Dead Cells: Corre, Esquiva, Golpea Y Muere

Dead Cells: Corre, Esquiva, Golpea Y Muere

Dead Cells es un juego que llegó a mí por nuestro departamento de prensa y que llamó mi atención por su estética tan parecida a las que vi en Metroid Zero Mission y Metroid Fusion. No vi siquiera gameplay ni leí la sinopsis. Esta vez fui superficial y con cuatro capturas que había, había captado toda mi atención. Luego me di cuenta de que era un juego estilo metroidvania y bueno, ni tan mal.

 

Ninja

Es así constantemente.

Lo primero que sentí cuando lo comencé, aparte de “tiene una paleta de colores muy cuqui”, fue adrenalina; el juego tiene movimientos muy rápidos y fluidos lo cual hace que quieras ir demasiado deprisa… y mueras.

Porque sí, amigas mías, vais a morir. Y vais a morir muchas veces. En serio: muchas.

Porque la cosa de morir en Dead Cells es que tienes que empezar desde el principio. Sin nada. Con lo puesto y dando gracias. Bienvenidas a otro juego estilo Dark Souls *suspira*.

Pero, por suerte, las cosas no son tan malas como parece porque, a medida que repitamos escenarios, a medida que vayamos matando enemigos, iremos adquiriendo unas cosas azules que llamadas “células”. Éstas células nos permiten desbloquear ciertas mejoras. Pero luego hablaré de ello.

Dead Cells no tiene una trama bien definida, de hecho, creo que no la tiene como tal. Tú eres un amasijo de sustancia verde que se apropia de un cuerpo que había por allí y se pone en marcha para atravesar una serie de zonas.

Peineta

Jaja, sí

Nuestro personaje no habla. Nunca. Como mucho se encoge de hombros, sacude la ¿cabeza? o hace un corte de mangas (en serio, lo he visto); hay otros personajes que sí que lo hacen: un soldado, un escriba, un presidiario, unos extraños mercaderes, unos cofres… el único que nos da unos pocos detalles es el soldado, pero nada consistente al final.

La mecánica del juego es simple: avanzas por los escenarios haciéndote con mejor equipamiento y eliminando enemigos y muriendo. Como ya dije, los movimientos son muy fluidos y el combate es muy rápido y divertido; disponemos de dos armas (principal y secundaria) y dos habilidades, todas ellas podremos mejorarlas y cambiarlas a medida que avancemos, bien porque las encontremos o bien porque las compremos. El dinero lo obtendremos al derrotar a los enemigos y golpeando una especie de pepitas de oro flotantes que aparecen de manera aleatoria. También, en alguna ocasión, encontraremos joyas por el camino que también nos darán dinero.

El sistema de niveles es procedural, es decir, se construyen de manera aleatoria (aquí os dejo un vídeo), por lo que es poco probable que, una vez mueras, se te presente el mismo escenario. Yo he debido de morir unas 22 veces y no se me ha repetido ningún mapa; el comienzo del nivel suele ser siempre el mismo pero una vez atraviesas el punto de salida (una puerta), todo cambia. Una vez consigues terminar el nivel, llegas a una especie de zona de descanso donde está un comerciante al que pagas con células.

CellComerciant

Seguro que en ese tanque guarda las células para seguir vivo

Este comerciante tan peculiar te ayudará a desbloquear ciertas mejoras permanentes en la partida; por ejemplo, un arma aleatoria al iniciar la partida (tanto principal como secundaria), habilidades o empezar con cierta cantidad de dinero al inicio. O tener un frasco de poción.

Ah, sí, ¿no lo dije? Culpa mía, perdonad. En Dead Cells no hay objetos para recuperar vida. No, no hay pociones dispersas, los enemigos no sueltan alguna hierba que te recupere cierta cantidad de salud. Si te hieren mucho, ya puedes apurarte para llegar al final del nivel porque si no, date por muerta.

Las zonas de cura son las zonas donde está el comerciante de las células; antes de seguir al siguiente nivel, veréis una probeta gigante llena de un líquido rosado que rellenará vuestras pociones (podéis desbloquear varios frascos a base de pagar células) y restaurará vuestra barra de vida. Recordad hacerlo siempre porque cada nivel es más difícil que el anterior. Sí que es cierto que, alguna vez, de manera muy poco frecuente, algún enemigo soltará una especie de vísceras que te permitirán recuperar algo de vida (aunque un poquito más arriba dije que no, pero es tan escaso que mejor no contar con ello).

Creo que el hecho de que sean vísceras tiene algo que ver con el tipo de alimentación de nuestro protagonista porque yo elegí monstruo pero había más. Sinceramente, no he probado los distintos tipos porque me he olvidado de que estaban ahí y me he acordado ahora al escribir lo de los restos de carne. Actu: He probado otra clase y los restos que dejan algunos enemigos o que encuentras eran con forma de pastel.

Dieta

Apto para todos los gustos

Aparte de las mejoras que el comerciante de células nos ofrece, podemos encontrar en el juego unas cosas llamadas runas. Estas runas nos permiten realizar ciertos movimientos para poder acceder a otras zonas; yo he conseguido dos de momento: una para hacer crecer enredaderas y otra para usar una especie de sarcófago para pasar de una habitación a otra. Sé que hay al menos otra, pero no la he localizado aún (Actu: hay un total de cuatro runas); normalmente estas runas aparecen tras derrotar a un enemigo más fuerte que el resto. Se los ve bien porque tienen un cartelito con la palabra “Élite” encima; en apariencia son como lo demás enemigos del nivel pero bastante más fuertes, rápidos y con alguna habilidad para fastidiar (normalmente invocar más enemigos).

Hay otro tipo de runa que brilla cuando te acercas y si interactúas con ella pasarán dos cosas: una, que la golpees con tu arma para que descubra un secreto (normalmente joyas y, en raras ocasiones, alimento para recuperar vida); y la otra, que se abra un portal en la pared y entres en un desafío.

Los desafíos pueden ser complicados ya que no te permiten recibir ni un mísero punto de daño mientras tienes que eliminar a un número determinado de enemigos en un tiempo límite mientras te peleas con bolas de pinchos que giran en círculos sobre suelos y paredes con más pinchos. Muy bonito todo.

Los distintos niveles no siguen un orden concreto; es decir, cuando comienzas la partida lo haces en Las Celdas De Los Prisioneros pero ahí, dependiendo si tienes o no una runa, puedes acceder al Paseo de los Condenados o a las Alcantarillas Tóxicas. Y desde cada uno de estos mapas, puedes acceder a otros distintos así que no hay un orden cronológico para atravesar cada escenario. Creo que esto es más por ganar tiempo que por otra cosa porque, por ejemplo, en el primer nivel tardas más en llegar al Paseo De Los Condenados que a las Alcantarillas. Evidentemente esto está bien si quieres avanzar rápido por el juego, pero por otro lado es malo porque no adquieres mejor equipamiento y células que ofrecer al mercader.

VendedorAmable

El marketing lo lleva bien

Hay un total de catorce niveles hasta ahora; según tengo entendido, se irán añadiendo más en el futuro. Esto se explica en que el juego está en acceso anticipado y, de hecho, al comenzar te avisa de que puede haber bugs; tampoco puedes configurar el mando y hay que jugar con teclado y ratón, y una pena porque es un juego que se jugaría mejor con un mando.

En la pantalla podremos ver que hay un reloj que va contando cuánto tardamos en hacer cada nivel, así que me imagino que será una forma de retarnos a nosotras mismas para ver cuánto tardamos en pasar los niveles (y el juego). Este reloj se pone en pausa en las salas de inicio de nivel (normalmente se pone en marcha en cuanto atravesamos la puerta) y en las salas del comerciante de células.

Hablando de tiempos, hay unas puertas específicas que sólo se pueden abrir si llegas a tiempo; es decir, permanecen abiertas un determinado tiempo y luego se cierran. Se las reconoce con facilidad porque son puertas con forma de reloj de arena; si están en azul, todavía puedes abrirlas, pero si están en rojo nuestro personaje nos dirá que mira, qué pena, que se ha cerrado hace X minutos.

Y ya que estoy con las puertas, hablaré del resto de puertas. Las normales son de madera, se pueden abrir o se pueden destrozar; la desventaja de destrozarlas es que no puedes resguardarte detrás de algunos enemigos (hay otros cuyos ataques atraviesan puertas y muros). Hay otras que tienen apariencia de columna de oro y que se abren pagando cierta cantidad de dinero; normalmente, al otro lado hay buenas armas, habilidades, o algún que otro objeto que nos ayude en la aventura (como un corazón que nos permite “resucitar” o distintos tipos de amuletos para mejorar nuestras habilidades). Y luego hay otras que sólo se abren si pulsas una especie de interruptor; nada complicado, realmente.

Hago mención especial a una especie de portales que nos teletransportarán por el mapa siempre y cuando los hayamos activado; para activarlos no hay más que “ver” el portal y éste ya se activará. Estos portales están muy bien por si llegas a zonas en las que no hay posiblidades de continuar o prefieres probar suerte yendo a otro nivel por otra zona. Y para esquivar enemigos que te hayas podido dejar por el camino porque, recordad, la salud hay que cuidarla.

Hay una serie de pergaminos que nos encontraremos sueltos o encerrados en tanques como de agua. Estos pergaminos nos permiten subir un punto a nuestras habilidades. Las habilidades que tenemos son tres: Brutalidad, Tácticas y Supervivencia. Dependiendo de la habilidad que decidamos aumentar nuestras armas y habilidades harán más o menos daño; ¿cómo sabremos qué armas dependen de cada parámetro? Fácil: por el color. Las armas cuyo recuadro sea rojo dependerán del parámetro de Brutalidad; las que tengan el recuadro morado, del de Tácticas, y las que tengan el recuadro verde, de la Supervivencia. Cabe decir que si aumentamos el parámetro de la habilidad, nuestra barra de vida aumentará, así que yo suelo recomendar que sea lo primero que se aumente, por encima del ataque.

Y ya para ir terminando hago breve mención al apartado visual (otra vez (?)) porque es maravilloso; sus efectos de luz están muy cuidados y es una delicia ver cómo la luz de la luna, del sol o de nuestro propio personaje desaparece y aparece en función de si hay muros o columnas de por medio o no. También hago breve mención a la banda sonora que acompaña muy bien durante todo el juego.

InventarioDesblock

Por favor, no digáis que no es bonito (sí, las botellitas se mueven si saltas sobre ellas)

Gracias a Motion Twin por la clave del juego 💚

(Las imágenes son capturas propias y los gifs son de Motion Twin).

Cómprame un café en ko-fi.com

Ka'alshya
Ka'alshya

• PR Manager & Mrs. Redactor • Sometimes I draw and write things • Hater • N7◢ • Arcane Warrior • I try to save lives but not myself • Paramedic • I lived the Big Bang so I’m older than you • Please: don’t explain me my own text • My text, my rules. Don't tell me what I've to write •

3 comentarios
Rena
Rena 04/01/2018 a las 11:13 am

Una reseña muy elaborada y cuidada, me ha gustado mucho el juego del que hablas.

galforddweiler
galforddweiler 04/01/2018 a las 8:03 pm

Lo tenía sin jugar desde el año pasado y resulta que ha tenido actualización estas navidades: más armas, mutaciones para el personaje… Toca volver ^_^

Knight Ruu (@Knight_Hagane)
Knight Ruu (@Knight_Hagane) 05/01/2018 a las 11:15 pm

¡Me encanta este juego!
Con respecto al tema de los mandos, yo lo estoy jugando con el mando de Xbox 360 y me lo acepta sin problemas, lo digo por si hay alguien que lo prefiere jugar con mando.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: