The Urbz

URBZ, Sims en la Ciudad

URBZ, Sims en la Ciudad

01/02/2018 | anuhiu | 4 comentarios

Todos conocemos el universo de los Sims, hayamos jugado o no, ya que con el paso de los años se ha convertido en un juego superpopular que enamora desde los jugadores más casuals hasta a los jugadores de pura cepa.

Pero a pesar de ser tan popular, los Sims esconde varios juegos que han sido olvidados por una gran mayoría, sus spin-offs. Porque desde la salida del primer Sims, Maxis nos ha ofrecido con una variedad de juegos alternativos al mismo, que aún basándose en controlar a tu personaje y mantenerlo vivo, ha sabido incorporar formas nuevas de utilizar este rasgo tan característico de estos juegos de simulación.

Ejemplos de esto son The Sims Bustin’ Out, Sims Náufragos, MySims, Sims Medieval, etc. Son juegos que mantienen las mismas características que un Sims normal pero que sin embargo añaden nuevas formas de jugar, nuevos objetivos y por lo tanto una experiencia diferente.

Pero uno de los spin-offs que me robó el corazón fue The Urbz: Sims en la Ciudad en su versión de Play Station 2, ya que también salió para Nintendo DS/GBA y en dichas consolas era un juego totalmente diferente. Lo que cautivó mi corazón fue que era un juego distinto a cualquier otro que hubieran hecho con anterioridad, spin-off o no. Era un juego diferente en la estética, en las interfaces de dentro del juego, en la música, en los escenarios y prácticamente en todo lo demás. Era tan diferente que al principio pensaba que no era un juego perteneciente a la franquicia de Los Sims.

maxresdefault.jpg

El objetivo principal consistía en llegar al ático de Darius, el tío más guay de la ciudad, el que más reputación tenía en todos los barrios. Es importante destacar el término de reputación, porque es así como se les llama a los puntos necesarios para avanzar en el juego. Una vez conseguías la reputación necesaria en cada uno de los diferentes barrios, estabas listo para demostrarle a Darius que tú eras la persona más cool de la ciudad.

 

¿Y cómo se conseguía esa reputación? Pues muy fácil, trabajando, vistiendo como vestían aquellos que frecuentaban el barrio y teniendo muchos amigos.

Pero no eso no era todo, porque existía una sala VIP donde se reunían todos para montar fiestas por la noche, pero tú no podías entrar porque no eras guay y te pasabas las noches llorándole al de seguridad para que te dejara disfrutar de la fiesta. Y era esta sala VIP la que importaba para ser el que partía el bacalao en tu barrio.

Conseguir entrar en las diferentes salas VIP de los barrios requería un poco de lo dicho anteriormente. Lo que necesitabas principalmente era una Capacidad Social, que era una interacción que sólo conocían aquellos de un mismo barrio y para que alguien te la enseñara tenías que ser su colega, para ser su colega necesitabas primero vestirte mejor y para eso necesitabas dinero.

El juego comenzaba eligiendo uno de los nueve barrios que existen en la ciudad para empezar allí tu aventura. En cada uno de los barrios vivía una tribu urbana diferente y dependiendo de cuál eligieras al principio esto determinaría tu estilo inicial y tu forma de caminar, así como las interacciones con los demás Sims.

Además del objetivo principal del juego, que consistía en entrar en la Sala VIP de cada barrio y que Darius viera que eras la persona más influyente del lugar, también existían una serie de objetivos que eran necesarios para completar al 100% cada barrio y poder desbloquear el ático de Darius. Estos objetivos variaban entre, por ejemplo, conocer a ciertas personas del barrio y ser su colega, trabajar y ascender en el puesto, y sobre todo, echar del barrio a aquella persona que tiene a todos tus colegas atemorizados. 

The_Urbz_villains

Aquí los malos malosos, el de la boina es tu casero así que ten cuidado con él

 

Los barrios o distritos que el juego te daba a escoger al principio de tu partida eran:

    • Estación Central: “Cuero, pinchos y mucha pose”. Aquí se reunían los punks, en una estación de metro abandonada llena de graffitis y, por alguna razón, con un ring de lucha en todo el medio.
    • Plaza Patapatrás: “Superinformales, coleguillas”.  El territorio skater se constituía como varios edificios en lo que suponemos que es una plaza, con un skatepark al final de la calle.
    • Calle Gasolina: “Chicas malas y tíos duros”. Como el nombre ya indica, aquí se reunían los moteros, era un taller de motos con un par de bares y un montón de motos aparcadas por aquí y por allá, las cuales podías tirar todas si querías ganarte el odio de todo el barrio.
    • Playa Horizonte: “Cuellos alzados y andares altivos”. Este sitio es peculiar porque ni siquiera es una playa, es el ático de un edificio donde se reúnen raperos y canis vestidos como si estuvieran en agosto.
    • Barrio Sur: “¿Estilo? No sé de qué me hablas”. Este barrio sea quizá el más difícil de explicar, porque realmente no hay un nombre exacto para la tribu urbana que vive aquí, simplemente los definen como horteras a los que les gusta apostar.
    • Colinas Diamantinas: “Celebrando su estilo”. Si los anteriores no tenían nada, estos lo tienen todo. Aquí viven los elegantes, los ricos y los niños pijos en la última planta del edificio más lujoso de la ciudad, donde podrás vestirte con las mejores galas y caminar por pasarelas como un verdadero modelo.
    • Calle Cosmo: “Esa nota de originalidad”. No sabría muy bien definir a la gente que vive aquí, pero lo importante es que aquí viven los Black Eyed Peas, pero los BEP en su época buena, antes de pasarse a la electrónica y disolverse por completo. Cada uno de los miembros del grupo tenían un urbz con el cual podías relacionarte. Ya sabéis, el sueño de cualquier quinceañero en los dosmil, ligarse a Fergie.
    • Neon Este: “Estrafalarios a más no poder”. Aquí viven los frikis, principalmente los frikis con estética japonesa. En este barrio es todo de neón, colores brillantes y estampados estrafalarios. En Neon Este podrás trabajar haciendo sushi y vivir la vida a tope jugando con las máquinas recreativas.
    • La Fundición: “Vuelve el negro”. Son los bohemios, los hipsters de ahora. Visten de negro, les gusta el arte, la escultura y, por increíble que parezca, también les mola hacer peleas de robots (nunca entendí qué tenía que ver eso con ser bohemio pero bueno).

 

Pero no todo era conseguir reputación, porque al fin y al cabo el juego seguía siendo un Sims, con todo lo que ello suponía, por lo que también tenías que estar pendiente de tus necesidades, y aunque la mayoría las puedes controlar dentro de dichos barrios ya que en cada uno te facilitan una pequeña habitación, cuidado, porque nada más empiezas el juego apareces subiendo las escaleras de tu apartamento. Y lo mejor es que no te olvides de él mientras estás ocupado ganándote la simpatía de los diferentes personajes, porque el apartamento hay que pagarlo y como te olvides aparecerá el personaje más odioso de todo el juego para llevarse algún objeto que tengas en posesión como pago del alquiler.

Es decir, tienes que conseguir ser la persona más influyente de la ciudad pero sin olvidarse de que eres un ser humano con obligaciones.

Urbz_wallpaper_G_1280x1024

 

Ya he mencionado que los Black Eyed Peas hacían un cameo en este juego, pero no sólo como personajes dentro del juego sino que también incorporaron varias canciones a la banda sonora, las cuales suenan principalmente en el barrio en el que ellos residen, en pantallas de carga y menús.

La mención de la banda sonora es importante ya que cada barrio tiene una serie de temas diferentes que concuerdan con la tribu urbana que allí reside, por ejemplo en la Estación Central son canciones más cañeras y en el caso de Colinas Diamantinas son más elegantes y quizá más pop. Estas canciones de la BSO del juego mantienen la esencia de los Black Eyed Peas de sus primeros discos, sobre todo de Elephunk y quizá también lo que sería, un año después de la salida del juego, el álbum Monkey Business. De hecho, Let’s Get It Started, una de sus canciones originales, es la canción del tráiler del juego, así como la principal, pero eso sí, traducida al simlish.

 

The Urbz: Los Sims en la Ciudad fue un gran ejemplo que demostró que un simple juego de simulación como era los Sims podía adaptarse a diferentes historias y mundos, resultando en un juego que puede que ya hubieras jugado antes, pero que al final era una experiencia totalmente diferente. 

 

 

Cómprame un café en ko-fi.com

anuhiu
anuhiu @Anuhiu

Diseñadora de lo cutre y cosplayer de desgraciaos. Soy la única persona en este mundo que todavía sigue obsesionada con el Final Fantasy X.

4 comentarios
Rena
Rena 01/02/2018 a las 1:42 pm

Ay, yo jugué a este juego xDDD y conseguí ser amigui, porque de joven tuve una época de vicio con Los Sims que eso no era normal, vamos.

anuhiu
anuhiu 02/02/2018 a las 1:02 pm

Yo también estaba mazo viciada pero al llevar X horas en una misma partida me apetecía empezar otra xdd.

CursedChild67
CursedChild67 05/02/2018 a las 3:02 pm

Dios, no lleva años el juego y la cantidad de horas que me pegaba con él. XD no sé si lo tendré todavía por ahí porque la play 2 me daba problemas a la hora de leer el juego (o cualquier juego vaya) y lo dejé aparcado completamente.

Mi calle favorita era Colina Diamantinas, por cierto. Echaba un buen rato eligiendo modelitos de esa calle porque me encantaba todos (o la mayoría),jaja.

anuhiu
anuhiu 05/02/2018 a las 3:04 pm

Yo al final elegía en función del estilo de caminar que tenía el barrio xddd

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: