A mí nadie me avisó de los furros

Dust: An Elysian Tail, un metroidvania muy cuco

Dust: An Elysian Tail, un metroidvania muy cuco

No tengo muy claro cómo llegó Dust: an Elysian Tail a mi biblioteca de Steam (en algún bundle, fijo), pero sí sé que me entró por los ojos y lo puse alto en la lista de prioridades. Lo empecé a jugar sin saber mucho de él, salvo el nombre y que tenía una estética y una música bonitas. El juego resultó ser un metroidvania bastante cuco. De primeras conoces a Fidget, la guardiana de la Espada de Ahrah, que ha venido flotando hasta nosotros diciendo que somos El Elegido, así que nos encaminamos a la aldea de Aurora en busca de respuestas, ya que Dust, el protagonista, ha perdido la memoria. De primeras, me mosquea un poco el aspecto de Fidget, ya que es una especie de murciélago peludo con alas. Pero bueno, sigamos adelante, ya que Dust no deja de tener un aspecto bastante humano, aunque un poco azul.

Aquí me encuentro con un granjero por primera vez y…

No pasa nada, hay mundos que mezclan animales antropomorfos con humanos. Llego a la aldea y me cruzo con un habitante…

Y otro más. Esto me resulta sospechoso ya, serán imaginaciones mías…


¡Me han colado un juego de furros!

Ahora ya dejando mi meme particular sobre que siempre me cuelen los furros (deep lore pugcastil), empiezo de nuevo.
Dust: an Elysian Tail es un juego creado por la desarrolladora Humble Hearts, que lanzó el juego junto con Microsoft Studios en Xbox Live Arcade en 2012 y llegó a PC en 2013. Humble Hearts está compuesta por Dean Drodill, quien tuvo colaboradores para las voces, así como la banda sonora (con Alex Brandon como compositor) y algunos elementos narrativos (Alex Kain cuenta su experiencia en su web).
El juego es una mezcla de RPG y metroidvania: recorreremos pantallas derrotando enemigos usando mecánicas brawler (aka “yo contra el barrio”). A medida que avancemos ganaremos experiencia y conseguiremos nuevas habilidades que nos permitirán avanzar en nuestra aventura. Podremos pegarnos de dos formas: a espadazos o usando la magia de Fidget. También podremos esquivar los golpes y hacer contras y combos. Una nota importante aquí es que yo me he pasado el juego con mando, con el que me ha resultado muy cómodo jugar; también se puede usar teclado, que no sé cómo de optimizado estará, pero hay que tener en cuenta que el juego salió originalmente para Xbox, y no sé cómo habrá salido el port. En cuanto a la navegación por el menú, tengo quejas, pero porque yo soy jugadora de PlayStation de toda la vida y el tener “start” a la izquierda me cuesta procesarlo. En cuanto a lo demás, creo que he conseguido una sola vez salir de la tienda pulsando “B” y pasar el diálogo con “A” y no con “B”, y alguna cosilla más al cambiar de elemento de ataque con Fidget, pero esto es una queja de mimimi muy particular.
Como he mencionado, el combate es fluido con el mando y los enemigos no presentarán problemas una vez conozcas su dinámica de ataque y sus puntos débiles. La mayor dificultad que puedes encontrar es no tener suficiente nivel, pero siempre puedes buscar y crear complementos nuevos para subir tus stats más flojos si no tienes opción de gastar gemas de la subida de nivel. O irte a farmear mientras completas las misiones secundarias.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A nivel visual el juego es precioso y usa fondos 2D estáticos para cada pantalla. Contaremos con la información del minimapa (que indicará si tenemos todos los tesoros de esa zona) y de la salud, experiencia e información de energía, además de ver qué comida tenemos seleccionada (o si se ha gastado). Las animaciones en los combates son fluidas y los enemigos varían su forma y diseño según en qué zona del mundo estemos. Y por si no estábamos suficientemente embelesados, la banda sonora que acompaña al juego es preciosa también, ajustándose perfectamente según la zona: un ritmo más pausado si estamos en una aldea, uno más apremiante si estamos en pantallas de combate. La música no se hace repetitiva en ningún momento y prueba de ello es que ni se me ha pasado por la cabeza quitarla durante los combates para ponerme un podcast. Asimismo, los sonidos ambiente de los combates te ayudan a prever algunos ataques y descubrir si hay enemigos cerca.
Cerrando el apartado de sonido, tiene voces en inglés y el cast está bien, aunque quizá hacer que Fidget tenga una voz estridente, así como que se esté quejando por todo y sea la acompañante no me gusta nada, ya que es caer en el hecho de que mujer equivale a queja y estridencia. Aunque el resto de personajes femeninos que aparecen no caen en estereotipos de esa clase, Fidget no deja de ser quien te acompaña durante todo el juego y quien tiene mayor peso. Relacionado con esto, el juego está traducido al castellano y con subtítulos, con una localización y traducción impecables y sin fallos, aunque no he encontrado al equipo responsable, para variar.

Para terminar, el guión y la historia. No hay grandes giros ni es muy compleja, pero está bien hilada, es coherente y se plantean algunas cuestiones interesantes como el coste de la victoria o la salvación de los malvados; yo la consideraría bastante “clásica”, ya que tenemos al héroe salvador y el imperio malvado. Hay algunas misiones secundarias interesantes y la historia principal se encarga de irte dando información sobre el mundo en el que transcurre tu aventura.
Además de las misiones secundarias y los cofres y jaulas ocultos, el juego no contiene mucho más, pero al ser un metroidvania, algunos escenarios los recorreremos varias veces hasta tener todas las habilidades necesarias para acceder a todos los lugares y conseguir más cofres (que es un minijuego de pulsar los botones rápido nada más).

Dust: An Elysian Tail no es un juego rompedor, pero es corto, entretenido y el combate resulta muy fluido, además de tener un arte y una música muy cuidados y preciosos. Suele estar de oferta y si buscáis un plataformas+crawler al que echar menos de 15 horas, es una muy buena opción.

Las imágenes iniciales están sacadas de la wiki. El resto son capturas propias

Cómprame un café en ko-fi.com

Darkor_LF

Difusora de la palabra de Pratchett a tiempo completo. Defensora de causas pérdidas e inútiles. Choconiños o barbarie. Hipster por necesidad. Tengo una pipa falsa. +50 en pedantería.

5 comentarios
Glitched Ghoul
Glitched Ghoul 03/10/2018 a las 10:37 am

Te juro que se me ha escapado una carcajada al leer lo de los furros XD

Darkor_LF
Darkor_LF 03/10/2018 a las 6:38 pm

Fue un poco así verdaderamente

Zak
Zak 03/10/2018 a las 10:43 am

Me gustó mucho cuando lo jugué (pese a los furris), es bonito(pese a los furris), ágil y la música una pasada.
La verdad es que cuando no tienes tiempo o ganas de dedicarle mil horas a un juego, opciones como ésta son de agradecer (pese a los furris)

Gracias por recordármelo!

BoKeRoN
BoKeRoN 03/10/2018 a las 3:03 pm

¡Nos comen los furros, Darkor!

Gendou_kun
Gendou_kun 03/10/2018 a las 8:10 pm

No se qué pensar, por una parte me encantan los metroidvainas y por la otra me desagradan los furros, pero este jueguito me llama mucho la atención jajaja.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: