Carné Gamer

Carné Gamer

Hay un, digamos, sector de gente en el mundo del videojuego, que se encarga de hablar de “true gamers“, apoyándose en  unas bases ridículas, adaptadas a sí mismos (no podía ser de otra forma). Y tras leer/usar varias veces la coña del carné gamer, he decidido contar mi experiencia en el mundo del videojuego. ¿Por qué? Porque estoy segura de que muchas de las que estáis por estos lares os podéis sentir identificadas.

Llevo jugando a consolas desde que soy capaz de levantar un mando con las manos. Mucho. MUCHÍSIMO. En mi casa siempre las ha habido, porque mis padres han sido y son bastante jugones.

maxresdefault.jpg

Ice Climber, ¡qué recuerdos!

Todo comenzó con una preciosa NES, cuyos cartuchos siempre tenían un olor característico. Adoraba jugar a Super Mario Bros, Ice Climber (éste sobre todo), Kung Fu, Adventures of Lolo e incluso Nintendo World Cup. Jugaba sola o acompañada.

Pronto llegó Play Station (PS1) a casa, como regalo de cumpleaños para mi hermano. Ambos pasamos horas y horas de diversión, con más juegos de los que soy capaz de recordar. Nunca nos peleamos por ver “a quién le tocaba”;  en la mayor parte de los casos uno jugaba y el otro miraba, otras veces incluso jugábamos los cuatro integrantes de la familia, por turnos. Bendito Crash Bandicoot. Cada uno tenía sus juegos de preferencia, claramente, pero todos jugábamos por igual.

Asimismo, me regalaron la famosa Game Boy. Sí, esa gris con las teclas A y B en morado; la pantalla verdosa y tan gruesa. Donde seguí con Super Mario Land, Pokémon Azul, Tetris y Los Pitufos. A ésta solía darle yo más tute que nadie, porque los demás no eran (ni son) mucho de consolas portátiles. La tuve conmigo hasta tiempo después de salir (y tener) Game Boy Color. Donde la lista de juegos y las horas invertidas en ellos seguían en aumento.

PS1 acabó siendo reemplazada por Play Station 2 (PS2); llegando a nuestra casa cuando ya no salían apenas juegos de la anterior. ¡Y porque era retrocompatible! (A su vez, le regalaron a una prima la Nintendo 64, así que cada verano pasábamos las horas de más calor con ésta). Aquí llegó el culmen. Kingdom Hearts, te debo la vida.

Cuando el desgaste era notorio en mi Game Boy Color, decidieron regalarme una Game Boy Advance SP (Zelda Edition), que a día de hoy sigue funcionando y en perfecto estado. ¡Era revolucionaria! Tenía la pantalla iluminada (se acabó buscar el ángulo perfecto de luz para ver el juego), ya no funcionaba con pilas, sino con batería, y ocupaba (literalmente) un cuadrado. Estuve con ésta pequeña maravilla hasta años después de que saliera Nintendo DS Lite; la cual me regalaron, una vez más, por falta de juegos para la anterior. Ésta, a día de hoy, la sigo utilizando. A pesar de que han salido otras tantas. Aunque la pobrecilla a veces no reconoce los cartuchos.

Por su parte, en el año 2000, pusieron un ordenador en casa; dando pie a mi primer contacto con juegos de PC, lo cual evolucionó hasta la actualidad, con mi gustosa biblioteca. Aquí mis padres han sido poco jugones (siempre han preferido ver los juegos en TV y manejar un mando) y mi hermano tanteaba algún Medal of Honor y Counter Strike; pero siempre ha preferido su PS2; la cual, por cierto, acabó cambiando por una Play Station 3 (PS3), con su propio dinero (tanto la consola como cada juego), cuando ésta no daba más de sí.

Por último, mis padres se hicieron con una Xbox 360 Elite maravillosa (a la que yo también he dado bastante uso), que a día de hoy sigue funcionando sin ningún problema.

¡Ah! Y yo me compré (ya iba siendo hora de que dejaran de regalarme consolas) en 2009 una Nintendo Wii, para jugar en familia y hace unos 5 años una PSP de segunda mano, por algunos de los juegos de su catálogo: Dante’s Inferno es genial y, de nuevo, Kingdom Hearts: Birth by sleep 10/10.

Como podéis ver, mi “historial gamer” no deja nada que desear. He invertido horas y horas en consolas, portátiles y no. De hecho, sigo invirtiendo horas en todo tipo de videojuegos; aunque no sean ni la mitad de las que desearía (por estudios, trabajo, obligaciones y otros hobbies). Actualmente, soy la más “gamer” de la casa; pero los encargados de otorgar el carné gamer me lo quitarían sin dudar ni un segundo por los siguientes (y estúpidos) motivos:

  1. No jugar todos los días.
  2. No pasar el día pegada a un videojuego. Qué le voy a hacer, me gusta hacer otras cosas.
  3. Cambiar la dificultad para terminar pronto o porque me apetece más bien poco enervarme.
  4. No jugar lo último de lo último.
  5. No jugar online. Odio la comunidad online de los juegos, es muy tóxica.
  6. No conocer en profundidad cada detalle del juego: desde cuestiones técnicas hasta nombres de encargados de sacar ese juego a la luz.
  7. No completar juegos al 100%. Sinceramente, si las misiones secundarias son repetitivas o un aburrimiento de élite, no me gusta perder el tiempo (que vayan ellos a por los estúpidos 100 banderines si tanto los quieren).
  8. Juegos como Los Sims e incluso juegos de móvil no suman puntos, a veces los restan.
  9. No tener consolas de nueva generación.
  10. A veces, por el mero hecho de ser mujer. Absurdo, ¿eh?

Personalmente, me da igual (a gran escala) si alguien conocido o desconocido subestima mi afición a los videojuegos. Me es total y absolutamente indiferente porque, como podéis ver, me sobra experiencia. Más aún teniendo en cuenta que no me gusta la televisión; mi tiempo libre va destinado a libros y videojuegos de todo tipo.

Lo mejor es alegar estupidez, inmadurez e ignorancia hacia esas personas, porque a fin de cuentas, lo único que pretenden es hinchar su ego de la forma más infantil posible: yo esto, yo lo otro y tú no, no y no. “Soy mejor que tú porque EGO”.

El mundo de los videojuegos no está libre de decadencia humana. Es un hecho. Dar coba a los auto-denominados “true gamers” es entrar en su juego (nunca mejor dicho). Si les molesta algo, que se apañen con su propia bilis. Total, si algo hemos aprendido de los videojuegos es que si hay enemigos, vas por buen camino, ¿no?

 

Cómprame un café en ko-fi.com

Aonia Midnight
Aonia Midnight @@AoniaMidnight

Curiosa, reflexiva y torpe // Palomitas y cerveza // Mi mente está llena de mundos en los que evadirme de la realidad // Nothing is true, the cake is a lie

20 comentarios
Aganami
Aganami 22/04/2017 a las 12:58 pm

Totalmente de acuerdo con todo, de echo habrás jugado más y mejor que esa gente. Yo tenia 4 juegos de PS1, en su día jugaba con otras consolas de mis primos, y desde que podía usar pc y descubrí los Humble bundle de 1 euro, mi biblioteca de Steam esta repleta de juegos indies, plataformeros y point n clic que me fascinan, y como siempre juego con amigos ahora juego mucho online. Y que se atreva nadie a decirme que no me gustan los videojuegos por no jugar a The Witcher o los de Skyrim (porque no los tengo, vaya)

Aonia Midnight
Aonia Midnight 22/04/2017 a las 9:28 pm

¡Oh, juegos indie! Esos grandes menospreciados, donde puedes encontrar maravillas y que aún haya quien los desmerezca.
A veces jugamos a lo que tenemos a mano, física o económicamente =)

I'm dead (@_Garoro)
I'm dead (@_Garoro) 22/04/2017 a las 1:51 pm

Amén. Me has tocado la vena nostálgica con el juego de los Pitufos, llevaba años sin acordarme de él hasta ahora. Menuda colección de consolas y videojuegos debes tener, madre mía, qué envidia. Y ojalá tener una familia tan gamer como la tuya, solo mi hermano y yo jugamos, pero por vías separadas (géneros distintos y demás). Y qué buen sabor de boca deja leer a alguien que le encanta Kingdom Hearts. Bendita tú y bendito lo que acabo de leer. El “carné gamer” es la cosa más estúpida que he oído en semanas, mucho ánimo con estos cabestros.

Aonia Midnight
Aonia Midnight 22/04/2017 a las 9:30 pm

Los Pitufos y sus contraseñas para ir directamente a un nivel sin tener que tragarte desde el principio el juego, jaja.
Kingdom Hearts es el amor de mi adolescencia, ¡y eso que juegan con los feelings de los seguidores!

Fedora
Fedora 22/04/2017 a las 2:41 pm

“No jugar online. Odio la comunidad online de los juegos, es muy tóxica.” GRANDE, bueno y todos.

Aonia Midnight
Aonia Midnight 22/04/2017 a las 9:31 pm

¡Gracias! Jajaja

Antz
Antz 22/04/2017 a las 5:25 pm

Oh!
El Ice Climber es el unico juego q se me estropeo de la ness…😭😭😭
A mi me paso hace poco q comente q aparte del zelda para la Switch lo primero q me iba a comprar era el Just Dance… algunos aun piensan q era un chiste, cuando les comento q los tengo todos les da como un pantallazo azul al cerebro…. XD
Los auto-llamados true gamers te escluyen (aunq lleves jugando mas tiempo q ellos vivos) si no juegas a minecraft, lol y cosas similares. Te miran como a un jugador inferior, pero eso ya es un sintoma de lo q realmente les pasa: q necesitan pensar q estan por encima de ti para sentirse bien. Yo soy de esa gente rara q para sentirse bien juego a lo q me apetece, como si es 15 min al Just Dance o 6 horas al Dragon Quest, da igual.
Tambien es q la gente lee mucho por los interneses estos y lokea.
XD

Aonia Midnight
Aonia Midnight 22/04/2017 a las 9:34 pm

¡Oh, pobre juego! Aunque eso significa mucho tute y eso siempre mola ^_^
Just Dance es genial, suelen seleccionar música muy bailable (evidentemente) y jugar solo o en familia es divertidísimo (incluso para mí, que tengo el ritmo en cualquier sitio menos en el body).
Jugar a lo que apetece es la clave, que para eso es un hobby, para disfrutar =)

Dryadeh
Dryadeh 22/04/2017 a las 6:10 pm

Me encanta la conclusión final 🙂
Me has traído recuerdos de mi Game boy Pocket (la mía era amarilla, muy hortera) y el coñazo que era lo de las pilas (tenía un cargador pero con el tiempo sólo funcionaba si colocaba el cable en determinada posición y se hacía aquello insufrible.

Aonia Midnight
Aonia Midnight 24/04/2017 a las 2:17 pm

Es un hecho, si los videojuegos, en conjunto, enseñan algo, creo que debe ser eso. Luego cada juego nos aporta su granito ^_^

Jajajaja, lo del cargador me hace gracia, porque me pasaba con un portátil hace no muchos años. ¡La tortura tecnológica!

El Alcalde
El Alcalde 22/04/2017 a las 6:21 pm

Este mundillo ya parece una religión mal llevada, hace un tiempo escribí un articulo sobre como zelda BotW, Persona 5 y Nier, eran una victoria sobre el 4k y los 60fps que tanto nos alejan del verdadero placer de jugar y fue como si hubieran entrado a una catedral en plena misa y le escupiera a Jesús.

Por otra parte tengo muchos amigos que le dan al Fifa y a algún que otro juego solamente. Un dia estabamos instalando la Ps4 para jugar unos partidos y mi amigo tenía el Journey. Le pregunte porque lo tenía, porque segun mi logica ese era un juego para gente que “sabe” y no para el montón. Me llevo la sorpresa que me dice que es uno de los mejores juegos que ha jugado y es su favorito. A Veces a uno también se le sale esa arrogancia, nose si de TRUEEE GAMERS, pero si de conocedor.

También puedo dar fe que tengo buenos recuerdos del juego online, cosa que aun hago pero con menos frecuencia (estoy pegado al Hearthstone) , pero es cierto que la comunidad es bastante tóxica y aveces parecen más animales que seres humanos.

Buen articulo y sigan asi.

PD: El primer juego que fue exclusivamente mío, porque jugué desde el Atari, fue Megaman X que hasta hoy es uno de mis favoritos, no hay nada como un domingo, unas cervezas y tu Snes con Megaman X.

Aonia Midnight
Aonia Midnight 24/04/2017 a las 2:25 pm

Es cierto que, a veces, puede salir el arrogante que llevamos dentro por el motivo que sea, pero mientras quede en una anécdota de colegueo y no en la toxicidad de ir repartiendo carnés, no es tan malo. A mí me gusta mucho bromear con que todos los FIFA me parecen igual, pero con ligeros cambios y, sin embargo, soy fan de juegos que no se alejan mucho de esa dinámica, jajaja.
También es verdad que se puede disfrutar mucho de un juego online, a pesar de la comunidad. En mi caso es Marvel Heroes, e incluso la reciente prueba gratuita de Elder Scrolls Online.

¡Gracias!

Chuck Draug
Chuck Draug 22/04/2017 a las 9:15 pm

Si tuviésemos que ponernos tan estrictos como los TRUE GAMERS quieren, aquí todo el mundo estaría sin carné de jugador, empezando por ellos mismos. Muchas veces (por no decir siempre) da la sensación de que los que dicen ser TRUE GAMERS, para lo mucho que dicen ser jugones, lo que es jugar y divertirse… como que no, ¿eh? Pero no, las falsas sois vosotras por ser mujeres. O por no gustaros el online. O por jugar al Candy Crush.

En serio, si el tiempo que invierten en ser imbéciles lo invirtieran en jugar… ¡qué poco se escucharían sus lloros!

Aonia Midnight
Aonia Midnight 24/04/2017 a las 2:27 pm

Totalmente de acuerdo. Y qué gran final de comentario, jajaja

toxic
toxic 22/04/2017 a las 11:20 pm

Me has recordado a cuando íbamos de vacaciones al pueblo de mis abuelos y mientras mi madre y hermano dormían, mi padre conducía escuchando Creedence Clearwater revival y yo jugaba con mi Game Boy pocket con la poca luz que entraba, a ratos, de las farolas de la carretera.

Tengo 33 años y llevo jugando como tú, desde que tengo uso de razón: Pacman, Tetris, pong…Luego vendría la NES (ay, terranigma), Megadrive, Dreamcast, PlayStation (ay, el FfVII), la 2, 3 y 4, Game boy SP, advance, DS, 3 DS, PSP (edición especial FF VII crisis Core), Vita, Wii…Las conservo casi todas, juegos incluidos. Y soy la única gamer de la familia y mis amigos, así que me siento como en casa cuando estoy con mi novio y sus amigos. La semana que viene me pasaré cinco horas en el AVE para ir a Madrid al FF Distant Worlds, hace dos años lo hice para el concierto de Zelda. Postureo? No, forman parte de mi vida y creedme, me he llevado muchas malas miradas al decirlo. Es peor ir a un concierto de este tipo antes que a uno de Ed Sheeran, por nombrar a alguien?

Estuve una temporada jugando al WoW, pero lo dejé por el acoso al que nos sometían a mi pj y a mi.

Siempre me han juzgado, me han preguntado cosas acerca de los juegos para comprobar si era algo más que postureo y estaba harta, con el tiempo he aprendido a pasar e ignorar a todo aquél que intente ponerme en evidencia.

Es bastante cansino vernos representadas como novias celosas rompeconsolas, o que jugamos en bragas o intentamos apartar a nuestra pareja vistiéndonos con eroticofestiva lencería. No, juego en chándal o en pijama, muchas veces con mi novio al lado o viendo cómo juega él, riendo y comentando, echándonos pullitas. Ambos consideramos que hemos tenido suerte de encontrarnos, no todo el mundo estaría dispuesto a pasarse todo un fin de semana cerrados en casa jugando por turnos, aunque ahora él jugará con la Switch y yo con la Play 4 a la vez. Es estúpido el estereotipo de tener celos de una máquina creada para el uso y disfrute así como estúpido el hecho de que se nos menosprecie (mujeres y hombres por igual) por jugar a determinados juegos o plataformas. Carnet de gamer?

Deme el mío que me lo pego en la frente.

Aonia Midnight
Aonia Midnight 24/04/2017 a las 2:42 pm

Yo siempre me he mareado mucho en el coche, pero sí que jugaba a oscuras con la luz que entraba por una farola (mi oculista se está revolviendo en su casa, jajaja).

Es una lástima que esté bien visto ir a un concierto musical “normal”, pero si es en plan “evento friki” la gente de nuestro alrededor arrugue la nariz, ¡pero si es lo mismo! Vamos, una lástima y ridículo, pues es nuestro dinero y tiempo y lo invertimos en lo que más nos gusta igualmente se encoge de hombros.

Nunca he llegado a tantear el WoW por eso mismo, adoré WarCraft, pero el online me tira muchísimo para atrás. Me han contado historias para no dormir de ese lugar…

¡Oh, sí! El famoso testeo del true gamer, cómo olvidarlo, jajaja. Y cuando se quedan sin preguntas que puedas saber tiran de wikipedia, ¡para darse importancia!

Me encanta lo que dices de tu relación, porque yo tengo mi “viernes de videojuegos en pareja”, donde cada uno juega a lo suyo, pero en la misma habitación xD
Estoy muy lejos de ponerme lencería para alejarle de jugar o romperle nada. Y si juego en bragas es porque los 35 grados en la calle más el calor del ordenador, lo piden; no como icono erótico-gamer, jajaja.

Eres una gamer élite o senior o el máximo nivel, cagontó, dónde está el carné de esta señorita???

Lyris
Lyris 23/04/2017 a las 11:26 am

Efectiviwonder, mi querida chichiposer: de todas las razones que me has dado, una con las que me he encontrado más a menudo para denegarme “el carnet gamer” es por la única y simple razón de ser dueña de unos ovarios. Así de triste. Pero en fin, que qué hacemos nosotras, unas tristes sin personalidad que sólo presumen de jugar videojuegos para gustarles a los chicos sí, palabras literales lamiendo mandos cuando podríamos estar haciendo lo que sea que hacen las chicas sin molestar??
Hace quince años eso me molestaba muchísimo, lo admito. Y como era una adolescente idiota “me esforzaba” por demostrar que yo no era una poser, mira tú qué estupidez. Ahora la verdad es que no podría traérmela más al fresco, pero aún me enerva ver lo cerrada, tóxica y profundamente misógina que sigue siendo la comunidad gamer, que ha hecho que muchísimas mujeres o se retiren de la escena online directamente por puro cansancio o se limiten a hacerse pasar por hombres PARA PODER JUGAR EN PAZ.

Aonia Midnight
Aonia Midnight 24/04/2017 a las 3:11 pm

Es triste, muy triste. Sobre todo, eso de “te gustan los videojuegos para gustar a los chicos”, que dices… Wait, what?
También me he cruzado en muchas ocasiones en una búsqueda de novias gamer, que entiendan su pasión por los videojuegos, pero que luego desestiman igual, porque parece que solamente quieren que estés en segundo plano y les hagas la merienda (o vaya usté a saber), que eso de jugar juntos o cada cual a lo suyo es una aberración y cosas de colegas.

Da mucha rabia que una comunidad que ha sufrido tanto acoso por frikismo, sea tan cerrada y tóxica y, sobre todo, cuando su ira se proyecta en especial hacia nosotras, haciéndose aún más exclusivos.

Y, como dices, tener que limitarse a hacerse pasar por hombres para evitar sufrir acoso por ligue o por insulto, cansa, cabrea y da mucha grima.

P. Dro
P. Dro 04/05/2017 a las 7:41 pm

Parafraseando a “La Polla Récords”… Si eso es ser “gamer”, prefiero hacer el indio.

Aonia Midnight
Aonia Midnight 05/05/2017 a las 12:30 pm

Qué gran verdad ^_^

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: