Análisis de Saint Kotar

Análisis de Saint Kotar

Un aspecto muy gratificante de los festivales de demos que organizan periódicamente plataformas como Steam es conocer títulos que, muchas veces por el tamaño de su distribuidora, no son tan accesibles al público al carecer de macrocampañas de márketing como las de estudios con mayor tamaño y presupuesto. Saint Kotar: The Yellow Mask fue una de estas versiones de prueba, lanzada en junio de 2020 por Red Martyr Games, y sorprendió al público por su atmósfera siniestra.

Ahora, tras año y medio de desarrollo, finalmente podemos disfrutar de Saint Kotar. El juego es una aventura gráfica point & click, con temática de terror y misterio. Controlaremos a dos religiosos, Benedek y Nikolay, envueltos en una trama de asesinatos. Pero no es un crimen al uso, sino que mezcla elementos de culto pagano y hechicería. Esto es demasiado tanto para ellos como para las autoridades del pueblo de Sveti Kotar.

Veremos cultistas oscuros ataviados con máscaras espantosas, sacrificios humanos y horrores inimaginables. Todo esto se combina con una población ultracatólica, que parece más cerca de la Inquisición de lo que estamos acostumbradas a ver. Sin embargo, no es un juego que, en principio, dé miedo, sino que es más bien una incomodidad moderada. La falta de efectos sonoros y cambios repentinos del escenario minimizan en gran parte la sensación de terror, y por ello está más cerca de ser un juego de misterio.

Captura de Saint Kotar. El mapa de Sveti Kotar

El lúgubre pueblo de Sveti Kotar

El desarrollo de la historia puede hacerse un poco tedioso. La acción es bastante lenta, y muchas de las conversaciones son un tanto largas. Varias veces tendremos que agotar todas las opciones, con información no demasiado útil. El mapeado tampoco aporta mucho dinamismo. No hay (aún) opción de viaje rápido. Esto hace que a veces veamos a nuestro personaje caminar por una pantalla inmensa para decir “No voy a ir por este camino”.

Aun con esto, me ha sorprendido el desarrollo de los personajes. Benedek empieza siendo un monje bastante insulso, pero conforme va desarrollándose la narración veremos cómo su decisión e ímpetu aumentan. Nikolay, por el contrario, es un personaje un poco más plano, aunque veremos cómo no encontrar a su mujer le pasará factura. Ambos tienen una sorprendente aceptación de los múltiples hechos paranormales que presenciarán.

El resto de personajes del juego son bastante menos atrayentes. La población de Sveti Kotar tiene reminiscencias muy fuertes a la de Innsmouth. Veremos que son cortantes e incluso desagradables en las conversaciones, y no me extrañaría que se convirtiesen en un futuro en vástagos de Dagón. Aparecen referencias a obras clásicas de terror. La más clara se refiere a “El pozo y el péndulo”, de Edgar Allan Poe.

Saint Kotar está basado, como es lógico esperar, en conversaciones y uso de objetos. Muchas veces no podremos avanzar hasta haber hablado con un NPC o inspeccionado una zona. Resulta particularmente útil la ayuda del botón secundario del ratón, que marcará dónde podremos interactuar en una pantalla determinada. La dificultad radica a veces en que no sabremos dónde usar muchos de estos objetos obtenidos ni será imprescindible hacerlo, cargando el inventario de una forma un poco espuria.

Captura de Saint Kotar. Nikolay se enfrenta a mun péndulo en forma de hacha

“Transportándome silenciosamente hacia abajo, aún más hacia abajo, cada vez más abajo, hasta que me invadió un vértigo espantoso a la simple idea del infinito en descenso.” Edgar Allan Poe

Sin duda el punto fuerte es la ambientación. Los escenarios están cuidados al detalle y el toque lúgubre es muy notorio. Además, dependiendo de nuestras decisiones obtendremos un final u otro, a veces de la forma más inesperada. Una vez conseguido, podremos cargar el juego en el punto previo a dicho final, con lo que podremos seguir explorando.

El mapa es inmenso, y un poco caótico. Según avancemos podremos desbloquear unas zonas, en tanto que otras se tornarán inaccesibles. Si bien ya hemos destacado el impresionante detalle de los escenarios, no ocurre igual con los personajes. El movimiento de los mismos es más bien tosco, incluso en ocasiones con problemas moderados de perspectiva al vernos. Sin embargo, la desarrolladora ha anunciado ya que trabajan de forma constante para mejorarlo.

En cuanto a localización, los idiomas disponibles inicialmente fueron subtítulos en inglés, alemán e italiano, con las voces en inglés. Esta elección puede resultarnos curiosa, pero no olvidemos que la desarrolladora está ubicada en Croacia, donde estas tres lenguas son las más habladas (exceptuando la propia). Con el parche de día 1 se han introducido subtítulos en quince idiomas incluyendo el castellano. Esto minimiza las barreras lingüísticas para aquellos que no dominen el inglés. Sin embargo, se echan de menos otras opciones de accesibilidad, como el tamaño de los subtítulos.

Saint Kotar no es un juego recomendable para todos los públicos. Los amantes de un juego dinámico de misterio pueden percibirlo como largo y un poco tedioso. Por contra, aquellas jugadoras que disfruten siendo minuciosas en las aventuras gráficas y desgranando cada milímetro del escenario le sacarán el rendimiento que merece.

Clave de prensa proporcionada por Red Martyr Games.

Cómprame un café en ko-fi.com

Alystrin
Alystrin @Alystrin

Cosplayer, otorrinolaringóloga, streamer y, sobre todo, mamarracha profesional. Cuqui del almendruqui que no dudaría en sacarte las muelas por tus "incorrecciones políticas"

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: