Corazón de melón, amoríos en el instituto

Corazón de melón, amoríos en el instituto

Me siento obligada a confesar algo antes de empezar este artículo: Nunca he sido capaz de terminarme una visual novel, siempre las dejo a medias. Cierto es que, en todos los casos, cuatro en total, fueron trágicas desdichas donde formateos se mezclaban con errores del juego. Un claro ejemplo de problemas del primer mundo, aunque suficientes como para desalentarme a seguir probando, porque a ver si estaba gafada o algo. Cierro esta breve introducción añadiendo que prometo ponerme con esta asignatura pendiente y jugar a unas cuantas.

Bueno, pues una vez tenemos cierto contexto, pasemos a hablar de lo importante: Corazón de melón, Amor Sucré en la versión original, es un juego creado por ChioNoMiko y Beemov, para PC, tablet y móvil (tanto iOS como Android), traducido a 16 idiomas, que empezó su andadura en el año 2011 y sigue activo a día de hoy.

Tenemos un argumento simple, pero efectivo. Encarnamos a una chica (Sucrette es el nombre genérico por el que se suele conocer a este personaje) que entra en el instituto Sweet Amoris donde hay mozos muy guapos y vamos a vivir muchas aventuras.

El juego se encuentra organizado por capítulos y para avanzar al siguiente disponemos de PA (puntos de acción) que son lo que permite a nuestra protagonista mantener conversaciones con otros personajes. Conforme vayamos hablándoles nuestros puntos desaparecerán, pero los recibimos de manera diaria, así como dinero para comprar objetos y ropa.

fgfhgtj

Ejemplo de la interfaz del juego. Fuente: captura propia

 

En el apartado ligoteo, tenemos un Lov’mometro, un medidor que nos indica el grado de afinidad que tenemos con chicos y con otros personajes, lo que me parece un detalle curioso. Nuestro objetivo es que este medidor suba en el caso de nuestro interés romántico y así tener momentos bonitos con él. El juego tiene también la opción de desbloquear imágenes con el chico de nuestra elección, en cada episodio, pero esto dependerá de nuestras acciones a lo largo del capítulo.

Los principales chicos que nos encontraremos serán:

Armin: El apasionado de los cómics y videojuegos, se le acaba queriendo.

Castiel: Un chico rebelde que no es tan malo como parece.

Kentin: Un antiguo compañero de clase, un poco pesado.

Nathaniel: El responsable abogado que oculta más de un secreto.

Lyssandro: Todo un caballero, pero muy despistado.

maxresdefault

De izquierda a derecha: Armin, Castiel, Armin, Nathaniel y Lyssandro. Fuente

 

Hasta aquí todo más o menos correcto y normal. Ahora viene la pregunta, ¿qué tiene este otome de especial para que tanta gente esté enganchada y siga generando contenido en la actualidad?

En lo personal considero que es porque usa arquetipos y elementos conocidos (tanto para lo bueno como para lo malo) y sabe estructurarlos usando una formula episódica que consigue mantener el interés del jugador. Porque siendo sinceros, tenemos un sustrato enorme de referentes, como Compañeros, Sabrina: cosas de brujas o Sailor Moon, sobre lo complejo y emocionante que es el paso por la adolescencia y las vivencias en el instituto.

Luego tenemos el concepto, hoy las visual novels son mucho más conocidas (tenemos el caso del boom de Mystic Messenger en el pasado año), pero en aquel entonces no lo eran tanto, y mucho menos en español, en inglés y dabas las gracias (que aún recuerdo tirar de traductor cada poco para entender los diálogos de Dramatical Murder), por lo que fue el primer contacto de mucha gente con este mundillo.

1970374_477706665689069_602709420_n

Una de las imágenes desbloqueables del juego, en este caso, con una temática de Alicia en el país de las maravillas. Fuente

Su estilo de dibujo e interfaz han estado sometidos a evolución constante y siempre, incluso en sus inicios, han ofrecido calidad y un aspecto atractivo. Es decir, se notaba la mano de una persona que entendía de dibujo y anatomía y estaba fuertemente influenciada por una estética sacada del manga shoujo con unos personajes masculinos muy bishonen (vamos, que todos son guapos, hablando en plata).

También contamos con toda la comunidad generada en torno al juego, que va desde el foro de la propia web, enorme y con muchos usuarios activos, hasta el merchadinsing, que tiene incluso cómics interactivos, lo cual me parece una forma bastante acertada de acercar el mecanismo del juego al papel. Además de tener varias comunidades de fans que siguen añadiendo contenido al juego en forma de dibujos, historias propias o memes.

Otro elemento destacable es un editor de personaje amplio y con muchas opciones. Periódicamente se hacen eventos para conseguir imágenes y prendas de ropa para nuestra Sucrette y así ponerla preciosa (o no…) de mil maneras diferentes. Suelen coincidir con fechas destacadas, como Navidad, Halloween, San Valentín…

hqdefault

Evento especial del verano, acompañado de su conjunto exclusivo correspondiente. Fuente

Para finalizar, puedo afirmar que Corazón de melón es un juego entrañable que se merece una oportunidad, ya que nos puede brindar muy buenos momentos y, ¿a quién le amarga un dulce?

Cómprame un café en ko-fi.com

annydlee
annydlee

Conservadora y restauradora del patrimonio. Me gustan los gatos, el té, los libros y aprender idiomas. Mi carta es la templanza y no se me da bien hablar de mí misma.

3 comentarios
anuhiu
anuhiu 16/07/2018 a las 2:23 pm

he de decir que he estado enganchadísima durante mucho tiempo, pero cuando volví me di cuenta de que los diálogos son súper cringys y parece que la protagonista es imbécil y me da mucha rabia

Selene
Selene 16/07/2018 a las 7:16 pm

Ahora han sacado Corazón de Melón en la universidad, que viene a ser lo mismo pero después de 4 años de acabar la historia del instituto. La mejora gráfica es brutal, además de que los personajes ahora están muchísimo mejor trabajados (contando con que han cambiado ya físicamente de por sí) y además animados. El único “pero” es el cambio de mecánicas que ha supuesto esta nueva entrega, pues en CDM en el instituto los puntos de acción se gastaban desplazándote a otro sitio, y en esta nueva entrega se gastan por diálogo… No parece un drama, pero el problema es que han cambiado la mecánica para el juego viejo también, con lo cual ahora prácticamente ni avanzas en el juego, problema que ha desatado todo tipo de quejas con razón a la compañía. Yo lo jugaba desde antes del cambio, y es desesperante no poder avanzar apenas nada cuando con los mismos puntos de acción antaño acabarías un capítulo. Esto antes podría tener su gracia porque los puntos de acción se pueden comprar, y si te habías quedado en un punto con toda la intriga pues podías seguir… Pero ahora es prácticamente injugable a no ser que compres sí o sí puntos de acción, cosa que me parece bastante lamentable por su parte, y una decisión muy peligrosa para el futuro del juego, pues yo igual que mucha gente descontenta nos estamos planteando dejar de jugar cuando podríamos pagar gustosamente una pequeña cantidad en algún momento dado. Hacer oídos sordos a las quejas de la gente que te sostiene el negocio no me parece lo más acertado, pero bueno, veremos como acaba esto…

Lucybell Haner
Lucybell Haner 17/07/2018 a las 6:15 pm

El otro día mi hermana de 10 años me dijo: “¡eh! ¿conoces Corazón de Melón?” y yo como: “Ay, piojito, que lo jugaba cuando tú todavía eras un bebé” jajajajajaja. Hemos quedado para jugarlo juntas cuando nos veamos, ella va a por Lyssndro y yo a por Nathaniel.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: