, mientras que en el FFX-2 casi no se les dota de personalidad, siendo casi reducidos a: el que pilota, el niño informático y el hermano de Rikku.

Si tenemos en cuenta que la última protagonista femenina de un Final Fantasy fue Terra en la sexta entrega de la saga, hacía bastante tiempo que los jugadores de Final Fantasy no controlaban a ningún personaje femenino, por lo que muchos de los fans cayeron en el típico ‘es que es un juego de chicas’ y no se interesaron más por él.

La creación de Final Fantasy X-2 significó lo importante que es el público y el peso de su opinión para una gran empresa como es Square Enix, y a pesar de las posibles causas que te hicieron rechazarlo, merece la pena darle una oportunidad si te apetece pasar un buen rato y disfrutar de un juego verdaderamente entretenido.

Buy Me a Coffee at ko-fi.com