Toda dama jugona ha conocido a ese tipo de hombre. Aquel que, sin conocerte (y a veces, pese a conocerte), da por sentado que tu experiencia en videojuegos es nula, que acabas de llegar al mundillo (por moda, o para gustar a los chicos) y que, por lo tanto, eres una damisela en apuros que necesita que la rescaten de su ignorancia. Por supuesto, él será el caballero idóneo para tan digna labor. Compartirá contigo una porción de su vasta sabiduría y experiencia videojueguil, ante lo cual él esperará gratitud eterna y adoración.

Como muchas ya sabemos, a este individuo se le conoce como mansplainer, contracción de man + explainer y término acuñado por la escritora Rebecca Solnit.

Muchos son los tipos de mansplainer que abundan en la comunidad jugona y que quien más, quien menos, hemos sufrido. Para consolar su sed de ego, les dedicaremos este homenaje, hablando de todas las clases de este espécimen, el mansplainer.

EL HISTORIADOR
Este es el tipo de mansplainer que tiene un máster en historia de videojuegos, que no dudará en lucir en cualquier ocasión. Si comentas que te encanta el Fallout 4, te hablará de los 1 y 2, que seguramente no conozcas porque pasaron desapercibidos. Si mencionas los Final Fantasy, te hablará de todos los anteriores al VII, no sea que no los conozcas o seas lo bastante boba como para deducir que antes del VII va el VI y el V. Su intención es desplegar su cultura y asegurar su posición de El Más Listo de La Mesa/Grupo/ Reunión/etc, a ver si te sientes intimidada (o seducida) por sus conocimientos.

EL INFORMADOR
¿Quién necesita prensa o eventos de videojuegos cuando existe alguien que haga funciones por ti? Tú, chica jugona que llegó ayer al mundo consolero, no conocerás que existe la prensa de videojuegos ni eventos como el E3. Por no saber, no sabrás ni qué es la Hobby Consolas ni Vandal. No importa si además escribes en uno de esos medios. Da igual. Necesitas al Informador, ese gamer que está al día, que te informa de las últimas novedades que tú misma ya has leído y te anuncia los nuevos videojuegos que se han desvelado en el E3, que seguramente no conozcas, aunque te hayas quedado despierta a las 4 am para verlo. ¿Qué sería de ti sin un caballero que te traiga las noticias que ya conoces o, mejor aún, que tú misma has redactado?

EL EXAMINADOR DE COSPLAYS
Este tipo (bastante insoportable) suele habitar en las convenciones. Imagina que luces un cosplay de un personaje al que adoras darle vida y viene este tipo a examinarte, como si te presentaras a alguna oposición de Yo Soy Más Fan Que Nadie. Te contará datos del videojuego al que pertenece el personaje de marras, no sea que ni sepas de qué vas disfrazada. Evaluará la dificultad de confección de tu traje aunque él no haya cosido un botón en su vida (basándose en la falacia de que los trajes con menos tela son los más sencillos de hacer), incluso te dará su opinión sobre si tenías que haber hecho cosplay de otro personaje y no de ése. Y aún evaluará tus conocimientos y/o tu físico para ver si eres digna de honrar ese personaje.

EL TUTORIAL
Este tipo de mansplainer surge cuando una dama comenta, ya sea en una red social o fuera de Internet, que va a jugar/está jugando a tal juego. El tutorial le va a dar una serie de consejos no solicitados sobre cómo funciona el juego y sin haberse parado a pensar la experiencia que tiene la chica en esa saga o género. Le hablará de la importancia de llevar un grupo equilibrado en un RPG, o la advertirá sobre las dosis de paciencia necesarias en un Dark Souls, un juego harto difícil, por si no lo sabías.

Cada una de estas clases de mansplainer abundan en el mundillo cual Pidgey en Pokémon Go. Por supuesto, no siempre lo hacen con mala intención, pero este artículo tiene toda la buena intención del mundo (a pesar de su acidez), tanto para buscar complicidad entre las que hemos sufrido el mansplaining, como para hacer reflexionar sobre esa actitud paternalista hacia vuestras compañeras jugonas.

¿Y cuál es la mejor manera de responder cuando un mansplainer salvaje aparece? No hay mayor placer que corregir a aquel que cree saber más que tú.

Buy Me a Coffee at ko-fi.com