Videojuegos y el efecto Zeigarnik

Videojuegos y el efecto Zeigarnik

Vamos a ir al grano y dejar todo claro: los seres humanos odiamos que algo quede sin terminar, inacabado. Es esa la razón por la que en las series de televisión nos meten pura paja durante 40 minutos de capítulo y, de repente, en los 10 últimos minutos todo se vuelvo tenso y… cortan. Hasta la próxima.

Bliuma Zeigárnik puso a varios trabajadores a realizar puzles, entre otras actividades y a veces hacía que éstas fuesen interrumpidas. No sólo descubrió que las personas recordaban mejor aquellas actividades que habían sido interrumpidas, sino que aunque les decía que el experimento había acabado, estas personas decidían terminar fuera de tiempo los puzles.

Y de esto quería hablar hoy, de cómo se usa en los videojuegos y, por supuesto, no añadir sólo los ejemplos más típicos sino también de cómo se usa en los gacha games.

Ver el efecto de Zeigarnik en videojuegos es tan sencillo como verlo en series de televisión. The Walking Dead es conocida por ser una serie que puede ser monótona durante 40 minutos y que, de repente, todo suceda en tan sólo unos últimos minutos para dejarte con la intriga hasta la siguiente semana. Al igual que los sujetos de experimento de Zeigarnik, no sólo recordarás mejor los episodios que más intriga hayan dejado en tu cabeza, sino que además, si tuvieses la oportunidad, estarías ya viéndolos.

El videojuego de The Walking Dead funciona de esta manera. Aunque sus episodios son muy largos y no puedes terminarlos de golpe, al final de cada episodio dejan una incógnita sin responder que te obliga a ver el siguiente. ¿Qué será? Si bien no abusan tanto de esto como en la serie, el efecto de Zeigarnik es un buen recurso para mantener enganchado al jugador.

Lee

Lee responde: “oh, shit…”  así te terminan el capítulo. ¿Ver el qué, señora? ¿El quéeeeeeee?

Tenemos otro juego que funciona por capítulos y que usa este recurso, el conocido Life is Strange. ¿Qué es ese eclipse tan extraño? ¿Qué le ha pasado a Chloe? Hasta que no juegues al siguiente episodio no lo sabrás, y teniendo en cuenta que Life is Strange se suele vender por capítulos, ¡te tienen pillado!

(El siguiente vídeo contiene spoilers de Life is Strange episodio 3)

 

Otro juego que quería mencionar es el Yakuza 0, el cual estoy siguiendo en Twitch a través del streamer Hatecraft42 (yo no tengo Play, así que disfrutar de este tipo de juegos se lo debo a él). En este juego vas cambiando entre los protagonistas Kiryu y Majima, los cuales siguen historias distintas en la misma ciudad.

Sin spoilers… quien lo haya jugado recordará la incógnita que dejan al cambiar la trama a la del otro protagonista,  “¿qué sucede con Makoto? ¿por qué cortan justo ahora y cambian de protagonista?”. Y quien no lo haya jugado, igual se acaba de quedar corto de información y decide jugarlo.

Ahora, ¿qué sucede cuando el videojuego no está compuesto por capítulos o cambios de protagonista? ¿cómo te dejan con la intriga si no hay un principio y final en las tramas?

Es más simple de lo que parece: dejan las respuestas para luego. La trama continúa pero tú no tienes ni idea de qué está pasando, por qué ese personaje ha hecho esto o aquello, por lo que vives enganchado en busca de respuestas.

Imagen relacionada

Es la fórmula, por ejemplo, del Mass Effect. No sabes lo que son los proteanos, no sabes qué quiere Saren, no sabes NADA, pero la trama continúa y cada vez que descubres algo nuevo te sientes más cerca de tu querida respuesta, y cuando descubres sus intenciones, ¿qué sucede? Que no entiendes el por qué, no sabes cómo va a llevarlo a cabo… y entonces sientes la necesidad de continuar, de detenerle, pero no sabes ni cómo. No sabes qué va a pasar en el videojuego para que termine bien, siquiera sabes si terminará así (y, por favor, que nadie me meta un spoiler que todavía estoy terminando el juego).

Es mucho más discreto pero también usan los puzles incompletos para engancharte, y es ese el motivo por el que el juego tiene tanto éxito y otros, que carecen de estas características, son juegos para pasar el rato y punto.

Por último, quería mencionar el Animal Crossing Pocket Camp porque, poco a poco, me he dado cuenta de que juega conmigo de esa manera. No tiene trama, ni objetivo, simplemente es un juego de hacer recados y conseguir recompensas.

¿El problema? Soy una OBSESA con cumplir misiones. En el Mass Effect tengo completas todas las secundarias que se me han presentado. En Steam tengo la manía de conseguir todos los logros de mis juegos favoritos (por ejemplo, el Nihilumbra). Soy una persona tan maniática con terminar todas las tareas y objetivos que tengo hasta un plan de estudios de mi carrera pegado en el armario para ir subrayando las asignaturas completadas como si fuese una “misión terminada”.

Animal Crossing Pocket Camp empezó siendo un juego sin ningún futuro para mí, pero con la tontería estoy en nivel 37, queriendo ampliar mi carabana y conseguir llegar al máximo nivel posible. Aun así, creía que en algún momento me aburriría del juego, pero entonces decidieron sacar EL EVENTO DE BICHOS EXÓTICOS. Y ahí llegó mi fin.

Resultado de imagen de pocket camp flowers

Yo: este juego es basura *Animal crossing usó efecto Zeigarnik… Fue muy eficaz*

Mi cosa favorita del Animal Crossing eran los concursos de bichos y pesca, además de tener mi propio jardincito al lado de casa. Ahora, me lo han mezclado con un evento en el que tienes que conseguir bichos exóticos plantando flores que los atraigan a tu jardín. Y esto viene acompañado de una lista de logros que, según vas completando, te regalan muebles.

No me importan esos muebles, son todos una horterada, pero adoro los jardines y quiero completar todos los logros. Y afortunadamente Animal Crossing Pocket Camp, pese a ser un gacha game, me permite jugarlo y conseguir muchos de esos logros sin gastarme un céntimo.

Así, creo que todos los videojuegos deberían usar el efecto Zeigarnik (sin abusar. Recordemos lo que le ocurrió a la serie de The Walking Dead cuando salió Negan por primera vez. Recordemos lo mal que nos sentó a todos los fans ESO que hicieron) porque les hará mejorar sus tramas y su narrativa y tenernos enganchadísimos. Y todos los juegos que he mencionado en esta entrada me han tenido enganchadísima, incluido el Yakuza 0, aunque no lo esté jugando yo.

Dicho esto, me marcho a sembrar el caos. Deseadme suerte atrapando bichitos exóticos.

¡Ciao, ciao!

Lucybell

Cómprame un café en ko-fi.com

Lucybell Haner
Lucybell Haner @LucybellHaner

Escritora del betseller en Amazon de fantasía oscura "Toboe". Publico recursos y ayudas para otros escritores en mi página web y de vez en cuando me cuelo por blogs ajenos a dar la tabarra. Artista no-frustrada, proyecto de ambientóloga y gamer sí-frustrada.

3 comentarios
Rena
Rena 02/02/2018 a las 11:59 am

Qué interesante. Esto me ha recordado al Kingdom Hearts 2, que empiezas de repente con un chico rubio llamado Roxas y, si no has jugado Chain of Memories, te quedas en plan… “Wtf y Sora dónde está” y aún así.

Zoroack
Zoroack 05/02/2018 a las 8:34 pm

Y sigue siendo extraño incluso jugando al Chain of Memories, la timeline de Kingdom Hearts es, incluso peor, que la de Zelda o FNAF

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: