[REVIEW] KNOUT RGB GAMING MOUSEPAD

[REVIEW] KNOUT RGB GAMING MOUSEPAD

A la hora de cambiar un periférico, el uso que le hemos dado es un punto determinante en la siguiente compra. Buscaremos algo parecido si hemos estado contentas con la experiencia u optaremos por algún cambio que marque la diferencia respecto al elemento jubilado. Y, a decir verdad, esto no solo pasa con periféricos de uso directo como teclados y ratones. Cuando cambiamos nuestra alfombrilla ocurre lo mismo. Intentaremos hacernos con un diseño nuevo, con un tamaño o forma distinto, diferentes materiales, algo más clásico o más innovador. Sea como sea, incluso un cambio de alfombrilla supondrá un baile de opciones en nuestra mente.

¿Y si la alfombrilla tuviera luces también?

Hace unos días llegó a la redacción de Todas Gamers la alfombrilla KNOUT RGB Gaming de Krom y no pude resistir la tentación de probarla. ¡Nunca hay demasiadas luces en mi set up!

Especificaciones

  • Base de goma antideslizante
  • Superficie de tela con alto deslizamiento, tratada térmicamente
  • Marco cosido con tira LED RGB
  • Iluminación de 6 colores fijos y 3 efectos RGB
  • Medidas: 320 x 270 x 3 mm

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Dimensiones

Esta alfombrilla —tamaño cobaya— está preparada para dotar a nuestros movimientos de mayor precisión, seguridad y velocidad, mientras destaca en nuestro escritorio con su maravilloso juego de luces.

Lo primero que llama la atención es su tamaño. En comparación con mi anterior alfombrilla, por ejemplo, la diferencia es palpable. A pesar de que la marca posee diferentes tipos y tamaños, sabemos que la KNOUT RGB Gaming no es precisamente la más grande, pero no deja indiferente. Por suerte, el tamaño es el ideal para que no afecte a la posición teclado-ratón y para poder disfrutar de un videojuego que requiera muchísimo espacio de movimiento, sin tener que dirigir nuestra atención a recolocar el ratón dentro de la alfombrilla.

Su espesor (3 mm) proporciona la amortiguación necesaria sin suponer un molesto desnivel entre ratón y teclado. Además, su base de goma antideslizante impide que el exceso de movimiento afecte a la posición de la alfombrilla, fijándola perfectamente a la superficie de la mesa y permaneciendo inmóvil, incluso durante las partidas más acaloradas.

LED

Insolente color rosita

Materiales

Con una superficie de tela tratada térmicamente obtenemos un resultado suave y uniforme. Nuestro ratón se desliza ágilmente sobre ella, sin trompicones ni roces, favoreciendo al máximo el movimiento. Además, es compatible con ratones tanto ópticos como láser.

Sobre una base de goma estriada no sólo supondrá una sujeción firme sino que se adhiere a cualquier superficie. Esto, sumado a su gran tamaño, hará que se mantenga fija donde hayamos elegido colocarla, sin tener que preocuparnos por readaptarla cada cierto tiempo.

El cable LED está cosido a lo largo del borde de la alfombrilla con una costura aparentemente resistente, de forma que se mantiene fijo y evita que la tela se separe de la superficie como suele ocurrir.

La alfombrilla KNOUT RGB Gaming viene enrollada en una caja de cartón con los colores de la marca, las especificaciones y demás indicativos, sin más parafernalia a la hora de ponerse a reciclar. Asimismo, aunque viene enrollada, la flexibilidad de los materiales hace que se amolde enseguida a su posición estirada sobre la superficie que hayamos elegido.

Insolente color rosita

Ahora todos juntos

¡Lucecitas!

Con un tamaño y materiales más que perfectos, ha llegado el momento de hablar de lo verdaderamente importante. Sí, ¡tiene luces! Y no solo un cuadro de luces fijas de varios colores —rojo, verde, azul, rosa, celeste, amarillo, blanco—, también cuenta con tres efectos de luzbreathing, sparking, spectrum— donde los colores van intercambiándose y jugando con la velocidad en diferentes secuencias, y una opción de apagado total. La opción LED RGB ya no es solo cosa de ratones, mandos y teclados, ¡las lucecitas han llegado a las alfombrillas!

Todo el juego de luces se controla desde un conector situado en la parte superior derecha de la alfombrilla. A través de un cómodo botón, podremos elegir entre las diferentes opciones según nuestras preferencias. Este pequeño cuadro de control se conecta al ordenador mediante un cable USB mallado y de dos metros de longitud. El revestimiento mallado es un punto a favor tanto a nivel general, por su resistencia evidente, como a nivel personal, si tus mascotas sienten afición por el cableado; ya que este material impide que les resulte tan sencillo estropearlo.

Efecto

Capturando un efecto

Conclusiones

Mi experiencia personal con esta alfombrilla es bastante buena. Su amplio tamaño es todo un acierto en los videojuegos que acostumbro y no tener que estar recolocando la alfombrilla o pendiente de mover el ratón dentro de la limitada superficie con la que contaba es un cambio que agradezco y me permite centrarme en la partida.

El apartado lumínico es un gran atractivo y me tiene ganada, tanto por la viveza de los colores como por el espectáculo de luces que ambienta mi escritorio entre teclado, ratón y alfombrilla. Si contamos también auriculares y mando, os podéis hacer a la idea del cuadro.

El único problema que he encontrado es que la alfombrilla no se apaga con el PC, por lo que hay que moverse por todas las opciones del cuadro LED hasta llegar al apagado, pero una vez está localizado, todo es hacerse.

Si estáis pensando en cambiar vuestra alfombrilla, no está de más echar un vistazo a esta maravilla, es una inversión que merece la pena y marca la diferencia.

Cómprame un café en ko-fi.com

Aonia Midnight
Aonia Midnight @AoniaMidnight

Curiosa, reflexiva y torpe // Palomitas y cerveza // Mi mente está llena de mundos en los que evadirme de la realidad // Nothing is true, the cake is a lie

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: