Divinity: Original Sin II – In Extenso

Divinity: Original Sin II – In Extenso

24/04/2018 | LadyMay | 4 comentarios


Lejos de abordar el género en sí de los RPGs y dármelas de experta diletante del mismo —que no lo soy, ¿de acuerdo? ¿Queda claro? Capisci?— a continuación abro esta forma de tratar lo que vendría siendo mi propia experiencia con este título en cuestión y que tantas horas me ha dado en las últimas semanas. Una vez dicho esto, os dejo mi primer análisis «In Extenso».

Cuando Divinity: Original Sin II pisó la plataforma de Steam, allá por septiembre de 2017, de primeras pensé que se trataba de un MMORPG sin siquiera entrar a ver la información del mismo: un grupo de aventureros en pose chula, montañas de fondo, personalización de personajes, voz de un narrador hasta arriba de azúcar… y claramente, con semejante despliegue audiovisual mi interés cayó en picado. Lineage me hizo un daño irreparable hace casi más de media década al buscar, ilusa y pueril de mí, un sucesor similarmente disfrutable a Neverwinter Nights —en lo que a campaña o historia principal refiere. Y claro, una no tenía ni idea de lo que era un puto MMORPG por aquel entonces y cuando vi que aquello no solo estaba en inglés sino que además era online y no había una historia principal como yo la concebía hasta ese momento, se me cayó el mundo encima. Por ende, aprendida la lección, toda estética que se asemejara a un MMORPG era tomada en cuenta por mi cerebro para alejarme drásticamente de juegos así. Sin embargo, medio año más tarde me he visto jugando a Divinity: Original Sin II como no he jugado a un título en muchísimo tiempo: paquete de cookies a un lado, botellas de agua rodeándome, mando sujetado con firmeza, mapa estratégico desplegándose hasta el infinito y más allá (?) y hora tras hora frente a la pantalla. Vaya, ¡como cuando jugaba a Neverwinter Nights!

Divinity2-2

Cartel Promocional, que sigue la estética de Divinity: Original Sin

Desarrollado por Larian Studios, este RPG —que a mis ojos es un excelente sucesor de los de la vieja escuela— se publicó en Kickstarter en 2015, siguiendo la estela de su predecesor dos años antes, y en menos de 12 horas alcanzó los 500.000$ para propia sorpresa de sus creadores. Al igual que Divinity: Original Sin, su secuela se caracteriza por la posibilidad de, o bien jugar en solitario con un personaje principal y otros tres más en el mismo grupo que podrás manejar y personalizar a lo largo de la aventura, o bien con otros compañeros al disponer de multijugador local, multijugador local con pantalla partida y multijugador en línea. De este modo, se nos abre una maravillosa manera de avanzar en el juego si cada personaje —cuatro en total— se encuentra en manos de tres de nuestros amigos.  Ya esté cada uno en su PC, o bien compartiendo pantalla con un par de mandos activados, la gracia principal de esta clase de títulos radica en la cooperación o, por el contrario, hijoputismo de nuestros camaradas y de nosotros mismos. ¿Y por qué digo esto? Básicamente porque lo queramos o no, más o menos, a medida que avance la historia estará en nosotros compartir o no la información revelada en nuestras pantallas; que diferirá relativamente de la de nuestros compañeros en base a quien inicie las conversaciones, si permanecemos cerca del resto o si nos adelantamos por nuestra cuenta a investigar el resto del mapa. Y aunque tendremos a nuestra disposición un diario con el resumen de cada quest realizada o por realizar, no deja de ser eso: un resumen.

Surprise¿Y leer? Ojojojo… Más vale que os guste porque tendréis mucho, muchísimo texto a lo largo de la aventura: más de 1 millón de palabras; 74.000 líneas de diálogo aproximadamente en perfecto inglés porque claro, el juego lo tenéis 100% doblado: ¡y qué voces! ¡Qué preciosas son! Actores como Harry Hadden-Paton (Downton Abbey), Alix Wilton Regan (Goal, en la serie de videojuegos de Deponia) o Alec Newman (Jack el Destripador, en Assasin’s Creed: Syndicate) dan vida a parte del elenco de nuestros protagonistas. Pero eso no es todo, porque para los 1200 personajes diferentes del juego se han empleado casi un reparto de 80 actores con el fin de eliminar la sensación de familiaridad y localización entre unas voces y otras. No obstante, frente a todo esto, hay un pequeño, chiquitín y minúsculo detalle a tener en cuenta y es que no disponemos de un parche oficial de traducción en nuestro idioma: inglés, francés, alemán, ruso… pero español, no señor.

BlinkingMan

Mi cara ante la línea señalada

Sin embargo, si se os da bien uno de estos o sois buenos de oído, apreciaréis  que no tiene mayor complejidad y, salvo algunas palabrejas, lograréis entender los diálogos sin tener que mostrar vuestro título de B2 o C1. También podéis probar con el parche de traducción realizado por los fans: algo no muy recomendable, a pesar de que sí podría allanar el terreno en cierta medida para la gran mayoría de escenas, a no ser que queráis echaros unas risas.

ACTUALIZACIÓN 25/04/2018: ¡Habemus traducción oficial! ¡Se acabaron los parches chapuceros! Justamente cuando se publicó este artículo, a las pocas horas, recibimos la estupenda noticia de que los muchachos que tradujeron su precuela ahora nos deleitan con unas líneas más refinadas y acertadas de diálogo en español, tanto en castellano como en latino. ¡YA NO TENÉIS EXCUSA!

Divinity2-3

La banda sonora, compuesta por Borislav Slavov, solo puede definirse con una palabra y esa es —y lo escribo con mayúsculas para que quede bien claro— ABSOLUTAMENTE INMERSIVA. Estás en un mundo medieval y de fantasía épica, con misterios, peligros y traiciones a la vuelta de la esquina y creo que Slavov logra captar la esencia heroica no solo de la trama y los diferentes escenarios y situaciones que se desarrollan en ella, sino también de las diferencias entre razas y clases sociales, apreciándose instrumentos más o menos afines a unas que a otras. Y ya que estamos hablando de instrumentos musicales, el dinamismo de estos gana mayor protagonismo durante las batallas pues, en base al que escojamos para nuestro personaje (de entre el bansuri, la tambura, el laúd o el violonchelo), Divinity2-4sonarán más unos u otros dependiendo de los enemigos a los que logremos abatir con nuestro personaje. De ese modo, por ejemplo, si escogemos el laúd para nuestro protagonista y terminamos con la vida de uno de nuestros oponentes, unos gráciles acordes se acoplarán a la melodía del combate como confirmación de nuestro éxito. He de reconocer que tal detalle me arrancó una sonrisa de lado a lado y me animaba mucho para seguir luchando contra ese boss que parecía tan imbatible y que, de repente, se había quedado sin su mayor aliado. Seh… ¿notas eso corriendo por tus venas? Se llama “satisfacción”.

 

Vamos a hablar ahora de los combates pues en ellos es donde radica, quizá, el mayor peso de la trama. Aunque sí que es cierto que habrá situaciones que podamos solventar con algo de persuasión —siempre y cuando tengamos los puntos bien repartidos en dicha habilidad, junto con el atributo (fuerza, destreza, inteligencia…) pertinente— Divinity: Original Sin II no deja de tener un sistema de combates por turnos y es por eso que entra en lo que todos conocemos como un RPG de la vieja escuela. No obstante, el resultado de dichos encuentros dependerá de ciertos factores a tener en cuenta:

 

  • El correcto desarrollo de las habilidades de vuestros personajes en base a su especialidad de rol combativo. Un arquero, por ejemplo, deberá comprar libros de habilidades de su clase (además de llevar arco o ballesta para hacer el máximo daño), en base a los puntos que tenga invertidos en ella; pero también puede tener alguna habilidad de pícaro o asesino que complemente su ficha.
  • El nivel va parejo a vuestro equipo, de modo que si se va subiendo de nivel y se descuida el equipo la partida se hará cuesta arriba. Por suerte, las tiendas y los hallazgos en cofres, barriles y sacos se actualizan cada vez que se alcanza un nuevo nivel… ¡solo hay que preocuparse de tener el dinero suficiente para comprarlo todo!
  • La iniciativa de los miembros del grupo, atributo indispensable si quieres tener más acciones durante tu turno en combate.

    Divinity2-5

    Pantalla de combate

  • La formación en el campo de batalla y la localización de cada miembro en base a su rol en ella: los roles de ataques a distancia (arqueros y magos), sin duda, harán más daño desde un lugar elevado, por lo que estará en nosotros invertir  nuestros puntos de acción en movilizarlos o teletransportarlos a torres o montículos para conseguir ese plus de daño. Por otro lado, el guerrero deberá estar en primera línea para poder asestar sus golpes y recibir los de sus oponentes… y aunque esto parezca obvio, no lo es tanto cuando en las habilidades del guerrero está la opción de un ataque a distancia que le permite lanzar su escudo como el Capitán América.

Tal y como apunté anteriormente, las habilidades pueden complementarse entre sí, de modo que si aprendes unas y las pruebas y no estás satisfecho, siempre puedes olvidarlas y aprender otras. LIBERTAD TOTAL.

Divinity2-7

Libro de habilidades con diferentes escuelas mágicas de aprendizaje

¡De hecho, a mitad del juego, te permiten la posibilidad de rehacer tu personaje por completo! Y no una, ni dos, ni tres veces… ¡sino las que quieras! La diversión está en probar la clase y las habilidades que más se ciñan a tu modo de juego.

 

  • Fuego Amigo: Apartado especialmente dedicado para los magos cuyos hechizos de área pueden afectar no solo a su entorno sino también a los propios aliados y para los que emplean granadas u objetos similares: “¡No, no lances ese Rayo de Fuego que estoy con mi personaje en medio y me lo vas a dejar en punto crujiente!”.
  • Huir es Vivir: Obviamente nos encontraremos en situaciones bastante peliagudas que nos forzarán a una vil retirada mientras agitan el puño tras nosotros y ondeamos la bandera de “Huye hoy. Vive Mañana”. Esto es, si no prioritario, muy esencial. De hecho, si las cosas van muy mal el propio juego nos aconsejará una retirada táctica para volver más adelante mejor preparados, conscientes del peligro de esa zona.
Divinity2-8

Hechizos de fuego, combinados con otros elementos, podrán ocasionar explosiones en cadena y otros efectos. ¡A combinar elementos, pues, para aniquilar a nuestros enemigos!

¿Y si ahora os digo que solo tenéis una de entre 14 clases a elegir? ¿Qué? ¿Os creíais que solo había guerrero, mago, asesino y arquero? ¡Hay mucho donde escoger y de lo que especializarse! Y recordad que nada es definitivo: todo se podrá alterar a lo largo del juego (bendito espejo del Lady Vengeance) las veces que queráis. De primero, cada clase tiene unos atributos, talentos y habilidades predefinidos que deberán escogerse en base a su raza —unas son mejores en ciertas clases que otras— y a la formación del resto del equipo para lograr un equilibrio a nuestro favor. Como en todo, unos tendrán sus puntos fuertes en unas cosas y sus débiles en otras y he ahí la gracia de ir en grupo: metamorfos, brujos, magos, clérigos, conjuradores, asesinos, arqueros, caballeros, inquisidores, luchadores… ¡Escoged la que más se acople a vuestro estilo de juego y a la aventura!

 

Divinity2-9

Puzle del último trayecto de la aventura

Y lo de libertad total no es hablar por hablar porque realmente puedes hacer cuanto te dé la gana: excavar en busca de tesoros, poner a prueba tu ingenio al resolver un puzle que revelará una zona oculta, robar, matar NPCs a costa de enemistarte con el resto de ciudadanos y eliminar posibles quest —con la consecuente pérdida de experiencia para subir de nivel— e incluso hablar con fantasmas o animales, si disponemos del talento “Pet Pal”, para sacar información de estos últimos relativa a una misión. No hay límites. Además, las decisiones que tomemos a lo largo del juego nos harán más o menos difícil el camino a seguir al igual completar o no las quest personales de nuestros aliados. ¡Esto último es altamente recomendable, dado que todas las historias valen muchísimo la pena!

 

En Rivellon —el mundo fantástico en el que nos sueltan sin tutorial ni nada— hay un total de seis razas: Humanos, enanos, elfos, reptilianos, orcos y gnomos, pero nosotros solo veremos los cuatro primeros en esta secuela de Divinity, junto con el añadido no-muerto que es, básicamente, estas razas convertidas en muertos vivientes.

Divinity2-10

Cada raza fue creada, antaño, por un dios

Y aquí sucede lo mismo que con las clases: cada raza tiene sus más y sus menos, al igual que sus características propias. Por ejemplo, aquí los elfos tienen dotes necrománticas y al ingerir una parte del cuerpo de un fallecido pueden ver sus últimos momentos de vida, y otro ejemplo curioso es que los no-muertos, en combate, pueden hacerse pasar por fiambres ya caídos y eludir los ataques de sus enemigos. Y aunque escoger la raza y complementarla con una u otra clase puede significar la victoria o derrota en según qué situaciones, nada es determinante.

 

Pero dejémonos de tecnicismos y vayamos a la trama principal: aunque a estas alturas ya debéis de saber que todo es personalizable —raza, clase, atributos, habilidades, talentos, etiquetas sociales—, me centraré en presentaros brevemente a los seis personajes predeterminados, cuyas historias son las que mueven el hilo de la trama original.

  • Príncipe Rojo: Un arrogante y hedonista hombre lagarto de las más altas esferas, exiliado de su propio imperio. Lo de “príncipe” no es solo un sobrenombre, pues pertenece a una casta de lagartos cuyo destino es gobernar a su raza.
  • Sebille: Una elfa asesina de lengua mordaz y cara marcada que busca venganza contra su amo largarto que la esclavizó en el pasado y la obligó a asesinar a gran parte de los suyos.
  • Ifan ben-Mezd: Humano que antaño fue un cruzado de la Orden Divina y dedicó su vida a Lucian el Divino —único dios para los Magistrados—, pero cuando éste ordenó la muerte de los elfos con los que Ifan creció lo abandonó todo. Convertido en proscrito, en un mercenario asesino, ahora su objetivo no es otro que acabar con el hijo de la propia deidad.
  • Divinity2-12Bestia: Enano cuya prima es la reina de su raza: una reina, además, tiránica y a la que intentó detener. No obstante, las cosas no salieron bien y terminó abandonado en una isla hasta que logró salir de ella y capitanear su propio barco. Ahora, como pirata, ha escuchado rumores acerca de la reina algo más turbios y se ha propuesto detenerla de nuevo.
  • Fane: Puede que el personaje más interesante de todos y el único que no fue incluido en el cartel promocional. Como no-muerto, fue encerrado en una tumba como castigo por sus crímenes pasados, y cuando emergió, el mundo que conocía había desaparecido y su cultura llevaba largo tiempo olvidada. Con una máscara mágica capaz de hacerle parecer como cualquiera del resto de razas para evitar que le ataquen —porque eso de pasearse como no-muerto por la calle no mola— vagabundea por el mundo en pos de descubrir los restos de su gente.

Tras conocer a los personajes, ahora sí, podemos centrarnos en la historia que da comienzo en cuanto terminamos la personalización de nuestro protagonista que, por cierto, es un hechicero de La Fuente. La Fuente es una energía que separa el mundo terrenal del espiritual y toda criatura tiene un pedacito de ella, en mayor o menor medida,  y puede ser empleada de muchos modos.

Divinity2-13

La narradora de nuestra historia

Sin embargo, su uso también puede atraer la presencia de los monstruos del Vacío —una dimensión de muerte que llega a Rivellon a través de grietas espirituales que se ensanchan en determinados puntos donde la Fuente es utilizada— por lo que la Orden Divina de los magistrados encarcela a todos los hechiceros que la emplean y les bloquea su acceso a ella a través de unos collares mágicos. En barco, vamos camino de Fort Joy para la debida “purificación” y conocemos a Windego, una poderosa bruja que se libera de su propio collar y hace estragos en el barco. Sin embargo, pronto presenciamos lo que desatar la Fuente conlleva ante la aparición de una horrible criatura marina procedente del Vacío que hunde la embarcación y a nosotros con ella —en una preciosa sucesión de concept art animado que deja sin aliento— para marcar el hipotético fin de nuestra epopeya antes, incluso, de que esta hubiera empezado. No obstante, una fuerza mística nos saca del agua y despertamos a orillas de Fort Joy.Divinity2-14

Como primera toma de contacto la introducción no está mal, y aunque el lore es un poco lioso al principio, la lectura de libros, diarios y anotaciones a lo largo de la aventura van despejando las incógnitas de manera que podemos encajarlas, cual puzle, en nuestra cabeza para armar el mundo que se abre a nuestro alrededor. De hecho, esa “fuerza mística” se revelará ante nosotros más adelante —y ante el resto de compañeros— como uno de los siete dioses creadores de las razas que pueblan el mundo, y nos revelará el motivo de su magnánima ayuda… no solo durante el hundimiento del barco, sino a lo largo de toda la aventura que, poco a poco, irá tomando el cariz de un peregrinaje en pos del favor y poder de nuestro dios para ser su Campeón. No obstante, y sirviendo este mensaje para el resto del equipo, solo podrá haber un único Campeón que reclame tal poder al final del viaje…

En resumidas cuentas, Divinity: Original Sin II toma la magia y fantasía como base para explicar no solo el conflicto que tiene Rivellon con El Vacío y los hechiceros de La Fuente, sino que también emplea esto como excusa para prolongar una confrontación abierta entre razas y clases sociales, con especial hincapié en el ámbito político que embadurna la situación del mundo con pinceladas de corrupción, entrega y robo de poderes prohibidos y, en base a nuestras elecciones, se desecadenarán diferentes finales.

Al margen de la complejidad del lore y de lo perfectamente enrevesado del mismo, capaz de sorprenderte hasta el punto y final de la historia, no puedo hacer otra cosa que sumarme a la oleada de fascinación que se ha volcado sobre el juego desde su estreno. Me ha ofrecido casi más de 60 horas de juego en compañía de amigos —sin haber completado algunas quest secundarias, incluso—, logrando que recuperase parte de las sensaciones que experimenté en su día con Neverwinter Nights y, además, haciendo que las interacciones entre nuestros personajes con el entorno y el resto de NPCs sean consecuentes respecto a su raza, clase y etiquetas sociales. Un verdadero RPG que rescata la vieja esencia de los clásicos con muy buenas opciones y que, como añadido, tiene un Modo de Game Master en el que podremos crear nuestros propios escenarios para llevar a cabo partidas interactivas a través de herramientas de uso fácil.

Además, para quienes lo deseen jugar en consola, el 5 de abril se anunció que este título se publicaría para PlayStation 4 y Xbox One en agosto de 2018.

Divinity2-15

Si con esto no os he terminado de convencer, entonces es que no estáis hechos para este RPG

Cómprame un café en ko-fi.com

LadyMay
LadyMay

Yordle híbrida de ewok y moguri. Lv. 27 con Triple-T a la espalda: Timidilla, Torpe y con Tirabuzones. Youtuber novata desde Jul-2016 y apasionada de las aventuras gráficas, los clásicos de la psx y el «payum-payum» de un francotirador. Vakarian's Lover.

4 comentarios
Bisholy
Bisholy 24/04/2018 a las 11:18 am

Es un juegazo! Aun no lo terminé pero me está llevando mis buenas horas, como lo hizo la precuela. Si te ha gustado este, te recomiendo el anterior porque también es fantástico!
Una cosa que yo habría añadido es la importancia de tener en cuenta el entorno a la hora del combate, ya que los distintos elementos (fuego, agua, veneno, rayo, sangre, etc) reaccionan de diferentes formas según los conjuros o las habilidades que utilicemos!

Estupendo artículo! 🙂

Rena
Rena 24/04/2018 a las 5:10 pm

Madre mía, qué artículo tan rico de explicación. Has desgranado por completo el juego, muchas gracias :O

Corwin
Corwin 26/04/2018 a las 1:58 pm

De lo mejor del género con diferencia junto con Pillars of Eternity. Muy buen articulo. 🙂

Pedro Pablo Gonzalez Pacho
Pedro Pablo Gonzalez Pacho 29/04/2018 a las 10:12 pm

Hola:

Yo si que soy un veterano del los RPG clasicos, creo que a lo largo de los años he jugado a todo lo que se puede jugar de este tipo de juegos, ¡A los ojos, bubu, A LOS OJOS¡, referencia para viejunos como yo… y me has recordado que tengo este juego pendiente en la lista de deseados de steam, vamos que me lo has vuelto a vender, he parado cuando has empezado con la historia, no me quiero auto Spoilear el juego, me parece que aprovechando este puente de Mayo voy a empezar a darle cera, gracias por la reseña

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: