Horizon Zero Dawn: Aloy, nos echo de menos

Horizon Zero Dawn: Aloy, nos echo de menos

Las experiencias que vivimos marcan nuestra personalidad en muchos sentidos.

Muchas de nosotras (permitidme hablar en femenino) hemos vivido situaciones a través de las que, sin darnos cuenta, hemos aprendido a pasar por la vida de los demás sin hacer ruido. Esas marcas o cicatrices han hecho que prefiramos poner mil excusas o hacer algo que realmente no queremos, a decir “no”. Porque no sentimos que tengamos ese derecho. Cualquier situación en la que tengamos que dar una respuesta que sabemos que no va a aceptar la otra persona, supone volvernos pequeñitas, intentar pasar desapercibidas.

Yo soy una de esas personas. He aprendido a ser pasiva. A buscar mil motivos diferentes antes de decir “no”. Probablemente, si me conocéis, sabréis que pocas veces uso esa palabra.

Esta situación también se trasladó al mundo de los videojuegos. Desde pequeña me escondía para jugar. Porque jugar delante de alguien era hacer las cosas mal. Era enseñar algo que no iba a gustar al otro. Y no quería ver esas reacciones. Ya hemos hablado de la presión que sentimos cuando los demás nos ven jugar y en futuros artículos, os contaré cómo estoy superando la ansiedad que me producen los juegos online. Pero hoy quería contaros cómo Aloy me ha ayudado en este proceso.

Desde que vi contenido de Horizon Zero Dawn, me enamoré. Sus toques nórdicos me llamaron mucho la atención, pero es que, además, ahora tenía una protagonista femenina sin sexualizar. Sin ser el típico personaje al servicio de las fantasías de un grupo concreto de jugadores. Obviamente, tenía que jugar.

horizon-zero-dawn-screen-04-ps4-eu-16jun15.jpg

La primera imagen que vi del juego y la que me enamoró

El problema llegó al darme cuenta de la importancia del sigilo y de los ataques a distanciaYo, que soy mala jugando, que soy una bruta ¿cómo iba a jugar…?

Empecé el juego en normal y descubrí que no me costaba realmente conseguir mi objetivo si tenía algo de paciencia. Descubrí que podía jugar bien. Que podía jugar delante de gente. Me vi a mí misma aconsejando a mi novio sobre cómo jugar. Yo. La torpe. La que no sabía.

A pesar de esto, la ansiedad fue subiendo. Tengo Trastorno de Ansiedad Generalizada y Depresión y, entre otras cosas, jugar ciertos momentos de Horizon Zero Dawn hacía que me pusiera demasiado nerviosa, así que decidí bajar el nivel de juego. Yo. La torpe. La que no sabía. Claro. Jugando en fácil.

Poco a poco, esos juicios fueron desapareciendo de mi mente. Empecé a sentirme, durante mi tiempo de juego, acompañada por Aloy. Para mí HZD dejó de ser un juego. Empezó a ser una cita. Aloy crece y madura durante el juego y yo crecía con ella. A lo largo del juego vivimos con ella momentos malos, pero también divertidos. Aloy me ha transmitido seguridad al jugar. De alguna forma, aún no entiendo cómo, me contagió esa sensación de querer descubrir, pero también de respetarse a sí misma. De respetar su propio espacio. De decir “no” cuando tocaba. Mientras jugaba, descubría cómo Aloy era capaz de poner esas barreras que yo no sé poner. Y vi también cómo no pasaba nada. Nadie se enfada con Aloy. Y si lo hacen, Aloy sabe que ha dicho lo que debía decir.

Aloy1

¿Crecemos juntas?

El diseño de personaje de Aloy pretendía, precisamente, que creciéramos con ella. Crearon un personaje con buenas habilidades, ágil y con personalidad fuerte con el que empatizáramos durante el juego. Como nos comentan en el libro The Art of Horizon Zero Dawn, no llevamos a un avatar vacío. Llevamos a Aloy y vamos con ella. Con el diseño de la protagonista se centraron en su madurez y capacidades narrativas, lo cual, personalmente, ha fomentado que genere esta relación con ella. Con Aloy podemos sentir fuerza, pero todo lo que gráficamente la representa es agilidad y movimiento.

giphy.gif

¡Nos hacemos mayores! (by giphy)

La asertividad es la capacidad que tenemos para conocer nuestros derechos y defenderlos respetando al otro. De ser capaces de darnos ese espacio para defender lo que queremos y sentimos sin invadir al otro (actitud asertiva). De no dejarnos llevar sin querer por las peticiones de los demás (actitud pasiva) pero tampoco imponer nuestros deseos a los otros (actitud agresiva).

A lo largo del juego, aunque en algunas ocasiones nos dan opciones para escoger diferentes tipos de respuesta, vemos cómo Aloy trata de representar esa actitud asertiva de la que hablamos. Frente a situaciones que le parecen injustas, Aloy es capaz de alzar la voz. Respeta sus espacios. Si alguien pretende explicarle algo que ya sabe es capaz de pararle. Respeta a los demás, les ayuda, pero también se respeta a sí misma.

Aloy4.png

Ya que me la lían, lo gestiono bien

 

Mientras jugamos, y procuro no hacer spoilers, Aloy va a enfrentarse a comentarios de todo tipo. El desprecio de los Nora, el largo abanico de señores que querrán explicarle cosas que ya sabe, palabras en relación a su madre… Desde sus inicios, el personaje se defiende en ese tipo de situaciones en las que yo no sé defenderme. Aloy me ha enseñado que no pasa nada por decir “no”. Que levantarse y responder no es malo. Me ha hecho compañía en las tardes en las que la depresión ha podido conmigo y me ha calmado cuando la ansiedad estaba diciéndome que todo el mundo se enfadaría si me negaba a hacer cualquier cosa.

Soy consciente de que, en numerosas ocasiones, Aloy también se ve atrapada por las circunstancias. Le ha tocado vivir un papel y tener una responsabilidad que ella no ha pedido. Pero ha sabido aceptarlo, darle su sitio a esa responsabilidad y tratar de vivir con ella sin anularse a sí misma en ese camino. Es algo que creo que aún tengo que aprender, pero gracias a Horizon Zero Dawn he dado los primeros pasos.

Sé que volveré a vivir la historia de Aloy una y otra vez. Que rejugaré el juego en cuanto acabe su expansión. Por ahora, solo me queda deciros que echo de menos a Aloy, así que espero, poco a poco, contagiarme de esas cosas que tanto me gustan de ella.

source.gif

By giphy

Cómprame un café en ko-fi.com

VanesaOJ
VanesaOJ @VanesaOJ

Pedagoga trabajando en salud mental. Fundé www.perspectivamente.com y escribo en www.laincubadorapedagogica.com. Poco tiempo libre y mucho videojuego, peli y serie por disfrutar. La ansiedad me persigue pero soy más rápida (a veces).

15 comentarios
Kala Wolf
Kala Wolf 22/02/2018 a las 10:46 am

¡Un artículo precioso! <3

VanesaOJ
VanesaOJ 22/02/2018 a las 8:47 pm

¡Mil gracias! <3

Laura Tejada
Laura Tejada 22/02/2018 a las 11:57 am

Me ha encantado, Vane, y aunque yo no he podido jugar a HZD sé lo especial que es Aloy y me encanta ver que te ha ayudado tanto. HZD ha creado un referente, ha callado todas esas voces que decían que un triple A con una prota femenina está condenado a la mediocridad en ventas, y lo ha hecho como ha de hacerse, creando a un personaje real en la que todas podemos vernos reflejadas. Me hace ilusión leer este tipo de experiencias y ojalá haya muchas más Aloys en el futuro para que cada vez más mujeres puedan sentirse así.

<3

VanesaOJ
VanesaOJ 22/02/2018 a las 8:48 pm

Necesitamos más personajes como ella, de verdad <3. Gracias por leerme Laura <3.

Dunkel217
Dunkel217 22/02/2018 a las 11:58 am

Muchas gracias por este artículo <3 me ha emocionado mucho y me he sentido muy identificada en la experiencia que describes

VanesaOJ
VanesaOJ 22/02/2018 a las 8:49 pm

Me alegro muchísimo que haya personas que se sientan como yo jugando. Creo que pretendían crear algo más que un personaje y lo han conseguido. Gracias Dunkel <3

Rena
Rena 22/02/2018 a las 12:02 pm

Ya te comenté el otro día lo que pensaba y agradezco muchísimo que lo hayas compartido aquí, en público. Muy sincero y personal.

VanesaOJ
VanesaOJ 22/02/2018 a las 8:52 pm

Me hace mucha ilusión que el artículo guste, ains <3 Gracias Rena!

Meren Plath
Meren Plath 22/02/2018 a las 4:31 pm

Me ha parecido un artículo precioso, de verdad. Qué bonito ver cómo los videojuegos también nos ayudan a crecer así. Qué gusto leerte y verme reflejada (aunque no con HZD, no lo he podido jugar).

VanesaOJ
VanesaOJ 22/02/2018 a las 8:53 pm

Jo, no sabes qué ilusión me hace que me leáis y que además os podáis sentir identificadas. Muchísimas gracias, Meren <3.

Luciano
Luciano 23/02/2018 a las 7:52 pm

Vanesa, nunca te habia leido antes y ahora quiero leer todos tus articulos. Me aprecio una forma hermosa de contar tu experiencia con este juego y me dieron ganas de conocer mas a Aloy que desgraciadamente no pude conocer todavia al no tener una PS4. Cuando lo consiga, me voy a acordar automaticamente a vos y a todo lo que te paso con el juego. Gracias por el articulo.

VanesaOJ
VanesaOJ 25/02/2018 a las 1:46 pm

¡Muchísimas gracias por tus palabras! Me alegro de que te haya gustado el artículo. Para mí ha sido muy especial escribirlo. Espero que prontito puedas conocer a Aloy y te lleves tantas cosas buenas de ella como me llevé yo.

Dryadeh
Dryadeh 16/03/2018 a las 7:29 pm

Qué precioso y qué razón tienes. Esa sensación de acompañar a Aloy y crecer con ella. Ese sentimiento de seguridad que te da, porque Aloy nunca está indefensa: ni frente a los comentarios hirientes, ni frente a las máquinas; es una de las cosas que han hecho este viaje con ella tan fascinante 🙂

VanesaOJ
VanesaOJ 24/03/2018 a las 3:33 pm

¡Eso es! Para mí ha sido un camino maravilloso. A ver si consigo ser un poquito más Aloy <3

Israel
Israel 19/05/2018 a las 1:28 pm

Que buen articulo. Es un juego que le tengo ganas. A ver si me animo ^^
Pues La verdad es que si, yo ya hace mucho tiempo que empecé a jugar en modos fáciles por temas de timepo (tengo ya una edad). Al principio me sentía mal por que de pequeño me consideraba un jugador “hardcore” y hace tiempo me veía cada vez más “casual”. A esos que siempre he criticado. Luego con el tiempo te das cuenta que esos prejuicios son tonterías. Ahora me da igual, como si juego al candy crush xD
Me ha gustado leerte, me iré pasando por aquí.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: