Escapada Virtual: The Elder Scrolls Online – Summerset

Escapada Virtual: The Elder Scrolls Online – Summerset

¡He vuelto a The Elder Scrolls Online!

Quizás algunas de vosotras recordéis mi anterior Escapada Virtual de hará cosa de un año por el maravilloso mundo que ofrecía Tamriel Unlimited. Bueno, pues como el pasado 5 de junio Bethesda Softworks lanzó para PC, Mac, PS4 y XboxOne The Elder Scrolls Online: Summerset —el nuevo capítulo de este conocidísimo MMORPG de Zenimax Online Studios— y se acerca el verano, qué menos que darnos un paseo por estas tierras en otra pequeña escapadita. ¿Os venís?

Antes que nada, es importante destacar que si algo caracteriza a The Elder Scrolls Online es que no importa el tiempo que lleves jugando o sin jugar, incluso si nunca has tocado este juego, éste se adapta a sus jugadores. Todo el contenido que encontramos será apropiado para nuestro nivel desde el momento en que comencemos o retomemos nuestra aventura.

[Como la vez anterior disfruté de mi estancia gracias al típico periodo en el que habilitan el acceso al juego de forma gratuita durante unos días y lo ofertan a menor precio —por si queréis estar atentas a futuras oportunidades para probarlo— y tras el cual desinstalé todo el cacharro (¡eeerror!), tuve que pasar de nuevo un considerable rato de descarga, instalación y actualizaciones, así que esperé y desesperé hasta que terminó todo el asunto.]

03

¡Sed todas testigos de esta maravilla de montura! (Captura propia)

Hacía aproximadamente un año que no jugaba, así que lo primero y más importante de todo: ¡mi personaje seguía ahí, esperándome! Y no era un esqueleto lleno de telarañas, no había muerto a causa de mi abandono y tampoco me juzgó por hacerlo… ¡Pobrecica mía!

Mis primeros pasos en mi vuelta a Tamriel los dediqué a terminar una aventura que dejé pendiente, donde principalmente tuve que rescatar y ayudar a la maravillosa Lyris TitanBorn. Además de participar en algunas raid —algo así como combates colectivos donde todos los jugadores de la zona se enfrentan a uno o varios grupos de enemigos generados por el propio juego en un momento y lugar concretos, todo de forma acelerada y repentina— para hacerme de nuevo al sistema de combate. Y también dediqué algo de tiempo a hacer misiones de iniciación tipo “refina estos materiales y crea estas cosicas” para apartar el combate y probar simplemente a moverme y explorar por Auridon.

Pero de todo esto y cosas más generales de The Elder Scrolls Online ya hablaré en otra ocasión si me da la vida. ¡Hablemos de Summerset!

01

Real decreto de la Reina Ayrenn, según el cual el ancestral hogar de los Altos Elfos abre sus puertas a nuevos visitantes (captura propia)

 

Summerset es un fantástico archipiélago de Tamriel dividido en tres islas: Summerset, Auridon y Artaeum. Esta provincia es el hogar ancestral de los Altos Elfos y, durante miles de años, han vivido aislados del mundo de Tamriel, creyendo poderosamente en su propia superioridad racial y cultural; pero recientemente, por orden y decreto de la reina Ayrenn, la isla de Summerset se ha abierto a los nuevos visitantes.

Una vez desembarcamos en Shimmerene, una de las grandes ciudades de la isla, hablaremos con uno de sus habitantes, un khajiita llamado Razum-dar, y descubriremos que algunos de estos nuevos visitantes extranjeros están desapareciendo misteriosamente. Algo raro pasa [está claro] y, antes de que nos demos cuenta, tenemos ante nosotras una nueva aventura que nos mostrará la cara oscura de una zona de Tamriel que nos sorprenderá por su inmenso tamaño y su preciosísimo paisaje, lleno de lagunas tropicales, bosques coloridos y acantilados con unas vistas espectaculares. Sin olvidar, por supuesto, las impresionantes ciudades que recorreremos. No podía ser menos, viniendo de una comunidad tan sofisticada (?).

En nuestro camino, conoceremos a los poderosos sabios de la Torre de Cristal y a la enigmática Orden Psijic, precursora del Gremio de magos, a quienes quizás podamos unirnos para desarrollar místicos poderes y desbloquear poderosas habilidades.

04

Posado, robado (captura propia)

 

Un verano fantástico en Summerset, ¡con un montón de cosas por hacer!

Recomiendo encarecidamente explorar la isla, perderse en ella, disfrutar recorriendo el amplio mapa, visitar cada punto y dejarse embriagar por la cantidad de estímulos que ofrece este juego.

Pasear por cualquier punto del mapa, escuchando la fantástica banda sonora de The Elder Scrolls o vuestra propia música, es una experiencia que merece la pena.

Por su parte, aquellas que adoréis crear cosas, podréis dedicaros, como novedad, a la orfebrería; es decir, podréis refinar materiales, deconstruir objetos y crear nuevas joyas increíbles en las estaciones indicadas para ello. Y, por supuesto, se puede hacer lo propio con armadura, armas y alquimia. Para ello, deberemos buscar los materiales necesarios, pero no en plan fácil, porque para poder refinar algo necesitas mínimo 10 piezas de dicho coso; así que os aseguro que, con lo que se hacen de rogar a veces, sólo con esto, ya echaréis horas.

Es posible combatir o realizar misiones con otros jugadores y alucinar con la diferencia de niveles que se mueve por una misma zona del juego. Podéis encontrar tranquilamente un grupo de personas con niveles elevadísimos junto con recién iniciados. Eso sí, sin que ello perjudique a nadie, cosa que se agradece bastante.

De hecho, en algunos casos, la propia misión parece querer decirnos que busquemos a otras personas con las que jugar, porque, de lo contrario, se hará dura en solitario. Así que tocará seguir al grupo de turno, aprovechando que siempre hay gente por todas partes, hacer la misión y cada uno por su lado (o no, si sois gente sociable o algo de eso).

También podréis dedicaros a cazar, recolectar insectos, plantas u otros materiales, buscar y abrir cofres, pescar o buscar enemigos contra los que combatir.

¡Ah! Y tenemos ante nosotras la posibilidad de realizar innumerables misiones sólo con charlar con los personajes del juego, of course!

Y, ¡por qué no! Curiosear los numerosos y diversos libros llenos de historias de Tamriel, pasar un rato en la taberna —aunque el maldito camarero no quiera servirnos nada— o disfrutar de pequeños espectáculos callejeros y la vida cotidiana de las ciudades que dan sustancia a la isla.

Como podéis leer, Summerset es algo más que una expansión, es todo un capítulo lleno de horas de contenido por descubrir y disfrutar. A mí, personalmente, me ha dado ganas de hacerle un hueco en mi rutina videojueguil, tanto para continuar investigando lo que ocurre como para, simplemente, desconectar del mundo real. Además, hace unos meses se me acabó el chollo de Marvel Heroes, porque algún listo decidió cerrar los servidores y decir adiós al juego para siempre, así que… *se encoge de hombros*.

Bueno, creo que está todo dicho… nos vemos… ehm… sí… ¡Nos vemos por Tamriel!

Copia de prensa del juego proporcionada por Bethesda. ¡Muchísimas gracias!

Cómprame un café en ko-fi.com

Aonia Midnight
Aonia Midnight @@AoniaMidnight

Curiosa, reflexiva y torpe // Palomitas y cerveza // Mi mente está llena de mundos en los que evadirme de la realidad // Nothing is true, the cake is a lie

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: