Re, re, rendezvous, a esta cita vienes tú

Análisis de Rendezvous

Análisis de Rendezvous

Reconozco que el género cyberpunk era una cosa que me resultaba bastante ajena. Personalmente soy mucho más aficionada a la espada y brujería que a la distopía futurista, pero tras Cyberpunk 2077 admito que le di una oportunidad por lo colorido de su estética y por eso de probar cosas nuevas. Precisamente fue esa ambientación lo que más me llamó la atención en Rendezvous, un título independiente del estudio indonesio Pendopo Creations.

El prólogo, titulado Rendezvous: Shadows of the Past y que está disponible de forma gratuita, tiene lugar en Bay City. Allí conoceremos a Setyo, un guardia de seguridad que alterna su tiempo entre trabajo y alcoholismo, y que periódicamente envía dinero a su hermana. Con frecuencia le asaltan pesadillas por las noches, y es que Setyo guarda un pasado turbulento en el que la violencia ocupa un lugar muy importante. En un día que parecía rutinario aparecerá Jack, un antiguo compañero de penurias, quien le informará de que Arum, su hermana, puede estar involucrada con un peligroso grupo de hackers. Y no solo eso, sino que ha desaparecido hace días. Setyo emprenderá entonces la misión de desentrañar este misterio y descubrir qué le ha ocurrido a su hermana. Por este motivo regresará a la Neo-Surabaya que abandonó huyendo de su pasado.

Setyo atraviesa una manifestación exigiendo derechos laborales en NeoSurabaya

Rendezvous: Shadows of the Past corresponde al primer episodio del título principal, y hace las veces de tutorial. Aprenderemos el manejo básico de los objetos, que no tiene más complicación que seleccionar el ítem adecuado en el inventario. Es más, sabremos si debemos interactuar con algún elemento del entorno cuando al pulsarlo se abra este menú de forma automática. En algunos momentos dispondremos de armas: una pistola o un cuchillo láser serán las más habituales, aunque también podremos improvisar otras. Sin embargo, nuestra herramienta ofensiva por defecto no es otra que nuestros puños. Dentro de los controles de combate tenemos la opción de golpear, pero también la de rodar o agacharnos, y tampoco hay que desdeñar la posibilidad de evadir el peligro empleando el sigilo. Dispondremos de una barra de vida y otra de energía, recargándose esta última de forma automática tras descansar o ingerir algunos consumibles.

Lo primero que llama la atención de Rendezvous es, como es lógico suponer, la estética. Aunque se trata de un diseño pixel art en 2.5D, la ambientación está muy lograda y los escenarios están muy cuidados. No faltan los carteles de neón gigantes con los logos de las corpos ni los anuncios grandilocuentes sobre logros militares o modificaciones genéticas. En varios de ellos podremos detener a Setyo para que los investigue, dándonos pequeñas piezas de información acerca de los acontecimientos que han llevado al mundo entero a la situación actual. Asimismo, escuchar conversaciones ajenas es algo que nunca pasa de moda por futurista que sea el ambiente. Esto nos dará pistas acerca de la localización de algunos objetos, pero también conoceremos las condiciones de vida de los habitantes de Neo-Surabaya y, en ocasiones, incluso invitará a la reflexión filosófica sobre la inteligencia artificial y los androides como forma de vida.

Los escenarios son muy grandes. Esto, que a priori podría resultar muy interesante de cara a la exploración, termina convirtiéndose en algo bastante molesto. La mayor parte del tiempo nuestras acciones se basan en ir del punto A al punto B, hablar con un personaje o buscar un objeto, volver al punto inicial y cambiar de misión. Y muchas veces se encuentran en las localizaciones más espaciadas posibles. Y, aunque tengamos la posibilidad de que nuestro personaje avance corriendo, resulta tedioso igualmente. Da la sensación, al igual que ocurría en algunas zonas de Night City, de ser una ciudad enorme y bella, pero vacía. Un aspecto positivo por lo realista que veo en la interacción con los objetos es que muchas veces Setyo no sabrá para qué sirve algo (aunque a quien empuñe el mando le resulte obvio) hasta haber investigado en otro lugar. Puede resultar desagradable, pero lo cierto es que, en mi percepción, aporta un toque de verosimilitud.

La plaza principal de NeoSurabaya, donde hay un escenario y gente vestida de forma tradicional hablando

Respecto al modo de juego, lo definiría más como investigación que como acción. Hay más bien pocos combates, y podemos evitar meternos en jaleos la mayor parte de las ocasiones si conseguimos pasar desapercibidos o incluso echando a correr y cambiando de sala a tiempo. Quizás es el aspecto menos pulido: incluso en las peleas es difícil manejar a Setyo de modo más o menos decente, y habrá ocasiones en las que defenderse no será ni siquiera una opción. Todo esto enturbia un poco la experiencia: se torna bastante tedioso recorrer una zona inmensa sabiendo que hay que llegar a un punto que está bastante lejos para luego regresar y que encima nos manden a otra parte igual (o más) distante, sin que pasen cosas o percibamos algún cambio en el ambiente por pequeño que sea. Los puzles son bastante repetitivos: adivinar contraseñas o desentrañar circuitos. Ninguno de ellos supone mayor complicación y son más un trámite que otra cosa.

La música es una misma pista en bucle, sin ser nada destacado, pero tampoco resulta molesta o invasiva durante la partida. El juego se encuentra en inglés, tanto en voces como en textos, con un buen trabajo de doblaje que aporta personalidad a los protagonistas de la historia. Debo mencionar que, a mi pesar, surgió un bug ya muy avanzado en la historia y que me hizo imposible llegar al final del juego, sin que reiniciar el capítulo o el punto de guardado lo resolviese. Seguramente se solucione con uno de los parches del primer día.

Rendezvous es un título que cuenta con una ambientación sobresaliente, pero que creo que podría haber dado para mucho más. La historia parte de una premisa interesante y querremos conocer más, pero se antoja bastante lenta, y la necesidad de alargar los tiempos mediante desplazamientos innecesarios, sumado a lo artificioso de los combates, enturbia bastante un juego que prometía gustar, y mucho, a todos los amantes de los detectives.

Cómprame un café en ko-fi.com

Alystrin
Alystrin @Alystrin

Cosplayer, otorrinolaringóloga, streamer y, sobre todo, mamarracha profesional. Cuqui del almendruqui que no dudaría en sacarte las muelas por tus "incorrecciones políticas"

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: