Ecco the Dolphin

Los cantores de Atlantis

Los cantores de Atlantis

Después de hablar de Ecco The Dolphin en el Pugcast, es el momento de deleitaros también en la web, que merece mucho la pena y es una gran historia de ciencia ficción muy de los 90.

Es una serie de videojuegos publicados por Sega y desarrollados en Hungría por Novotrade International, más tarde conocido como Apaloosa Interactive. Originalmente vieron la luz en Europa el año 1992 para Mega Drive. Más tarde se lanzaron para Nintendo DS, Xbox y Wii. En 2001 llegó una versión moderna y realista en entornos 3D, “Ecco The Dolphin: Defender Of The Future”, para Dreamcast y Playstation 2.

Ecco fue creado por Ed Annunziata y es un delfín mular macho con una simple peculiaridad: en su cabeza se ven cinco misteriosas marcas en forma de estrella que imitan a la perfección una constelación que brilla en el cielo por las noches. A primera vista parece algo sencillo, tienes que moverte por escenarios horizontales usando unas habilidades básicas para conseguir el objetivo que es, nada más y nada menos, que investigar una especie de tornado que absorbe parte del fondo marino, a tu familia incluida. PERO NO. No nos engañemos, no era fácil. Los controles eran algo confusos y el tiempo de reacción limitaba los ataques, sobre todo cuando los enemigos abundaban en espacios reducidos, aunque, para compensar, siempre había muchos pececitos que devorar para restablecer nuestra salud.

Si profundizamos un poco en el diseño, nos daremos cuenta de que el trabajo de documentación que se realizó del ecosistema submarino fue muy extenso. La recreación de los movimientos de enemigos, como las medusas o los tiburones, es magnífica para la tecnología del momento, y solo para Ecco se usaron más de 100 animaciones basadas en las piruetas y el movimiento de delfines reales. También hay que tener en cuenta otra peculiaridad, y es que en el momento del lanzamiento todo giraba en torno al protagonismo de Super Mario y aparecían clones por doquier, pero Novotrade apostó fuerte y usó una baza poco explotada, que fue hacer de una posible mascota el personaje principal de una saga.

EccoFeat061816

El resto de fauna y flora submarina también siguen siendo bastante llamativas hoy en día y es que además según cambiamos de escenario todo se adapta: en  aguas tropicales reinan los peces supercoloridos y los arrecifes de coral, en el ártico grandes placas de hielo por las que deslizarse, en Atlantis las esculturas medio destrozadas dan ese toque místico… Los escenarios también están preparados para interactuar con ellos, desde piedras que nos ayudarán a nadar a contracorriente hasta cavernas o almejas que nos darán oxígeno suficiente para no morir, a no ser que te echen una burbuja podrida. También por el camino iremos encontrando unos cristales que nos facilitaran información, nos dirán lo bien que cantamos o nos dejarán cruzar diferentes pasillos.

Como el juego tiene ya unos cuantos años suponemos que no habrá problema en profundizar un poco en el hilo argumental. En la primera entrega, Ecco The Dolphin, aparte de descubrir qué pasaba con el tornado y su familia, Ecco se encontraba con Asterite, un ser caído del cielo con forma de cadena de ADN, enemigo a muerte de los Vortex, otros seres muy parecidos a las criaturitas de Alien, una sociedad organizada a modo de colmena y que son los malos malísimos de la saga. Han venido a la tierra a sustituir nuestras especies por las suyas. Por lo tanto, estamos hablando de que la humanidad y el resto del planeta están siendo invadidos por unos extraterrestres y el futuro está en las manos (o en las aletas) de un delfín.

En la segunda entrega, Las mareas del tiempo, la Reina Vortex ataca a Asterite y consigue reinar en el planeta Tierra. Y ojo, estamos hablando de 1994, unos delfines voladores, llamados Cantores, llegan del futuro para pedirle ayuda a Ecco con la invasión. Se nos añade también un nuevo poder llamado metasfera, que nos da la capacidad de convertirnos en cualquier ser vivo, lo que viene muy bien a la jugabilidad en según qué escenario. Y llega el drama: nos enteramos de que Ecco está condenado a perseguir eternamente en una especie de bucle espacio-temporal a los villanos y que la historia se repetirá una y otra vez; pero la humanidad no se enterará jamás ya que nuestro protagonista está dando su vida para que no nos afecten los cambios.

0be5456a-3b72-4dca-81e4-d42a8b839a63.png

Con El defensor del futuro llegó el estreno de Ecco en 3D, todo igual de cuidado que en las anteriores sagas pero esta vez intentando ser más impactante visualmente. En este título nos cuentan el regreso de los Vortex para eliminar a los delfines definitivamente. Y tienen un plan: Van a robar los sentimientos de los delfines ancestrales y los van a sellar en el tiempo, evitando así que evolucionen. Esto crea unos futuros alternativos a los que Ecco deberá enfrentarse:

La isla de la tranquilidad: Ubicado en nuestro presente y en el que descubrimos que Atlantis fue sepultada por los Vortex.

La pesadilla del hombre: Esta vez nos encontramos en un futuro donde los delfines son esclavos y la misión será reconciliar a las diferentes castas con el fin de que trabajen juntas para librarse del  yugo de la esclavitud.

La pesadilla del delfín: Al lograr lo anterior Ecco vuelve a cambiar el presente y nos encontramos con delfines mutados genéticamente, que han desarrollado una fuerza descomunal, han matado a los hombres y se han aliado con los Vortex. Hay también una pequeña facción, algo así como la resistencia, más débiles y cercanos a los actuales, que han sobrevivido gracias a ocultarse en las llamadas Cavernas de la Esperanza.

Dominio del enemigo: Los Vortex se ha hecho con la Tierra y ya no existe ninguna especie animal de las conocidas actualmente, son todos seres extraterrestres adaptados a diferentes medios. Sólo hay una manera de solucionar este entuerto y es destruyendo el nido de la Reina y a todos sus vástagos.

También lanzaron una precuela llamada Ecco Junior, donde el joven delfín vive aventuras con sus amigos, pero no fue demasiado relevante para la saga, ya que no nos revela nada necesario para la historia.

4818448185_9464b6f6ca

Para ir acabando y como curiosidad, os contaré que los compositores de las dos primeras entregas se inspiraron mucho en la música de Pink Floid y que el escritor de la historia del Defensor del futuro fue David Brin, conocido por obras como El cartero, La rebelión de los pupilos o Marea estelar.

También existe un crossover con Sonic y el fanfiction es extenso, lleno de drama, agujeros de gusano y realidades alternativas, y si queréis celebrar su 25º aniversario aún estáis a tiempo para disfrutar de esta maravilla. Si queréis ver un poco a Ecco en acción, aquí subí un pequeño vídeo de la introducción, y si os animáis a probarlo, aparte de contármelo, podéis disfrutar los dos primeros títulos y de Jr. en Steam a precios bastante asequibles.

 

 

Cómprame un café en ko-fi.com

Chi Skywalker
Chi Skywalker

Pelirroja mestiza, hija de la isla del oso, amante de la fuerza y basura rebelde. Juego, escribo y leo cuando me da la vida.

4 comentarios
Rena
Rena 16/01/2018 a las 10:43 am

Yo es que me quedo toda loca con toda la movida que trae Ecco por detrás. Yo que lo jugaba con 10 años haciendo saltimbanquis por el agua, dando golpes y tonterías así. Fite’ que había historia y todo… y nunca me hubiera imaginado que fuera así XDD

El fanfiction con Sonic me ha matado.

Kala Wolf
Kala Wolf 16/01/2018 a las 10:47 am

Hola!!
No conocía el juego y la historia me ha dejado KO, tengo que animarme con estos juegos 🙂
Me gusta que fuera innovador en su tiempo, aún teniendo la sombra de Mario
Besetes!

VanesaOJ
VanesaOJ 16/01/2018 a las 7:16 pm

No oí nunca hablar de este juego hasta que te conocí, y de verdad que pensaba que era un jueguico sin más y tiene más lore que muchas cosas que juego ahora (?) y lo de Sonic ya me ha terminado de hacer explotar la cabeza. Al final terminaré jugando por tu culpa 🙁

Severino Pérez Santiago
Severino Pérez Santiago 17/01/2018 a las 7:17 am

Gran juego, sin duda. En su época jugué al Tides of Time, y me pareció brutal. También me pilló muy por sorpresa el hecho de tener un segundo final. Las primeras veces que lo terminamos no se nos había ocurrido volver a jugar a ver si algo cambiaba en el “new game plus”, por así decirlo. Se echa en falta hoy en día. La banda sonora además, de 10.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: