Análisis de Baldur’s Gate 3

Análisis de Baldur’s Gate 3

Creo que Baldur’s Gate no necesita mucha presentación al ser un referente en los videojuegos de rol basados en el mundo y las reglas de Dungeons & Dragons, concretamente en la campaña de Reinos Olvidados. Aunque es una saga famosa, puede que no haya tantos que nos lean y que lo hayan jugado, pues lejos quedan ya los lanzamientos de los dos primeros títulos, allá por finales de los noventa y principio de los dosmiles. Además de que su diseño no ha envejecido tan bien como su sistema, y es gracias a sus remasterizaciones que su vida se ha alargado un poco más al llegar a todas las plataformas (va estupendo hasta en móvil). No obstante, el éxito de nuevos juegos basados en este sistema ha hecho que por fin se venda la licencia de Bioware y que llegue un Baldur’s Gate 3 (¡ya era hora!), y de la mano de una desarrolladora con tanta experiencia y resultados como Larian Studios (a sus pies).

Antes de gritar a los cuatro vientos lo maravilloso que me parece Baldur’s Gate 3 tengo que hacer hincapié en que es un Early Access, es decir: está incompleto y lleno de bugs. Alguien me preguntó en los directos que estoy haciendo del juego en el canal de Twitch de las Todas Gamers sobre cómo podía jugarlo sabiendo que en cualquier momento podía fastidiarse. Pues teniendo en cuenta que nada más empezar tuvimos unos extrañísimos lags que impedían jugar… solo puedo decir que con mucha paciencia. Ya han pasado semanas y parches desde el lanzamiento de esta primera parte del juego. Cada vez es más estable y las cinemáticas tienen menos errores, que siempre es lo que más llama la atención, y si no que se lo digan a Mass Effect: Andromeda. Por supuesto falta mucho para una segunda parte, y ya está fijado que no estará completo hasta dentro de un año. Así que teniendo esto muy presente en todo momento del artículo os voy a contar lo que he visto hasta ahora y por qué me está gustando tanto.

Baldur’s Gate 3 se desarrolla también en Faerûn, por supuesto, pero un siglo más tarde. Misma región pero diferentes personajes y circunstancias a los dos primeros títulos. Cosa que me parece muy acertada para permitir a nuevos fans disfrutar desde éste sin necesidad de revisar los anteriores. En esta ocasión empezamos secuestradas por los azotamentes. Viajamos en una de sus naves donde nos inoculan un gusano, el primer paso para transformarnos en azotamentes nosotras mismas. Por desgracia para nuestros secuestradores, y alegría nuestra, la nave es atacada por githyankis, raza enemiga de estos tentaculosos seres, dejándonos libres para intentar escapar. Tras mucho forcejeo y tutorial acabaremos teniendo un aterrizaje forzoso en zonas agrestes al este de Puerta de Baldur, cerca de las orillas del río Chionthar. Desde aquí nuestra misión principal se centra en conseguir que algo o alguien nos quite el parásito cerebral antes de que nos transformemos en un nuevo azotamentes.

Para mi disfrute el juego te va ofreciendo diferentes soluciones a tu problema, algunas bastante obvias, otras más ocultas y dependientes de nuestra suerte. Cada personaje con el que te cruzas es potencialmente un nuevo camino en tu misión principal o, tal vez, problemas nuevos. Además tienes misiones secundarias por cada uno de tus posibles compañeros de grupo, también huidos de la nave y con un gusano en la cabeza, y no creo que puedas resistirte a investigarlos porque son muy interesantes, misteriosos y carismáticos. Sus personalidades e historias están muy bien creadas y llenas de variedad. Me encantan. Bueno, y no solo ellos, también personajes secundarios con menos importancia están muy bien construidos para darte esa sensación de estar tratando con diferentes personas, con sus propias vidas, intereses y problemas. Maravilloso.

Balgur's Gate 3 - Arboleda druida

En este mundo tan rico y lleno de vida nos encontramos con unas mecánicas de ataque por turnos más propias de Divinity: Original Sin que de Baldur’s Gate. Aquí es donde muchos fans se han descolgado en cierto modo, incluso muchos a pesar de gustarle en su saga propia de Larian. Hay incluso quien argumenta que este cambio lo aleja de sus orígenes roleros, no sé por qué. Es diferente, sí, pero no rompe con lo tradicional un combate por turnos que depende de la iniciativa de cada personaje y tus ataques van desde críticos a fallos (con todos los valores que han entrado en juego bien señalados en la ventana de acciones, al más clásico estilo Baldur’s). En los anteriores títulos podías detener el combate en tiempo real para reorganizar tu estrategia, ahora estos pueden ser mucho más complejos y por lo tanto más largos, y parecen pedir necesariamente este sistema. De todas formas es una elección que muestra las preferencias del estudio y que no es ni buena ni mala, simplemente diferente, y por supuesto no tiene por qué gustar a todo el mundo.

A esta mecánica acompañan novedades en habilidades comunes que darán a la interacción y al combate una nueva perspectiva, y que os juro no termino de asimilar y me parece maravilloso. Ahora podrás empujar, lanzar, saltar, ayudar (a un compañero antes de que esté definitivamente muerto), correr, esconderte, introducir (el arma en un fuego, por ejemplo, para otorgarle este daño extra), o dejar inconsciente. Las posibilidades de estas acciones, cómo combinarlas con las propias de la clase, cómo usarlas según el entorno y el enemigo o la circunstancia que tengamos ante nosotros, son simplemente tan variadas, tan flexibles… y me han mostrado cosas que me vuelan la cabeza. Por ejemplo, aplicar “empujar” fuera de la nave a nuestra primera compañera, nada más comenzar nuestra andadura, para hacer una partida en solitario (recomiendo hacerlo solo cuando ya tengas experiencia), es algo que no se me hubiera ocurrido en la vida, ¡y el juego te da las herramientas y lo permite! Me pregunto si eso lo parchearán algún día…

En las conversaciones con NPCs que tengan peso e historia tendremos siempre varias opciones para marcar nuestra personalidad como queramos. Algunas de ellas necesitarán de apoyo de nuestras características (marcadas por nuestra clase, nivel, equipo y bufos) para conseguir la información o acción que nos parezca más interesante. Para ello tiraremos un D20, y nuestra meta dependerá de nuestras habilidades además de la dificultad de la situación. Veremos la tirada de dado en vivo y en directo, no simplemente el resultado, y aunque no es necesario me parece supersatisfactorio poder darle al dadito (un minijuego de tirar dados, yo lo veo). Problema, a veces conseguiremos las cosas por suerte y otras no, aunque pensemos que las tenemos todas a nuestro favor. Esto traerá, y ya trae, ríos de sangre, así que la recomendación máxima, pero de siempre en Baldur’s, vaya, es guardar, guardar mucho, F5.

Baldur's Gate 3 - Asesinato clásico Astarion

A Astarion le gustan los clásicos en el asesinato

Los dados también nos afectarán en las relaciones con nuestros compañeros. ¡Ah! ¡El romance! Podremos estrechar lazos con uno de nuestros amigos de penas a medida que la misión principal avance, investiguemos sus historias personales y tomemos decisiones. Sí, al igual que en anteriores títulos de la saga nuestros acompañantes tendrán su propia opinión sobre nuestras decisiones: si son de su agrado nos recompensarán con más conversaciones y momentos íntimos en nuestro campamento. Alguna información extra dependerá de los dados, ¡cosa que me pone muy triste! En el caso completamente contrario, que hagamos algo que odien o vaya contra sus principios, puede que la cosa se ponga muy fea.

La muerte no será definitiva cuando alguno de nuestros personajes de equipo se quede sin vida. Yaceremos en el suelo, sí, pero tendremos una segunda barra de “vida”. Esta se consumirá solo si fallamos las tiradas de salvación o los enemigos continúan haciéndonos daño. Los compañeros vivos pueden usar “ayudar” sobre el moribundo para sacarlo de ese estado, aunque nos levantaremos con tan solo uno de vida, gastando la acción del turno en el proceso. De lo contrario necesitaremos una resurrección que no va a ser barata y cuyos pergaminos no abundan, así que id con cuidado y como os he dicho F5. Siempre puedes repetir un combate y probar nuevas estrategias si has guardado partida.

Hay muchos más aspectos interesantes en el juego como robar, que requerirá de sigilo, una oportunidad, tirada de habilidad y por supuesto salir corriendo antes de que se den cuenta. De lo contrario puede que acabemos en la cárcel o entrando en combate. Otro aspecto muy útil son los puntos de teletransporte que podremos usar siempre que los tengamos descubiertos y estemos fuera de combate. Uno de estos puntos será nuestro campamento, zona aparte donde podremos guardar objetos, descansar para recuperarnos, acoger a personajes útiles que no pueden formar parte de nuestro grupo, y descubrir parte de la historia mediante conversaciones y sueños inquietos. Todos estos, y seguramente alguno más que me dejo en el tintero, hace que el juego sea rico y complejo. Eso sin hablar de una increíble y épica banda sonora y una buena traducción al español de los textos en su mayoría.

¿Puede el juego satisfacer a los antiguos fans de Baldur’s? Sí y no. Por un lado el juego está genial y hará disfrutar a cualquier amante del género y de D&D, al igual que lo hizo Divinity. Por otro lado es tan diferente en tantos aspectos, y tan similar a este último, que renegarán de considerarlo heredero de la saga. Ha pasado demasiado tiempo desde los dos primeros, los cambios eran muy necesarios, pero siempre queda la pregunta de si eran estos concretamente, si no había otra forma de adaptar el viejo título a los nuevos tiempos, y eso será imposible de contestar. A mí me está encantando y voy a seguir explorando sus recovecos e intentando enfrentarme a sus retos de otras formas. Los parches y actualizaciones seguirán llegando y cambiando el panorama, arreglando bugs y aplicando sugerencias de la comunidad, y estoy muy contenta de verlos y de poder traéroslo, gracias al apoyo de los mecenas,  tanto en artículos como en directos de Twitch. Y que quede claro que toda esta opinión y análisis está construido sobre su primera parte, de unas veinticinco horas si vas a saco, a la que le faltan variedad en clases y compañeros, además de en historia y contenido, y sin embargo ya veis que yo me caso ya con Baldur’s Gate 3 (y con Astarion) y me pego con quien haga falta.

Cómprame un café en ko-fi.com

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: