Heavy Rain: Esto es lo que pasa cuando dejas a David Cage hacer cosas

Heavy Rain: Esto es lo que pasa cuando dejas a David Cage hacer cosas

ESTE ARTÍCULO CONTIENE SPOILERS

Yo pensaba que este día no iba a llegar nunca, que aquel trauma que viví por 2011 o 2012 en una PlayStation 3 ajena se iba a quedar ahí para siempre, pero la vida da muchas vueltas y Heavy Rain volvió a mí, de nuevo en la PS3 de otra persona (no he tenido una PS propia en la vida, Hulio). Así que ahí estaba yo, pensando con demasiada bondad que lo mismo fui una exagerada en su momento y Heavy Rain en realidad era mucho menos terrible de lo que me pareció entonces. Sí, ilusa de mí metí el disco en esa bonita máquina negra y empecé a jugarlo. Otra vez.
Y me dio ganas de arrancarme la tráquea.
Otra vez.

En realidad Heavy Rain fue para mí uno de esos lanzamientos que esperas pegada a la prensa de videojuegos, pendiente de las actualizaciones y noticias como si te fueran a dar la nota de un examen final. Me consideraba a mí misma una fan sin siquiera haberlo jugado porque Fahrenheit (un título anterior de Quantic Dream y de nuestro querido David Cage) me encantó (no quiero volver a jugarlo por si acaso). Los gráficos, la ambientación opresiva y la trama de asesinatos en serie me conquistaron sin jugarlo, tengo que admitirlo, y tal vez tanta expectación hizo que la decepción fuera mayor, pero esta segunda vez, años después, tuve las mismas impresiones que aquella primera sin esperar nada. ¿Qué digo las mismas? Peores incluso, por eso y como no pude rejugarlo entero, decidí ver un gameplay (al final del artículo podéis verme reaccionando a él) para rememorar el resto del juego. Ahora he podido fijarme en todas esas cosas que en su momento se me pasaron por alto, pero que fueron lo suficientemente notables como para producirme una sensación general de rechazo e indignación.

Voy a empezar hablando del argumento, que es de las pocas cosas que me siguen pareciendo interesantes. La historia se centra en Ethan Mars, un señor (del que hablaré más adelante) casado y con dos hijos que vive una vida idílica en la mansión de ensueño que David Cage siempre quiso construirse en los Sims. Ethan pierde a uno de sus hijos en un accidente (después de perderlo de manera literal en un centro comercial) y tiempo después pierde a su otro hijo a manos del asesino del origami, famoso porque quita la vida de sus víctimas (siempre niños) ahogándolas en agua de lluvia (y en el juego llueve a saco, por eso se llama Heavy Rain). Ethan, por tanto, tiene un tiempo limitado para encontrar a su hijo antes de que muera, pero él no es el único interesado en el asesino del origami.

Screenshot_1

Aquí Shaun con toda la cara de «por qué mi padre es tan zopenco»

En el juego controlamos a cuatro personajes en total: Ethan Mars (el padre afligido), el agente Norman Jayden (aka el poli yonqui), el detective Scott Shelby (mejor conocido como CÁLLATE YA SHELBY) y la periodista Madison Paige (Marisol para los amigos).
Son ellos en quienes voy a centrarme con este artículo. No voy a hablar de mecánicas, ni de apartado gráfico o sonoro porque aunque suelen ser una constante en los juegos de David Cage como parte de su estilo personal y también tengo opiniones al respecto, no fueron esas cosas las que provocaron las mil sensaciones desagradables que este juego me hace sentir, sino que casi todas vienen de ellos: los personajes, donde el talento de David Cage como creador brilla en todo su esplendor.

Ethan Mars

De Ethan Mars ya he comentado algunas cosas. Básicamente mis teorías acerca de este personaje son que o bien es el peor padre del mundo, el ser más desgraciado del planeta o ambas cosas. Su trágico periplo comienza durante una horrible, interminable e inexplicable secuencia donde recorremos el centro comercial para dar con Jason (entre una masa humana tan grande que fijo tenía que ser Black Friday porque yo otra explicación no le encuentro) mientras gritamos su nombre cada vez que aparece la “X”. Después de un rato sabemos que llamarle no va a servir de nada, pero nosotros venga a pulsar el botón y venga a gritar y el niño que no nos hace caso y la gente cagándose en nuestra estampa porque vamos empujando todo lo que se nos pone por delante.
Al final, Jason, que no se ha vuelto ni una vez a mirarnos cuando le perseguíamos, sale fuera, se para justo en mitad de la carretera y claro, el drama en este punto era inevitable (si obviamos que toda la escena anterior es 0% creíble).

En otra secuencia que tiene lugar tiempo después, y como si la vida de Ethan no fuera lo suficientemente terrible, descubrimos que sufre lapsos importantes de memoria, en el primero de los cuales desaparece su otro hijo. Las cosas para Ethan desde aquí van cuesta abajo y sin frenos. Al aceptar las pruebas que te pone el asesino para encontrar al niño vas a ver a Ethan electrocutarse, quemarse, cortarse cosas, matar a un señor, hacer el camino de Santiago a rastras por un túnel lleno de cristales rotos… De todo. Y para colmo, PORQUE NADA DE ESTO ERA BASTANTE, la policía decide que él es el asesino, así que suma a todo lo anterior tener que huir de la justicia.

Screenshot_2

Ethan el penitente

Sí, a David Cage le van los Jesucristos, qué le vamos a hacer, todos tenemos nuestros kinks. De hecho, mi problema con Ethan no es que sea Jesús de Nazaret, es que el juego no deja de remarcarlo y de señalar con el dedo todas sus miserias, como si hubiera una voz gritando: “MIRA QUÉ DESGRACIADO ES, ¿LO VES? ¿VES LO QUE ESTÁ SUFRIENDO? ¡¿VES TODAS LAS COSAS QUE DEBERÍAN CONMOVERTE?! ¡¡¡¿LAS VES?!!!
Y a pesar de todo eso, del tremendo esfuerzo que hace el juego para que empaticemos con Ethan, a mí siguió pareciéndome un personaje aburrido e insípido que, aunque me inspiraba compasión, acabé tomándome a risa.

Norman Jayden

A ver, antes de nada voy a decir que a mí Jayden en el fondo me da mucha lástima. Él es “el poli”, un agente joven del FBI enviado para ayudar en la investigación del asesino del origami. Desde el principio la presencia de Jayden es chocante (al menos para mí). Usa una tecnología experimental de realidad avanzada con la que podemos analizar las escenas del crimen, visualizarlas y almacenar todo tipo de datos, algo que contrasta con el ambiente realista del resto del juego, en el que ni de lejos aparece más tecnología de este nivel. Jayden, además, sufre una importante adicción a una sustancia llamada triptocaina que parece existir únicamente en la línea temporal en la que lo manejamos a él (no recuerdo que los demás personajes la nombren ni una vez o se haga referencia alguna a ella) y que ayuda a reforzar más la sensación constante que tuve de que Jayden pertenecía a otro juego diferente.

Sobre su añadido a la historia tengo dos teorías: o bien a David Cage le molaban muchísimo estas mecánicas futuristas y decidió hacer un personaje sólo para poder usarlas, o no supo cómo hacer a Jayden interesante para el jugador y pensó en que darle un toque a lo Minority Report ayudaría. Personalmente, creo que Jayden es prescindible. De hecho, exceptuando la versión del final en la que mata a Shelby, podríamos eliminarle y la historia no cambiaría.
Entiendo que la mecánica de toma de decisiones puede complicar el justificar narrativamente todo lo que aparece en pantalla, pero no estamos hablando de una escena o de un personaje secundario sin más, sino de uno al que el juego dedica bastantes horas.

Screenshot_3

Jayden, no es tu culpa ser un inútil, no te martirices *le abraza*

Madison Paige

He dejado lo peor para el final.
Veréis, antes de nada quiero aclarar que no es malo que te guste un producto misógino, de verdad que no, pero amiga, date cuenta. El problema no es disfrutar de un producto así, sino no ser consciente de que es así porque toda la basura misógina que subyace está tan interiorizada en nuestras vidas y en nuestro día a día que nos parece lo natural y corriente. Pero no pasa nada, aquí nadie nace sabiendo, nunca dejamos de aprender y descubrir que algo es misógino cuando creías que no lo era siempre es productivo y no tiene por qué significar que ese producto ya no nos guste, ni muchísimo menos, sólo que ahora nos gustará “siendo conscientes de” (y he ahí una pequeña, pero enorme diferencia).
Este, sin embargo, no fue mi caso con Heavy Rain. Cuando lo jugué la primera vez hubo momentos en cuanto a la representación y trato de los personajes femeninos que me incomodaron y me irritaron, y ahora entiendo perfectamente por qué.

Para empezar voy a hacer un recuento de TODOS los personajes femeninos que aparecen en el juego. Son estos por orden de aparición:
1º Grace Mars
La mujer de Ethan. Aparece un par de veces, la primera en la cocina mientras su marido juega con los niños. Totalmente irrelevante.
2º Lauren Winters
Prostituta a la que conocemos mientras manejamos a Shelby. En su primera aparición recibe una paliza por parte de su chulo y se nos da la opción de que Shelby la salve. Es la madre de uno de los niños asesinados y posteriormente se convertirá en compañera de investigación de Shelby, siendo paternalizada por él constantemente porque claro, pobre señora, qué hace usted metiéndose en estas movidas tan peligrosas.
3º Madison Paige (de ella hablaré detenidamente ahora)
4º Susan Bowles
Madre de otro de los niños asesinados. La encontramos con Shelby en una bañera después de haber intentado suicidarse. Por supuesto él la salva, y además la cura, y encima se encarga de su bebé desatendido. Triple combo mortal de caballero al rescate.

5º…

Oh, espera… ¡Pero si ya no hay más!
¡Sólo hay 4!
EN TODO EL JUEGO.
¡Y DOS DE ELLAS SÓLO APARECEN UNA VEZ Y LA OTRA ES UNA SECUNDARIA!
Buah, ¿no es genial? Creeríais que os iba a tener ahí leyendo una lista interminable y todo, ¿eh? No os preocupéis, David Cage piensa en vosotros.

Screenshot_6

Menos mal que estaba ahí Shelby para salvarte, ¿eh, Susan?

Bromas aparte, lo mismo soy yo, pero viendo esta lista tan escasa y la función de cada una de las señoras que aparecen en ella es evidente que hay un problema, y eso que todavía no os he hablado de Madison, así que mejor voy a sentarme porque me van a dar mareos.

Adivina adivinanza: ¿qué personaje de los cuatro protagonistas es el que aparece con menos frecuencia y la mitad de las veces es porque está con el protagonista? ¡Así es! ¡Madison! También es el personaje que aparece en último lugar después de que sus otros tres compañeros hayan tenido dos secuencias cada uno. ¡Maravilloso! Ahora iré analizando sus apariciones, que no son muchas, así que no os asustéis, que ya os asusto yo cuando os cuente qué pasa en cada una:

 

Secuencia 1
En nuestro primerísimo encuentro con Marisol (la voy a llamar así a partir de ahora porque me gusta más ese nombre. ¿Qué pasa? Si David Cage hace lo que le da la gana yo también) la vemos en bragas en su apartamento y sí o sí para avanzar tendremos que pasar por la ducha en una escena trivial (como tantas otras típicas de David Cage y su amor por hacer del costumbrismo una mecánica), parecida a la de Ethan, pero más larga y en la que el juego se recrea mucho más. Como resultado: mientras que la de Ethan es la escena de un tipo duchándose sin más, la de Marisol es una escena sensual.
Después de la ducha, Marisol (que sigue en bragas) es atacada por unos encapuchados que han entrado en el apartamento para hacerle de todo menos cosas buenas. Ver a una mujer en ropa interior luchando por su vida es un cliché más gastado que el sillín de un columpio, pero que si tiene sentido dentro de la trama general o de la historia del personaje lo puedo comprar, algo que no ocurre en este caso PORQUE LUEGO RESULTA QUE TODO ERA UNA PESADILLA.
¿El sentido entonces de todo esto? Sigo sin saberlo.

Secuencia 2
Marisol llega a un motel cuyo recepcionista se comporta como un baboso con ella y le mira descaradamente el culo al salir. Entonces se encuentra con Ethan (aquí es cuando le conoce), que viene de hacer el dramas por ahí y tiene un tajo en la cabeza, así que Marisol decide que mejor le ayuda, vaya a ser que se muera. Le lleva a su habitación, hace de enfermera y se larga. Y eso es todo lo que hace en esta segunda aparición.
Fascinante.

Screenshot_8.jpg

Marisol haciendo el costumbrismo

Secuencia 3
Para sorpresa de nadie, Ethan casi se vuelve a matar y ahí está nuestra querida Marisol, esa periodista que bien podría ser butanera porque de lo mismo le iba a servir, para hacer de enfermera OTRA VEZ. Y es que claro, dice que cuidaba a sus hermanos de pequeña y ya es la costumbre, ¿sabes? Lo típico que vas por ahí, te encuentras a un señor medio muerto y ¿qué haces? ¿Le llevas a un hospital? Pues no, le curas tú, no por nada, es que es la costumbre.
Y ya está. Aquí Marisol tampoco hace nada más.

Secuencia 4
Esta vez Marisol no sólo salva la vida de Ethan, sino que arriesga la suya huyendo de la policía (literalmente casi la atropella un tren). Él, que ya sabemos que es un dramas, se marca un “deberías alejarte de mí, no estás segura conmigo”. Aquí es la primera vez que Marisol está haciendo de periodista e intenta ganarse la confianza de Ethan para sonsacarle información, o eso supongo yo porque en realidad no se dice claramente.

Secuencia 5
Esta es la primera secuencia que tenemos de Marisol trabajando como periodista y ¡sorpresa! Acaba drogada, atada a una mesa y con un anciano psicópata intentando taladrarle “cosas”. Por suerte, unos señores llaman a la puerta para venderle la palabra de Dios y Marisol puede escapar.

Secuencia 6
¡Mi favorita! Marisol sigue haciendo de periodista, pero no temáis que esta vez no se las va a ver con un psicópata que quiere hacerle cosas perturbadoras, ¡mucho mejor! Nuestra Marisol tiene que ganarse la confianza del chulo de una discoteca, así que usa la única arma infalible que tiene toda mujer: ¡su cuerpo! Marisol se rompe la falda, se abre la blusa y ni corta ni perezosa se monta en una tarima de gogó para seducir al chulo. Lo consigue, él se la lleva a un lugar privado y presenciamos la vomitiva escena en la que ella, asustada, tiene que hacer un striptease a punta de pistola.
El resto del juego me lo fui tomando con humor, pero en esta parte no me reí porque la verdad, David, es que no tiene ni puñetera gracia.

Secuencia 7
Aquí Ethan y Marisol tienen un tórrido encuentro sexual (si es que eliges esta opción), ella le confiesa que en realidad estaba investigando su caso porque, aunque no lo parezca, es periodista, pero que luego se ha dado cuenta de que él es buena persona (sólo ha hablado dos veces con él) y le ama. Ethan se queda indignadísimo y todo es muy intenso.

Screenshot_7.jpg

«Es hora de hacer el papel de chica sexy» (cita literal)

Realmente, las dos o tres escenas finales de Marisol son las únicas donde no hace de enfermera ni tampoco es atada, agredida ni cosificada. Sin embargo, si miramos todas las demás y al resto de mujeres que aparecen en el juego, vemos que sus papeles se basan en acompañar, complementar, ser víctima, cuidadora y objeto sexual.

El juego puede gustarte más o menos, puedes estar de acuerdo conmigo respecto al resto de personajes o no, puedes opinar como yo en que Heavy Rain es por momentos pretencioso, irritante y terriblemente aburrido, o no pensar así en absoluto, pero que David Cage ha sido incapaz de crear a ni un solo personaje femenino sin caer en la misoginia más rancia es un hecho y un problema que desgraciadamente ha ido perpetrándose en más títulos firmados con su nombre.
En general disfruté poco de este juego. Incluso volviendo atrás y tomando caminos y decisiones diferentes mi opinión y percepciones generales no cambiaron porque ninguno de esos caminos aleja a los personajes de lo que para mí los hace inconsistentes en el caso de unos y aborrecibles en el de otros. Y aunque la historia tenía un punto interesante y en ciertos momentos me enganchó, vivirla a través de estos personajes fue exasperante y finalmente no compensó.

¿Qué opináis vosotros? ¿Os gustó? ¿Lo habéis jugado o rejugado después de los años? ¡Contadme!

Cómprame un café en ko-fi.com

Laura Tejada
Laura Tejada @_LauraTejada

Escritora y creadora compulsiva de mundos imposibles. Vivo en un faro entre dos ciudades: una flota en las nubes, la otra está sumergida en el mar. Ad astra per aspera.

8 comentarios
Anuhiu
Anuhiu 17/07/2019 a las 11:03 am

Ethan a Madison: No te puto pilles Madison estoy roto por dentro joder te dije que no te puto pillaras.

Laura Tejada
Laura Tejada 01/08/2019 a las 1:48 pm

Madison a Ethan: Yo sólo quería curarte el peshito

Lyris
Lyris 18/07/2019 a las 11:06 am

YAS A TODO.

Y luego llega Detroit y yo pensando «oohhh, POR FIN una prota femenina que puede molar mucho!» (y sí, estoy ignorando deliberadamente Beyond: two souls), la estrella indiscutible de ese clip tan guay que sacaron en PS3, una roboza que lucha contra la sociedad peleando al tiempo con sus problemas de identidad… que acaba relegada al papel de madre coraje, mientras el héroe americano de senssssual mandíbula cuadrada toma las riendas de la revolución y se lleva de premio a la senssssual ex-roboputa.

ARGH.

Laura Tejada
Laura Tejada 01/08/2019 a las 1:49 pm

Algún día le meteré caña al Detroit también porque TELITA.

JuncoCeleste
JuncoCeleste 18/07/2019 a las 12:45 pm

Yo personalmente tengo el recuerdo de ser incapaz de soltar el mando de lo enganchada que estaba, pero es que todo lo que comentas es TAN cierto que sé que sería incapaz de volver a jugarlo ahora.

Estupendo artículo, aunque me ha faltado poner más verde a Shelby. Bueno, a él y [SPOILER] a lo muchísimo que se sacan de la manga que resulte ser el asesino sin hacer ni una pizca de foreshadowing. Quiero decir…en la escena en la que investigas en la tienda de relojes pierdes de vista UN MINUTO a Shelby ¿y le da tiempo a asesinar al dueño de la tienda, colocar todo como estaba y a hacerse el sorprendido? [FIN SE SPOILER] O tal vez sea que le doy demasiadas vueltas y tiene una explicación más sencilla, que también puede ser.

Laura Tejada
Laura Tejada 01/08/2019 a las 1:50 pm

Totalmente cierto lo de la tienda de relojes, Shelby, detective a tiempo completo y ninja en sus ratos libres.

Mei
Mei 04/08/2019 a las 2:45 pm

Habéis roto mis juegos, malditas, ya no volveré a verlos de la misma forma. *se va a llorar a un rincón mirando de lejos las cajas de HR y Detroit*

Laura Tejada
Laura Tejada 04/08/2019 a las 6:14 pm

Ya hablaré del Detroit cuando lo pueda jugar entero, ya… (?)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: