Análisis de Puerto Viejo

Análisis de Puerto Viejo

El vínculo entre niñas y sus familias (bueno o malo) es un recurso que vemos a menudo en todos los productos de ocio. Ya hace unos meses os hablamos de El hijo: A Wild West Tale. En este spaghetti western encarnábamos a un chaval en busca de su madre, que se había separado de él a su pesar en busca de fortuna. El juego que os traemos hoy presenta un argumento similar, aunque bastante más alegre en su planteamiento. La historia que nos cuenta Puerto Viejo es la de Miguel, un niño que vive en esta localidad costera. Miguel añora a su padre, marinero de profesión, y cada mañana pregunta a los tripulantes de los barcos que atracan si le han visto. Un día recibe la noticia de que su padre se encuentra en Isla Fortuna y decide viajar hasta allí.

El pasaje es caro, con lo que nuestro pequeño recolectará los fondos necesarios a base de recados. Éstos se realizarán en forma de minijuegos sencillos en su planteamiento, pero de lo más variado. No por ello serán fáciles, y además podremos volver a enfrentarlos con un extra de dificultad en el “Modo Marinero”. Aparecen juegos de ritmo y de habilidad, por poner dos ejemplos, y precisarán de nuestra maestría con teclado y ratón.

A lo largo de esta visual novel podremos reconocer personajes clásicos de la literatura española. Lope de Vega, el Quijote o la Regenta aparecerán en nuestra aventura pidiendo ayuda. Y Miguel, que es bueno, pero no tonto, se la prestará a cambio de unas monedas. También aparece una mención muy sutil a la picaresca y el adulto malvado, en forma del ciego que recordaremos si hemos leído el Lazarillo de Tormes.

Captura de Puerto Viejo. Un ciego de dudosa fiabilidad hace chantaje emocional a Miguel

Y a desconfiar de los desconocidos también me enseñó, buen hombre

Estéticamente, Puerto Viejo es un juego muy bonito. Los personajes y escenarios están pintados a mano y cuidados en los pequeños detalles, así como en la problemática que nos plantean. Por ejemplo, cuando aparece Alonso alias “El Quijote” deberemos rescatar sus preciados libros. Respecto de su banda sonora, ésta nos trasladará al siglo XV y XVI mediante acordes de guitarra española.

Los textos se encuentran íntegramente en castellano, y no hay líneas de voz. Además de nuestra lengua también tendremos disponibles hasta diez idiomas, incluyendo localizaciones poco frecuentes como ruso o coreano.

La duración del título es corta, pudiéndose completar en aproximadamente 45 minutos. Esto, unido a su temática y estética family friendly, lo hace ideal para niñas que se estén iniciando en los videojuegos en un entorno seguro. Los textos son cortos y sencillos, y los minijuegos tienen un aprendizaje rápido. Si queremos rejugarlo tras terminar de recolectar las monedas del “Modo Marinero”, aparecerá a nuestra disposición el “Modo Sombrero”, que complica un poco más nuestra aventura al añadir un nivel extra a cada desafío, siendo cinco en total.

Mi experiencia en general ha sido buena. No se ha hecho pesado en ningún momento, aunque quizá sería más de agradecer algo más de trama en lugar de limitarse a ser una sucesión de minijuegos en busca de ganar unas monedas. Hablando de estos desafíos cortos, algunos hicieron que perdiese bastante la paciencia, como el juego de la guitarra y el molino. Otros necesitan pulir un poco los controles , como es el caso de los libros de Alonso o las flores de Lope.

Captura de Puerto Viejo. Miguel y Ana intentan huir de la mansión en un minijuego

Los minijuegos son el atractivo principal por su variedad y diseño

Si hay que hablar de un aspecto que resulta un poco insuficiente de Puerto Viejo es lo abrupto de su final. Nos quedamos con ganas de saber más de Miguel y de su padre, y es posible que con un pequeño añadido acerca de la vida en el barco o en Isla Fortuna este título ganase muchos enteros.

Es posible que entre el público más purista surjan voces discrepantes sobre la fidelidad histórica respecto de los autores o la trama de las novelas españolas clásicas. Sin embargo, al ser un título pensado para toda la familia, Bocata Games puede permitirse ciertas licencias. Las personitas más jóvenes de la casa posiblemente no entenderían el conflicto presente en La Regenta (publicada en el siglo XIX), sin ir más lejos. Y no hace falta. La impresión es que el estudio busca más bien el crear la curiosidad acerca de la literatura y cultura españolas que el realismo.

Puerto Viejo es un juego agradable y tranquilo, más que adecuado para disfrutar en familia. Orientado a un público infantil, es una excelente introducción tanto a los videojuegos en general como a las visual novel en particular. Una buena recomendación ahora que se acercan fechas en las que seguramente queramos acertar con los regalos o pasar tiempo de calidad con los pequeños seres queridos de la casa.

Clave del producto proporcionada por Bocata Games.

Cómprame un café en ko-fi.com

Alystrin
Alystrin @Alystrin

Cosplayer, otorrinolaringóloga, streamer y, sobre todo, mamarracha profesional. Cuqui del almendruqui que no dudaría en sacarte las muelas por tus "incorrecciones políticas"

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: