Caminando en compañía

Caminando en compañía

06/12/2019 | Dunkel | 3 comentarios

Hoy nos juntamos para hablar de aquellos NPCs compañeros que nos han marcado, que nos acompañan en nuestras aventuras videojueguiles ya sea para bien o para mal, humanos o no, vivos o muertos…

Ya paro.

Ka’alshya

Dunkel nos pide que hablemos de una (o uno), pero es que yo no puedo hablar sólo de un personaje porque son muchos los compañeros NPCs que han sido geniales a lo largo de muchas aventuras y claro, elegir sólo uno sería difícil. Pero bueno, qué remedio.

Alejándome de mis pozos habituales para no escribiros dos mil palabras, voy a hablaros un poco de un compañero siempre olvidado en los videojuegos de Spyro: Sparx.

La pequeña libélula que nos acompaña a lo largo de todos los juegos (al menos que yo sepa, sólo he jugado a la trilogía principal, que es la bue-*la lapidan*) es nuestro amigo más fiel; es quien absorbe los golpes que nos dan, la que recoge por nosotros los diamantes y gemas que pululan por los mapas mientras nosotres correteamos por ahí, la que nos indica dónde están las gemas que nos faltan… Sin ella, Spyro estaría bastante más que perdido porque al primer golpe estaría muerto.

PERO SI HASTA SE HACE UNA BURBUJA PARA PODER RESPIRAR DEBAJO DEL AGUA CÓMO PODÉIS NO QUERERLA.

En cambio sí que queréis a Cazador, eh. Ese guepardo cobarde que si puede se esconde antes que ayudarte frente al malvado de turno, ¿verdad? Ya veo, ya. Ya.

Azka

Desde que jugué no hace mucho Draugen no puedo pensar en compañera mejor que Lissie. Como dije en mi reseña, es un ser de luz. Es divertida hasta en las situaciones más siniestras, como es el caso de este juego. Es valiente y fuerte, se mete donde haga falta con tal de ir con el protagonista, Eduard, a donde tenga que ir, o incluso ella sola.

Es atenta, está pendiente del estado de su acompañante por si necesita obligarlo a descansar, aunque a veces le guste chincharlo y bromear. Y es paciente hasta decir basta, aguantando las manías y obsesiones de Eduard y escuchando sus dudas, miedos… bueno, todo.

Además, a mí como jugadora me hizo la aventura mucho más llevadera, porque soy una cagueta y no llevo bien el miedo. Y claro, la historia y el pueblo en el que se desarrolla da un poco de yuyu, tan vacío de gente y tan lleno de misterios (y alguna cabra). Lissie habla mucho, llenando ese silencio mortal, y puedes ver desde dónde te llega el sonido de su voz en la distancia, por si quieres ir corriendo a su lado.

Esta mujer es ese suelo firme que necesitas cuando todo se tambalea a tu alrededor. Es muy necesaria para el protagonista, pero para mí también lo fue. Draugen es un juego estupendo (que os recomiendo), pero me hubiera costado pasármelo sin Lissie a mi lado.

Meren Plath

Serana es de esas compañeras que te da una de cal y otra de arena. Es mi favorita porque es una vampira y porque su arco argumental es una pasada, pero también es un poco borrica y en vez de esperar a ir despacito y tranquilas a por un enemigo, Serana se entrega al fragor de la batalla, y muy a lo bestia.

Esto a priori no supone un problema si eres de las que va a melé, pero si te gusta ir en sigilo, lo mejor es no tener compañero. Y menos esta muchacha, que lo mismo le absorbe la vida a los enemigos que los atraviesa con un témpano de hielo. Lo que le pique ese día, vamos.

Y a eso tenemos que sumarle los numerosos bugs que pueden ocurrir en este juego porque es Skyrim. Hace poco, después de matar a un dragón, Serana se quedó atacando a la nada, y por más que la intentara mover o hablar con ella para encasquetarle parte del botín, no me dejaba. Eso cuando a veces desaparece o se queda atrapada en una textura. O cuando saltas un precipicio, no te matas de milagro, Serana se queda arriba y de repente te giras y ahí está, impertérrita como el témpano de hielo que es.

Es divertido jugar con compañeros, sobre todo porque matan enemigos por ti, pero su inconsciencia a veces te juega alguna que otra mala pasada, o momentos embarazosos… Como afilar su arma en medio de una ejecución.

MissFreakAlice

Si alguien dice que las inteligencias artificiales no son divertidas y carismáticas es que no ha conocido a los Espectros. Estas curiosas IAs son los compañeros inseparables de los Guardianes en Destiny y Destiny 2 y cuentan con numerosas habilidades como escanear objetos para conocer qué son y cómo funcionan, crear armas y armaduras para los Guardianes y hasta revivir a uno, lo que es su función principal.

No es sólo su capacidad ilimitada de hacer cosas lo que más me impresionó, sino su habilidad para las interacciones sociales. No hay diferencia entre un Espectro y una persona, son capaces de contar chistes y hasta de usar el sarcasmo. Además, sienten aprecio genuino por el Guardián al que acompañan, algo que en el frío y solitario espacio se agradece mucho.

Como punto extra, el Espectro que llevamos en Destiny tiene una voz agradable que da ganas de escuchar una y otra y otra vez, lo que lo hace aún mejor como compañero galáctico (porque para qué mentirnos, una voz bonita siempre viene bien).

Y por último, y no por ello menos importante, los Espectros son 100% personalizables, lo que les otorga un 50/10 en la escala de grandes compañeros de aventuras.

kelerele

Dentro de los videojuegos que he jugado en los últimos años, uno en donde las compañías importan —y demasiado— para el desarrollo de la historia es Shin Megami Tensei IV: Apocalypse (2016), la continuación del juego de Nintendo 3DS Shin Megami Tensei IV (2013), una de las sagas más míticas de ATLUS y de la que, en parte, surgió la saga Persona. Importa tanto que sus varios finales no se basan tanto en decidir si queremos contribuir para un mundo de “caos”, “orden” o algo más “neutral” (aliándote con demonios, ángeles y humanos respectivamente), sino que la pregunta central es si es más importante saber trabajar en equipo (aliándote con la diosa Danu, llegando al final “paz”) o si trabajar solo es mucho más importante, y en ese caso trabajar con los demás es solo crear vínculos de dependencia (aliándote con Dagda, hijo de Danu y el señor que literalmente te dará la tabarra con su agenda durante todo el juego, con el que se llega al final “anarquía”). Por supuesto, jugándote un apocalipsis entre medias en un Tokio hasta arriba de monstruos y demonios, que esto es ATLUS.

Pero no solo tienes que desear de forma más general cómo quieres que sea el nuevo mundo, vas a vivir en tus propias carnes si quieres a la gente trabajando contigo o no. Al contrario que en el juego original, aquí podremos elegir a quién tener luchando con nosotros, y por qué no decirlo, de forma más inteligente que los compañeros de la primera entrega. Los roles de los acompañantes dependen de los personajes: tenemos compañeros con roles más de apoyo (como Asahi o Navarre), o más ofensivos y variados (Nozomi, Gaston, Hallelujah y Toki, con golpes tanto físicos como mágicos), e incluso algo intermedio, por si necesitamos algo ofensivo con un toque de apoyo para momentos desesperantes (Isabeau). Es cierto que en ciertas partes de la historia no tendremos a todos, así que puede doler acostumbrarse a alguno y que, por una razón u otra, se vayan. No obstante; no voy a hablar de spoilers del juego, sino de mis compañeros favoritos.

Y esto se recorta muy rápido: si puedo externalizar los roles de apoyo lo voy a hacer. Eso hace automáticamente a mis compañeros con habilidades de apoyo directamente en el top 3, con preferencias.

Con la medalla de bronce tenemos a Asahi: a nivel táctico, sus curas son fuertes al principio pero se van debilitando, aunque es capaz de curar estados alterados; en la historia es la mejor amiga del protagonista, una chica encantadora a la que se le salen las ganas de salvar su ciudad del pecho.

Con la medalla de plata tenemos a Isabeau. Sus habilidades están entre dos mundos: habilidades ofensivo-mágicas con alguna cura que nunca viene mal, y en general es bastante fuerte. Fue uno de mis personajes favoritos en la entrega anterior, y en este se mantiene como una samurái experta en busca de su amigo (que, cosas de la vida, también salvó el mundo).

La medalla de oro, para mí, es para Navarre. Navarre puede llegar a poseer todos las habilidades de apoyo de juego (las que terminan en -kaja y Doping), además de conseguir en los niveles finales Debilitate (los tres debuffs principales del juego en uno). A nivel de personaje mejora comparado con su aparición en el primer juego: de fantasma figurado clasista a fantasma literal, que a la vez que aprende a no mirar a la gente por encima del hombro, se enfrentará a su pasado y las consecuencias de, en resumen, ser imbécil.

Dunkel

A la hora de ir acompañada en un videojuego, tengo un problema muy grande y es que me da un miedo horrible que le pase algo a ese compañero. Por eso la mayor parte de las veces prefiero ir a vivir la aventura yo solita. Quizá por ese mismo miedo mis compañeros favoritos en videojuegos han sido aquellos que no pueden morir (o que mueren pero sabes que reaparecerán en unos segundos): Serana en Skyrim, Sardinilla en The Witcher 3, Phobos en Assassin’s Creed Odyssey, Albóndiga en Fallout 4

Pero como no me quiero extender y se trata de escoger a un compañero que me haya marcado, tengo que quedarme con Ellie en The Last Of Us. Pese a que en ciertos momentos es un personaje jugable, y es coprotagonista de la historia junto a Joel, realmente, la mayor parte del videojuego Ellie es un NPC que nos acompaña.

Y creo que sin ella, sin sus chistes en las situaciones más tensas, sus paseos delante de los chasqueadores en los momentos más inoportunos, ciertos mapas se me habrían hecho muchísimo más densos (never forget el cementerio plagado de chasqueadores).

 

 

Esto es lo que opinan nuestras redactoras, ¿y tú? ¿Qué compañero te ha marcado en tus aventuras? ¿O cuál te ha sacado de quicio y no quieres volver a ver ni en pintura? ¡Déjanoslo en los comentarios!

Cómprame un café en ko-fi.com Become a Patron!

Dunkel
Dunkel @dunkel217

Acaricio gatitos durante el día. Horror addict. Diseño y desarrollo de videojuegos.

Ka'alshya
Ka'alshya @Kaalshya

• Se pronuncia Kaeelshia • N7◢ • Lo mismo te escribo un relato corto, una novela que un fanfic y, además, te hago un jueguico. • Me gusta gritarle a todo, tengo una cobaya y soy fan de Mimikyu. • kaalslimon.carrd.co

Azka
Azka @AzkaLaura

Estudiando para hada madrina.

Meren Plath
Meren Plath @serendipia_s

be gay do crime. presento el pugcast y de vez en cuando lloro por Zelda, Bastion o Transistor. me metí en skyrim y todavía no he salido. me gusta el café por encima de mis posibilidades. alma de completionist.

MissFreakAlice

Amante de los juegos, la comida, la cerveza y los animales. Mi planeta no me necesita, así que me quedo aquí escribiendo y jugando.

kelerele
kelerele

"No estoy muerta, estoy en alguna mazmorra de parranda. O escribiendo, que quién sabe con estos tiempos". Me puedes encontrar como @anus_kele en Twitter.

3 comentarios
Ñbrevu
Ñbrevu 06/12/2019 a las 5:49 pm

Mola ver una referencia al SMT IV: Apocalypse. Con lo que me gusta ese juego, y lo poco que veo hablar de él por internet… vale, sí, los Persona son muy chanantes, pero a mí me gustan aún más los SMT de la serie principal (a ver si sacan de una vez el V para la Switch, que supuestamente lleva en el horno 2 años o así…). En el Apocalypse creo recordar que usaba a Nozomi casi siempre que podía, porque me encajaba mejor con la ruta que tomé y porque, en general, me caía mejor. Isabeau solía ser mi segunda opción, y a Navarre lo usé poco porque me caía como el culo desde el SMT IV, aunque es verdad que en Apocalypse evolucionaba y aprendía a ser un poco menos gilipollas. Son buenos de cojones los dos juegos, ¿eh? Droga dura, ambos. No sabría con cuál quedarme.

kelerele
kelerele 15/12/2019 a las 2:17 pm

Pero durísima, ¿eh? Madre mía cuando pillé el IV en digital no podía quitarle las manos de encima, que parece que has jugado media hora pero en realidad son cuatro, y con el Apocalypse parecido (intentaba que no fuera en fechas importantes porque me conozco). Del V pensaba que iba a salir información en el VGA/Gotys pero no ha podido ser, a ver si han información prontito, alguna señal de humo o algo, aunque llevo armada de paciencia mucho tiempo.
Entiendo que escogieras a Nozomi porque es una mujer de 10, menuda evolución de NPC «»cualquiera»» a una con el Reino de las Hadas y además tiene sus ideas súper claras (y si ya opinas igual que ella pues vamos la guinda del pastel) y con muchas fuerzas para defenderlas. A mí me fallaba el que casi todas sus habilidades fueran de disparos, no en tema de coherencia de personaje sino de mis tácticas, aquí cada maestrillo con su librillo.
Me he quedado encasquilladísima con el jefe final del Apocalypse (no sé si es que soy muy débil o que ATLUS le gusta coger la curva de dificultad y subirla a un cohete), pero creo que yo tampoco puedo elegir. IV muestra el nuevo mundo perfectamente, y Apocalypse muestra mejor la problemática de ambos lados y se apoya en las mecánicas para elegir por donde vas a tirar.
Muchísimas gracias por pasarte, leer y comentar <3

Lyris
Lyris 15/12/2019 a las 2:25 pm

Yo siempre, siempre, SIEMPRE me acuerdo de Hewie de Haunting Ground cuando salen a relucir temas de este tipo. La de veces que he rejugado ese juego y cómo he cuidado de manera obsesiva de ese saco del pulgas encantador. Sufría lo indecible con cada patada que le daban, con sus gañidos de dolor o cuando le escuchabas aullar en la lejanía. buscándote, si os separabais por accidente.
Creo que es con diferencia el acompañamiento no jugable que más me ha marcado.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: