Pilgrimage: el peregrinaje crossmedia de La Dispute

Pilgrimage: el peregrinaje crossmedia de La Dispute

Un paraje desierto se extiende frente a ti. Dunas naranjas, destellos lejanos en el cielo rosa, un aura de ensoñación. A veces, ruinas y colores lúgubres. Otras veces paz, o un paisaje yermo que se llena, poco a poco, de gente. Cristales y columnas que reflejan los tonos surrealistas que te rodean y un mundo que se va desplegando frente a ti mientras lo exploras. 

En marzo de este año, el grupo de post-hardcore La Dispute lanzó su álbum más reciente: Panorama. Al mismo tiempo, sacaron en itch.io un juego gratuito en el que te instaban a descubrir la música y las letras del álbum. Pilgrimage es una experiencia crossmedia de poco más de cuarenta minutos en la que puedes seguir a un grupo de peregrinos a través de paisajes fantásticos llenos de luz y oscuridad, mientras escuchas Panorama y lees sus letras impresas en el suelo o el cielo. 

Desde su formación en 2004, La Dispute ha sacado cuatro álbumes de estudio. Desde el primero, Somewhere At the Bottom of the River Between Vega and Altair, se han caracterizado por el uso de un lenguaje lírico, la peculiar voz del vocalista —a ratos grito, a ratos llanto— y el tratamiento de temas con unos fuertes cimientos en la literatura y la poesía pero extrapolados a un contexto de actualidad. 

Siguiendo su línea de grandes conceptos aplicados a la vida diaria, en Panorama los de Michigan buscan de nuevo la esencia de la humanidad en los detalles pequeños. Jordan Dreyer, el vocalista y compositor de las letras, se sitúa como filtro en el álbum y sirve para canalizar todo aquello que ve en la emoción que despierta en él. Es un álbum de emociones, como todos los de La Dispute, un álbum de situaciones concretas en la mente del cantante que se exponen de forma que generan empatía, dejando en manos del oyente o jugador el significado que se le da a cada canción de una forma muy personal. 

En esta creación crossmedia nos encontramos con que predomina, en una primera impresión, la parte más general y conceptual del álbum. En un paisaje tan abstracto y lleno de colores extraños es difícil vincular las letras a algo físico. Sin embargo, si se lee alguna entrevista a Dreyer empezamos a ver los hilos que unen la realidad del artista con la del videojuego. 

bWuFjo

Inspirado por un viaje en coche de veinticinco minutos desde su casa hasta la ciudad natal de su pareja, Dreyer explora el duelo y el sentirse parte de un sitio, de un hogar. También cita la influencia de la astrologíaEn las letras busca exponer todo un abanico de emociones humanas que cada uno de nosotros es capaz de sentir y que, dependiendo de dónde nos encontremos en nuestra vida, interpretaremos de una forma u otra. De ahí el ambiente místico, lleno de cristales y colores y luces de otros mundos, que se nos presenta en el videojuego. 

 

Con respecto aconcepto de crossmedia, es la extensión de una historia a soportes distintos del original —en este caso de un álbum a un videojuego— sin expandir el universo narrativo. Pilgrimage, en un sentido estricto, no añade nada nuevo a lo que nos ofrece La Dispute en Panorama. Sin embargo, al coger lo mismo que encontramos en el álbum y darle una nueva dimensión, nos ayuda a experimentarlo de una forma distinta. 

Pilgrimage

Por otro lado, el transmedia sí añadiría contenido nuevo al universo narrativo en cada medio al que se extiende. Es decir, puedes consumir cada elemento por separado sin perder sentido, pero es mucho más satisfactorio si juntas todas las piezas. En el caso de Pilgrimage, si el juego existiese sin la música y las letras del álbum del que parte no tendría sentido porque es un universo que gira en torno a ese elemento. 

En el apartado de mecánicas el juego no tiene mucho que ofrecer. La única interacción del jugador con el mundo del juego es el movimiento de los peregrinos y de la posición de las letras, controlado todo con el ratón. A veces, de hecho, es muy difícil leer la letra según cómo muevas a los personajes, pero no se hace demasiado molesto en ningún momento. 

Sin embargo, en lo emocional es muy impactante. Es una experiencia muy pausada y de escucha atenta, de inmersión en el álbum presentándonos un paisaje que cambia con la música, mutando y generando distintas respuestas en el jugador. Esto ayuda a inducirnos el estado de ánimo que la banda busca con cada canción. El tratamiento de unos temas tan intensos y personales como el duelo o la búsqueda del hogar justifica todavía más este paso dentro de la interactividad. 

Kr0WBm

¿Podría conseguirse algo parecido con un corto de cuarenta minutos? La interacción del jugador es mínima, y solo tienes la duración de cada canción para explorar el entorno. En muchas ocasiones, te verás guiado por una fuerte luz a la que puedes llegar en el tiempo que dura la canción, como un camino predeterminado o recomendado. No obstante, el obligarte a mover los personajes y conducirlos te exige estar más pendiente de los cambios que ocurren a tu alrededor y te permite mirar a tu manera el mundo que han creado para ti. Eso lleva a que te afecte más la historia que se cuenta. 

La mezcla del paisaje cambiante y el poder estar leyendo las letras a la vez que escuchas la música hace que nos involucremos mucho más en la temática del álbum. Aunque no os guste La Dispute o el género musical que tocan, merece la pena experimentar esta fusión, que ha conseguido no supeditar el videojuego a la música, sino unirlos de forma especial, haciendo más eficaces ambos elementos. 

*Todas las imágenes son capturas de la página oficial del juego en itch.io.

Cómprame un café en ko-fi.com Become a Patron!

Miryam
Miryam

Me gustaría escribir más de lo que escribo pero el poco tiempo que tengo lo dedico a quejarme de la carrera y de los autobuses. Gruñona profesional, lectora y jugadora aficionada. Sigo en la fase de My Chemical Romance (no es una fase es mi vida).

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: